Schreibe eine Bewertung

San Valentín 🦋 ¹⁴ february🦋

Zusammenfassung

El catorce de febrero es para pasarla con la persona que más quieras. No para que te digan que se van a casar y no será contigo.

Genre:
Fantasy
Autor:
Mimkook
Status:
Abgeschlossen
Kapitel:
1
Rating:
n/a
Altersfreigabe
18+

1/1

🦋


•••






Los ojos del peli morado bailaban viendo al contrario caminar hacía una silla que estaba cerca de la mesa para traerla con él.

Tenía una comenzó en las manos debido a los nervios que manejaba en ese momento, sentía la boca seca, su estómago era una mierda, sus músculos estaban tensos y sentía que en cualquier momento podría desmayarse. Lo que estaba por decirle al castaño no era tan fácil, pero era importante, tanto que fue a su apartamento a buscarlo el catorce de febrero, en San Valentín, bueno, el para el castaño era normal que llegará justo en ese día, se preparo todo el día porque sabía que tendría visita en la noche.


Sin embargo, esa no era la idea de Jimin, el no tenía planeado llegar en San Valentín con Jungkook, ese día tenía previsto que la pasaría con alguien más, y fue hasta hacía una hora aproximadamente, en donde todo cambió abruptamente.


Para ser más específicos, Jimin y Jungkook manejaban una relación meramente sexual, todo en su entorno era solo sexo, pasión y deseo. No eran una pareja.

Eran un tipo de desahogo personal, los dos sabían cómo lograr hacerse sentir bien, ya llevaban dos años con esa relación, en donde solo se encontraban para follar, salían a comer o pasar tiempo juntos pero siempre terminaba en sexo, sexo del que le encantaba a Jimin.


Pero...

Si, siempre hay un pero.


Había un tema del cual Jimin nunca había hablado con Jungkook ¿Porqué? Quizás para no hacer la situación incómoda, para si mismo.




– Llegue a creer que no vendrías --el castaño se sentó frente al peli morado y encendió un cigarrillo, cosa que el más bajo odiaba--


– No lo haría... ¿Podrías dejar eso por un momento? --dijo refiriéndose al cigarrillo--


– Claro corazón --Jungkook dejo el cigarrillo no sin antes lanzar el humo frente a él--


El peli morado lo vio enfurecido por tal acto.


Esque eran tan diferentes, Jungkook el típico fuckboy, el que fuma, toma, anda en fiestas y solo se interesa en el sexo.


Jimin era justo todo lo contrario, más delicado, acostumbrado a convivir con gente de un estatus más normal, hiba a fiestas pero en lugares en donde toda la gente era como él y la única vez z que fue a una fiesta en un barrio fue que conocío a este ser, mala suerte la suya por haberlo encontrado ese día, aparte de que Jimin tenía un tipo de fascinación por ese tipo de hombres que claramente no conocía a ninguno pero Jungkook llegó sin avisar y le había dado tanto placer que le fue imposible deshacerse de él, bueno, Jungkook también fue intenso y no lo dejo ir tan fácil.


– Estás tan sexi hoy... ¿Te arreglaste para mí? --su tono de voz bajo automáticamente, su cuerpo se inclinó hacia el peli morado y dejó un beso en su cuello que estaba descubierto--


– Voy a casarme.



Solo tenía que decirlo y así podría acabar con sus nervios... Pero eso no fue como lo pensó, Jungkook que besaba su cuello se quedó quieto y luego se dejó caer sobre el respaldo de la silla, viéndolo fijamente y sonriendo como si lo que Jimin dijera fuese una broma.


– ¿En donde me harás firmar?... Eres tan ocurrente Minnie ¿Quieres que te dé tu luna de miel adelantada?


– No estoy bromeando Jungkook, voy a casarme en dos meses.


La risa escandalosa del castaño resonó en la sala de estar provocando que Jimin se molestar por no creerle, el mencionado se levantó para ir a su refrigerador para agarrar una cerveza. Jimin se levantó y fue tras el.


– ¿Te pondrás vestido? --dijo aún riendo--


– Jungkook...


– Ponte las medias del otro día debajo del vestido, me encantara quitarlas.


– ¡Jeon Jungkook!... Podrías ponerte serío, te estoy diciendo que voy a casarme, es algo importante, yo solo lo digo porque ya no voy a seguir con esto que tenemos.


El rostro del castaño cambio al ver que Jimin hablaba enserio.


¿De verdad hiba a casarse?

¿Cuando mierda había pasado eso?


– Creo que es todo lo que tenía que decir, yo me iré ahora...


– ¿No es una puta broma? Cómo carajo vas a casarte Jimin...


– Te estoy hablando enserio, no tendría porque bromear con algo así.


– ¿Hace cuánto tienes novio? O lo que sea con el que te vas a casar.


– Mucho jungkook, no es necesario dar fechas, hace mucho somos... Novios.


– ¿Quien es?


– Wonho --susurro--


– ¿Ese tipo? Jimin, ese es un tarado.


– Tu también eres un tarado. Yo mejor me iré, no quiero seguir hablando de esto.


– ¡Eh eh eh! Tu no sales de aquí solo así.


Jungkook fue hasta Jimin par tomarlo de la cintura y pegarlo a su cuerpo, la espalda del peli morado pegada con su pecho y sus redondas nalgas pegadas a su parte baja.


– ¿No me vas una última vez? Yo me muero de ganas por follarte ahora mismo ¿Tú no? --hablaba mientras dejaba pequeños besos en su cuello y su mandíbula-- Follemos una última vez.


Jimin no lo pensó ni un poco antes de echar su cabeza hacia atrás para poder besar los labios cerezos de Jungkook, este lo atrapo enseguida, comenzando a formar un rico beso, intenso y apasionado, su mano derecha tomo las mejillas de Jimin haciendo su cabeza un poco más hacia atrás, mientras que con la otra acariciaba el miembro del más bajó por encima de la tela de sus Jeans.


Jimin comenzó a jadear ante las caricias que le daba Kook sobre su miembro, ese tonto sabía muy bien todo lo que le gustaba.


– Me encanta ver como tú cuerpo reacciona ante mí, quiero follarte tan duro como nunca lo hecho, quiero que gimas mi nombre lo más alto que puedas... Voy a castigarte por ocultarme cosas.


Jungkook lo hizo hacía adelante en un movimiento rápido y lo nalgueo tan duro que Jimin gimió en voz alta.


Lo llevo hasta la habitación, esa noche tenía que hacer a Jimin suyo como nunca lo había hecho, era la última vez que follaban, así que tenía que gozarla. Jungkook se quitó la camisa mientras que Jimin se quitaba la suya.


– No te he dicho que te desvistas. Acuéstate -- Ordenó --


Le encantaba como Jimin le obedecía, eso lo enloquecía.


Cuando se acostó el se agachó para quitarle los zapatos y luego los jeans con su ropa interior. No quería esperar más para tenerlo desnudo.


Contemplo el cuerpo desnudo de Jimin por unos segundos, era tan delgado, con la cintura tan formada, abdomen plano y su piel era blanca, lo hacía lucir tan frágil, sus piernas eran una locura, todo de Jimin era tan perfecto y lo enloquecía. Jimin se movía sobre el colchón y eso lo hacía ver más sexi.


– Mierda... Te ves tan delicioso así.


Su voz ya estaba bastante pesada, su miembro ya había despertado y quería ser liberado, ya le dolía.


– Quiero tocarte Kookie~


– ¿Me quieres? -- El peli morado solo asistió rápidamente--


Jungkook se metió en medio de las piernas de Jimin, se besaban tan delicioso como siempre, sus bocas sonaban cuando se separaban del beso, sus lenguas hacían un pelea entre ellas, los labios gorditos de Jimin eran mordidos por Jungkook, las manos del castaño acariciaban las piernas desnudas del contrario.


Las manos de Jimin fueron directo al pantalón de Jungkook, los desabrochó y metió su mano para sobar el miembro ya despierto.


– Mmhg~~ Tus manos son una maravilla...


– Quítate los pantalones Kook, déjame tocarte.


Al estar ya desnudos ambos y después de acariciarse por algunos segundos, jungkook se sentó sobre la cama y Jimin se inclino hacia su pene, lo miraba tan jodidamente caliente mientras se metía aquel miembro a su boca y lo llevaba hasta el fondo lentamente, los labios de Jimin se resbalaban por toda su extensión.


– Mierda~~... Me encanta tu boca, sigue así bebé.


El peli morado chupaba sin parar aquel miembro, sus labios subían y bajaban deleitándose con el pene de Jeon, fue más rápido y más profundo gracias a la mano de Jungkook que agarraba su cabello y le follaba la boca a su gusto y gana.


– Joder~~ --si no hubiese quitado en ese instante su pene de la boca de Jimin, seguramente se habría corrido sobre los labios del más bajo-- pecho sobre el colchón y el culo arriba.


Jimin se puso rápidamente, ya estaba dilatado se sentía capaz de poder recibir a Jungkook.

Al colocarse, Kook lo nalgueo de forma dura, sentía el ardor en sus nalgas y no dudaba que estuvieran rojas por las nalgadas que le daba, gimió cuando sintió la lengua caliente en su entrada. Se sentía tan exquisito que comenzó a gemir sin parar, Jungkook chupaba y besaba su entrada, también fingía embestidas con su lengua, luego comenzó a chupar su miembro y fue metiendo su dedo en su entrada, primero uno y luego otro y otro más cuando siento que ya era soportable, y hacia esto sin dejar de darle placer y darle nalgadas.


– ¿Quieres que te folle ahora?


– Q- quiero tenerte den-tro... Porfavor~ follame tan duro como quieras.


– Eras una perra sucia Jimin.


Dicho lo siguiente Jungkook metió su pene en la entrada ya más que dilatada de Jimin, ambos gimieron, Jimin se sentía en el cielo y Jungkook solo quería follarlo de todas las maneras posibles.


Empezó a penetrarlo sin piedad, desde el inicio empezó fuerte, chocando su pelvis con las nalgas ya rojas de Jimin, sus manos se posaron en la pequeña cintura del peli morado. Estaba tan excitado, ver el cuerpo Jimin y acariciarlo lo volvía loco.


Lo penetraba sin parar, una y otra vez y seguía nalgueando, la forma tan exquisita en la que se veía su miembro entrar y salir de Jimin lo excitaba aún más. Jalo el cabello de Jimin levantando su torso del colchón y llevo su cabeza hacia atrás para besarlo sin dejar de penetrarlo.


– Aaahg~~ mmmhg~ m-mierda~


Salió de Jimin solo para acostarlo, puso sus piernas sobre sus hombros y de nuevo comenzó a penetrarlo, Jimin tocaba la piernas de Jungkook a como podía, sus gemidos eran lo más deliciosos que algunas vez sus oídos hayan escuchado.


– Te gusta así... Te gusta como te parto el culo.


– S-sii~~ mmhg~ Jungkook~~


Abrió la sus piernas para quedar en medio de ellas, las levantó un poco con sus brazos, se inclinó para besarlo y continuo penetrando, ahora más duro y más profundo, sus cuerpo chocaban de forma dura.


Cuanto tiempo estuvieron follando no lo sabían, pero ya era de madrugada, habían hecho miles de poses, lo habían hecho en el sofá que están dentro de la habitación, se habían corrido muchas veces y ahora recién se corrían de nuevo. Jungkook estaba en medio de las piernas de Jimin, agitado y cansado al igual que el contrario, aún no sacaba su pene de Jimin, había semen sobre el abdomen del peli morado, jungkook lo miraba con detalle.


– ¿Te gusta como te follo? --dio una estocada fuerte haciendo gemir al contrario--


– Aaahg~~


– ¿Te gusta? --dio otra un poco más fuerte que la anterior--


– S-sii~ --ya estaba muy sensible por lo que le costaba hablar--


– ¿De quien eres? Respóndeme --volvió a penetrarlo pero ahora no paro de hacerlo--


– T-Tuyo... Solo tuyo~~


– Buen chico -- dejo de penetrarlo y se inclinó para morder su cuello en donde ya habían varias marcas-- No voy a dejar que te cases bebé, tu no serás de nadie más que mío.


Después de haber follado con la idea de que era su última vez, que ya no volverían a gozarse, que alguien más estaría tocando el cuerpo del peli morado, que estaría escuchando sus gemidos y besando sus labios, después de todos eso, él no dejaría que se casará, no con otra persona, Jimin era suyo y nadie más hiba a tenerlo.


Era suyo y solo suyo.


Y se podía ir a la mierda su prometido y junto con el la estúpida boda.






•••


🦋


•••



Holii...

Ya no pude pub🦋


•••






Los ojos del peli morado bailaban viendo al contrario caminar hacía una silla que estaba cerca de la mesa para traerla con él.

Tenía una comenzó en las manos debido a los nervios que manejaba en ese momento, sentía la boca seca, su estómago era una mierda, sus músculos estaban tensos y sentía que en cualquier momento podría desmayarse. Lo que estaba por decirle al castaño no era tan fácil, pero era importante, tanto que fue a su apartamento a buscarlo el catorce de febrero, en San Valentín, bueno, el para el castaño era normal que llegará justo en ese día, se preparo todo el día porque sabía que tendría visita en la noche.


Sin embargo, esa no era la idea de Jimin, el no tenía planeado llegar en San Valentín con Jungkook, ese día tenía previsto que la pasaría con alguien más, y fue hasta hacía una hora aproximadamente, en donde todo cambió abruptamente.


Para ser más específicos, Jimin y Jungkook manejaban una relación meramente sexual, todo en su entorno era solo sexo, pasión y deseo. No eran una pareja.

Eran un tipo de desahogo personal, los dos sabían cómo lograr hacerse sentir bien, ya llevaban dos años con esa relación, en donde solo se encontraban para follar, salían a comer o pasar tiempo juntos pero siempre terminaba en sexo, sexo del que le encantaba a Jimin.


Pero...

Si, siempre hay un pero.


Había un tema del cual Jimin nunca había hablado con Jungkook ¿Porqué? Quizás para no hacer la situación incómoda, para si mismo.




– Llegue a creer que no vendrías --el castaño se sentó frente al peli morado y encendió un cigarrillo, cosa que el más bajo odiaba--


– No lo haría... ¿Podrías dejar eso por un momento? --dijo refiriéndose al cigarrillo--


– Claro corazón --Jungkook dejo el cigarrillo no sin antes lanzar el humo frente a él--


El peli morado lo vio enfurecido por tal acto.


Esque eran tan diferentes, Jungkook el típico fuckboy, el que fuma, toma, anda en fiestas y solo se interesa en el sexo.


Jimin era justo todo lo contrario, más delicado, acostumbrado a convivir con gente de un estatus más normal, hiba a fiestas pero en lugares en donde toda la gente era como él y la única vez z que fue a una fiesta en un barrio fue que conocío a este ser, mala suerte la suya por haberlo encontrado ese día, aparte de que Jimin tenía un tipo de fascinación por ese tipo de hombres que claramente no conocía a ninguno pero Jungkook llegó sin avisar y le había dado tanto placer que le fue imposible deshacerse de él, bueno, Jungkook también fue intenso y no lo dejo ir tan fácil.


– Estás tan sexi hoy... ¿Te arreglaste para mí? --su tono de voz bajo automáticamente, su cuerpo se inclinó hacia el peli morado y dejó un beso en su cuello que estaba descubierto--


– Voy a casarme.



Solo tenía que decirlo y así podría acabar con sus nervios... Pero eso no fue como lo pensó, Jungkook que besaba su cuello se quedó quieto y luego se dejó caer sobre el respaldo de la silla, viéndolo fijamente y sonriendo como si lo que Jimin dijera fuese una broma.


– ¿En donde me harás firmar?... Eres tan ocurrente Minnie ¿Quieres que te dé tu luna de miel adelantada?


– No estoy bromeando Jungkook, voy a casarme en dos meses.


La risa escandalosa del castaño resonó en la sala de estar provocando que Jimin se molestar por no creerle, el mencionado se levantó para ir a su refrigerador para agarrar una cerveza. Jimin se levantó y fue tras el.


– ¿Te pondrás vestido? --dijo aún riendo--


– Jungkook...


– Ponte las medias del otro día debajo del vestido, me encantara quitarlas.


– ¡Jeon Jungkook!... Podrías ponerte serío, te estoy diciendo que voy a casarme, es algo importante, yo solo lo digo porque ya no voy a seguir con esto que tenemos.


El rostro del castaño cambio al ver que Jimin hablaba enserio.


¿De verdad hiba a casarse?

¿Cuando mierda había pasado eso?


– Creo que es todo lo que tenía que decir, yo me iré ahora...


– ¿No es una puta broma? Cómo carajo vas a casarte Jimin...


– Te estoy hablando enserio, no tendría porque bromear con algo así.


– ¿Hace cuánto tienes novio? O lo que sea con el que te vas a casar.


– Mucho jungkook, no es necesario dar fechas, hace mucho somos... Novios.


– ¿Quien es?


– Wonho --susurro--


– ¿Ese tipo? Jimin, ese es un tarado.


– Tu también eres un tarado. Yo mejor me iré, no quiero seguir hablando de esto.


– ¡Eh eh eh! Tu no sales de aquí solo así.


Jungkook fue hasta Jimin par tomarlo de la cintura y pegarlo a su cuerpo, la espalda del peli morado pegada con su pecho y sus redondas nalgas pegadas a su parte baja.


– ¿No me vas una última vez? Yo me muero de ganas por follarte ahora mismo ¿Tú no? --hablaba mientras dejaba pequeños besos en su cuello y su mandíbula-- Follemos una última vez.


Jimin no lo pensó ni un poco antes de echar su cabeza hacia atrás para poder besar los labios cerezos de Jungkook, este lo atrapo enseguida, comenzando a formar un rico beso, intenso y apasionado, su mano derecha tomo las mejillas de Jimin haciendo su cabeza un poco más hacia atrás, mientras que con la otra acariciaba el miembro del más bajó por encima de la tela de sus Jeans.


Jimin comenzó a jadear ante las caricias que le daba Kook sobre su miembro, ese tonto sabía muy bien todo lo que le gustaba.


– Me encanta ver como tú cuerpo reacciona ante mí, quiero follarte tan duro como nunca lo hecho, quiero que gimas mi nombre lo más alto que puedas... Voy a castigarte por ocultarme cosas.


Jungkook lo hizo hacía adelante en un movimiento rápido y lo nalgueo tan duro que Jimin gimió en voz alta.


Lo llevo hasta la habitación, esa noche tenía que hacer a Jimin suyo como nunca lo había hecho, era la última vez que follaban, así que tenía que gozarla. Jungkook se quitó la camisa mientras que Jimin se quitaba la suya.


– No te he dicho que te desvistas. Acuéstate -- Ordenó --


Le encantaba como Jimin le obedecía, eso lo enloquecía.


Cuando se acostó el se agachó para quitarle los zapatos y luego los jeans con su ropa interior. No quería esperar más para tenerlo desnudo.


Contemplo el cuerpo desnudo de Jimin por unos segundos, era tan delgado, con la cintura tan formada, abdomen plano y su piel era blanca, lo hacía lucir tan frágil, sus piernas eran una locura, todo de Jimin era tan perfecto y lo enloquecía. Jimin se movía sobre el colchón y eso lo hacía ver más sexi.


– Mierda... Te ves tan delicioso así.


Su voz ya estaba bastante pesada, su miembro ya había despertado y quería ser liberado, ya le dolía.


– Quiero tocarte Kookie~


– ¿Me quieres? -- El peli morado solo asistió rápidamente--


Jungkook se metió en medio de las piernas de Jimin, se besaban tan delicioso como siempre, sus bocas sonaban cuando se separaban del beso, sus lenguas hacían un pelea entre ellas, los labios gorditos de Jimin eran mordidos por Jungkook, las manos del castaño acariciaban las piernas desnudas del contrario.


Las manos de Jimin fueron directo al pantalón de Jungkook, los desabrochó y metió su mano para sobar el miembro ya despierto.


– Mmhg~~ Tus manos son una maravilla...


– Quítate los pantalones Kook, déjame tocarte.


Al estar ya desnudos ambos y después de acariciarse por algunos segundos, jungkook se sentó sobre la cama y Jimin se inclino hacia su pene, lo miraba tan jodidamente caliente mientras se metía aquel miembro a su boca y lo llevaba hasta el fondo lentamente, los labios de Jimin se resbalaban por toda su extensión.


– Mierda~~... Me encanta tu boca, sigue así bebé.


El peli morado chupaba sin parar aquel miembro, sus labios subían y bajaban deleitándose con el pene de Jeon, fue más rápido y más profundo gracias a la mano de Jungkook que agarraba su cabello y le follaba la boca a su gusto y gana.


– Joder~~ --si no hubiese quitado en ese instante su pene de la boca de Jimin, seguramente se habría corrido sobre los labios del más bajo-- pecho sobre el colchón y el culo arriba.


Jimin se puso rápidamente, ya estaba dilatado se sentía capaz de poder recibir a Jungkook.

Al colocarse, Kook lo nalgueo de forma dura, sentía el ardor en sus nalgas y no dudaba que estuvieran rojas por las nalgadas que le daba, gimió cuando sintió la lengua caliente en su entrada. Se sentía tan exquisito que comenzó a gemir sin parar, Jungkook chupaba y besaba su entrada, también fingía embestidas con su lengua, luego comenzó a chupar su miembro y fue metiendo su dedo en su entrada, primero uno y luego otro y otro más cuando siento que ya era soportable, y hacia esto sin dejar de darle placer y darle nalgadas.


– ¿Quieres que te folle ahora?


– Q- quiero tenerte den-tro... Porfavor~ follame tan duro como quieras.


– Eras una perra sucia Jimin.


Dicho lo siguiente Jungkook metió su pene en la entrada ya más que dilatada de Jimin, ambos gimieron, Jimin se sentía en el cielo y Jungkook solo quería follarlo de todas las maneras posibles.


Empezó a penetrarlo sin piedad, desde el inicio empezó fuerte, chocando su pelvis con las nalgas ya rojas de Jimin, sus manos se posaron en la pequeña cintura del peli morado. Estaba tan excitado, ver el cuerpo Jimin y acariciarlo lo volvía loco.


Lo penetraba sin parar, una y otra vez y seguía nalgueando, la forma tan exquisita en la que se veía su miembro entrar y salir de Jimin lo excitaba aún más. Jalo el cabello de Jimin levantando su torso del colchón y llevo su cabeza hacia atrás para besarlo sin dejar de penetrarlo.


– Aaahg~~ mmmhg~ m-mierda~


Salió de Jimin solo para acostarlo, puso sus piernas sobre sus hombros y de nuevo comenzó a penetrarlo, Jimin tocaba la piernas de Jungkook a como podía, sus gemidos eran lo más deliciosos que algunas vez sus oídos hayan escuchado.


– Te gusta así... Te gusta como te parto el culo.


– S-sii~~ mmhg~ Jungkook~~


Abrió la sus piernas para quedar en medio de ellas, las levantó un poco con sus brazos, se inclinó para besarlo y continuo penetrando, ahora más duro y más profundo, sus cuerpo chocaban de forma dura.


Cuanto tiempo estuvieron follando no lo sabían, pero ya era de madrugada, habían hecho miles de poses, lo habían hecho en el sofá que están dentro de la habitación, se habían corrido muchas veces y ahora recién se corrían de nuevo. Jungkook estaba en medio de las piernas de Jimin, agitado y cansado al igual que el contrario, aún no sacaba su pene de Jimin, había semen sobre el abdomen del peli morado, jungkook lo miraba con detalle.


– ¿Te gusta como te follo? --dio una estocada fuerte haciendo gemir al contrario--


– Aaahg~~


– ¿Te gusta? --dio otra un poco más fuerte que la anterior--


– S-sii~ --ya estaba muy sensible por lo que le costaba hablar--


– ¿De quien eres? Respóndeme --volvió a penetrarlo pero ahora no paro de hacerlo--


– T-Tuyo... Solo tuyo~~


– Buen chico -- dejo de penetrarlo y se inclinó para morder su cuello en donde ya habían varias marcas-- No voy a dejar que te cases bebé, tu no serás de nadie más que mío.


Después de haber follado con la idea de que era su última vez, que ya no volverían a gozarse, que alguien más estaría tocando el cuerpo del peli morado, que estaría escuchando sus gemidos y besando sus labios, después de todos eso, él no dejaría que se casará, no con otra persona, Jimin era suyo y nadie más hiba a tenerlo.


Era suyo y solo suyo.


Y se podía ir a la mierda su prometido y junto con el la estúpida boda.






•••


🦋


•••



Holii...

Ya no pude publicar este OST el 14, estuve ocupada hasta muy tarde en mi trabajo y por ello no publiqué nada, pero acá lo tienen, tarde pero cumplí.


Espero que les guste de verdad.


Lxs quiero🦋✨


licar este OST el 14, estuve ocupada hasta muy tarde en mi trabajo y por ello no publiqué nada, pero acá lo tienen, tarde pero cumplí.


Espero que les guste de verdad.


Lxs quiero🦋✨



Weiterlesen
Weitere Empfehlungen

Stephanie: Bis jetzt sehr spannende Geschichte

bettinafiebag: Das war wieder eine super Geschichte. Es macht einfach süchtig nach mehr. Da fang ich doch direkt an zu sabbern, dieser Ausblick auf eine Fortsetzung. Ich hasse das Warten.

Ariel Graham: This is a fairly well written story, albeit a bit predictable. The plot is well fleshed out and executed, though I feel like it’s missing some drama with higher stakes. Don’t let that stop you though, barring a typo here and there, this story will fulfill your light hearted, “happily ever after” ...

Holygirl: This story had me hooked from the beginning. Have not been able to drop it! Storyline is great and keeps you hooked

gruenwedelchristin: The story is compelling to read and keeps the reader drawn to the plot . The characters are well written and they have a draw to them to keep the reader wanting to read more . The females are bad ass too .

eandnlynn: Enjoying the book just want to read more

Leslie Suttles: Sweet love story. Was slightly disappointing that the only sexual encounter prompted was the SA and nothing showing she was able to move past it

gruenwedelchristin: This is a captivating book , though at times a bit confusing regarding Bella’s past and the involvement of her parents and other family members . Despite this , the story holds my attention… though what happened to the cute toddler twin boys , suddenly there is no mention of them which is odd …

Amy: Spannend, spaßig und kurzweilig geschrieben. Danke dafür.

Weitere Empfehlungen

Meegan: About to start book 4 omg I'm so so addicted to this series

Sheila: A good book I will read it further as it is finished

Saloni Acharya: The whole series is so good. It’s like you can’t keep it down without reading it the whole way and then start the next one. Time flies and you don’t realise it’s late night and you have to go to sleep 😂. The characters are awesome with strong plots and love every couple. 😍🥰

nzamanokuzola840: I loved every moment of it plz continue to be the great writer you. Thank you so much for taking us on this magical journey.

Janice marie: A very good read, another adventure, different characters, love it, thank you Author 👍

Mharms: It is nice that it is a serial of stories, book to book. The storyline is fast moving through history.

Über uns

Inkitt ist der erste lesergesteuerte Verlag der Welt und bietet eine Plattform, um verborgene Talente zu entdecken und sie zu weltweit erfolgreichen Autoren zu machen. Schreibe fesselnde Geschichten, lese bezaubernde Romane und wir veröffentlichen die Bücher, die unsere Leserinnen und Leser am meisten lieben, auf unserer Schwester-App, GALATEA und anderen Formaten.