Escribe una reseña

Marcada a la luz de la luna

Todos los derechos reservados ©

Sinopsis

Lena es enviada por sus padres a cuidad de su tía abuela, pero no imagina que la primera noche allí le deparará algo que cambiará por completo su futuro. Aclaración: Esta historia es rápida y corta, pues la escribí para un concurso que tenía un límite de caracteres, espero que puedas disfrutarla y muchas gracias por leer!!

Estado:
Completado
Capítulos:
11
Rating:
4.5 18 reseñas
Clasificación por edades:
18+

Capítulo 1

Lena


Al llegar a casa de mi tía, me recibió, Edgar, su mayordomo. Ella ni siquiera estaba esperándome, pero no podía esperar otra cosa de esta familia. Se suponía que yo venía a cuidarla y ella se había ido a un spa con sus amigas y dejó instrucciones para que me dieran la habitación de huéspedes.


Me sentía exhausta por el largo viaje. Estaba por abrir mi maleta cuando alguien tocó a la puerta de la habitación. Edgar venía acompañado de una joven que debía tener unos veinte años, era pelirroja, de ojos color café.


— La señorita Victoria, ha venido a darle la bienvenida.


No entendía por qué me daba la bienvenida alguien que yo ni conocía, pero me esforcé por sonreír.


— Gracias.


Edgar se retiró y la chica ingresó en la habitación.


— Mi madre es amiga de tu tía y me pidió que viniera a recibirte, ellas se fueron juntas — explicó la chica.


— Te lo agradezco mucho, no tenías que molestarte.


— No es molestia, si deseas te llevaré a dar un paseo por la ciudad.


Aunque estaba cansada, me sentí tentada por su invitación, puesto que debería vivir en un lugar desconocido, sería bueno socializar. Sin embargo, sabía que al día siguiente tenía una entrevista y no podía perder la oportunidad de trabajar en el proyecto para el que Milo me había recomendado, y no era un trabajo como cualquiera, sino la restauración de una aldea completa. Además, Milo y Janis eran mis amigos, y no quería decepcionarlos.


— Creo que estaría bien dar un paseo — acepté pensando que aún era la tarde y podría regresar para la hora de la cena.



***



Aike



Luego de una ardua jornada, llegué a mi casa en la ciudad en la noche. Al día siguiente tendría una entrevista con una arquitecta que trabajaría en la restauración de la aldea de mi manada, Pleinelune, enviada por Milo, mi querido amigo y alfa de la manada Fuego Eterno, y no deseaba hacer un viaje largo en plena mañana.


Luego de darme un baño y cenar, me acosté e intentaba quedarme dormido cuando la música de un lugar cercano me provocó un sobresalto. Malditos humanos.


Observé la luna llena que se asomaba por el ventanal de mi habitación. Después de un rato me levanté y decidí investigar la zona, este era el motivo por el cual jamás me quedaba en la ciudad, vecinos demasiado ruidosos para los sensibles oídos de un lobo.


No tuve que andar mucho, puesto que el lugar estaba solo a la vuelta de la esquina, las paredes insonorizadas de mi departamento me habían hecho creer que estaría más lejos. Apenas estuve en la calle transversal un dulce aroma me cautivó. Mi lobo se revolvió dentro de mí intentando tomar el control, aunque su voz no se hacía presente desde hacía tiempo, en este momento podía sentirlo.


Me acerqué a la casa con cautela, era una fiesta de universitarios con las puertas abiertas. Aunque no se notaba mi edad, tampoco me veía tan joven como para estar allí, por lo que mientras todos bebían y saltaban sin sentido, al son de una estridente y tamborileante melodía, yo escudriñé el lugar en busca de la portadora de aquella maravillosa fragancia, mi pareja destinada.


No necesité entrar más de unos pasos porque ella misma chocó contra mi cuerpo mientras intentaba salir.


— Lo siento — se disculpó y se apresuró hacia la salida, ella ni siquiera me miró.


La seguí hasta que estuvimos fuera y la tomé por la mano llamando su atención hacia mí. Ella se giró y quedó por unos momentos en silencio, estudiándome con sus grandes ojos azules. Era para mí increíblemente bella, alta y esbelta, de curvas suaves. Tenía un rostro delicado y su cabello se esparcía en ondas rubias tocando sus hombros.


— Mía — resonó la voz áspera de mi lobo.


— Te equivocas, yo... — no la dejé continuar y abalanzándome sobre ella, la levanté y la besé vorazmente. La preciosa rubia tardó un momento, pero respondió, cruzando sus brazos alrededor de mi cuello.



***



Lena



Cuando acepté salir a dar un paseo con Victoria, jamás imaginé que terminaría en una fiesta. Luego de una hora de ver gente hacer tonterías, recordando que yo las había hecho y analizando lo mal que me habría visto, decidí marcharme. Me costó un poco atravesar el tumulto que se agolpaba en la puerta, pero finalmente logré respirar el aire fresco del exterior.


El aroma era de hierbas y flores del bosque. Una mano grande y fuerte tomó la mía haciendo que me volteara. Quedé automáticamente atrapada por unos ojos oscuros, frente a mí había un hombre alto y moreno, en extremo atractivo.


— Mía — su voz fue aterciopelada y me cautivó, sentí incluso que me costaba pensar.


Quizá me confundía con alguien.


— Te equivocas, yo...


Su beso me sorprendió por un instante. Él me había levantado del piso pegándome a su cuerpo y yo instintivamente lo abracé. No entendía qué me pasaba, si bien no era una inexperta ni mojigata, tampoco acostumbraba a estar con desconocidos, al menos no tan desconocidos. Pero este extraño, me estaba besando de una manera que yo no podía resistir y me entregué a ese beso sin ningún prejuicio.


No me di cuenta de que habíamos avanzado hasta que dobló la esquina.


— Espera — dije separándome de sus labios.


— Eres mía — murmuró contra mi cuello y un intenso calor llenó todo mi cuerpo.


Él volvió a besarme.


Cuando mis pies tocaron el piso estábamos entrando a una casa.


— Espera, esto no está bien — dije, más para convencerme a mí misma que para él, me estaba metiendo en la casa de alguien que acababa de conocer.


— No te haré daño — susurró en mi oído cuando ya estábamos dentro, como si leyera mi pensamiento.


— No se trata de eso — respondí apartándome un poco para mirar sus ojos cautivadores. — Yo no soy así.


— Lo sé — sonrió y mi corazón pareció enloquecer. — No tengas miedo.


Sus palabras me sonaron arrulladoras y tuve ganas de hundirme entre sus brazos sin pensar en nada más.


Nos miramos un momento, apenas pude vislumbrar un resplandor amarillo en sus ojos y volvió a lanzarse sobre mí.

Continuar leyendo Siguiente Capítulo
Otras recomendaciones

Liz: Tolle Geschichte und total spannend. Bitte mehrere Kapitel...Mach weiter so👍🏻

burrichristine: Schöne Liebesgeschichte ❤️❤️❤️

Angwaro Jok: I loved that it talked about one couple

Lilly2011: This book has some missing and misspelled words and some punctuatios that are in the wrong spot or shouldn't be there, but with that being said, if you can look past those, there were quite a few times I laughed so hard that I had a hard time breathing. There are some sad parts as well and one c...

Bam.jk8338: Estuvo bien redactado y bien explicito, eso me gustó

annemirl56: Toller Schreibstil wie immer und sehr erotisch 😘😘muss auch dabei sein, sonst istces langweilig 😘

Shakeicha Young: Really enjoyed this read!!!

jjapes: Gelungene Story. Hier und da ein paar Wort und Satz Fehler-lässt sich aber dennoch flüssig lesen. Danke dir fürs teilen deiner Phantasie!

Más recomendaciones

gamer281: Was soll ich sagen, mit jedem Buch immer besser.

Conni: Mir hat es sehr gut gefallen, besonders weil es zum Glück noch ein gutes Ende genommen hat, sonst wäre es schon fast zu viel Drama und Gewalt für eine einzelne Person gewesen,aber mit dem glücklichen Ende bin ich sehr zufrieden und würde nun gerne weiter lesen👍🥰🥰

DonnaRaw: I've really enjoyed reading these books and can't wait to read more. Thank you :))

LaQuiche: Amazing for this slow build up to be so satisfying! Definitely a guilty pleasure!

Mharms: It is nice that it is a serial of stories, book to book. The storyline is fast moving through history.

Sobre nosotros

Inkitt es la primera editorial del mundo impulsada por los lectores y que ofrece una plataforma para descubrir talentos ocultos y convertirlos en autores de éxito mundial. Escribe historias cautivadoras, lee novelas encantadoras y publicaremos los libros que más gusten a nuestros lectores en nuestra app hermana, GALATEA, y otros formatos.