Resistirse a lo Prohibido

All Rights Reserved ©

Summary

¿Qué tan indebido es fantasear con el papá de tu novio? Es la pregunta que Natalie James se hace cada vez que debe ver a Neal Black, un hombre que le dobla la edad pero no por eso deja de ser atractivo. Tiene un cuerpo sensual, labios esculpidos y mirada penetrante. Todo en él exuda sexo, pasión... peligro. Prohibido es el adjetivo que ella se repite una y otra vez cuando piensa en él, incluso cuando se da cuenta de que Neal no sólo está en sus fantasías, sino que Natalie también está en las de él. Y es cuando debe admitir que hay cosas a las que simplemente cuesta mucho resistirse.

Genre:
Erotica / Romance
Author:
AlmyGB
Status:
Complete
Chapters:
50
Rating:
4.4 8 reviews
Age Rating:
18+

Capítulo 1

Me contemplo en el espejo sin terminar de irme. Mi cabello no quiere cooperar esta mañana y ya no encuentro qué hacer. Chloe pasará por mí en minutos y yo sigo con mi problema matutino.

Bien, al diablo.

Me hago una trenza a un lado y tomo un gorro.

—Esto deberá ser suficiente —musito a la nada.

Agarro mi bolso y bajo a la cocina.

Papá me regala una mirada burlona.

—Alguien parece haber tenido problemas con el peine hoy.

—¿Tanto se nota? —pregunto a punto de llorar.

Él blanquea los ojos antes de besarme en la cabeza.

—Mejor come tu desayuno antes de que Chloe llegue. —Coloca un plato con huevos revueltos y pan tostado frente a mí—. De verdad siento no poder llevarte.

—Está bien, papá. Trabajaste hasta tarde. No debiste siquiera hacerme el desayuno.

—Mi princesa no puede irse sin desayunar. —Se acerca a mí y besa mi frente—. Ten un buen día de escuela.

—Ten un buen día en la cama.

Lo veo caminar hacia las escaleras.

Siendo policía, hay noches que tiene que pasar fuera o días completos, pero se las arregla para pasar la mayor parte del tiempo que puede conmigo. Desde que mamá murió hace quince años, no le he visto intenciones de tener una relación. Quizá cambiará pronto. En pocos meses terminaré la escuela e iré a la universidad y no quiero que él se quede aquí solo.

La bocina de un auto me indica que Chloe está afuera, así que bebo mi zumo de naranja con rapidez y echo a correr. La expresión burlona me espera de nuevo.

—Ni lo menciones —advierto cuando subo al auto.

—Vale, pero debes admitir que tu pelo está gracioso.

—¿Lara? —Intento ocultar mi enfado.

—Me escribió hace 15 minutos, ya está en la escuela. ¿Puedes creerlo?

Suspiro.

—Le queda más cerca.

Pone el auto en marcha.

—Vive en un mundo completamente distinto al nuestro. —Resopla—. ¿Me repites como fue que terminamos siendo amigas?

Lara y Chloe no siempre están de acuerdo. Siempre pelean porque tienen una manera diferente de pensar, lo que siempre nos lleva a “Natalie, decide”. Es bastante tedioso porque llega el punto en que ambas se dan cuenta de que yo soy el lindo pegamento que las une. Ahora nada se resuelve sin que yo esté presente.

—Somos las únicas que realmente la aguantan, supongo.

—Quizá tengas razón en ello —concuerda entre risas.

Lara está magnifica en sus jeans ajustados. Tiene puesto un suéter holgado violeta y calza unos hermosos zapatos de tacón a juego. Su brillante cabellera rubia cae por su espalda. Es la copia exacta de su madre. Derek, por su parte, es idéntico a su padre, aunque Lara también tiene sus ojos.

Esos profundos ojos azules que yo conozco de cerca, aunque nadie debe saberlo.

Fue un error, uno que no puedo cometer otra vez.

—¡Demonios, Chloe! ¿Qué puede demorarte para llegar tarde?

—No es mi culpa, digo, nuestra, vivir lejos de la escuela —se defiende—. Tú lo sabes, Lara. Cada vez estás más cerca de ganarte un puñetazo en la cara por restregárnoslo.

«Oh, oh».

—Oigan, ya basta. —Me meto entre ellas, que me miran desde arriba. Mal momento para ser más baja que ellas—. Lara, entiende que nosotras no tenemos su mismo estatus económico. —La observo con frialdad y ella asiente—. Solo se exasperó porque llegamos un poco tarde. Eso es todo, Chloe, no formes drama

—Necesitas dejar de salvarle el culo —chilla ella.

—No sería nada divertido. Me harían tomar bandos si se dejan de hablar, y no quiero eso. Las quiero a ambas, chicas.

Chloe ríe ante mis palabras.

—Llevas más años conociéndome, debería valer si algún día no estás en algún encontronazo de Lara y yo. —Esta vez es el turno de reír de Lara.

—Ella sale con mi hermano. Debe pesar también, ¿no?

—Tiene un punto —corrobora Chloe.

—Vamos a clase, chicas. —Entrelazo mis brazos con los de ellas y las insto a caminar.

—Hablando de chicos —sonríe Lara—, ¿se vería mal salir con Nick el viernes?

Chloe resopla.

—¿Qué de mal puede tener eso? Por Dios, Lara, el chico está para chuparse los dedos.

Le frunzo el ceño a Chloe.

—Hey, tú tienes novio, uno muy colado por ti, así que deja de decir esas cosas.

Ella pone los ojos.

—Solo dejaba un punto claro. ¿Entonces? ¿Saldrás con él? —se dirige a Lara.

—Posiblemente. Iremos a bailar, o eso me ha dicho. —Desacelera el paso al ver que llegamos a mi casillero—. Por cierto, Natalie, diré en mi casa que me quedaré contigo.

Le frunzo el ceño.

—¿Te vas a quedar con él?

—Claro, cariño, lo ha dicho Chloe: está para chuparse los dedos. Y tiene razón. —Se tira el cabello detrás del hombro—. Hay que ver si solo es a la vista, si saben a lo que me refiero.

Chloe y yo nos miramos por un momento.

—Nena, ¿de dónde sacaste ese apetito sexual? Porque la semana pasada, si recuerdo muy bien, estabas muy activa sexualmente con Daniel en tu auto.

Lara se ruboriza.

—Chloe… —Lara sacude la cabeza—. Me gusta el sexo, no puede ser un pecado.

Suspiro y abro mi casillero.

—Que no te oiga Derek, porque estarás en problemas —advierto.

—Como si tú y mi hermano no tuvieran su propia diversión. —Sonríe, pero yo no digo nada—. No me digas que ustedes no…

—Sí —me apresuro a decir—, pero no con tanta frecuencia como tú.

—Vale, Derek está en Atlanta —comenta Chloe—. ¿Cómo podría tener sexo seguido con Natalie cuando no está aquí?

Cierro mi casillero de golpe con un estrépito.

—¿Podemos, por favor, no hablar de mi vida sexual en pleno pasillo? No creo que los demás estudiantes estén interesados en ello.

Se ríen.

—Habrá tiempo para hablar de esto esta tarde. Aún sigue en pie vernos en mi casa, ¿no? —cuestiona Lara.

—Claro, no me lo perdería por nada —responde Chloe justo antes de que la campana suene—. Bueno, esa es mi señal. Las veo más tarde.

Yo, por otro lado, estoy reacia a volver a esa casa. Ha pasado un mes desde que estuve allí y me las he arreglado para no volver a ver a Neal.

—¿Natalie? —Observo a Lara, que sigue junto a mí—. ¿Pasa algo?

Comienzo a caminar.

—No. ¿Por qué lo dices?

Ella suspira mientras continúa a mi lado.

—Has estado evitando ir a mi casa las últimas semanas. ¿Pasó algo?

«¡Sí! ¡Tu padre y yo…!».

—No. Esta tarde en tu casa, lo tengo.

Esboza una sonrisa.

—Chloe saldrá más tarde hoy, pero como nuestra última clase es juntas podemos esperarla allá, ¿vale?

Asiento. —Vale, te veo más tarde.

Camino lo que queda del pasillo hasta mi clase.

Derek: Estoy deseando verte este fin de semana

Sonrío.

Me he salvado de un castigo por retraso.

Me siento detrás de todos, lo que me da la posibilidad de testearme con Derek sin ser descubierta.

Yo: Me divertiría mucho más contigo aquí, como sabrás la señorita Malone no es muy imaginativa en sus clases.

Derek: Dolo cinco meses, Natalie.

Cinco meses y estarás conmigo aquí.

Eso es.

Cinco meses y dejaré atrás a Neal y todo lo que sucedió esa noche en el invernadero.

Demonios, sí me cuesta no pensar en ello cuando estoy con Derek.

Yo: ¿Estás en clase también? No hay problema si yo no presto atención a mi clase de historia antigua, pero tú… Sé que tus clases son importantes.

Derek: Estoy en un periodo libre.

No estoy de acuerdo contigo.

Malone será un dolor en el culo, pero deberás prestar atención a su clase. No quiero un suegro cabreado por hacer que su hija repruebe por testear a su novio.

No puedo evitar dejar escapar una risita al leer su mensaje, lo que ocasiona que toda la clase se gire hacia mí. Un ceño fruncido está al final —o al principio— del aula.

—¿Le parece algo gracioso sobre la clase, señorita James?

Trago, nerviosa.

—No, señorita Malone. No volverá a pasar.

Su mirada petulante me hace sentir ganas de golpearla.

—Será mejor que así sea.

Fija su atención en otro punto y sigue con su clase.

Yo: Te llamo más tarde, ¿vale? Me acabas de hacer reír con tu tonto mensaje y me han descubierto.

Derek: Lo siento por decir la verdad.

Te quiero más. :*

Deslizo el teléfono dentro del bolsillo de mis vaqueros y me obligo a prestar atención a la señorita Malone el resto de la clase, que son 15 minutos exactos.

Son las tres de la tarde cuando Lara y yo salimos del edificio de la escuela unidas del brazo.

No estoy preparada para lo que nos espera al final de las escaleras.

—¿Papá? —Neal se da la vuelta—. ¿Q-Qué haces aquí?

—Hola a ti también —saluda él antes de mirarme—. Hola, Natalie.

—Hola, señor Black —consigo balbucear.

—Bueno, hola. ¿Qué haces aquí? —repite Lara.

Neal ríe y yo casi me caigo de bruces.

—Tu madre quiere que la veas en el centro comercial. Dijo que te estuvo llamando, pero que no respondiste —contesta, despreocupado.

—Mi celular no ha sonado. —Con el ceño fruncido, Lara busca su celular en su bolso—. Oh, demonios, mamá estará enojada.

—¿Lo dejaste en silencio de nuevo? —inquiero.

—Sí. Supongo que tendremos que posponer la tarde de chicas. ¿Vamos al centro comercial?

—¿Y si espero a Chloe? Puedo hacerlo en la biblioteca o algo así. La verdad es que no tengo muchas ganas de ir al centro comercial hoy.

—¿Pensaban ir a casa? —indaga Neal.

—Sí, papá. Chloe irá más tarde y supongo que Natalie también.

—O yo puedo llevarla —propone.

Lo miro, presa del pánico.

«¿Estar a solas con él? No, no puedo. ¡No quiero!».

Empiezo a balbucear un indistinguible no cuando Lara aplaude.

—Gracias, papá, eso estará genial. —Me echa un vistazo—. Nos vemos allá. No dejes que papá te asuste, ¿vale?

«Oh, Dios, ayúdame».

Continue Reading Next Chapter
Further Recommendations

Pamela: I loved everything with the story especially the way I held you so interested to see how it ended!

Esma Avril: I just read Aston's and Anna's story and just had to give a review. That story is on point. When you reach that age you have to decide what's important to you at that stage of the journey called life. I loved that after the advice their friends and family gave her, she was able to face her fears ...

JK+JM=kookmin : Hermosa historia de verdad

Kumkum : Amazing story and very well written. I am loving it. It's good to have such writers. You are fabulous.

mrsmagoo9847: Very entertaining

Wanda: Linda y hermosa historia

glorykengonzi: Perfect book i really loved it soo much enjoyed it alot

Carolyn Russell: I love the mix of romance and action in the story. It makes the story more interesting. The characters were very well thought out and the details made them seem very realistic.

Thv Park 🥀 : Chille arto pero de emoción

More Recommendations

Blanche: Very good. I turned a boo g eye to the errors as the storyline was very interesting. Love the conclusion.

sonia: Omg like seriously that's crazy he's not dead but he's alive so sad tho at least they can be a family again I hope the 2 find their mates soon !!

Boyzmom: I liked how everyone was interwoven. Usually you only get one couple, but had multiple couples and they were all throughout the story. Very well written and look forward to more from this author

Jane: It’s really nice The book is amazing

About Us

Inkitt is the world’s first reader-powered publisher, providing a platform to discover hidden talents and turn them into globally successful authors. Write captivating stories, read enchanting novels, and we’ll publish the books our readers love most on our sister app, GALATEA and other formats.