Write a Review

Little Yeollie, let's play [Chanbaek]

Summary

Para Baekhyun, el hermano de su esposo es un Alfa dulce y lindo, inteligente, divertido, tenía las mejores notas y sus padres lo adoraban, además, Baekhyun adoraba pasar tiempo con él jugando cuando iba a su casa a ver a su esposo. Pero para Chanyeol...Baekhyun es algo muy especial, desde que era joven disfrutaba de ver a Baekhyun correr, porque así sus senos saltaban más, adoraba abrazarlo, sentirlo, era un joven hormonal que sólo deseaba hacer suyo a su cuñado. Años después la oportunidad se presenta, cuando va a visitarlo y casualmente, quien le abre la puerta es un Baekhyun jadeante y sonrojado porque estaba en celo, fue como un regalo del cielo. 📍||Smut | agegap |Omegaverse | infidelidad | Boy tits 📍|Portada: lvsdromeda (en Wattpad) 📍|| la idea inicial le pertenece al usuario: @tulagrande20 de Wattpad, me la otorgó en el “Buzón de ideas” disponible en el perfil "ByulxZizi" que nos pertenece a ByulThief y a mí. Gracias.

Genre:
Erotica / Other
Author:
Yangzi Byun
Status:
Complete
Chapters:
2
Rating:
5.0 4 reviews
Age Rating:
18+

Parte 1: “La perfección tiene nombre”

¿La belleza se define en una sola persona? Es una pregunta que muchas personas se hacen alrededor de su insignificante existencia. La belleza nunca es completa y pese a que existe, no siempre contiene la amada perfección incluida, porque aunque la belleza verdadera sí existe, la perfección en sí, no.

O eso es lo que todos dicen. Porque la sociedad es una total basura; dicen que la belleza verdadera es la que está en el interior, pero todos saben que cuando se habla de belleza, se refieren a la belleza física de una persona, ya sea buena persona o no, si la belleza se encuentra allí, todos pueden verlo, en cambio la "verdadera belleza" nadie puede verla y es por ello que nadie puede encontrarla.

Hay una teoría que dice que si una persona nace hermosa, crece siendo hermosa, sin importar cuánto pase, la belleza no disminuye, solo se incrementa con el tiempo. Los rayos salen de un solo cuerpo captando la atención de todos, alfas, omegas y betas, todos pueden verlo.

Pero sin duda, la verdadera belleza se encuentra entre los omegas dominantes. Pesé a que todos nacen siendo hermosos, todos saben que nada se compara a la belleza de los omegas de cereza; los que contienen las feromonas dominantes con el aroma a cerezas sin duda son los más hermosos. Quizá por el aroma dulzón y seductor, o simplemente están destinados a cautivar a todos, pero en el mundo es bien sabido que son los más hermosos.

Y aunque mayormente los omegas cereza están entre las familias más ricas, son difíciles de encontrar porque el ver a un omega con aroma a cereza es como encontrar un dinosaurio en esta época, son difíciles de encontrar, muy escasos.

Pese a que todos lo saben, y pese a que algunas personas mueren sin haber conocido uno siquiera, hay otros que tienen suerte de ello.

Chanyeol se considera a sí mismo un suertudo por completo. Porque a sus quince años de edad, puede decir perfectamente que ha conocido a un omega con aroma a cerezas y belleza deslumbrante, aunque no tuvo tanta suerte si las circunstancias son como las suyas.

O bueno, aún no puede considerarse alguien sin suerte porque aún no hay desenlace para su lamentable situación.

Chanyeol sonrió moviendo la mano sobre su eje, rojo y húmedo, hinchado y con las venas marcadas; sus jadeos son constantes y el sudor escurre por su frente de manera frecuente, su celo estaba atacando con fuerza y no parecía que se fuera a detener pronto, lo que es peor considerando que el celo de un Alfa dominante es fuerte y difícil de controlar.

Y para él que aún es joven y no aprende a controlar sus feromonas y a su alfa, es normal que su abuelo lo encierre como a un fugitivo cada vez que viene su celo.

Y aunque para un Alfa sería normal que intentará cogerse a cualquier omega, Chanyeol aún estando en celo sigue deseando sólo a un omega. Sí, el único precioso omega con aroma a cerezas que ha conocido en sus cortos quince años.

Él tiene veintidós años, una sonrisa preciosa, labios rojos, piel blanca como la leche, se sonroja con facilidad y sus ojos caídos le dan un toque exquisito a su belleza. Su cuerpo se define con la palabra "perfección"; con pechos grandes, cintura pequeña, trasero pomposo y hermosas piernas, pequeño y pelirrojo, es por completo un manjar, algo precioso, su belleza no tiene nivel porque está en lo más alto y su personalidad lo termina por completar todo.

Chanyeol gruñó jalando su pene con fuerza, una y otra vez, cerró sus ojos y en su cabeza, sólo pudo ver el cuerpo exquisito de Byun Baekhyun, con sus enormes tetas saltando con cada una de sus fuertes embestidas, sus labios rojos soltando gemidos que son como música para sus oídos, cubierto de sudor y de la leche que sale de sus tetas debido al celo, esa que a Chanyeol le gustaría tragar mientras clava su polla dentro del apretado agujero del pelirrojo, que sólo rogaría con voz ahogada y las uñas clavándose en su espalda.

Chanyeol jadeo y se corrió en su abdomen con fuerza, el nudo salió de su pene y el pequeño alfa gruñó frustrado, desearía tanto meter ese nudo en el útero de Baekhyun y preñarlo, asegurarlo para que sea su Omega de por vida.

Le tomó un tiempo recuperarse de su orgasmo, respiraba agitado por el cansancio, trataba de contener su aliento y su pulso se calmaba poco a poco.

Entonces abrió los ojos y su ceño se frunció con frustración contenida, sus manos se apretaron y apretó los dientes. Observó la foto que descansaba en su mesita de noche; allí estaba otra foto familiar con su abuelo y su hermano. Gruñó de solo ver esa cara estúpida y antes de lo esperado, la golpeó lanzándola lejos.

—¡Maldito hijo de puta! —vociferó con furia, respirando agitado, las venas se marcan en su cuello y es totalmente entendible.

Chanyeol gruñó furioso, sintiéndose frustrado, pero no por la falta de sexo o el calor de su celo. Estaba furioso de saber que al final, su abuelo había traído a Baekhyun sólo para hacerlo esposo de su hermano Sehun, ese imbécil que no es ni la mitad de bueno que él.

Jamás será tan bueno como él.

Porque mientras Sehun es un idiota que sólo sirve para gastar el dinero de la familia, paga a los profesores para subir sus calificaciones y se gradúa a costa de ello sin saber ni una sola cosa de su carrera. Chanyeol es un total cerebrito, jefe de las matemáticas, negocios y estudios, un buen jugador de videojuegos, inteligente, atractivo, el próximo a ser jefe de todas sus empresas.

Aún así, ¿de qué le sirve? Si cuando su abuelo decide hacer una reunión con la familia Byun, es solo para que Sehun conozca al hermoso hijo de los Byun y así hacer una alianza. Chanyeol al ser menor ni siquiera fue considerado para el matrimonio, pero mierda, ¿qué son solo siete años de diferencia? La edad es sólo un número.

Esa era una noche fascinante, Chanyeol acabó una ronda de videojuegos y estaba feliz en la mesa con su abuelo y su hermano. No se espero que cuando la familia Byun llegará, su atención se desviaria por completo de la partida que lo esperaba en su habitación, sólo por la presencia de un hermoso omega pequeño, con pechos enormes, linda ropa de color pastel, labios rosados y mejillas sonrojadas.

Chanyeol había quedado boquiabierto, porque el aroma era tan exquisitamente cegador, con belleza cegadora, ni siquiera había masticado bien su comida porque su corazón estaba fuera de su pecho, había muchas cosas que procesar.

Pero entonces, apagando la ilusión su abuelo y el empresario Byun chocaron copas.

—El imperio Byun y el imperio Park se unen finalmente. —Exclamó el anciano Park —Baekhyun y Sehun se casaran dentro de dos años.

Chanyeol quedó tan sorprendido, que esa sorpresa se transformó en enojo y luego en odio dirigido a su hermano. Se sentía como haber perdido una oportunidad que nunca fue suya, la impotencia de tener sólo trece años pesó tanto, que dolió.

Cuestionó a su abuelo días después, pero la única excusa que él tuvo fue algo insignificante.

—Eres un niño, Sehun es un hombre. —informó el anciano, fumando su cigarrillo y restándole importancia a su berrinche.

Chanyeol estaba tan enfurecido que lloró en su habitación esa noche, por primera vez deseaba algo y eso era de su hermano, su pequeño corazón se llenó de tanto odio que pronto empezó a desarrollar un rencor contra su hermano mayor.

No lo soportaba. Solo eran siete años de diferencia. Pero esos siete años le habían quitado lo único que había llamado su atención en la vida.

Chanyeol estuvo siempre a cargo de su abuelo, su madre murió al darlo a luz y su padre nadie lo conoce, así que estuvo siempre a cargo de su abuelo que le daba todo lo que quería, o bueno, al menos lo que pedía ya que nunca pedía nada.

Quién iba a pensar que cuando quisiera algo, eso sería para Sehun.

Para su suerte o no, Baekhyun empezó a frecuentar su casa, visitaba a Sehun, tal parecía que se agradaban y sabiendo que iban a casarse habían decidido pasar tiempo juntos e intentar tener algo.

Pero en una de esas, el idiota de su hermano se fue de fiesta cuando ya había citado a Baekhyun a su casa, entonces lo único que encontró Baekhyun fue al hermano menor de su prometido jugando videojuegos en la sala de estar.

Las cosas funcionaron cuando en lugar de marcharse, Baekhyun se acercó y se sentó a su lado. Chanyeol estaba a punto de explotar y su corazón saltó cuando Baekhyun empezó a hablar con él, fue cuestión de minutos para que Yeol se atreviera a ofrecerle jugar. Esa fue la primera tarde que pasaron jugando en la sala, divirtiéndose y riendo.

Esa fue una de las tantas tardes, porque a partir de entonces Baekhyun formó una linda amistad con su cuñado, y si Sehun no estaba (lo que mayormente sucedía ya que Sehun no le tomaba tanta importancia a Baekhyun) el omega llegaba a jugar con Chanyeol, a pasar el rato juntos divirtiéndose.

Y lo adoraba, Baekhyun adoraba mucho a su cuñado, le gustaba abrazarlo y mimarlo, y ciertamente, si podía tener sus tetas contra su cara, Chanyeol era el más feliz de todos.

A partir de entonces han transcurrido dos años, dos años en los que Chanyeol ha estado sintiéndose profundamente enamorado de su cuñado. Y es lastimosamente porque sigue siendo su cuñado, su abuelo jamás escuchó sus ruegos y la boda ya estaba programada para dentro de una semana.

Chanyeol sigue siendo un niño, no hay nada que pueda hacer al respecto, sólo puede lamentar que eso no vaya a poder ser, sin embargo, está agradecido de que al menos hayan entablado una amistad.

Aunque considerando las circunstancias, en donde se masturba y piensa de manera pervertida sobre el cuerpo de Baek, no lo hace ser un buen amigo. Pero esas son las únicas migajas que puede obtener y verdaderamente, se siente bien.

A estas alturas nadie más que su abuelo sabe de sus sentimientos y sus sucios pensamientos los deja para sí. Porque son tan sucios que sólo deberían quedarse en su habitación.

Aunque de cualquier forma, parece que Sehun ha notado su pequeño secreto, o al menos después de lo que sucedió cuando le llegó su primer celo hace seis meses.

Baekhyun había venido de visita, y como otras veces se había quedado a dormir en el cuarto de Sehun, quien se había ido de fiesta con sus amigos universitarios; su abuelo dormía y mientras tanto, un Chanyeol jadeando y sintiendo las cosas más horribles en sus partes bajas estaba abriendo la puerta de la habitación de Baekhyun.

Cuando Baekhyun despertó, fue por las manos que recorrían su pecho, tenía un cuerpo sobre él y los labios carnosos que besaban su cuello. Al principio, pensó que se trataba de Sehun, pero al encender la luz, solo pudo ver a Chanyeol en muy mal estado.

Jadeo preocupado tocando sus mejillas, mientras el niño estaba casi llorando restregandose en él.

—Oh Dios, Chanyeol, estás en celo. ¿Duele mucho? —Baekhyun jadeo, sintiéndose triste de verlo tan rojo y necesitado —Apártate, tengo unos supresores en mi maleta.

Pero antes de que Chanyeol reaccionara, llegó Sehun y lo quitó a golpes de su cuerpo, Baekhyun había estado gritando perturbado al ver a su prometido patear al menor, se enfureció y empujó con todas sus fuerzas a Sehun, rápidamente para ayudar a Chanyeol inconsciente que descansaba en el piso.

Desde entonces, Sehun ya no trataba bien a Chanyeol y le correspondía a su odio, tampoco dejaba a Baekhyun en su casa solo, había notado finalmente el secreto de su hermano y no estaba para nada contento con ello. No porque sintiera algo por Baekhyun, pero sí porque sabía que Baekhyun era suyo y su idiota hermano no podría tenerlo.

Pero de cualquier forma, el alfa menor se dijo que las cosas no se quedarían así. Aunque después de que su celo acabó, solo tuvo una semana de descanso por el cansancio y luego, en lugar de regresar a su vida monótona, lo que hizo fue medirse trajes de gala para la boda del idiota de su hermano y Baekhyun.

Su cara amargada se notaba a distancia e incluso sus puños apretados. Pero se vio obligado a obedecer a las órdenes de su abuelo y cuando la boda ya había llegado, estaba en el patio de la mansión mientras los invitados andaban alrededor.

Chanyeol observó el cigarrillo entre sus dedos y bufo, si su abuelo se entera que ha caído en la maña de los cigarrillos para calmar su estrés, propio de un adolescente, definitivamente no sería tan perfecto a sus ojos.

—Yeollie, te encontré. —Una voz dulce exclamó con felicidad. Chanyeol miró rápidamente hacia el dueño de dicha voz y de manera espontánea, una sonrisa se pintó en sus labios.

Escaneo a Baekhyun con la mirada, porque estaba precioso. Tenía un traje blanco apretando su cuerpo de arriba hacia abajo, ajustado en la parte de su cintura, senos y trasero. Tenía una especie de tiara de flores en sus cabellos rojizos, con las mejillas sonrojadas y una hermosa sonrisa en sus labios.

Fue como ver a un ángel.

—Baek, te ves hermoso.— Chanyeol soltó finalmente, sonriendo al mismo tiempo que escondía el cigarro detrás suyo, lo tiró y lo pisó sin que Baekhyun lo notará.

No quería ser regañado, porque únicamente Baekhyun podía decirle cosas y Chanyeol se las tomaría en serio. Es algo a lo que se ha acostumbrado, es parte de él.

Su abuelo a veces le dice lo que debe hacer, si Chanyeol cree que su opinión es una mierda, no la toma. Pero con Baekhyun es diferente, no importa si lo manda a dormir a las nueve para no tener ojeras, Chanyeol le hará caso sin rechinar, solo ira porque le gusta que Baekhyun le ponga atención.

—¡Muchas gracias! —Baekhyun exclamó felizmente —Acaban de arreglar mi traje y me gusta mucho. —Baekhyun lo miró y escaneo el panorama —¿Qué haces aquí?

Chanyeol se encogió de hombros.

—Pasando el rato.

Baekhyun frunció un poco el ceño, mirando alrededor de ese rincón que estaba alejado de todos.

—Huele a cigarro, ¿estabas haciendo algo indebido? —Baekhyun borró su sonrisa y lo miró con la ceja alzada.

—Claro que no. —Chanyeol se apresuró a negar con la cabeza, fingiendo demencia.

Baekhyun sonrió dulcemente, asintiendo y extendió sus brazos, Chanyeol lo miró sorprendido y el omega continuó de aquella manera.

—Dentro de unas horas seremos oficialmente familia, quiero un abrazo. —Informó lindamente, haciendo un mohín —Te has vuelto muy importante en mi vida, sólo tú comprendes mi gusto por los videojuegos, y en realidad, estoy ansioso por verte crecer y formar tu familia como yo haré. —sus labios temblaron un poco —Me has ayudado mucho en estos dos años, eres muy importante para mí, Yeollie.

—Eres muy lindo. —El alfa susurró suavemente, su corazón estaba latiendo con fuerza contra su pecho, ver a Baekhyun de aquella forma también lo tentaba, no podía desperdiciar ese abrazo.

Chanyeol se acercó y lo abrazó, colocando intencionalmente sus manos en las caderas redondas, casi en el trasero del omega, apretando la carne entre sus dedos, mientras que bajó la cabeza y con toda la intensión hundió el rostro en los pechos redondos del omega, restregando su nariz y deseando, añorando, que la tela de ese traje no esté para tocar los senos tibios y bajar hasta los pezones redondos y tomarlos con su boca para sacar las torrenciales cantidades de tibia y exquisita leche.

El alfa suspiró hondo, su polla dio un tirón, porque aún cuando Baekhyun es mayor, se siente más pequeño. ¿Cómo será cuando él crezca? Baekhyun será mucho más pequeño, podrá abrazarlo y cubrirlo. Deseando en su mente tenerlo desnudo, embistiendo su agujero mojado, abusando de su útero intensamente hasta que chorree lubricante y que baje por sus piernas.

Baekhyun sin notar nada anormal, lo abrazó con una sonrisa alegre. Yeol respiró hondo, llenando sus fosas con el aroma a cerezas que tanto ama, directamente desde los senos abultados del omega que no parecía notar el cómo las manos contrarias tocan sus caderas suavemente.

Siempre es de esa forma, Chanyeol es del tipo descarado que adora tocar las piernas de Baekhyun, su trasero, abrazarlo y hundir la cara en sus senos, es por ello que ama cuando usa escote descubierto, así puede sentir la piel blanca de sus senos en su rostro que restriega sin descaro.

Baekhyun nunca lo nota y ciertamente, tocarlo es lo que Chanyeol más ama hacer, porque puede tocarlo donde quiera y Baekhyun no notará nada fuera de lugar.

Cuando se separaron, fue porque Baekhyun escuchó los llamados de Sehun a la distancia, Chanyeol apretó los dientes maldiciendo a ese imbécil y Baekhyun acarició sus cabellos con cariño.

—Nos vemos después. —informó el omega, antes de marcharse y rápidamente seguir el llamado de su prometido. Chanyeol sólo gruñó haciendo una mueca y sacando otro cigarrillo para fumar.

Con decir "después", Baekhyun quizá trató de decir que después de la boda, porque antes de ella, Chanyeol vio algo, algo que despertó los celos más ardientes dentro de su garganta, de su pecho, algo que deseo más tarde, no ver.

Había estado tratando de caminar, de distraerse, pero sin esperarlo, terminó por caminar a una de las habitaciones de la mansión en donde estaban celebrando la boda, se detuvo en seco al escuchar ruidos proviniendo de adentro; un poco confundido, el alfa empujó la puerta para así, tener una vista mejor de lo que estaba sucediendo, pues por los sonidos podía darse a la idea de lo que pasaba, y sin embargo, deseó no haber abierto la puerta.

Porque es un Alfa posesivo por naturaleza, celoso, tiene muchos detalles que le otorga ser un Alfa dominante y definitivamente, este era uno de esos detalles.

La habitación estaba vacía, sin embargo en el baño de esta misma, la puerta estaba abierta y Chanyeol pudo ver todo desde donde estaba. Baekhyun estaba apoyando las manos en el lavamanos, sus senos al aire tan grandes y lechosos saltaban con cada embestida certera que Sehun le daba, su cuello estaba siendo besado de manera sucia y con el culo hacia atrás, dejaba que su prometido lo embistiera con rudeza.

Chanyeol sonrió de lado, permitiéndose apreciar los senos saltones de Baekhyun, las expresiones de placer en su rostro, lo rojo de sus mejillas y su cuello.

Sin saber si sus palabras llenas de veneno se iban a cumplir, ya sea por su furia, celos y orgullo dañado, masculló:

—Cuando sea mayor voy a cogerte con tanta fuerza que no podrás caminar durante semanas, vas a gemir y llorar de placer, lo juro, Byun BaekHyun. —Gruñó con total molestia, antes de girarse y abandonar la habitación.

Chanyeol mantuvo una postura rígida durante la boda. Baekhyun caminó hacia el altar en donde lo esperaba Sehun con su cara indiferente, Chanyeol rodó los ojos, ardiendo por dentro.

El magistrado los hizo hacer las tradiciones ya anticipadas, los padrinos llevaron los anillos y todo lo demás. Chanyeol sólo miraba a Baekhyun con ojos en llamas y a Sehun como si quisiera matarlo.

Pero no pudo hacer nada cuando ya se habían casado, no había nada por hacer.

—Byun Baekhyun, aceptas a Oh Sehun para amarlo, respetarlo, estar a su lado en las buenas y en las malas, salud y enfermedad, serle fiel todos los días de tu vida, hasta que la muerte los separe. —El magistrado preguntó, como era costumbre.

—Aceptó.

—Oh Sehun, aceptas a Byun Baekhyun para amarlo, respetarlo, estar a su lado en las buenas y en las malas, salud y enfermedad, serle fiel todos los días de tu vida, hasta que la muerte los separe.

—Aceptó.

Ambos novios estaban tomados de la mano, y pese a que Sehun miraba al contrario con aburrimiento, Baekhyun tenía una chispa de emoción en sus ojos. Por fin sería libre y feliz.

—Cómo el poder de Dios me lo confiere, yo los declaró, oficialmente omega y alfa, esposos. —Exclamó con alegría —Pueden besarse.

Sehun tomó a Baekhyun de la nuca y lo jalo bruscamente para juntar sus labios en un beso agresivo que sellaba su matrimonio, los invitados se levantaron y aplaudieron felices, solamente Chanyeol se quedó sentado y cruzado de brazos, mirando con una sonrisa de lado a los novios.

Fue en esas, que después de separarse, Sehun lo miró y entonces, borró su sonrisa al ver que Chanyeol sonreía y lo miraba de una manera... perturbadora.

No importa que Baekhyun sea su esposo, porque Chanyeol lo miró primero y él es mil veces mejor que Sehun. Hoy, mañana, en esta o en otra dimensión, siempre será mejor que ese inútil don nadie.

Chanyeol finalmente se puso de pie y dio dos aplausos fuertes, ante la mirada furiosa de Sehun, decidió desplazarse hacia los novios sin importar que las personas estuviesen mirando. Caminó con total arrogancia por el altar, haciendo algo que nadie jamás hizo. El abuelo Park palideció y lo llamó, pero Chanyeol caminó hasta los novios sin despegar sus ojos de los de Sehun.

Subió al altar y sin que nadie lo anticipará, tomó la mano de Baekhyun y besó de manera delicada su dorso, Sehun parpadeo ofendido y Baekhyun le sonrió con dulzura.

—Felicidades. —Mascullo con una sonrisa, nadie además de Sehun notó el tono irónico en su voz —Es un gusto recibirte en mi familia, cuñado.

Baekhyun le sonrió lindamente, pero Sehun gruñó dando un paso al frente.

—Lárgate. —Gruñó, la tensión estaba en el aire, la figura robusta de Sehun no era suficiente para menguar la arrogancia que había en los ojos del menor.

—Por supuesto que lo haré, pero no olvides que yo lo vi primero. —Informó, sonriendo con malicia.

Chanyeol le guiñó el ojo y ante la mirada furiosa de Sehun, la confundida de Baekhyun y la atónita de las personas, se giró y caminó por la alfombra para marcharse. Ignoró olímpicamente a su abuelo y se marchó de la maldita boda.

Sonriendo de lado, sacando un cigarro de su bolsillo para encenderlo.

Jurando que las cosas no se quedarían así, jurando que sin importar cuántas leyes del cielo tenga que violar, sin importar que su abuelo se muera de furia, Byun BaekHyun será su Omega, porque Oh Sehun no merece tenerlo a su lado, desde el momento en el que lo conoció, supo que ese omega era para él, y no importa qué ni cuánto tiempo pase, Byun BaekHyun ha sido elegido por él y en el futuro, será su Omega.



|Años después|

Los ojos del omega miraron con impotencia la maleta sobre la cama, la ropa estaba meticulosamente ordenada dentro, todas las corbatas costosas fueron puestas en ella, los sacos e incluso tres pares de zapatos diferentes, había ropa hasta para un mes. Y pese a que no quería llorar, su corazón de algún modo, no dejaba de doler. Tal vez no por lo que su esposo imagina, si no por el vacío de su interior.

Sus labios rosados se apretaron con rudeza, su mano hecha puño sobre las sábanas frías de su cama, mientras que su corazón desolado no dejaba de llorar por la desdichada vida que lleva.

Tal vez estaba aliviado, tal vez solo quería seguir durmiendo para que su cuerpo deje de doler tanto por la manera ruda en la que su esposo lo tomó, no fue placentero, hace mucho dejó de sentir placer y ahora en cambio, solo dolía y le desagradaba.

Haciendo como si nada estuviera pasando, fingiendo una sonrisa y pareciendo una muñeca sin un corazón frágil por dentro, se levantó cuando su marido salió del armario, ya completamente vestido.

Sehun no le dirigió ninguna mirada, en cambio, se posó frente al espejo y empezó a revisar que su atractivo ser, este por completo perfecto para el viaje que estaba por hacer.

Baekhyun caminó hasta él, atreviéndose a abrazarlo, apoyó su rostro en su espalda, tratando de ser consolado por la única persona que tenía a su lado. Pesé a que era él quien le hizo daño, no es como si pudiese actuar como normalmente es, sabiendo que eso no sería correcto por muchas razones.

Su papel es ser un esposo sumiso, tonto y dependiente de su esposo. O eso al menos es lo que su madre le dijo. Así que lo único que podía hacer era abrazar a su esposo, esperando que este mienta diciéndole que lo siente.

En cambio, Sehun gruñó al sentir su "molesta" presencia y se giró, empujándolo lejos de su cuerpo a su vez. Baekhyun jadeo retrocediendo, miró con miedo a su marido que totalmente furioso, se acercó y le propinó una dura bofetada que lo hizo retroceder y golpear su espalda contra la pared.

Baekhyun sollozo sosteniendo su mejilla, sin atreverse a mirar a su esposo que se acercó hacia él, tomó sus delicados y rojos cabellos con su mano y lo hizo verlo, sus ojos eran dos llamas ardientes de fuego y parecía más que molesto. Baekhyun tenía miedo de que no se quedará en duras bofetadas y se atreviera a golpearlo mucho más. Desde hace días temía que esos golpes sobrepasarán lo normal.

No quería quedar desfigurado, tampoco quería que doliera, aunque no se merecía eso, Sehun quería desquitar su estrés con su esposo; como si este no fuera humano, si no que lo tomaba como un muñeco sin sentimientos que no sentía, no importaba. No era nada.

Pesé a todos, Baekhyun se dijo que tenía razones de estar molesto, nuevamente el médico dijo que no ha quedado embarazado.

Aunque el médico dijo que Baekhyun estaba en perfecto estado y que su útero es totalmente compatible para quedar encinta, no podía quedar embarazado por algo que tenía que ver con ser un "omega cereza", aunque no dijo nada más. Sehun siendo un Alfa dominante se niega a hacerse un chequeo, porque definitivamente el problema es su inútil esposo que no puede concebir un hijo.

—¡Me tienes harto! Llevamos casados diez malditos años y no puedes quedar embarazado. ¿Crees que te amo? ¿Qué siento algo por ti? ¡Eres la burla entre mis amigos! —Gritó, jalando su cabello con fuerza y haciéndole daño —Un jodido omega viejo e inútil, ¡no me sirves para nada! —Vociferó, estrellado su cabeza contra la pared —Ahora que mi abuelo ha muerto puedo divorciarme libremente de ti y buscar a alguien más joven y apto, no creas que cumpliré esa mierda de pasar el resto de mi vida contigo. —Vociferó, tirándolo contra la pared —Me das asco.

Baekhyun bajó la cabeza y apretó los labios. Sehun se arregló el cabello, y respirando agitado lo señaló, haciéndolo saltar.

—Si para dentro de un mes, justo cuando yo regrese no estás embarazado con la follada que te acabo de dar, espera mi divorcio. —Mascullo, alejándose, Baekhyun se sintió seguro al no tenerlo cerca —No voy a seguirte tocando cuando me das asco, tus senos son demasiado grandes y tu cuerpo es el de una completa prostituta, incluso estás flojo, solo me produces náuseas.

Baekhyun apretó los labios y se abrazó a sí mismo, sintiendo su corazón doler desconsolado y más al saber que estará solo para su celo. Ni siquiera se atrevió a preguntarle a Sehun si iba a venir para su celo, porque no quería hacerlo enfurecer y que lo golpee.

Sehun por su lado, lo ignoró por completo y tomando su maleta, salió de su habitación matrimonial, con el teléfono en la oreja, bajó las escaleras, una sonrisa coqueta se dibujó en sus labios cuando confirmó la cita con su amante dentro de unas dos horas.

Y sólo cuando las llantas del auto sonaron estruendosas por la calle, anunciando que su esposo se había marchado. Baekhyun se vio libre; gritó con furia y con fuerza, con manos temblorosas tomó uno de los floreros más costosos y amados por su esposo y lo estrelló contra la pared, justo en donde estaba una de las fotos de Sehun, la cual cayó al piso con tal estruendo.

—¡Maldito! Te detesto, te aborrezco, ¡eres un maldito Sehun!. —Gruñó con lágrimas en sus ojos, los cuales cubrió con sus manos marcadas con rojo que no dejaban de temblar. Había marcas por todo su cuerpo, su mejilla ardilla y él sólo sentía asco. Estaba asqueado.

Odia su instinto de omega que no le permite defenderse, odia verse tan patético, inútil frente a ese infeliz que sólo se ha empeñado en hacerle la vida imposible durante estos diez años que no le han dado más que desdichas.

Y todos tienen la culpa. Baekhyun es solo culpable por haberse casado con ese imbécil que jamás se ha comportado como un buen esposo, es una total basura que se esmera por arruinar su vida, lo odia, lo detesta.

El omega gruñó y se levantó de la cama, secando bruscamente sus lágrimas, decidido a no arruinar su día por una mierda como su esposo; caminó hacia su baño y se encerró para darse un baño con agua extra fría.

Bajo la regadera, se permitió cerrar fuertemente sus ojos, ocultando el malestar en su estómago y tratando de que el moretón en su labio dejé de doler.

Byun Baekhyun nació exactamente hace treinta y dos años, en Europa bajo el lecho de la honorable familia Byun. Su madre fue extranjera y se casó con un Alfa de Corea para unir sus empresas como una sola. Dos años de matrimonio después, nació el segundo hijo de la familia, un precioso omega con aroma a cerezas y belleza singular.

Era tan hermoso que sus padres no se molestaron por el hecho de que fuese omega, más aún al saber que tenía el famoso aroma a cerezas. Y aunque dieron más hijos a la familia, muchos alfas y más omegas, Baekhyun fue siempre el más especial entre todos ellos.

Ya sea por su exquisita belleza y personalidad atrayente, siempre era el centro de atención. Baekhyun creció siendo el tesoro de su familia, no salía si no era acompañado de sus nanas, su ropa e incluso su cepillo de dientes era estrictamente escogido por su madre. Jamás tuvo amigos, porque jamás salía solo de casa y para cualquier joven, era extraño que otro tenga hasta veinte hombres siguiéndolo como si fuera un criminal.

Sus estudios también eran controlados, y jamás se relacionaba con nadie, menos con alfas porque sus padres decían que tenía prohibido hablar con alfas, para eso tenía a sus hermanos y padre; más tarde sus padres dijeron que escogerían un Alfa para él y que sólo debía esperar.

Pesé a que Baekhyun sólo quería ser libre, salir de fiesta, hacer amigos, ser más sociable, tener redes sociales y jugar sin preocupaciones, sin pensar en qué debe comer más brócoli y lechuga para cenar y no subir de peso, sin pensar en sus dedos que dolerían ya sea por sus excesivas tareas, las clases de piano, las clases de idiomas o sus otras clases que varían en categorías.

De niño ni siquiera se le permitía jugar con otros niños o tener tantos juguetes, porque su madre decía que jugar era un desperdicio de tiempo. Baekhyun quería oponerse y ella decía: “Te dí a luz, como tu madre, debes hacer todo lo que diga.”. Baekhyun asentia y obedecía.

Quería ser libre.

Pero toda su vida sus padres escogieron por él incluso su personalidad. Su madre decía que debía sonreír siempre y ser amable, delicado, tonto un par de veces pero conservando su inteligencia.

Pero Baekhyun no era así.

Baekhyun adoraba jugar videojuegos, dormir sin ropa interior. Decía groserías cuando nadie veía, hacía muecas e incluso insultaba a las personas en su mente porque era lo único que se podía permitir. Parecía un robot que estaba programado para sonreír, abrir las piernas para su alfa y soportar toda su mierda.

Hasta ahora, Baekhyun fue un buen robot, un buen omega. Cumplió con su deber casándose con quien sus padres le pusieron al frente cuando tenía solo veinte años, cumplió en ser un buen esposo entregando su cuerpo y su corazón. ¿Qué recibió a cambio? Una vida miserable, llena de sufrimiento, insultos y golpes viniendo de su esposo.

Ciertamente, estaba harto. Porque el médico dijo que es totalmente apto para dar a luz. Su canal y su útero están por completo sanos, no había necesidad ni siquiera de tratamientos, sólo dijo que los omegas cereza eran especiales y les recomendó pasar tiempo juntos y amarse, lo cual pareció un chiste para Sehun. Pese a que Sehun lo sometió a muchos tratamientos no lo necesitaba, estaba en perfectas condiciones, aunque para el orgullo dañado de Sehun, Baekhyun era el que estaba mal.

Ciertamente, Baekhyun no sabía nada. No sabía si quiere un bebé, si está capacitado para cuidarlo, o si sólo quiere morir. Lo que es cierto es que no quiere estar ni un solo minuto más con Sehun, porque el cansancio se ha presentado y no quiere más que ser libre...probar la verdadera felicidad.

En una vida como la suya, en donde solo puede pedir que el tiempo pase, lo que más desea es ser feliz, ser libre.

Sus padres y hermanos no lo contactan a menos que sea para fiestas, están indignados de no tener un hijo suyo, y sólo lo insultan, así que Baekhyun tampoco los llama. Por su lado, el abuelo de Sehun murió hace un año, así que tampoco hay nadie llamando por ese lado.

A excepción de...Park Chanyeol, el hermano menor de Sehun.

Baekhyun sonrió lindamente al recordarlo; ha crecido demasiado, con veinticinco años dirige el negocio completo de los Park, aunque no se ha casado, mantiene contacto frecuente con Baekhyun. Son muy buenos amigos.

Baekhyun en realidad lo aprecia mucho, su cuñado es el mejor alfa que ha conocido en su vida. El omega que vaya a estar con él es muy afortunado.

Lo conoció cuando tenía veinte años y entonces Chanyeol era sólo un niño que jugaba play en su enorme tv, Baekhyun secretamente amaba jugar ese tipo de cosas y cuando se le unió, supo que había iniciado algún tipo extraño de amistad. De algún modo fue como su primer amigo.

Porque pese a ser un Alfa hecho y derecho, Chanyeol no se ha olvidado de su persona, siempre está llamándolo, visitándolo cuando se encuentra en el país, trayendo comida y regalos sólo para él. Baekhyun lo aprecia demasiado, quizá es una de las razones por las que no quiere divorciarse. Porque si lo hace, Chanyeol no tendrá razones para visitarlo y hacerle compañía. Estará sólo.

Pero de cualquier forma Baekhyun quiere ser libre. Reflexionó hace mucho. Ha decidido que si el divorcio llega, hará una vida como persona normal, solo, sin hijos o alfa, porque ha tenido suficiente de alfas y no está preparado mentalmente para cuidar de un bebé, y ciertamente, tampoco es del tipo que se aferra a su marido, porque no ve un futuro al lado de ese alfa ingrato que nunca ha sabido valorar sus detalles.

Sí, se casaron en un matrimonio por conveniencia, pero eso no significa que no pueda ser tratado bien. De hecho, al inicio, Baekhyun pensó que sería amado, que habría amor. Pero con los años la burbuja en la que se mantuvo para no hacerse daño terminó por explotar.

Al principio era cariñoso, amable, cocinaba y procuraba ser el mejor esposo para Sehun. Pero después la comida se tiraba, Sehun le decía que no hiciera ciertas cosas y que no lo asfixiara, y más tarde le dijo que él jamás lo amaría, al menos, dos años después del matrimonio Baekhyun entendió que nunca tendría amor.

Y fue duro de aceptar, pero Sehun sólo dijo "Tu propósito es servir y darme hijos, cumple con ello", con tal de hacer su trabajo bien, Baekhyun trato de quedar embarazado por los años siguientes. Sin embargo no resultó y lo que eran insultos de parte de Sehun, se convirtieron en bofetadas o golpes que no llegaban a ser tan severos como una golpiza que lo envié al hospital.

Pero Baekhyun no lo amaba tampoco, nunca amó a su esposo, estaban casados y quería paz, sin embargo, después de que al quinto año de casados se enteró que su marido le había estado siendo infiel durante todos esos cinco años, no hizo más que llorar de frustración.

Lo enfrentó y lo que se ganó fue el primer puñetazo de muchos, insultos viniendo de Sehun e incluso que lo hiciera dormir afuera, "para ver si seguía quejándose". A la mañana siguiente estaba estornudando e hirviendo de fiebre por dormir afuera.

Los Byun no escucharon a Baekhyun, su madre lo abofeteó cuando mencionó el divorcio y entonces sólo le quedó aceptar su vida miserable, sin opción o salida, permaneció durante otros cinco años encerrado en ese matrimonio, sabiendo que Sehun seguía estando con más omegas.

Ahora ni siquiera iba a un viaje de negocios, iba a ver a uno de sus tantos omegas, a vacacionar. Lo normal.

Baekhyun sabía que cuando se divorcie, se quedaría sólo, en la calle, pero tiene muchos títulos que sus padres lo obligaron a estudiar, así que puede valerse por su cuenta una vez sea omega soltero.

En realidad, no tiene amigos, no sale de compras como otros esposos, tampoco tiene sirvientes que le hagan compañía en su desolada mansión, aunque tampoco es el que limpia, porque según su madre sus manos deben estar delicadas y hermosas. Así que solo vive encerrado, cuidando de su jardín de rosas por cuenta propia, haciendo compras de la casa y estar dentro, es su rutina diaria.

También se ejercita con frecuencia y eso lo hace mantener una buena figura, aunque no se ejercita porque su marido lo quiera o su madre lo diga, es su método efectivo de desahogo después de una pelea con su esposo.

Hace ejercicio hasta sudar por todos lados y entonces, su cuerpo mantiene una exquisita figura firme y hermosa.

Los días posteriores a ese, Baekhyun se la pasó dentro de su casa, comiendo, viendo televisión, jugando un poco, leyendo, cuidando sus rosas, haciendo ejercicio, yendo de compras y recibiendo en las mañanas a la señora que venía a hacer diariamente la limpieza.

Era lo mismo todos los días, a excepción de la carta que recibió cierto día. Se encontraba revisando sus rosas cuando recordó que hoy venía la correspondencia, no se esperaba nada de su familia o su esposo que a duras penas recuerdan su existencia, sólo se esperaba los recibos de pago o invitaciones a bailes que debe rechazar porque últimamente Sehun se avergüenza de mostrarlo públicamente por el mismo tema de no tener hijos.

Entre todos los sobres que había en el buzón, Baekhyun sólo le tomó importancia especial a ese sobre azul que encontró entre todos los blancos y eso sólo lo hizo sonreír ampliamente.

Sin hacerse esperar, abrió el sobre con mucha emoción, quizá porque tenía meses de no verlo o sólo por la ansiedad de necesitar algo de compañía, lo que fuera.

"Hola, Baekhyun, ¿cómo has estado? ¿Has estado comiendo bien? Sabes lo que opino de que saltes tus comidas. He estado bien en Alemania, es un poco difícil por el trabajo, pero sabes que de cualquier forma es mi deber. No tengo mucho que decir, he estado trabajando mucho, y finalmente puedo decirte que volveré el dos de septiembre, seguramente, dentro de una semana cuando está carta te llegue. Iré a visitarte para entonces, así que prepárate porque no me iré con facilidad. Te quiere, Park Chanyeol".

La sonrisa que Baekhyun soltó fue etéreamente genuina, llena de felicidad y sinceridad, esa que solo Chanyeol, su buen y amoroso cuñado podía causarle.

De esa manera y esperando, fue mucho más que feliz porque con Chanyeol en el país, es muy seguro que las cosas sean entretenidas y buenas, todo será más llevadero, si está aquí cuando el divorcio llegue, será mucho mejor porque puede que tenga su apoyo. Y Baekhyun estaba feliz.

Baekhyun se preparó feliz durante toda la semana, también arregló la casa y mandó a comprar el ambientador con el aroma favorito de Chanyeol, que es a cerezas. Cambió las cortinas de toda la casa y limpió por cuenta propia, sin ayuda de su trabajadora.

Hizo buenos arreglos, también arregló su jardín para que Chanyeol lo note y lo halague, su corazón estaba contento mientras no podía dejar de sonreír tan hermosamente como lo hacía.

Y estaba feliz cuando el día finalmente, después de muchos preparativos y esperas llegó. Chanyeol habló para notificarle que estaba en el país finalmente, que aterrizaba hoy y que lo visitaba mañana, porque tenía que dormir al menos un poco. Baekhyun fue el más feliz y le anunció que esperaba su visita con muchas ansias.

Claramente faltaba un día para que Chanyeol viniera, pero Baekhyun planeaba ir a comprar masa de galletas para preparar para su cuñado. Sin embargo, había estado tan ocupado pensando en otras cosas que sólo cuando se despertó teniendo el pijama mojado, en el área de sus senos y en su trasero, también en la parte delantera en donde su pene se alzaba en una erección claramente notable, supo que había jodido todo.

—Joder. —maldijo de mal modo, esa mañana en donde el sol estaba ardiendo en lo más alto, pero su cuerpo también —No, no puede ser.

Baekhyun miró el calendario que estaba colgado en su pared y solo entonces maldijo, porque claramente su celo viene mañana, hoy su cuerpo lo anticipa y se prepara para resistir la tortura de no tener sexo y mañana finalmente enloquecera.

El omega gruñó furioso, furioso consigo mismo por no haber notado que su celo estaba por llegar aún cuando tiene su calendario colgado frente a su cama. Lo peor de estar en celo es que estaba solo, el imbécil de su esposo no estaba y pasarla a solas es una verdadera tortura que nadie quisiera pasar porque simplemente, el dolor es insoportable.

—T-Tal vez si bebo supresores no haya problemas con Chanyeol. —Tartamudeo, pasando saliva —Maldición, justo tenía que venir mañana.

No quería cancelar esa visita y menos decirle a Chanyeol que viene su celo, porque está seguro de que no vendrá y ese no es el plan.

Y se canceló la salida para ir a comprar masa de galletas, porque si un Alfa lo ve, es predecible que huela lo fuerte de sus feromonas y abuse de él sin importar nada más. Ciertamente, Baekhyun no quería pasar por algo así, así que prefirió quedarse en casa todo el día.

Estaba un poco asustado de lo que pudiese suceder. Se quedó en su casa, vistiendo un short corto hasta arriba de los muslos, sin ropa interior, con un top de tirantes a juego con el short, era un conjunto de pijama cómodo, con bata que le ayudaba a cubrirse si así lo necesitaba.

Cerró puertas y ventanas y permaneció dentro de su casa. Haciendo nada, porque tan necesitado de sexo como estaba, no podía pensar ni en comer.

Y en realidad, decir que está "necesitado de sexo" es algo extraño, porque Baekhyun no puede sentir muy a menudo la excitacion, a Sehun tampoco le importa si acaba o si le gusta, solo se alivia a sí mismo y lo deja, Baekhyun en realidad ha dejado de venirse por un tiempo, ni siquiera siente nada más que dolor, porque su marido es rudo de manera intencional y no le tiene consideración.

Que bueno que posiblemente se viene el divorcio y Baekhyun ya no tendrá que soportar toda su mierda.

Baekhyun, que estaba recostado en el sofá de su sala, miró la televisión con aburrimiento. Sus mejillas estaban quemándose por el sonrojo, sus labios estaban hinchados de morderlos tanto. Por otro lado, estaba su mano dentro de su pijama, sus dedos dentro de su trasero tratando de satisfacer sus necesidades sexuales, aunque de nada servía ya que sus dedos eran pequeños y delgados, quería algo más grande.

Baekhyun se mordió los labios, pasando sus manos por su cuerpo y llegando a su pecho para acariciarlo; estaba todo húmedo por la leche; la leche sale de los senos de los omegas que huelen a cereza después de que el celo viene, es algo que es parte de ellos, son demasiado calientes y sacan su ansiedad de sexo también por medio de las tetas.

Algo que le da asco a Sehun, quien siempre lo critica por lactar. Algo que daña los sentimientos del omega de Baekhyun ya que es algo que no puede controlar.

Baekhyun jadeo cerrando los ojos, acariciando su agujero de un lado a otro, metiendo sus dedos y acariciando sus pezones duros y saltones. Todo abierto de piernas, solo podía pensar en un cuerpo pesado sobre el suyo, embistiéndolo con rudeza, metiéndole un pene muy grande, mucho más que la miniatura de su esposo.

Porque Baekhyun nunca lo ha dicho, pero el tamaño de Sehun es muy pequeño. Secretamente ha visto pornografia y por sus clases sexuales, sabe que hay penes gordos y grandes, es una lástima que el único que haya tenido sea del tamaño de su dedo medio.

Sus labios se juntaron entre sí y sus piernas se abrieron al aire cuando trató de meter tres de sus dedos a su agujero, que estaba húmedo y estrecho, no podía sentir más que un placer mínimo con eso y ciertamente, estaba deseando morir por el dolor que pasaría al día siguiente.

Tal vez no le afecte tanto por los supresores, pero una vez Chanyeol se vaya, será realmente algo difícil de soportar. Sus supresores vienen mañana, por el momento incluso está sin ellos ya que se le acabaron, pero si bebe supresores podrá soportar el tener a Chanyeol cerca.

—Ah, mmh, necesito algo más grande. —Jadeo necesitado.

Y de algún modo, después de soltar aquello, como si se tratara de una manifestación, el timbre sonó dos veces alrededor de toda la casa. Baekhyun se sobresaltó asustado al oírlo y se sentó recto, frunció el ceño tratando de adivinar de quién se trataba. Porque la señora de la limpieza ya se ha retirado, y no ha pedido nada a domicilio.

El inútil de su esposo está de vacaciones con su amante, y su familia ni siquiera lo visita.

Era extraño.

El timbre volvió a sonar por segunda vez y sólo entonces Baekhyun se levantó rápidamente, se puso sus pantuflas de dormir y caminó sin su bata, fuera de la sala de estar para dirigirse a la puerta, la cual abrió sin más, sin mirar de quien se trataba, simplemente abrió la puerta sin más.

Solo entonces, sus ojos se abrieron con sorpresa y su piel enrojecida palideció suavemente. Porque frente a él estaba la figura alta y robusta de su cuñado, Park Chanyeol. Con una sonrisa coqueta en los labios, piel ligeramente bronceada, brazos y pecho fuerte, con los tatuajes asomándose por su cuello y nuca, así como en sus manos. Vistiendo ropa casual, una camisa negra con una chaqueta y un pantalón negro. Baekhyun pudo apreciar atrás uno de los convertibles de su cuñado estacionado.

—¡Baek! —Chanyeol exclamó feliz, abrazó al omega rápidamente, después de tres meses lejos, sin verse —No te imaginas que gusto me da verte.

Baekhyun jadeo sorprendido cuando el alfa lo abrazó, pegándose a su cuerpo.

—C-Chanyeol, tú...¿Qué haces aquí? —Baekhyun sonrió finalmente, abrazando al menor de vuelta —Dijiste que vendrías mañana.

—Quería darte una sorpresa. —Chanyeol informó, acariciando la espalda delicada del omega.

Se separaron del abrazo y entonces, Baekhyun dejó de sonreír cuando notó que Chanyeol había borrado su sonrisa abruptamente después de separarse y miraba seriamente, directamente su cuerpo, como escaneandolo con la mirada antes de verlo a los ojos.

Baekhyun frunció el ceño bajando la cabeza para mirarse a sí mismo, notando entonces que tenía uno de sus senos afuera de la camisa de tirantes, uno de los tirantes se baja por su brazo y la bata estaba en la sala. Además sus senos estaban hinchados y húmedos por la leche, eso hizo jadear a Baekhyun que se cubrió rápidamente con las mejillas enrojecidas de la vergüenza.

—Mierda. —Baekhyun maldijo, y Chanyeol, bueno Chanyeol sonrió de lado.

El momento llegó.


🍒Hola¡! Regalo de año nuevo aksjaks espero que les guste, le falta una parte que publicare entre hoy y mañana. No olviden dejar su voto y comentario, por favor, me ayudan mucho. 💗

Continue Reading Next Chapter
Further Recommendations

kittu: Can’t wait for the next update. It’s a pretty exciting storyline

Amanda: Absolutely loving the story, carnt wait to read the rest

Samia: Merci encore pour cette histoire j ai lu tout tes livres jusqu'à maintenant et je n est pas était déçu merci pour cela et continue se que tu fait car tu a un incroyable talent merci.

Annette: I like how she uses descriptive words you feel like your there. Watchung a movie. I give her 5 stars

mmarisolb: It’s funny slow to start but getting interesting wondering what the Warren would say about it

laulowinski: This is a very nice story, the pace is fast but very enjoyable.I recommend this book to everyone who like spicy stories

Army gurl: I love this novel soo much

More Recommendations

burrichristine: Belle histoire d’amour ❤️❤️

Amy: Spannend, spaßig und kurzweilig geschrieben. Danke dafür.

2jlynn: Enjoyed another great book in this series. Love learning the personalities of each individual that becomes apart of the MSMC. So much going on that if you don't have good short term memory, taking notes will make the books even better. Eager for the next book.

2jlynn: This series gets better with each book. I am eager to continue read more about Ace. I find him very intriguing. I am also hoping that one of the ladies is less than perfect physically, yet is blessed with one of the guys who are every ladies dream. Yes, it's a book, but every reader should be abl...

2jlynn: This MC series has become a favorite of mine. Yes, I will be reading it again in the near future. The action, suspense, humor, subtle sarcasm, and humor sprinkled with romance sure keeps the pages turning. Thank you so much for sharing your talents!!

About Us

Inkitt is the world’s first reader-powered publisher, providing a platform to discover hidden talents and turn them into globally successful authors. Write captivating stories, read enchanting novels, and we’ll publish the books our readers love most on our sister app, GALATEA and other formats.