Not one word | yoonmin

Summary

Historia corta | Yoongi dom | Jimin sum | adapt. | español A Jimin nunca le ha pasado nada interesante, hasta que una noche mientras pasea por el parque frente a su casa lo ve. Un solitario y extraño hombre sentado en el césped no muy lejos de su camino. Se aproxima, pensando que puede necesitar ayuda, sólo para descubrir que el hombre no puede hablar. Gestos con la cabeza es todo lo que puede sacar al sujeto. Jimin no tiene intención de llevarse al extraño a su apartamento. Tampoco quiere que las cosas se enreden y se pongan calientes entre ellos. Afortunadamente para Jimin, lo que pretende hacer, y lo que realmente terminará haciendo, ¡son dos cosas muy diferentes!

Genre:
Romance
Author:
euphxria
Status:
Complete
Chapters:
3
Rating:
n/a
Age Rating:
16+

1

― ¿Estás bien?

Mientras Park Jimin se acercaba con cautela a la figura sentada sola en la hierba, el hombre levantó la vista. La mirada en los ojos del hombre lo dejó sin aliento. Todos los pensamientos de su carrera nocturna olvidados.

Agachándose junto a la forma extrañamente vestida, Jimin se mordió el labio inferior mientras trataba de pensar en algo que decir.

― ¿Estás herido? ―le preguntó.

El chico negó con la cabeza.

Jimin pasó la mirada en el hombre que tenía delante, desde la punta de su pequeño sombrero negro todo el camino hasta donde su torso desaparecía en un torbellino de... ¿algún tipo de vestido blanco?

Tenía que ser una especie de artista, tal vez uno de esos artistas de mímica, que a menudo se instalaban en el parque durante las horas de más movimiento del día. Tal vez por eso había algo extrañamente familiar en él...

Aunque Jimin no entendía la ropa que llevaba el otro hombre, ciertamente comprendía las partes que no estaban cubiertas. Las líneas finas de pálido músculo lo llamaban. Las palmas de Jimin picaban por el repentino deseo de alcanzar la piel desnuda de su cara.

Aclarándose la garganta, Jimin apoyó un codo sobre una rodilla doblada y torció sus dedos en un esfuerzo para no tocar sin invitación.

El otro hombre aún lo miraba, sus gatunos ojos cautivadores, fuertemente pintados con maquillaje. Las líneas oscuras no estaban manchadas. Mientras más lo miraba, veía que realmente no habría lágrimas pronto. Eso era bueno.

Jimin miró sobre su hombro, trazando la ruta en bicicleta por el parque hasta donde le daba la vista. No había nadie.

Sangrientamente típico.

A menudo no podía completar su recorrido sin tropezar con más de una docena de perros, corredores, parejas y niños en su camino para alimentar a los patos en el estanque.

Una vez más, Jimin encontró su atención centrada en el hombre sentado en la hierba. Era tan apuesto, parecía casi sobrenatural.

― ¿Estás solo? ―preguntó Jimin.

No estaba seguro de que esperaba que él dijera.

Un Alien probablemente no admitiría si tenían una nave nodriza en órbita esperándolo. Los populares Elfos casi seguro que no contarían a los humanos si había una manera fácil de deslizarse entre el mundo mágico y el terrestre para satisfacer a todos tus amigos.

Por alguna razón, la única respuesta que Jimin recibió fue un asentimiento.

El chico estaba solo.

Jimin respiró hondo, contó hasta diez, e hizo todas estas cosas muy delicadas que una persona debe hacer cuando sabe muy bien que está a punto de cometer un gran error, pero también sabía que no podía dejar de hacerlo.

No era una buena idea recoger hombres extraños en el parque. Podría ser un asesino en serie o un psicópata. Podría ser un sádico...

Jimin sintió que sus mejillas colorearse ante la idea.

Él podría ser la clase de sádico que no se detiene cuando un hombre dice su palabra de seguridad, reformuló mentalmente.

Y eso era algo malo, muy malo.

Llevar un hombre perdido a casa no era lo mismo que rescatar a un cachorro abandonado, aunque el par de ojos oscuros hicieran que Jimin quisiera tirar del hombre en su regazo, pasar sus manos por su pelo y decirle que todo iba a estar bien.

― ¿Tienes hambre? ―Jimin soltó, cuando el silencio se convirtió en demasiado para soportar.

Otro gesto de asentimiento.

― Mi nombre es Jimin.

Sin comentarios.

― ¿Tiene un nombre? ―Jimin sugirió. Nada.

― Um... ¿Quieres decirme quién eres?

El chico asintió con la cabeza.

― Ok... ―Jimin dijo, estirando la palabra varias veces su longitud normal. Luego comenzó a enderezarse.

Antes de su rodilla doblada tuviera tiempo de dejar la hierba, una mano enguantada de negro apretó el brazo de Jimin. Este se detuvo y se agachó de nuevo. Un hombre sensato se quedaría de pie.

Pero esos ojos...

Jimin frunció el ceño un poco.

El hombre dijo que tenía hambre.

Y, dado que él había preguntado, parecía cruel dejarlo ir sin por lo menos asegurarse de que tenía una buena comida caliente en su interior.

Miró el bolso del otro por un momento. No estaba seguro de que ese hombre tuviese dinero en ella.

Jimin maldijo mentalmente.

Además de sus calcetines y zapatos, sólo tenía sus pantalones de correr y una vieja camiseta. La llave de su casa estaba unida a una cadena alrededor de su cuello, pero no tenía ni un céntimo con él.

― Yo no vivo muy lejos de aquí. Tengo una comida preparada para cuando volviera ―ofreció.

El otro hombre parpadeó.

Inclinó ligeramente la cabeza hacia un lado, como si estuviera considerando los hechos con mucho cuidado.

― Estarás perfectamente seguro ―Jimin prometió. Estaba seguro de que era exactamente lo que un comerciante de esclavos diría, también―. ¿O supongo que podría traerte algo de comida aquí?

El hombre no dijo nada mientras pasaban unos segundos.

Entonces, al parecer, llegó a una decisión y tomó la mano de Jimin. Una sonrisa se dibujó en sus labios pintados de negro.

― Muy bien ―dijo Jimin―. Mi casa, entonces... ―Se puso de pie y cortésmente ayudó al otro a levantarse.

Obviamente, él dijo la verdad cuando indicó que no estaba herido.

Sus movimientos eran fáciles y fluidos. Su agarre en la mano de Jimin era demasiado inflexible. No parecía lo más mínimo interesado en dejarlo ir en el corto plazo.

Jimin miró sus manos juntas, luego a él de vuelta.

El otro hombre era un poco más alto que él. Le devolvió la mirada sin parpadear, como si realmente no pudiera ver el problema.

― Muy bien ―dijo Jimin de nuevo. Dando un paso adelante, abrió el camino hacia la puerta oeste del parque. Los pies del otro hombre estaban desnudos, pero eso no parecía molestarle mientras recorrían por el áspero camino.

Cuando salieron del parque, Jimin miró a ambos lados de la muy transitada calle. Había gente por ahí. Muy pocos se volvieron a mirar, mientras que Jimin y su nuevo amigo salían. Era imposible decir si esto se debía a que eran una pareja de aspecto extraño con sus apariencias incongruentes o simplemente porque les parecían una pareja gay, obviamente.

Levantando la barbilla, Jimin los ignoró a todos.

No era un largo trecho para ir caminando, y progresaban rápidamente cuando el otro hombre de repente se paró y quedó inmóvil.

Aunque no soltó la mano de Jimin.

Jimin no tuvo más remedio que parar también. El chico podía parecer frágil, pero tenía un agarre sorprendentemente fuerte.

― ¿Qué está mal?

El chico miró hacia abajo, a la acera en frente de él. Jimin siguió su mirada. Había cristales rotos de unas botellas esparcidos por el suelo.

― Oh ―Jimin vaciló, pero sólo por un momento.

La solución era obvia.

Puso sus brazos alrededor del cuerpo del pálido hombre, lo levantó con facilidad y lo llevó adelante.

El otro hombre puso sus brazos cómodamente alrededor del cuello de Jimin y se estableció en sus brazos como si no tuviera ninguna duda de donde debía estar. De alguna manera, incluso cuando el vidrio era un recuerdo lejano, Jimin no se sentía bien en ponerlo en el suelo.

En unos minutos, él se dirigía a su residencia con el otro hombre aún en sus brazos.

― ¡Enhorabuena! ¡Debiste contarnos!

Jimin parpadeó a su lado cuando los vecinos se asomaron por la puerta. Él los miró, luego al hombre en sus brazos y a ellos nuevamente. Supuso que la ropa que tenía podía parecer un poco loca como vestido de novia, si alguien no sabe nada.

Sin saber qué hacer, Jimin sólo sonrió y saludó con la mano hasta que el señor y la señora Zhang finalmente regresaron a su apartamento. Era imposible para él abrir la puerta con el otro hombre en sus brazos. Jimin hizo todo lo posible por ocultar su renuencia cuando dejó que el chico se deslizara por su cuerpo y lo puso sobre sus pies.

Era...

Los ojos de Jimin se agrandaron cuando sus miradas se encontraron.

En primer lugar, el tipo estaba tan emocionado por este extraño encuentro, como él mismo. Le tomó cada gramo de autocontrol dar un paso atrás, abrir la puerta y dejar que entrara.

Antes de darse cuenta, ambos estaban de pie en su cocina. Jimin apartó la mirada de la cara del joven. Su atención cayó sobre su refrigerador.

― Querías algo de comer ―recordó.

El hombre asintió.

― ¿Qué deseas...? ―Las palabras de Jimin desaparecieron cuando se dio cuenta de que sus posibilidades de obtener una respuesta verbal, eran inexistentes. Maldita sea―. ¿Sandwich? ―Sugirió.

Un movimiento de cabeza.

― ¿Tortilla?

Otra sacudida de la cabeza.

Jimin se pasó los dedos por el pelo, empujando el lío de hilos castaños de su cara.

― Tengo un par de menús aquí en alguna parte. ¿Tal vez podría pedir algo, o...?

El hombre se adelantó, cerrando el espacio entre ellos. Por alguna razón, Jimin se encontró a sí mismo en retirada. Sólo se detuvo cuando su cuerpo chocó contra un armario de cocina.

Su nuevo amigo no freno.

En segundos estaba de pie delante de Jimin, lo suficientemente cerca como para que sus piernas se rozasen con las piernas de Jimin.

― ¿Qué estás...? ―Jimin comenzó.

El hombre cayó de rodillas.

Antes de que Jimin pudiera pronunciar otra sílaba, una mano en guantes negros se fue deslizando por su pierna abriéndose su camino dentro de su ropa interior.

Las palabras parecieron desaparecer.

Oculto detrás de los pantalones cortos de color azul brillante, la tela de raso envolvió el eje de Jimin y frotó la punta de su polla, manchando con pre semen el glande.

Jimin gimió con placer inesperado, pero de alguna manera se obligó a extender la mano y ponerla en su entrepierna, deteniendo los dedos del otro hombre.

― No tienes que hacer eso.

Una ceja se levantó. La mano dentro del pantalón corto de Jimin se retorció debajo de la tela.

Jimin respiró hondo y dejó caer su mano a un lado. No podía dejar que el hombre se la chupara a cambio de una comida.

Él tenía que hacer lo correcto.

De alguna manera, eso no era de mucho consuelo. A su polla no le importaba mucho la ética.

El hombre levantó la mano enguantada delante de su cara. Jimin la miró. La mancha de pre semen revestía generosamente tres de sus dedos.

― Lo siento, yo...

Palabras inconexas surgían en los pensamientos de Jimin, cuando se dio cuenta que el hombre arrodillado lamia suavemente el tejido de satén, limpiando todos los rastros de su semen. El joven lo miró con expresión contemplativa, como si fuera un experto en el gusto de los hombres.

Pasado un momento. Él asintió con la cabeza en aprobación. Jimin dejó escapar un aliento que no sabía que estaba sosteniendo.



Continue Reading Next Chapter
Further Recommendations

lapatrick74: A very good story 💗💗💗

Delilah: Your book is amazing. So.etimes though you move to another scene in the book like you would a movie. It's confusing and sometimes I have to play catch up. When you do that just leave a sign or something. Anyways your book is amazing keep doing what your doing love you. XOXO

diopulosgeraldyne: I love it when there's an happy 3nding that's my kind of story😁😁😁

Kristina: Very good story. Some of the plot lingered while other sections (like the kidnapping) went too quickly. But overall a very good story!

Serena: I know this one ended without finding out of they have kids and how many. Maybe you can put them in visiting Jeremy and Alpha Trent. It would be nice to know how many kids they had.

Sinazo : I liked thts she took time for herself and didn't rush into things. I don't think there's anything I disliked

Viola Salter: Interesting novel great short stories. Update please.

Rabii: Great stories,keeps me on my toes..I don’t really have much to say after that lol they should allow us to keep these reviews short if we feel so!😂but I’m definitely recommending ALL these books to others once I’m done reading them

Cecilia Florentino: Enjoyed reading and waiting for the next chapters unfolding .Just wishing for a continuous flow of plots in the story😘

More Recommendations

Itzy Love: The story is good the plot is good well, a few grammatical errors but who doesn’t have those.

Nina-Marie Madugu Opene: I like how you made each book a part of the story

leaflabprocbdfact: https://form.jotform.com/dsazqapkma/leaflabprocbd https://leaflabprocbd.over-blog.com/2021/02/leaf-lab-pro-cbdhttps://leaflabprocbd.wixsite.com/leaflabprocbd https://form.jotform.com/dsazqapkma/leaflabprocbd https://leaflabprocbd.over-blog.com/2021/02/leaf-lab-pro-cbd https://leaflabprocbd.wixsit...

annwilson1252: Think thay will fall in love .but there will be some heartbreak on the way .

About Us

Inkitt is the world’s first reader-powered publisher, providing a platform to discover hidden talents and turn them into globally successful authors. Write captivating stories, read enchanting novels, and we’ll publish the books our readers love most on our sister app, GALATEA and other formats.