Write a Review

B̺͆r̺͆o̺͆k̺͆e̺͆n̺͆ W̺͆a̺͆y̺͆s̺͆ 𝗝𝗞𝗠

Summary

No siempre tu media naranja es tu pareja deseada, no siempre tus padres son lo que piensas... No siempre el amor es infinito Eso se decía Park Jimin cuando estaba en su cama solo o acompañado por su novio de años, la cosa es que Jimin desde hace tiempo no se siente que esté viviendo su vida, ni siente lo mismo por su pareja, a lo mejor nunca a sentido nada por el. ✔︎Historia Jikookmin porque la versatilidad manda ✔︎Historia 100% mía

Genre:
Romance / Erotica
Author:
Dogs_Wolf_bubu
Status:
Ongoing
Chapters:
2
Rating:
n/a
Age Rating:
18+

Prólogo



POV JIMIN

5 de octubre. Último día de clases.

- Mamá ya estoy listo por favor, vámonos rápido, Nochu siempre llega temprano y yo siempre llego tarde, quiero pasar los primeros minutos con él.

Dijo el tierno niño de mejillas regordetas y sonrojadas mientras tomaba su mochila y se dirigía al cuarto donde estaba su madre, apenas entro al cuarto pudo observar diferentes botellas de alcohol regadas por todo el piso junto con cajetillas de cigarrillos vacías, Jimin realmente odiaba ese olor , pero cada vez que le decía a su madre que no fumara esta le respondía con miles de golpes dejando marcas muy notorias en la piel del infante que podían durar hasta días, ganando miradas innecesarias por parte de sus profesores y compañeros siendo el centro de atención en su institución.

- Mamá por favor despierta, ¡mamá!

Después del pequeño grito que el niño dio su madre se levantó con una resaca increíble, aunque ya estaba acostumbrada a eso, lo que si no soportaba eran los terribles gritos chillones que su hijo hacía.

- Park Jimin cállate de una vez si no quieres quedarte todo el día conmigo, los dos sabemos que lo pasaremos de una forma excelente o bueno tal vez sólo yo, igual ya no tienes 5 años, yo a los 8 ya hacía mi vida normal y tú ni siquiera puedes salir a la calle solo, eres una desgracia más para mi vida, sólo un estorbo nuevo del cual no me deshice a tiempo, mejor lárgate no te quiero ver aquí cuando despierte de nuevo.

Dijo la señora con esa amargura tan notable en su voz que, Jimin quería pensar. era su forma cariñosa de tratarlo, pero en cualquier momento esa máscara que le había hecho a su madre caería y no de una forma muy buena que digamos.

—Está bien, adiós, mamá te quiero.

Con la ternura que lo representaba salió de la casa intentando ocultar todas las emociones que sintió en ese momento las cuales eran una mezcla entre tristeza por el trato de su madre, e inseguridad por salir solo en el barrio de mala muerte donde vivía, además su escuela quedaba muy lejos por lo que le costaría demasiado llegar.

El niño seguía caminando lo más rápido que se lo permitían sus cortas piernas, logrando salir en tiempo récord de su barrio, ya más tranquilo Jimin empezó a caminar disfrutando de la vista que se le brindaba mientras pateaba con desinterés las piedras que pasaban por su camino. Después de un tiempo un carro paró al lado de Jimin haciendo que sus ojitos se iluminarán al darse cuenta de quién era el carro, así es, se encontró el carro de su querido papá y Jimin no dudo en tirarse a sus brazos cuando este bajó de él, acercándose con una expresión de preocupación en su rostro.

- Minnie qué haces aquí tú solo, ya deberías haber llegado a la escuela.

Dijo su padre mientras se agachaba quedando a la altura del menor para cargarlo y mirar de reojo el reloj que se encontraba en su muñeca izquierda, asegurando su teoría de que Jimin ya debería estar en su escuela.

- Mamá me mando solo, dijo que podía y que cuando se levantara de nuevo no quería verme en la casa, yo quería llegar temprano para ver a Nochu, pero mamá no me acompañó por lo que me tocó caminar desde la casa.

El hermoso niño hizo un pequeño puchero mientras miraba a su padre con ojos culpables, Jimin sabía que con su padre las reacciones serían distintas, los golpes que recibía de su madre los compensaba con los abrazos y besos de su padre, pero no por eso Jimin quería a uno más que el otro, claro que no, a los dos los amaba por igual, solo que él sabía cómo manejarlos para que no le hicieran daño o si quiere, lo consintieran de más, Jimin a pesar de todo era un niño demasiado mimado aunque fuera únicamente por parte de su padre.

- Cariño por favor no vuelvas a salir solo de casa, te prometo que esto no volverá a pasar, papi está haciendo todo lo posible para que te vengas a vivir con él. ¿Quieres eso verdad Minnie?

El pequeño niño al sentirse resguardado en los brazos de su padre rompió a llorar no logrando controlar sus emociones, como su madre lo obligaba, y asintió ante la pregunta de su padre, en verdad deseaba vivir con él, pero si eso pasaba quien se haría cargo de su madre, él no la quería dejar sola

—Sí lo que quiero papi, pero quién cuidará de mamá si no estoy, siempre soy el que la levanta para que vaya a trabajar.

El señor Park suspiró, caminó hasta el carro dejando a Jimin sentado en las sillas de atrás y tomó camino hacia la escuela de Jimin para que este por lo menos pueda entrar a la segunda hora de clases.

- Jimin, tú eres un niño y no tienes que hacerte cargo de un adulto, ahora quiero que cuando llegues al colegio entrés rápido y habla con tu maestra para que no deje que tu madre te recoja a la hora de salida, igualmente yo lo haré para mayor seguridad.

El pequeño asintió, aunque en sus ojos se podía notar la preocupación por lo que pasaría con su madre, pero era cierto él no podía hacer nada por ella, no siendo un simple niño inservible como ella le decía.




- ¡Jeon Jungkook! Ven acá ahora mismo, tienes que desayunar y arreglarte el cabello.

Gritó la progenitora del niño, mientras lo correteaba por toda la mansión en busca de que se alistara para poder partir a la escuela donde siempre se esforzaba para que su hijo llegara temprano y diera una buena impresión a los maestros.

- ¡No quiero! Si el desayuno es helado de chocolate tal vez lo piense, pero no quiero comer avena y menos la proteína esa, mamá en serio sabe horrible

La mujer suspiró rendida y fue en busca de su esposo para que controlara a su hijo terriblemente revoltoso, y que se tomara todas sus vitaminas, Jungkook era una persona que se enfermaba realmente rápido y sin ninguna causa, pero el niño odiaba sus medicamentos, según él, sabían a queso vencido, aunque nunca en la vida haya probado este, cuando el señor Jeon llegó se sentó en el comedor y su hijo salió corriendo a sentarse en sus piernas esperando su beso de buenos días pero no lo recibió haciendo arrugar su ceño.

- Jungkook te hemos dicho miles de veces que es por tu bien, tienes que tomar tu medicina, la avena y la proteína, no queremos que te enfermes, acabamos de regresar del hospital por tu última recaída, no puedes ignorar todo lo que ha pasado, ahora por favor ve a donde mamá para que te dé todo.

El niño hizo un pequeño puchero y su padre sonrió de medio lado besando su frente y dándole los buenos días, con eso Jungkook se fue feliz a donde estaba su madre, tomó todas sus medicinas y comió lo que le mandó el médico, en verdad no le gustaban los hospitales por lo que daría lo mejor de él para no volver a enfermarse.

Tiempo después Jungkook estaba completamente listo y salió junto a su chofer al carro para tomar camino a la escuela. Jungkook, como siempre, fue uno de los primeros en llegar a la escuela y la profesora lo llevó a su aula para que dejara sus cosas después de darle su estrellita por haber llegado temprano, cosa que a Jungkook jamás le importo, ya en el jardín empezó a buscar con la mirada a su Minnie, pero Jungkook sabía que a pesar de que Minnie se lo prometió jamás llegaría temprano.

Así como lo pensó Jungkook, Minnie nunca llegó y prefirió irse a su salón que jugar con los niños de su edad. Tiempo después de que acabara la clase salió del aula con la esperanza de ver a Minnie salir de su aula, pero no paso, Jungkook se quedó la mayoría del receso solo hasta que unas pequeñas manos taparon su vista haciéndolo sonreír al saber de quiénes eran esas manos.

- ¡Minnie! ¿Por qué llegas a esta hora? - Jeon preguntó mientras se volteaba a ver a su Minnie. - Ayer me prometiste que llegarías temprano.

Jimin al ver a su menor sonrió haciendo desaparecer sus ojitos y señaló a su papá que se encontraba hablando con la profesora.

- Mi mamá no me quiso acompañar por lo que me tocó venir solito, sin embargo, mi papá me encontró en el camino y me dijo que él me llevaría, lo siento por no cumplir la promesa otra vez. - Dijo mientras hacía un pequeño puchero, nunca había cumplido su promesa con Nochu. - Te juro que lo intente, incluso me levante temprano e hice mi desayuno para que mamá no me atrasara, pero no contaba con que me tocaría caminar hasta acá.

Jungkook negó con sus manos intentando sacarle la culpa a Minnie, él más que nadie sabía el trato que tenía la madre de Minnie hacia él y a pesar de que Minnie le decía a los profesores para que lo ayuden nadie le creía diciendo que era un niño caprichoso, a pesar de que eso no tenía sentido.

- No te preocupes Minnie no tienes la culpa, pero para recompensar el tiempo ¿Podrías ir al parque cerca de la escuela después de clase?

- Claro, le diré a mi papá que me deje después de la escuela y que me recoja después, no puede estar conmigo por su trabajo.

- Si, igual mi nana estará conmigo, no nos quedaremos solos.

Jimin asintió feliz y en ese momento sonó el timbre, se despidió con un corto abrazo y cada uno se fue a su aula correspondiente.




Jimin se encontraba impaciente para que el timbre sonara, como si fuera arte de magia cuando el niño llegó en su cuenta mental hasta 0 el timbre sonó haciéndolo salir corriendo como si alguien lo persiguiera y se sentó con impaciencia esperando a que Nochu llegara a su banca de encuentro.

- Minnie hoy saliste muy rápido. - Dijo el pelinegro mientras se acomodaba al lado de Minnie en la banca.

- Es que mi papá va a pasar por mí, es la primera vez que viene, siempre viene mamá, pero papá dijo que vendría por mí y que no demoraría en llegar por lo que quería llegar lo más pronto posible.

El pelinegro asintió a lo que dijo el otro niño esperando que llegaran por ellos. Tiempo después llegaron por los dos niños al mismo tiempo por lo que se decidió de manera rápida y les dijeron a sus mayores que los llevaran al parque que quedaba cerca de la escuela, aunque a Jimin se le dificulta por el trabajo de su papá lo convenció, y en menos de 10 minutos llegaron al parque.

Después de Jimin prometerle a su padre que no se alejaría de la nana de Nochu, el señor se fue con un mal presentimiento, pero no le podía negar nada a su único hijo.

El tiempo pasó, Jimin y Jungkook se encontraban felices jugando con mucha alegría hasta que unos gritos se empezaron a escuchar en todo el parque, unos gritos que Jimin reconocía a la perfección haciéndolo temblar y esconderse atrás de uno de los juegos

- ¡Park Jimin, donde estás niño bastardo, perderé la pensión de tu padre si no apareces!

La señora gritó, llamando la atención de muchas personas en el parque, pero Jimin solo podía temblar del miedo detrás del juego mientras Nochu lo agarraba de la mano intentando calmarlo, pero Jimin sabía dos cosas por los gritos de su mamá, la primera era que estaba en problemas y la segunda es que su mamá estaba drogada y ebria, Jimin sabía que esta combinación no le traería muchas cosas buenas por lo que decidió salir de su escondite e ir hacia donde su mamá antes de que ésta perdiera más los estribos.

—Papá me trajo aquí. - Dijo en casi un susurro y mantenía la cabeza gacha, no quería ver a su madre. - Lo siento

Jungkook observaba desde la lejanía con mucho miedo, pero cuando vio como la señora le pegaba a Jimin haciéndolo caer en el piso salió corriendo a la ayuda de su Minie sin que su nana lo pudiera parar.

- ¡Déjelo! - Gritó con la toda la valentía que le quedaba solo haciendo reír a la mamá de Jimin. - ¡No le puede pegar a Minnie, él no ha hecho nada!

El pequeño niño al no recibir respuesta alzó la mirada viendo la sonrisa más macabra que había visto en su vida.

- Aww tú debes ser el tierno Nochu, un placer cariño.

Jungkook solo pensó una cosa que, sin él saber, iba a ser la peor decisión que tomó en su vida, sí, su decisión fue gritarle a la mamá de Jimin.

- ¡Vieja bruja, suelta a mi Mochi!

Jungkook tomó la mano de Jimin jalándolo para empezar a correr, pero de un momento a otro sólo vio negro sin saber que había pasado. Por otro lado, estaba Jimin viendo como su mamá le pegaba con la botella de vidrio a Jungkook en la cabeza haciendo que pequeños trozos de vidrio se incrustaran en su piel, Jimin quiso ir en rescate de su amigo, pero lo que recibió fue un golpe en la cara por parte de su madre para dejarlo sin estabilidad por unos segundos que la señora aprovechó para cargarlo y salir corriendo antes de que alguien se le acercara. Jimin no pudo hacer nada por su Nochu, solo verlo mientras este tenía un pequeño charco de sangre rodeando su cabeza, con esa imagen Jimin lloró en los brazos de su madre viendo el desastre que esta había creado.




1 día, 1 día había pasado desde que su madre golpeó a Nochu, 1 día había pasado desde que no comía, 1 día había pasado desde que su madre no le dejaba salir de su cuarto y ya Jimin necesita salir de ahí, con toda la valentía que pudo reunir salió del cuarto caminando hacia la sala donde encontró a su madre acostada boca abajo en el piso, Jimin pensó que era su oportunidad para comer algo y así lo hizo, pero cuando regresó a la sala su madre no se había movido ni un sólo centímetro, incluso no se había acomodado ni quejado de lo frío que estaba el piso como siempre lo hacía.

Jimin con curiosidad se acercó al cuerpo de su madre y la movió un poco, pero no recibió respuesta, ni gritos, ni quejas, ni nada parecido por lo que se preocupó de más moviendo el cuerpo de su madre con fuerza, pero cuando le dio la vuelta al cuerpo Jimin se quedó asombrado al ver a su madre sin parpadear con los ojos bien abiertos y con espuma que salía de su boca.

—¡Mama! -Gritó mientras se acercaba al pecho de su madre para sentir los latidos de su corazón, pero no los sintió preocupándose más. - Mamá despierta por favor, sé que me comporte mal, pero tengo hambre, hazme de comer por favor.

El niño habló con cierta dificultad e hizo que los brazos de su madre inerte en el suelo lo abrazaran, el contacto demasiado frío solo hizo estremecer a Jimin dejándolo sollozando contra el cuerpo sin vida de su madre.

Jimin lloró toda la noche, madrugada y mañana del día siguiente hasta que la puerta fue tirada y vio a su padre entrar con desesperación en busca de su hijo, apenas lo divisó lo cargo alejándose del cuerpo de su mamá y arrulló a Jimin para que dejara de sollozar ya que no tenía más lágrimas que dar.

—Lo siento Minnie, lo siento por no estar contigo amor, papá jamás te volverá a dejar solo.

Jimin temblaba en los brazos de su padre, y el señor Park dejó que la policía se encargará del cuerpo de su exesposa mientras que iba a su casa con un Jimin dormido en la parte trasera del carro.



El señor Park deseaba que Jimin olvidara eso y que hiciera una nueva vida, pero el pelinegro jamás podría olvidar todo lo que vivió en esos 3 días.Holaaaaaaa, como están? Espero que estén teniendo un buen día, aquí les traigo el Prólogo de “Broken Ways”, bueno, esta es mi primera historia por lo que espero que la apoyen mucho y sepan entender todo lo que les intento mostrar con mis palabras, agradecería si me recomienda como mejorar mi redacción o que me avisen si encuentran errores ortográficos, estoy aquí para aprender y para disfrutar.

En fin, “Broken Ways” es un proyecto que tengo pensando publicar desde hace muchooo tiempo pero por mis inseguridades no lo había echo, espero que les guste las historia bye terrones de azúcar ❤️

Continue Reading Next Chapter
Further Recommendations

Claudia Asbury: Book is a wonderful read just like all of her books. Give it a read you won’t be disappointed!

Chante: Loved it, short and sweet

Cinara: Me gusto mucho Y más el final. Estuvo muy gracioso y lindo el final.

Crystal Patzel: Other than some minor grammatical errors the story itself- going from past to present is fluid and captivating.

amalia3026: Its a fun quick read

Joanna Shenfield: Great story. Lots of drama. Lovely ending

Inoue: Me gusto toda la historia, se la recomiendo a todos en buenísima

tfhemmer5: Another home run on this one as well. Damn keep up with your best self. WONDERFUL just like you're other books. Everyone needs to read this trilogy of books. Nothing but the best.

More Recommendations

oromicristina: Aprecio la forma y el tono con el que se describen los encuentros sexuales de sus personajes. Muy erótica por cierto.

dontknowlove26: I can't believe I am so far in the series all ready there is no way it should be almost done 😞 Great read Thank You!

sonia: Omg like seriously that's crazy he's not dead but he's alive so sad tho at least they can be a family again I hope the 2 find their mates soon !!

sonia: Still loving the series will definitely tell others about this site and your wonderful books

About Us

Inkitt is the world’s first reader-powered publisher, providing a platform to discover hidden talents and turn them into globally successful authors. Write captivating stories, read enchanting novels, and we’ll publish the books our readers love most on our sister app, GALATEA and other formats.