Write a Review

𝓛𝓮𝓽 𝓨𝓸𝓾 𝓖𝓸 ✿༄- 𝙺𝚖/𝚅𝚔/ 𝙽𝚖

Summary

"Jimin sabia que no hay peor ciego que el que no quiere ver. Y más aún, cuando eso solo causaba que su alma se hundiera en el dolor. Tenia que dejar ir a Jungkook. Su dignidad era primero." ✎ One- Shot 100% de mi autoría ✎ Géneros: Sad, Ruptura, Engaño, Heartbreak ✎ Está prohibido hacer cualquier comentario despectivo haciendo referencia a la vida real sobre los ships o integrantes de BTS que aquí se mencionen. ✎ Esto es FICCIÓN gente, disfruten la lectura. ✎ Prohibida su copia o adaptación ✎ Portada hecha por mí❣ ✎ Si no te gusta este tipo de temática, simplemente no leas💛 ⚠️𝐒𝐈 𝐄𝐒𝐓𝐀́𝐒 𝐋𝐄𝐘𝐄𝐍𝐃𝐎 𝐄𝐒𝐓𝐀 𝐇𝐈𝐒𝐓𝐎𝐑𝐈𝐀 𝐄𝐍 𝐂𝐔𝐀𝐋𝐐𝐔𝐈𝐄𝐑 𝐏𝐋𝐀𝐓𝐀𝐅𝐎𝐑𝐌𝐀 𝐐𝐔𝐄 𝐍𝐎 𝐒𝐄𝐀 𝐖𝐀𝐓𝐓𝐏𝐀𝐃 𝐎 𝐈𝐍𝐊𝐈𝐓𝐓, 𝐂𝐎𝐑𝐑𝐄𝐒 𝐄𝐋 𝐑𝐈𝐄𝐒𝐆𝐎 𝐃𝐄 𝐒𝐔𝐅𝐑𝐈𝐑 𝐔𝐍 𝐀𝐓𝐀𝐐𝐔𝐄 𝐕𝐈𝐑𝐓𝐔𝐀𝐋 (𝐌𝐀𝐋𝐖𝐀𝐑𝐄 𝐘 𝐕𝐈𝐑𝐔𝐒)⚠️

Genre:
Romance
Author:
𑁍 𝓔.
Status:
Complete
Chapters:
4
Rating:
n/a
Age Rating:
13+

✿ 𝕌́𝕟𝕚𝕔𝕠 ✿

Nuestro concierto en Osaka acababa de terminar. Army disfrutó del evento como el mejor y último de sus días. El apoyo y amor incondicional que nos brindaban era tan latente y hermoso que me hacia sentir un poco de tranquilidad en mi corazón completamente herido en el silencio.

Porque sí. Nunca pensé que habian personas que podian ser tan jodidamente cínicas. Pareciendo que ni siquiera les importaba los putos sentimientos de los demás.

Y lo peor, es que esas personas insensibles sean de los que más amas en tu vida.

Al despedirnos de la audiencia, todos fuimos directamente al área tras bastidores, para tomarnos la foto grupal con los cartelones. El staff nos comenzó a decir donde colocarnos, mientras ordenaba a alguien más del equipo de trabajo a buscar la cámara.

— Jungkook, tú irás al lado de V. Quiero que le den a Army otro momento del Vkook. Hoy si que se lucieron con el fanservice.— comenta el mánager mientras le sonreía de manera cómplice.

Y ví como ambos chicos sonrien mientras se sonrojoban con fuerza.

Mierda. Dejen de aumentarme el puto dolor de cabeza.

— Bueno, aquí vamos.— comienza a decir el fotógrafo.— Hana... dul... set.— click!.— Y perfecto. Ahora, Jeon. Siéntate sobre las piernas de V.

No pude evitar apretar mis puños con fuerza y soltar una profunda respiración. Y traté de controlarme aún más cuando veo como el pelinegro acata la orden sin dudarlo.

¿Qué carajos hice para merecer esta mierda?

— ¡Y ya está! Ya se pueden ir chicos.

Cuando ya todos íbamos a levantarnos, escuchamos como el mánager nos detiene.

— Esperen! Jimin, todavía no puedes irte. Necesito hablar contigo en mi oficina.— su voz era intimidante y su postura estaba llena de seriedad.

— ¿Otra vez?— pregunto incrédulo y soltando un suspiro de frustración.— A ver si adivino: ¿Me va a volver a dar el mismo puto discurso sobre las veces que me perdí en las coreografías y lo mal que sonó mi voz?

El nudo en mi garganta me está matando.

— ¡Park, no me faltes al maldito respeto! Y yo no tuviera que darte ninguna charla si hicieras las cosas como deben de ser. — su voz comenzaba a alterarse y a sonar llena de enojo.

— ¿Y usted cree que eso ya no me ha quedado claro?— digo mientras comenzaba a perder la poca paciencia que me quedaba.— Usted ha visto como me esfuerzo día, tarde y noche en los ensayos al igual que los chicos. A veces, ni siquiera como para poder dar todo mi tiempo en mejorar mis pasos y cerciorame de que mi voz ya no sea un maldito desastre. ¿Y aún así, seguirá jodiéndome la maldita existencia, sabiendo que hago lo que puedo para poder ser suficiente al menos?

Sabia que si seguia hablando, mi voz podria quebrarse en cualquier momento. El dolor en el pecho me estaba matando.

— Pues le dejo saber que eso, aún no le ha permitido ser suficiente.

Tragué duro, tratando de no romper en llanto y sintiendo como todas las situaciones se apoderaba de mi cuerpo.

— Mánager, ya deje en paz a Jimin. Él siempre ha hecho un gran trabajo y ha dado lo mejor de sí mismo.— dice Nam mientras se colocaba a mi lado.

— Hasta yo me atrevo a decirle que es el más dedicado de todos aquí. — escucho como dice J-Hope a nuestras espaldas.

Y yo, solo necesitaba irme, antes de que pudiera derrumbarme en el segundo menos esperado.

— Mire, ¿sabe qué? — digo acercándome al cuerpo del mánager, soltando una risa sin gracia.— Si realmente no he hecho lo que usted necesita, pues entonces, búsquese un maldito remplazo. — suelto antes de voltearme para dirigirme al auto.

— Espera! Park!

Ignoré su llamado mientras continuaba caminando, sintiendo como los chicos me seguian detrás.

— Jimin...

— Ni siquiera te atrevas a hablarme Jeon.— lo detengo mirándolo con ojos amenazantes antes de subirnos al auto que compartiamos.

Soltando lágrimas silenciosas en al camino, con tal de que el imbécil que tenia por novio no me escuchara.

-ˋ₊˚.💔💧‧₊° 

Al llegar al departamento en el que todos nos quedábamos, tiré bruscamente mi mochila en un sillón antes de empezar a subir las escaleras.

— Minie, creo que debes calmarte un po....

— ¡No Taehyung! ¡No me pidas que me calme! ¡Y menos tú!— le grito mientras lo miraba con ojos furiosos.

— Ya basta Jimin. No tienes por qué desquitar tu enojo con Tae.— sale a defender Jeon colocándose frente al que yo llamaba mi mejor amigo.

— Claro y tú tenias que salir a defenderlo.— canturreo esbozando una sonrisa sarcástica.

— ¿Qué demonios estás insinuando Jimin?— veo que comienza a acercarse.

— Yo no insinúo nada. Solamente, destaco lo obvio. Tú pareces ser su maldito ángel guardian para todo.

— No voy a permitir que comiences a formarte ideas estúpidas en la cabeza. Tú sabes que Tae y yo somos muy cercanos y eso nunca te ha molestado.

— ¡Por que antes trataba de hacerme la idea de que solo eran conductas de hermanos! Pero ahora, cualquiera diría que aquí los novios, son ustedes.— le refuto sintiendo como las lágrimas amenazaban con volver a salir.

— Ya basta, Jimin. Tú muy bien sabes que al que quiero es a tí.— dice tratando de abrazarme, haciendo que me alejara bruscamente.

— Exacto. Tú lo has dicho. Me quieres pero no me amas. Tú y yo sabemos que has dejado de hacerlo desde hace muchos meses, Jungkook.

— No digas eso. Estás mezclando las cosas, beb..

— Ni te atre-vas a llamarme de esa manera. Y menos cuando llevas exctamente 3 meses sin decirme así.— le detengo sientiendo como mi voz se tornaba un poco temblorosa.— ¿Y en serio piensas que estoy así por todo lo que pasó con el imbécil de nuestro mánager? No puedo creer como quieres seguir viéndome la cara de estúpido.

— Jimin, te juro que solo te estás imaginando cosas sin sentido. No pasa nada entre V y yo.— explica el pelinegro mientras trataba de calmarse.

— Repite eso hasta creértelo. ¿Porque sabes una cosa? Eso mismo era lo que yo queria convencerme. Desde que les dieron la orden para hacer más fanservice, lloré Jungkook. Lloré todas las noches. Me sentía culpable por sentir celos y desconfianza de las dos personas que dicen amarme infinitamente. Me costaba entender que solo eran interacciones de amigos cercanos. Y yo nunca decia nada porque....— hago una pausa sintiendo el nudo en mi garganta queria disolverse en sollozos que yo me obligaba a retener..— No tenia razones reales para dudar de ustedes.

— Y aún no las tienes.— dice el pelinegro con una mirada seria.

Y eso fue suficiente para mandar al carajo mi autocontrol.

Sin saber como ni cuando, mi mano ya habia impactado con fuerza contra su mejilla.

— ¡No, Jimin! ¡Tienes que controlarte!— dice Tae mientras se colocaba en frente de Jungkook.

— ¡Ya me can-sé de contro-larme, Tae! ¡Lo he hecho por mucho tiempo! Estaba demasiado cegado por el amor que le tengo a Jungkook como para aceptar que ustedes me han estado engañando!— suelto sintiendo como vista volvia a nublarse.

Veo como el chico de sonrisa cuadrada traga fuerte y su rostro se ponia más pálido.

— ¿De qué ha-blas, Ji-minie?— pregunta con la voz temblorosa.

— Los escuché, Tae. En la cocina. Hace 2 noches.— musito sintiendo como sacaba un peso de encima.

Veo como los otros chicos fruncen su ceño, mientras nos rodeaban con expresiones llenas de confusión.

Flashback

Acababa de entrar al departamento, mientras sentia como la garganta me dolía. A pesar de no haber ingerido ningún alimento, mi cuerpo solo me pedia agua. Y sentir los brazos consoladores de mi novio.

Algo que no he sentido hace mucho tiempo.

Cuando iba por el pasillo para dirigirme a la cocina, escucho unas voces provenientes del lugar.

— Kook, ya te dije que estoy confundido...— la voz de Tae se hizo más clara para mis oídos.

— Y te entiendo. Yo me he estado sintiendo de la misma manera hace varios meses. Pero eso no implica que haga a un lado lo que siento por tí.

Esas simples palabras hacian que sintiera una leve presión en el pecho.

No podia ser cierto.

— No, Jungkook. Ya te dije que no deberias. Tú estás con Minie.

— Lo sé, Tae. Pero, ya no es lo mismo. Ahora con los conciertos y que me mandaron a interactuar más contigo, empecé a verte con otros ojos.

— Y no comprendo cómo pudiste. Tú siempre te la pasas diciendo lo mucho a amas y adoras a Jimin. Llevan 5 años juntos, Jeon. Hasta le diste un maldito anillo de promesa.

Ante la mención de la joya, comencé a jugar con ella en mi rechoncho dedo anular. Sintiendo como las lágrimas bajaban de manera silenciosa por mis mejillas.

— ¡Lo sé, maldición! Pero casi ni he hablado con él por varias semanas. Ya no estamos tan cercas como antes.

Maldita excusa barata.

— Porque tú eres el que te alejas. Jimin está perdidamente enamorado de tí y ha tratado de establecer una conversación contigo siempre que puede y eres tú el que siempre le da excusas estúpidas.— escucho como la voz de Tae se escuchaba cada vez más desesperada.

— Sé que soy un maldito hijo de puta pero yo no tenia la intención de enamorarme de tí.— suelta sin más.

Tapé mi boca, reteniendo un doloroso sollozo.

¿Por qué, Jeon? ¿Después de todo lo que he tenido que pasar por tí?

— No sabes lo que estás diciendo, Kook.— dice en voz baja.— Y además no puedes y yo no debo. Minie no se merece que le haga esto.

— ¿Y porqué no pensaste eso cuando me besaste el día que fuimos al cine?

Cerré mis ojos, apretándolos con fuerza, sintiendo mi cuerpo temblar y debilitarse con el pasar de los segundos.

— E-so fue un error....

— ¿Seguro? ¿Y el segundo después de ese? ¿Y el tercero? ¿También fueron errores?...— escucho como dice con una sucia voz seductora.— ¿Y el que pienso darte ahora?....

Sin poder escuchar más, salí corriendo de ahí, mientras volvía a salir del lugar corriendo por la acera, sintiendo como mi respiración se entrecortaba.

Huyendo de la realidad que nunca quise ver ni pensé que alguna vez pasaría.

Fin del Flashback

Los chicos me miraban con ojos de lástima y dolor, mientras los dos traicioneros solo me observaban estáticos y un poco boquiabiertos.

— Chim, por favor, déjame explicart...— dice Tae ahogando un sollozo mientras se acercaba a mí.

— ¡¿Y qué mier-das me vas a explicar?!

¡Para mí fue más que suficiente lo que escuché!— digo sintiendo que necesitaba sacarlo todo.— Estuve meses, Tae. ¡ME-SES! Sintiéndome como un tonto por dudar de ustedes. Me mantuve ocultando mis inseguridades para evitar que pensaran me estaba volviendo un tóxico. Pero noooo...— suelto una risa sin gracia, sintiendo como hipa por el llanto.— Aprovecharon cualquier jodida situación para engañarme, sin que les importara lo mucho que me doleria.

— No Jimin- ah. Te ju-ro que yo no queria que esto pasara...— dice Taehyng con la voz rota.

— Pero pasó, V. ¿Y sabes qué es lo peor? Que lo más que me costó aceptar fue que fuiste tú con quien me engañó. A quien amo como mi hermano, mi gran alma gemela....— suelto un sollozo quebrado viendo como Jeon colocaba sus manos en sus hombros.

— Jimin, por favor, vamos a tranquilizarnos un momento, ¿sí? Necesitamos que tú también te pongas aunque sea un momento en nuestros zapatos.— dice Jungkook con voz sigilizada.

— ¡Deja de ser tan malditamente egoísta Jeon! Porque si nos ponemos analizar toda esta mierda, tendrias que ponerte tú en mi lugar. Todo lo que has hecho, solo me da a entender lo poco que te valieron estos 5 años juntos. Bueno... En tu caso serian 4 porque olvidaste nuestro aniversario por ir al cine con Tae.— suelto una risa amarga mientras veo como V suelta un jadeo de la impresión para volver a romper en llanto.

— No es así, Jimin-ssi. Han sido los mejores años de mi vida y sé que soy un bastardo por haber olvidado nuestro día. Fuiste mi primer todo y yo me enamoré de tí intensamente. Pero no sé cómo, terminé sintiendo cosas por él. Me sentia muy confundido, ya que nunca lo habia visto como más que un amigo. Pero cuando el mánager nos ordenó a interactuar con más frecuencia en los conciertos, empezó a ser muy difícil controlar mis sentimientos.— termina de decir mientras sus ojos se ponian brillosos.

— Pero podias detenerlos. Si tu amor por mí era tan único e inigualable, hubieras puesto de tu parte. Y aún más, sabiendo lo mucho que significa Taehyng para mí. Pasé por muchas cosas para poder estar contigo, Jungkook. Y aún así, ¡Todo te valió un carajo!— grito sintiendo como Namjoon llegó a mi lado para evitar que me lanzara hacia al pelinegro.— Dejé de hablarles a mis padres por tí, Jungkook. Elegí mantenerme a tu lado, a tener que dejarte, solo porque mis padres no aceptan que tienen un hijo gay. Nada de eso me importó, solo porque me prometiste amarme como a nadie.— sentia como mi respiración cada vez se agitaba mientras temblaba con fuerza.

— Jimin, ya es suficiente. Te estás haciendo más daño.— musita Hoseok mientras se acercaba a mí.

Hice oídos zordos ante sus palabras y me acerqué por última vez a Jungkook.

— Solo te diré algo más: Si realmente se preocupaban por mí, me hubieran dicho la verdad desde que todo comenzó. Hubiera preferido soportar el dolor de la verdad a tener que ver como se empeñaban a ni siquiera decirme. Solo...— mis ojos ya se sentian adoloridos de tanto llanto.— ...me tacharian como el Jimin estúpido que es fácil de engañar. Pero ya no más, te amo con cada maldita fibra de mi cuerpo, Jungkook. Lo he hecho desde el primer día. Y te agradezco por haberme hecho feliz los años que estuvimos juntos. Porque creo.. que ya es hora de que te deje ir.

Al terminar de hablar, quito el anillo de mis dedos y se lo entrego en sus manos.

— Puedes dárselo a él, si descubres que es la persona indicada. A pesar de esto, mi amor por los dos seguirá igual de latente. Quiero que seas feliz, aunque no lo seas a mi lado.— limpio una última lágrima, sorbiendo mi nariz.

Volteo para ir a mi habitación, antes de ser detenido por un agarre en mi muñeca.

— Per-dóname, Jimin-ssi. Te lo ruego, por favor.

La voz del pelinegro estaba ahogada y llena de arrepentimiento. Pero no me retractaria por eso.

Dignidad ante todo.

— Lo haré, Jeon. Pero ahora no. Sé que con el tiempo, la herida sanará. Será difícil pero no imposible.

Me suelto de su agarre antes de subir las escaleras con rapidez y cerrar la puerta. Me acurruco en la cama y me abrazo a mi almohada de pollitos, ahogando el sonido desgarrador del llanto que seguia acumulado en mi garganta.

Todo esto dolia como el jodido infierno, pero era lo más correcto.

-ˋ₊˚.💔💧₊° 

La tensión en la casa era punzante y desesperante. Todos estábamos en la mesa mientras comiamos en completo silencio la cena que Jin habia preparado.

No podia dejar de mirar el asiento vacio a mi lado. El cual debia ser ocupado por un lastimado y adorado pelinegro. Sentia una punzada en mi pecho al solo recordar su hermoso rostro todo lloroso.

Habian pasado más de 2 horas después de todo lo ocurrido. Luego de que Jimin subiera a su cuarto, todo se convirtió en un caos. Todos comenzamos una terrible discusión con Tae y Jungkook. Habiamos quedado impactados luego de haber escuchado todas las confesiones.

Aún no creía que le habian hecho todo eso al pequeño pelinegro. Él era una de las personas con el corazón más noble y una de las alegrias del grupo. Y verlo sufrir de esa manera, solo hizo que todos nos afectáramos.

Luego de haber terminado mi comida, me levanté para agarrar un nuevo plato para servir más comida.

— ¿Repetirás? Si es así, hazlo en el plato que ya usaste. No tienes que ensuciar otro.— dice Jin mirándome con ojos reprochantes.

— Esto no es para mí. Le llevaré de comer a Jimin. Ha estado muchos días sin comer bien y no quiero que vuelva a enfermar como la otra vez.— digo mientras me levantaba del asiento.

Subo lentamente de las escaleras, hasta llegar frente a la puerta del pelinegro.

— Jimin... Soy Namjoon. Te traigo algo de comer. ¿Puedo pasar?

Al no recibir respuesta, decido voltear la manija, sin hacer ruído. Al entrar, veo a una enorme bola amarilla que temblaba sobre la cama.

Suelto un suspiro preocupado antes dejar el plato de en la mesita de noche.

Me siento sobre la cama para desenvolver al chico de las mantas.

— Chimmy, ¿sabes que estoy aquí para tí, verdad?— susurro mientras su rostro salia de su escondite, dejándome ver un rastro de lágrimas secas y con otras gotas recintes y como soltaba pequeños sollozos.

Al momento de verme, se lanza a mis brazos recostando su cabeza en mi pecho, a lo que yo solo lo envolví fuertemente.

— Shhh sácalo todo, Mochi. Me quedaré aquí todo el tiempo que necesites.— musité en su oído mientras dejaba caricas en su espalda.

— Du-ele mucho, Nam...— dice con la voz totalmente rota.

— Lo sé, Jimin. Pero ahora no estarás solo al llorar. Estoy dispuesto a secar cada una de tus lágrimas.— dejo un suave beso en su frente.

— No tie-nes que hacerlo, Joon...

— Pero quiero hacerlo. Eres un bonito ángel y no mereces pasar por todo esto. Pero sé que eres fuerte y podrás superarlo. Yo quiero ayudarte. No solo soy tu líder, sino también tu amigo.— ante esa última palabra trago grueso y siento como Jimin se acerca aún más a mi torso.

— Gracias, Nam. Eres un lindo.— dice soltando una pequeña risa.

— Pues ahora este lindo quiere que comas aunque sea un poco, Mochi.

Escucho como suelta un pequeño bufido antes de elevar su cabeza.

— Pero no tengo hambre~. — musita haciendo un pequeño puchero y limpiando las pequeñas lágrimas.

— Vamos, dulzura. Yo te daré de comer si quieres.

— No soy un bebé, Namjoon.

— No tienes que ser uno para que quiera cuidarte.

Veo como rueda los ojos, mientras su rostro se sonrojaba levemente.

— Bien.

No pude evitar esbozar una sonrisa para llevar una cucharada de kimchi a su boca. Veo como mastica entre risas suaves, viéndose completamente adorable a pesar de sus ojos hinchados.

Y este fue el momento en el que me propuse ayudar a Jimin a salir de toda esta mierda.

Al chico que solo me veía como su líder y amigo pero que para mí, era el que con solo una sonrisa, hacia que mi corazón latiera sin parar.

-ˋ₊˚.💔💧‧₊° 

3,129 palabras😳

Este one-shot surge de una idea que tuve al ver una foto vkook. Espero no causar revuelos ni problemas. Todo esto es totalmente ficción y yo sé que todos los chicos se aman y se cuidan unos a otros❣

Recuerden que hasta que no salga ninguna confirmación, los ships seguirán siendo solo eso. Así, que les invito a apreciar cada momento entre los chicos, sin importar quiénes son los que interactúan. Una verdadera ARMY ama a los siete, independientemente del shipp que les guste.

Gracias por leer😊

Sᥱɾᥱᥒᑯɩρɩtყ🦋

Continue Reading Next Chapter
Further Recommendations

aureliaelenah: Obsessed with this story 🥰🥰

funmilolaabdullahi: My best novel ever.1 and 2

Yohana Carolina: Espectacular historia... Me enamoré y me encanto esta nueva aventura tuya Ana.. Soy tu seguidora de wattpad que te admira muchísimo 🙏💖🥰

Melissa: Muy buena historia esperando el sgte capitulo

Natalee Lindo: I love these books. Just going from one book to another.

Kriss Mobbs: I feel the story is beginning to drag. There needs to be a quicker resolution between Anaya Dimitri. The story line for a two book read is good. Then the third needs to pick up down the road to their future, in their future. It’s a good read on its own with a proper into. It’s a decent read for 2...

10Tenley: I loved it. The story line was great. I'll definitely check out more of your books. Amazing job.

Belltora: This is an amazing body really well written and super entertaining.

More Recommendations

yosmairis77: Me a gustado casi todo lo único que no me convenció fue la masacre de la rata esque wacala se la recomendé a mi mejor amiga y las puntuaciones es porque se la merece

Thv Park 🥀 : Chille arto pero de emoción

sonia: Omg like seriously that's crazy he's not dead but he's alive so sad tho at least they can be a family again I hope the 2 find their mates soon !!

sonia: Still loving the series will definitely tell others about this site and your wonderful books

Dana: Super tolle Geschichte, auch super geschrieben. Nur das Ende war Kacke. Hoffe das es noch einen 2. Teil gibt bzw. folgt

About Us

Inkitt is the world’s first reader-powered publisher, providing a platform to discover hidden talents and turn them into globally successful authors. Write captivating stories, read enchanting novels, and we’ll publish the books our readers love most on our sister app, GALATEA and other formats.