stuck with u ➸ stony

Summary

Donde un Tony embarazado es la mayor debilidad del Capitán América. Publicado: 13/Agosto/2020 Todos los personajes, situaciones, lugares y nombres usados son solo para fines de entretenimiento. Prohibida la copia y/o adaptación de esta obra. ©LOVE_LYMONI

Genre:
Other / Romance
Author:
Love_lymoni
Status:
Complete
Chapters:
1
Rating:
n/a
Age Rating:
18+

Stuck with u

Advertencias:


✔M-preg, Tony es un doncel.

Bien, pues estaba escuchando Stuck with u de Ariana Grande y se me ocurrió escribir algo como esto.



El multimillonario empresario, genio, ex playboy y filántropo Tony Stark, cargaba con apenas una notable y adorable barriguita de embarazo de 3 meses.

El responsable de sus nuevos antojos y berrinches era también hijo del ídolo de América, o sea, Steve Rogers.

Si Tony desde mucho antes ya era en exceso egocéntrico, pues ahora lo era mucho más con la brillante noticia de que él sería el único y primero en darle un hijo al admirable Capitán América. Por ello, desde hace una semana le imposibilitaron y prohibieron terminantemente asistir a cualquier misión que conllevara aunque sea un mínimo riesgo. Él odiaba quedarse todo el día en la torre, así que, como el caprichoso y demandante hombre que todos le decían ser, pidió, no, más bien exigió que Steve, por ser también el padre del bebito que venía en camino se quedara a su lado el tiempo que quisiera.
Al principio el rubio quiso rebatirlo, pues al ser el líder debía estar al pendiente en cada movimiento del equipo, pero Natasha interfirió.

—Tony tiene razón. —expresó la pelirroja.

— ¡Por supuesto que la tengo! —casi gritó el pequeño castaño mientras acariciaba su muy pequeñito vientre. —Este bebé aquí dentro también necesita de tus mimos Rogers. —se dirigió ahora a su esposo con un enorme puchero manipulador, quien le vio con resignación.

—Decidido, te tendrás que perder de la acción amigo Rogers. —le comunico Thor.

—Estaremos bien Cap, por ahora solo cuida de tus dos bebés. —le bromeó Barton. —Tienes prioridades. —Steve por supuesto aceptó quedarse sin ninguna otra opción, para luego verles partir hacia SHIELD.

Los días que le siguieron, el genio solo era aportaba ayuda de consulta y también dándoles los mejores armamentos para pelea al equipo.

—Tony, ya es hora. —le informó ya que éste se encontraba en su taller trabajando.

—Si, si, ya voy. —Salió del lugar de mala gana, Steve se había tomado muy en serio la tarea de cuidarlo. Se amaban, pero estar todo el día juntos llegaba a hostigarles.

—Sabes que es por sus bien, debes dormir adecuadamente. —Murmuró cuando ya estaban listos y abrazados bajo las mantas para dormir.

—Lo sé, solo que a veces es cansado, mi ritmo de vida era muy distinto a este. —se acercó más al calor desprendido del cuerpo contrario.

—Te entiendo, pero bien vale la pena. —con su enorme mano cubrió casi en su totalidad el vientre de su pareja al acariciarlo. —Este pequeño de aquí, debe llegar muy sano, y para eso quiero y tengo cuidarlos a los dos. —esta vez el castaño le sonrió. —Duerme bien, te amo. —le regaló un besito en la frente.

—Tú también duerme bien, bueno, si sueñas conmigo te garantizo un sueño maravilloso. —se rio levemente.

—Eso haré mi amor.

Ambos cayeron rápidamente a los brazos de Morfeo, tranquilos de estar juntos.


A Rogers le había tocado ayudar al equipo en alguna que otra misión, nada realmente movido estos días, pero sin duda, nada se comparaba a lidiar con los enormes pucheros y ojitos brillosos de un Tony que quería comer encarecidamente más donas y tomar más café de lo permitido.

Tratar con berrinches de un Stark era una enorme misión con la que salir con éxito para el Capitán América estos últimos días.

—Está bien, solo una más. —bufó Rogers. —Te advierto que es la última.

— ¡Perfecto! —gritó un emocionado castaño.

Aunque luego de eso se recriminaba por comer demasiado al verse enfrente del espejo.

— ¡Steve! —le llamó con un enorme sollozo desde la habitación.

— ¿Qué pasa? —Llegó rápido y asustado.

—Estoy quedando feo y gordo. —lloró más fuerte. —Mírame, mi preciada ropa ya no me queda. —el rubio vio con ternura como esa pancita redondita sobrepasaba el límite de la camisa y el saco puesto en el castaño, levantando ambas prendas y haciendo evidente totalmente el embarazo.

—Es normal que no te quede. —se acercó y le limpio con suavidad las lágrimas salidas de los bonitos y grandes ojos de Tony. —Recuerda que aquí llevas a una mini personita, la cual ocupa algo de espacio. —le sonrió comprensivo.

—Vale, pero no quiero verme feo. —sollozo bajito. —Ya no me vas a querer así.

—Supongo que tendré que demostrarte cuanto te amo y me gustas con todo y esta pancita. —sin previo aviso le levantó en brazos para llevarlo hasta la cama, donde a base de caricias y haciéndole el amor le dejó muy en claro cuanto lo amaba sin importar el físico que tuviera.

Días más tarde, Tony volvió a llorar, pero esta vez porque Rogers le había dejado solo durante una semana, solo contaba con la compañía de Loki, que era muy entretenido hablar con él sobre el bebé y su experiencia con sus dos hijos que el pelinegro ya tenía con Thor. Aun así, no evitó sentirse triste por la ausencia de su pareja. ¡Lo necesitaba con él! ¿Cómo se atrevía Rogers a dejarlo solo con un bebé en su vientre por tanto tiempo? Era cruel e inhumano.

Cuando el capitán llegó al cabo de unos días más, él se encontraba no sólo triste, sino también muy enojado e indignado. Esto no se lo pasaría tan fácil. Steve apenas le vio, quiso ir a abrazarle, y cuando lo intentó recibió un cruel rechazo por el castaño.

— ¡Eres un insensible Rogers, me dejaste mucho tiempo solo y eso no te lo perdonaré! —gritó y partió rápidamente a su habitación. Las hormonas no eran de mucha ayuda para ninguno de los dos, causaba grandes estragos, pero no podían culpar a nadie, mucho menos al genio, pues a él tampoco le gustaba estar con tantos cambios de humor.

El capitán le siguió rápido, dándoles una mirada de despedida al resto que aún le acompañaba, quienes solo eran Nat, Clint y Bruce.

—Opino que mejor vayamos a otro lugar, estoy seguro que esos dos terminarán reconciliándose y créanme que no quiero verlos ni oírlos. —Todos asintieron totalmente de acuerdo.

Mientras tanto, Steve trataba de hablar con un enojadísimo Stark panzoncito.

—Tony, era necesaria mi presencia en aquella misión, no se hubiera logrado de no estar ahí. —explicó viendo solo la espalda del más bajo, pues no quería darle la cara.

—Pues no es suficiente para mí, me has dejado solo.

—Ni siquiera fui a entregar el reporte de la misión a Fury para venir directamente hasta aquí y verte.

— ¿Ahora eso es mi culpa? —trató de no sollozar.

—Nadie dijo eso. —Murmuró con cansancio. Sin embargo dicho cansancio no importaba absolutamente nada si su esposo seguía enojado con él. —Aún debo ir a SHIELD, pero no quiero que sigas enojado conmigo. Por favor Tony. —le abrazó acercando su pecho a la espalda contraria y acariciando lentamente la hinchada pancita.

Stark se removió un poco, negándose al contacto del otro, pero terminó cediendo porque no tenía la fuerza del rubio.

Así que, tuvo una buena y excelente idea.

—Te perdonaré, pero no vayas a ningún lado hoy. —condicionó.

—Sabes lo importante que es el que vaya, tú mejor que nadie. —apretó un poco más fuerte su agarre en Tony. —Sin embargo, como siempre, me tienes en tus manos. Así que me quedaré todo lo que quieras contigo. —aceptó realmente sin sentirse derrotado porque él también anhelaba no ir a ningún otro lado.

Ese pequeño embarazado era su más grande debilidad. Y por siempre lo más importante.

Tony esbozó una enorme sonrisa y dio vuelta para ahora verlo directamente.

—Aunque también sería bueno que me hicieras un recordatorio. —subió sus manos hasta el cuello del más alto.

— ¿Recordatorio de que?

—De cómo fue que me metiste este bebé aquí. —Señaló su vientre. —Necesito recordar cómo quedé embarazado. —le dio una sonrisa de enorme expectación. — ¿Si puede capitán? —le preguntó con tono inocente.

Los pensamientos de Steve conectaron y dedujo lo que Stark quería decir.

—Ay Dios, tú quieres matarme. —rápidamente lo besó, sacándole un pequeño gemido por la fuerza con la que lo hizo. Ni siquiera Llegaron a la habitación, pues se quedaron en el primer sofá que encontraron, ambos quitando la ropa contraria con prisa, siendo algo difícil por el uniforme del capitán.

Steve apenas le quito los pantalones a Tony, notó que éste no llevaba ropa interior.

—Sabía que llegabas hoy, así que tenía que estar preparado para cualquier cosa.

—Siempre sabes que no me negaré a lo que pidas. —Señaló con leve reproche el rubio.

—Sí, te conozco muy bien. —lo dijo con orgullo.

Le recostó sobre el mullido sofá para prepararlo, afortunadamente no sería mucho ya que la lubricación de Tony le ayudaba en demasía. Abrió un poco sus piernas e insertó un dedo en el agujero resbaladizo, sacándole una respiración temblorosa al castaño. Poco después estuvo arremetiendo a gran velocidad con tres dedos en el estrecho canal, haciéndole gemir escandalosamente.

Cuando Tony apretó con mayor fuerza sus dedos dentro, decidió sacarlos, tomó su erecta polla masturbándose un poco en lo que la guiaba a la entrada de su pareja.

—Vamos Steve, te quiero dentro. —le pidió ansioso. El mencionado metió apenas el glande para después sacarlo lentamente, solo apreciando como el agujero se contraía a la nada.

— ¿Sabes? Mejor lo hacemos de otra manera.

— ¿Qué? —el pequeño cuerpo fue movido hasta quedar sobre el regazo de Steve, con las piernas a cada lado de su cadera.

—Es mejor así, tú controlas todos los movimientos. —al capitán le preocupaba lastimar a Tony si él estaba encima suyo, por ello, prefería que el castaño lo montará mientras él estuviera sentado. —No quiero lastimarte.

—Bien. —Asintió.

Steve guió de nueva cuenta su erección a la entrada del hombre encima suyo. Le penetro lento, ambos jadeando, uno ante la intromisión y sensación de ser llenado, y el otro por lo exquisito que le apretaba Tony, quien movió sus caderas en círculos para terminar de acostumbrarse a ese enorme pene de súper soldado.

Mientras el castaño comenzaba a cobrar velocidad para montarlo, Steve chupó y acarició con su lengua los algo hinchaditos y sensibles pezones contrarios.

— ¡Mierda! Es t-tan gra-ande~—habló a la vez que gemía refiriéndose a la polla metida hasta el fondo en su culo. Rogers le sostuvo y acariciaba con sus grandes manos por todo el cuerpo sobre él, no olvidaba ni un tramo de piel, también con sus labios le besaba y succionaba en áreas sensibles dejándole marcas rojizas. El sonido morboso por el impacto de las nalgas de Tony sobre los muslos de Rogers resonaba en toda la estancia, por lo cual agradecían estar solos, esto no era apto para los demás.

—S-siempre ta-an b-bueno. —tomó su rostro y lo volvió a besar, adentrando su lengua en la cabidad bucal de Steve, sintiéndose enorme al saberse el único dueño del corazón del capitán. Porque allá afuera podrán haber miles de personas admirando e idolatrando al Capitán América, al héroe, pero él, él era el afortunado de ganarse su amor, de conocer hasta el más pequeño miedo y gusto del hombre que le hacia el amor en estos momentos.

Él era Tony Stark, esposo y el amor de la vida de Steve Rogers.

El rubio acarició los suaves muslos del más bajo, pasando delicadamente también sus manos por el vientre abultadito que aún les permitía tener contacto, pues cuando creciera les sería casi imposible.

— ¡Ahhh! —chilló cuando Steve le ayudó embistiendo hacía arriba, sentía sus piernas cansadas, pero ahora era más importante llegar al ansiado orgasmo. Jadeó contra la boca contraria cuando ambos se corrieron, gracias al embarazo por ahora no era necesario usar condón, así que pudo sentirse satisfecho cuando Steve le llenó con su semen, le hacía tener más espasmos y disfrutar mejor del clímax. Esto era lo que tanto necesitaba.

—Esto es lo mejor del jodido mundo

—Me fascina cuando olvidas el lenguaje Steve. —le sonrió burlón.

—Contigo se me olvida hasta mi nombre. —Le besó sobre sus párpados suavemente. —Me haces olvidar de absolutamente todo, incluso si me lo pidieras me quedaría aquí contigo para siempre mi amor, para cuidarte y mimarte todo lo que quieras. —Anthony le regaló una mirada llena de dulzura y cariño.

—Bueno, bien podemos irnos a la habitación a continuar con esto. —se meció lentamente sobre lo que era una nueva erección del capitán. —Venga señor Stark, le volveré loco en nuestra habitación. —propuso contento Tony.

—Correcto señor Rogers, usted siempre gana.

—Por supuesto.

—Me tienes atrapado contigo, y créeme que jamás haré algo para cambiar eso.

Steve y Tony se hacían perder la razón con todo el amor que sentían por el otro, y ahora sumado el nuevo integrante de la familia que crecía dentro del pequeño Stark, todo estaba lleno de absoluto amor y felicidad.

Ahora desde su habitación, ellos se amaban con locura entre las sábanas.

Definitivamente amo escribir fluff ❤


Continue Reading
Further Recommendations

Dracyy: Not your typical high school drama. Yeah there are the usual bullies and such but the focus is the sweet story unfolding between the main characters. Really adored the interaction between them and the ever evolving personalities. I’m looking forward to reading the next in the series.

winklertonya: Interesting story. Curious to see how it ends.

Nichole: 🥰😍🥰😍🥰

Daniela Aimée: Yay, sequel!

Kaara Davey: I love all of Talita’s books! She is amazing! I can’t wait to see what happens next!!

maria: Nice story...I am very much depressed today...reading it to forget my sorrows..

Rusty_Blogger0912: I LOVED IT!!!!!!!! Every bit of it. I read it on Wattpad though. But nonetheless, dear author, you are truly gifted. The way you have weaved the story, you just stole my heart with your words. The story made me laugh, cry, made me feel so many emotions. Thank you for writing this story. Lots of l...

Ethel: I love the character of Octavia. Smart mouth. And she ia so funny. I also love the quirky character of the team.

Madhavi Sawant: Liked the way its written. Lovely till now.

More Recommendations

suchana: I felt this story incomplete and was in a hurry to finish it

Brenda Walley: The novel.is great so far. I am rating on what I read so far. The books need to have more chapters before posting. This way it leave sus hanging and we start another book. This book in question would be great as a series. Great Job !

emmasmithejs: Loving this story, can't wait for more chapters!!!

About Us

Inkitt is the world’s first reader-powered publisher, providing a platform to discover hidden talents and turn them into globally successful authors. Write captivating stories, read enchanting novels, and we’ll publish the books our readers love most on our sister app, GALATEA and other formats.