🐉Taken By The Alpha Dragons🐉 (VMK) L1

Cap 03 🐉👱🐉

Por supuesto, Jimin no consiguió hacer ningún escrito productivo real de hecho. Cuanto más pensaba en lo que iba a pasar, más aumentaba su ansiedad, hasta que todo lo que estaba escribiendo era sobre orgías sexuales con dragones, siendo violado por ellos, drogado y jodido hasta que no pudiera siquiera recordar su propio nombre.
A veces Jimin deseó ser otro tipo de chico.
El tipo de persona que salta y sonríe al pensar en una orgía de dos meses.
Algunos de los chicos que había conocido en la universidad habrían ido a ese tipo de cosas en un santiamén.

Bueno, quizás no los heteros, pero los homosexuales y los chicos del tipo bi-curioso sí habrían ido sin mirar dos veces, probablemente no les hubiera importado tanto. No, eso no era justo.
El hecho de que tuvieran un impulso sexual más alto que el promedio no significaba que alguno de ellos quería ser violado por un grupo de dragones.
Ellos no querían estar aquí, y tampoco lo hacía Park Jimin.

Cada vez que trató de escribir, por supuesto, las únicas cosas que se le ocurrían eran historias sobre orgías de dragones y otras cosas calientes.
Tenía a su personaje disfrutando, odiando y descubriendo formas de escapar, una gran fuga épica que Jimin nunca sería capaz de llevar a cabo.

Necesitó su inhalador de nuevo hacia el final de la historia. Luego vino la cena. Hubo un golpe en la puerta, a pesar de que no podía abrirla, pero la persona en el otro extremo debía tener una tarjeta llave porque abrieron la puerta y rodaron en un carro.

La criada se fue rápidamente, probablemente a causa de todas las preguntas que Jimin le hizo. Él no habría sido capaz de correr junto a ella.
Un hombre estaba de pie en la puerta, un shifter dragón.

¿Está aquí para proteger a la dama? ¿O ha estado en el otro lado de la puerta todo el tiempo?.

A Jimin se le puso la piel de gallina al pensar en eso, pero entonces él se quedó solo de nuevo, él miró el carro con desconfianza.
El olor de la deliciosa comida se impuso sobre sus temores de ser drogado, y él levantó la tapa metálica.
Una nube de vapor se elevó en lo alto, y debajo estaban los alimentos favoritos de Jimin.

Pizza, barbacoa, para los amantes de la carne, con un plato de pasta con suave queso parmesano. También había pan de ajo a un lado, y la boca de Jimin se hizo agua.
También había una pequeña píldora blanca en otro pequeño plato, sobre la parte superior de una servilleta, en la esquina de la bandeja.
Jimin frunció el ceño ante ella y no la tocó.

El carro tenía tres estantes en el. Este era el estante superior. El segundo estante era el que se sentia más frío. Cuando Jimin lo abrió, tenía dos botellas pequeñas de Coca Cola Zero en el interior, también su favorito, y un trozo de Tarta en él con verdaderas Frambuesas.

¡¿Pero qué coño?!

¿También han preguntado a mis padres que rellenaran los formularios con mis comidas favoritas?

En el estante inferior había una pequeña pila de ropa, y también una nota doblada en la parte superior.
Tomó la nota primero, la desdobló y leyó.
Disfrute de esta noche. Será suya para hacer lo que desea.

Se le exigen una hora de baño esta noche y una hora en la tarde de mañana antes de la reunión.
Use la ropa proporcionada.
Usted no está obligado a usar cualquier tipo de ropa interior.

La nota procedió a la lista de lo que cuenta como una prenda interior.
Boxers, Tangas, Sujetadores, Strings, ese tipo de cosas. Resultó que las chicas tenían muchas más opciones de ropa interior que los chicos.
La nota también pasó a hablar de lo que era la píldora.
Era para los nervios de Park. Le calmaría antes de la reunión que iba a tener lugar mañana. Básicamente, era lo suficientemente fuerte para relajarle, pero no al extremo de estar drogado como para no ser capaz de dar su consentimiento adecuado.

Eso fue divertido porque no consentíria en esto en absoluto.

¡En lo más mínimo!

Le ofrecían poder tomarse la píldora ahora, pero no se lo recomendaban. Mañana sería mejor si la necesitaba para sus nervios. Jimin miró a la pequeña píldora de aspecto inocente.
Él no lo tomaría, no ahora, al menos.
La guardaría, se la llevaría con él mañana. Esperaba que no fuera necesario, pero...
Era extraño ver cómo los rumores acerca de ser drogados eran ciertos. Jimin no había pensado que lo haría él mismo.

Se comió su comida, sintiéndose más confiado de no estar siendo drogado con ella si le estaban dando la opción de drogarse él mismo. Por lo menos la pizza y pasta estaban deliciosas. No creía que iba a disfrutarla, pero lo hizo.
Todavía no había Internet, cuando terminó su comida, por lo que decidió llevar su pastel de Frambuesas al cuarto de baño y comerlo en su bañera. Con todas las burbujas y lociones disponibles para él, en realidad se estaba sintiendo muy cuidado.

Cuando Jimin se relajó en el agua caliente, comenzó a entender por qué la gente quería ser elegido para venir a estas cosas.
Siempre que el elegido no tuviera mucha dignidad, esto no era un mal trato. Sin duda era mejor que el pequeño cuarto de baño en casa de sus padres y el incluso más pequeño, que tenía que compartir con otras quince personas, en la fraternidad de estudiantes.
Podría acostumbrarme a esto.
Pero él todavía estaba nervioso.
Lo que tenía que hacer era averiguar las reglas.

¿Qué tendrán permitido hacerme los dragones? Si uno de ellos me hace daño, ¿podré negarme? Podré quejarme, y lo más importante, ¿alguien me haría caso?
¿Podré decidir con quién irme a la cama? ¿O eso lo decidiría otra persona?

Estos dragones estaban supuestamente aquí para encontrar compañeros, pero por lo que Jimin sabía, eso ocurría sólo la mitad de las veces. Aunque él estaba suponiendo aquí, ya que los medios de comunicación tendían a ser muy positivos sobre sus gobernantes reptiles.
¿Y si un par de dragones quieren aparearse conmigo para siempre, y yo no quiero aparearme con los dragones? ¿Tengo que decir que sí?
Tenía que haber una forma de salir allí.
Pueden mantenerme aquí dos meses, pero no pueden obligarme a firmar para toda mi vida, ¿verdad? .
Él tenía sólo veintiún años, y quería terminar la universidad.

Quería encontrar un novio, un novio real, y tal vez establecerse. Incluso si su educación actual no le ofrecía una gran cantidad de opciones de carrera, o ninguna en absoluto, siempre existía la opción de trabajar en la fábrica donde se hacían las armaduras de dragones, o en la comida rápida.
Incluso a los dragones les encantaba la comida rápida.
Ellos simplemente tenían la suerte de no engordar con ella. No quería ser el ama de casa para un par de guerreros dragon, que talvez ni siquiera lo hiban amar, y mucho menos preocuparse por él.
Para tratar de quitarse de la cabeza todo lo que estaba ocurriendo, cómo que iba a ser el juguete de una especie de reptiles, se colocó su iPod.
El problema era que estaba en reproducción aleatoria, y por supuesto, la primera canción que tuvo que sonar era una vieja. “This Summer´s Gonna Hurt Like a Motherfucker” Ugh. Maldita sea.

Estoy totalmente jodido.

—Le estoy sintiendo. En serio, ¡lo estoy sintiendo! ¿Lo sientes?

TaeHyung asintió, una sonrisa tirando de la comisura de la boca.

—Lo hago. Aquí definitivamente hay alguien.

—No joder, hay mucha gente, pero definitivamente huele diferente — dijo JeonGguk.

El otro guerrero estaba emocionado, hasta el punto de que estaba prácticamente rebotando sobre sus talones.

TaeHyung tuvo que detener al hombre de correr hacia los cuartos de los humanos a la caza del dueño de ese delicioso y exquisito olor ,Tae también tuvo que detenerse de hacerlo.

Definitivamente provenia de su tercera pareja.
El último pedazo de su rompecabezas.
Él, o ella, estaba aquí.
TaeHyung esperaba un varón. No tenía mucho interés en las mujeres, y sabía que JeonGguk no tenía ningún interés en ellas tampoco por lo que saldría muy bien para los dos si su tercera pareja fuera un compañero por el que ambos pudieran sentirse atraídos físicamente.

Él estaba dispuesto a apostar que era un hombre, sin embargo, si la forma en que JeonGguk rebotaba alrededor como una cría tenía algo que ver, tenía que significar que el dueño de ese olor lujurioso era masculino.

Una mujer no estaría dando un olor como ese para llamar a un hombre gay, ¿verdad?

Esperemos que no, pero incluso ahora, cuando Tae pensaba sobre las posibilidades de que su compañero estuviera aquí… ¿Qué aspecto tendrá? ¿Cuántos años podrá tener? ¿Qué cosas le gustaran...?
Su cuerpo hacía tiempo que había empezado a reaccionar.

El problema era que los cuartos humanos estaban por debajo de los cuartos de los guerreros dragón, y el aire acondicionado corría por todo el edificio, lo que significaba que sus habitaciones estaban conectadas de una manera indirecta.

Los seres humanos normales no serían capaces de notar olores o sonidos, y a pesar de que las habitaciones estaban insonorizadas en su mayoría, no podían totalmente oler la prueba.
No a los guerreros del dragón, y ciertamente no a TaeHyung y JeonGguk.

La polla de Tae se hinchó entre sus piernas. Su sangre se calentó, y él no se había sentido tan condenadamente excitado desde que era un adolescente. Necesitaba tocarse así mismo. Sus bolas se estaban endureciendo casi hasta el final en su cuerpo, y el placer pulsante en su polla empezaba a ser incómodo.

Y JeonGguk ya se había bajado los pantalones. El rostro del hombre estaba un poco sonrojado, y él estaba jadeando un poco, incluso antes de que llegara su mano alrededor de su pene.

Los ojos de TaeHyung se abrieron ante la vista, de la muy sexy boca entre abierta, mientras se lamía los labios.

—¿No quieres ayuda con eso?
— preguntó Tae.

Tenía a uno de sus compañeros aquí bien podría hacer uso de él hasta que consiguieran sus manos en su tercera pareja. JeonGguk, que estaba apoyado contra la pared, con los ojos entrecerrados, asintió con la cabeza.

—Sí, eso parece una idea mejor —contestó.

TaeHyung negó con la cabeza al hombre. JeonGguk podría ser un imbécil inmaduro a veces, pero por eso Tae lo amaba.
El hecho de que su tercera pareja estaba en algún lugar en el edificio era un gran motivo de celebración. Habían estado buscando activamente a su tercera pareja durante los últimos cincuenta años, y habían estado ya en cuatro de estas ceremonias de apareamiento, sin ninguna suerte.

Si llegaran a la sala de baile de mañana tan calientes como estaban, podrían asustar a su pareja.
Era mejor sacar esto de su sistema ahora. Bueno, la excitación y el deseo de besar y chupar no dejarían por completo sus sistemas, pero era mejor que nada en este momento, y los dejaría más tranquilos para el momento en que pudieran oler a su pareja. Y mantener a cualquiera de los otros dragones lejos de establecer una reclamación.
Lo que pasaba en estas ceremonias de apareamiento era que, si un humano no se reivindicaba como un compañero, entonces cualquier dragón podría utilizarlo a su antojo. Así es cómo las reglas se hicieron.
Por suerte, TaeHyung y JeonGguk nunca habían tenido ninguna pelea al respecto, pero este año, si alguien trataba de reclamar lo que era suyo, sin duda lo harían.

La mano de JeonGguk continuó moviéndose, acariciando a lo largo de su polla ya roja.

—¿Solo vas a mirarme, o vas a hacer algo?
Tae sacudió los pensamientos sobre su compañero desconocido fuera de su mente.

El hombre estaría bien cuidado hasta mañana. En este momento, tenía que atender las necesidades de su otro compañero y las de su propio cuerpo.
Su normalmente sangre fría latía lo suficientemente caliente como para hacerle sudar un poco.
Se acercó a JeonGguk, señalando sarcástico la gran sonrisa ansiosa del hermoso hombre justo antes de cogerle fuertemente de la nuca, sintiendo los suaves cabellos cortos negros que habían salido libres de su cola de caballo. Aquellos ojos gris plata brillaban cuando Tae por fin juntó sus bocas en un beso que ambos desesperadamente necesitaban.

JeonGguk siempre había sido el guapo, pero siempre hizo sentir a TaeHyung mejor diciendo que sus cicatrices eran impresionantes, Tae también era más viejo y un poco más alto, por lo que funcionaba bien para su ego. Eso, y la forma en que JeonGguk, un bien entrenado guerrero dragón perfectamente capaz, se derretia en sus brazos, presionando su bien formado cuerpo hacia adelante para una mayor fricción de sus penes ya erectos y duros como barras de hierro, Gguk gimio en voz baja, era un sonido lo suficientemente dulce para hacer siempre que TaeHyung se sintiera bien consigo mismo porque era él, el que lo provocaba en su segundo.

Las manos de JeonGguk tiraron desesperadamente de la ropa de Tae, arrancándolas, metiendo la mano en su pantalon ajustado y luego hacia arriba y debajo de la camisa, buscando sus pezones y sintiendo cada curva de sus músculos bien formados, de cada una de las cicatrices debajo de su ropa.
Cada toque atrajo un cosquilleo cálido y agradable por todo su cuerpo. Ese momento fue cuándo TaeHyung pensó que sería una gran idea empujar a JeonGguk abajo en su cama compartida, rasgar el resto de su ropa, y luego follar como conejos hasta bien entrada la noche, inspirado por el olor de su otra pareja, su tercero, que estaba ya en el edificio con ellos en este momento, en este mismo momento.

Jodidamente perfecto.
Continue Reading Next Chapter

About Us

Inkitt is the world’s first reader-powered publisher, providing a platform to discover hidden talents and turn them into globally successful authors. Write captivating stories, read enchanting novels, and we’ll publish the books our readers love most on our sister app, GALATEA and other formats.