Write a Review

ūüĆĻWhen Summer EndsūüĆ∑ ||Kookmin||

CAPITULO 1

Mi visión estaba un poco borrosa mientras seguía bailando. Mi cabeza estaba sólo un poquito confusa por el alcohol. Mis piernas se sentían como de goma, como si yo no estuviera en completo control de mí mismo.

-¬ŅBebemos algo m√°s? -mi mejor amigo Taehyung me grit√≥ sobre la m√ļsica.

Sacudí la cabeza. -No puedo beber más, me pondré enfermo -respondí levantando la nariz.

-Sólo has tomado cuatro cocteles -bromeó, riéndose histéricamente de mí. El siempre había pensado
que yo era un poco patético porque no aguantaba el alcohol.

-Puedes tomar uno más. Yo iré al bar contigo -le grité como respuesta, tomándolo de la mano para no
separarnos en el abarrotado club. Mis otros dos amigos no querían beber, así que los dejamos bailando.

Tae me condujo al bar, por lo que qued√© tras el mientras esperaba que el barman lo notara. Despu√©s de alrededor de cinco minutos a√ļn no le hab√≠an servido. El se volte√≥ a m√≠ con una sonrisa de disculpa.

-Necesito ir al ba√Īo desesperadamente, ¬Ņpuedes tomar mi lugar? El chico ni siquiera ha mirado hacia este lugar a√ļn -dijo el, se√Īalando al barman quien estaba sirviendo en el otro extremo del bar con su espalda hacia nosotros. El lugar estaba atestado y a√ļn as√≠, √©l estaba confiado, deber√≠a haber estado un poco estresado.

-Sí, claro -acepté, moviéndome rápidamente a su espacio.

Me inclin√© sobre la barra un poco, para poder ver si el barman ven√≠a hacia este lado de la barra. Observ√© su espalda; usaba unos jeans muy ce√Īidos y una camiseta negra con el logo del club en la espalda. Luc√≠a bien torneado, por lo que pod√≠a ver y su trasero se ve√≠a apetecible. Estaba felizmente mirando su trasero cuando √©l se dio la vuelta, por lo que accidentalmente mir√© su entrepierna. Me ruboric√© y r√°pidamente apart√© mi mirada, agradecido de que √©l no lo hubiese notado.

De pronto √©l estaba caminando hacia m√≠; horrorizado, velozmente dirig√≠ mi mirada hacia su rostro. Era tan atractivo que mi boca se hizo agua. Su cabello casta√Īo estaba desordenado y acomodado hacia un lado, su boca se movi√≥ para mostrar una sonrisa insolente mientras caminaba recto y se deten√≠a frente a m√≠. Era alto, probablemente 1.86. Sent√≠ que mi aliento se deten√≠a en mi garganta en cuanto le mir√© a los ojos. No pod√≠a definir el color exacto, porque el club estaba oscuro, pero eran definitivamente claros,
claramente no café. Me estaba mirando tan intensamente que se aceleró mi pulso.

-Hola, ¬Ņquieres una bebida o est√°s contenta mirando el escenario? -pregunt√≥ con una sonrisa de
autosuficiencia.

Diablos, ¡tiene una voz sexy!. Me reí.

-Bueno el escenario es bastante bueno en este club -respondí, asintiendo, levantando una ceja tratando
de lucir sexy.

No tenía idea de por qué estaba flirteando con él. Si trabajaba aquí eso significaba que tenía más de veintiuno, y él probablemente asumía que yo también, considerando que había usado una identificación falsificada para entrar al club.

√Čl arrug√≥ su nariz. -Sip, mi vista es bastante buena tambi√©n -flirte√≥, observ√°ndome lentamente. Yo hice
un gesto también y me incliné hacia atrás para que él pudiera ver mis piernas. El pantalon era bastante pegado no el que usaba siempre, en absoluto; pero pensé que podía probar algo nuevo esta
noche.

-Oye, ¬Ņpodemos tener alg√ļn tipo de servicio por aqu√≠? Hemos esperado durante diez minutos -un tipo
gritó, agitando su mano enojado.

El barman me miró disculpándose. -Estaré de vuelta en un minuto. -Se alejó para servir al tipo enojado. No pude contenerme de ojear su trasero nuevamente. Ciertamente era una vista placentera, yo no exageraba.

Después de atender a Sr. Enojado, se volvió hacia mí.

-Entonces, ¬Ņdecidiste lo que quer√≠as? Pregunt√≥ pasando una mano por su desarreglado cabello.

-Hm, sip. Un ron con coca cola -ped√≠, tratando de pensar qu√© le gustar√≠a a Tae. Sirvi√≥ la bebida y la puso en el mostrador en frente de m√≠, sonriendo y alej√°ndose para servir a otras personas. Lo mir√©, confundido. ¬ŅCu√°nto costaba la bebida? Se alej√≥ antes de que le pagara.

-Oye no me cobraste -le dije a la espalda.

-Va por mi cuenta -respondió, sin mirarme.

Alrededor mío la gente seguía gritando sus pedidos mientras él luchaba por mantener el ritmo.

El tipo al lado m√≠o golpe√≥ con su mano el mostrador y gru√Ī√≥ frustrado.

-En serio, ¬Ņcu√°nto maldito
tiempo se tarda en tener una bebida en este lugar? -gritó airado.

Oh va a ocurrir un mot√≠n pronto. ¬ŅPor qu√© no hay nadie m√°s para ayudarlo a atender el bar?

-¬ŅPor qu√© est√°s solo? -grit√©, agitando la mano para atraer la atenci√≥n del barman.

-Estamos cortos esta noche, así que estoy solo hasta que Daniel vuelva de su descanso. -Levantó su hombro quitándole importancia y continuó sirviendo. Bueno eso no es justo, la gente está siendo tan ruda con él mientas les sirve y ni siquiera es su culpa.

Gir√© y me sub√≠ sobre el bar, meciendo mis piernashacia el otro lado y cayendo-. Oye, ¬Ņqu√© diablos est√°s haciendo? Vu√©lvete al otro lado, no se permiten clientes aqu√≠. -Me orden√≥ frunciendo el ce√Īo enojado hacia m√≠.

Agité mi mano descartándolo y me volví al tipo más cercano que gritaba improperios.

-¬ŅQu√© puedo servirte guapo? -pregunt√© sonriendo dulcemente.

-Cuatro botellas de budweisser y cuatro cortos de vodka -contestó inclinándose y sonriendo ahora.

-Claro. -Le di una sonrisa coqueta antes de volverme hacia el barman quien me miraba fijamente, con
una expresión consternada-. Bueno no sólo te quedes parado mirándome, ¡empieza a servir! Bromeé.

-¬ŅY cu√°nto cuesta ese pedido? -pregunt√© tomando cuatro botellas de cerveza de la heladera detr√°s m√≠o.

-Er... tenemos un especial para las budweisser con un corto por la próxima hora. Son cuatro dólares
cada una, entonces diez y seis d√≥lares en total. M√°s gente va a ordenar eso -dijo declarando los hechos, a√ļn observ√°ndome conmocionado.

Asent√≠ y tom√© cuatro vasos de corto de un lado, mientras buscaba d√≥nde estaba el vodka. √Čl indic√≥ hacia
la muralla en que estaban colgadas las botellas de licor.

-Gracias.

-Gracias por esto, soy Jungkook por cierto -dijo él caminando hacia el siguiente cliente.

-Jimin

Terminé de servirle al tipo y tomé su dinero. Aunque no tenía idea de cómo funcionaba la caja registradora. Estaba parado ahí mirándola confundido; era una de esas electrónicas con pantalla táctil. No
tenía idea de qué se suponía que hiciera para abrirla. Moviéndome en tensión, involuntariamente levanté
una mano tentativa, pensando que apretar algunos botones era lo que debía hacer.

Justo cuando estaba a punto de comenzar a presionar una larga secuencia de botones, esperando que
algo sucediera, dos brazos se cerraron alrededor mío desde atrás y me hicieron saltar. Jungkook tomó el
control de mi mano, gui√°ndola hacia la pantalla.

-Toca aqu√≠ -orden√≥, golpeando con mi mano la parte superior derecha de la pantalla. Un men√ļ apareci√≥ con peque√Īos recuadros con los nombres de las bebidas. Sent√≠ un sonrojo subir por mi rostro de cu√°n cerca esta √©l.

Su duro, ejercitado cuerpo apretado contra mi espalda; su aliento vol√≥ a trav√©s de mi mejilla, haci√©ndome sentir acalorado y perturbado-.S√≥lo presiona la bebida que serviste. Serviste cuatro Happy hours. -√Čl continu√≥ golpeando mi mano en el √≠cono ¬ęoferta especial¬Ľ hasta completar cuatro veces-. Entonces dale clic a Total. Luego Efectivo -expres√≥, moviendo mi mano hacia los lugares correctos. Luego la caja del efectivo se abri√≥ hacia m√≠ r√°pidamente. Su otra mano fue a mi cintura, retir√°ndome hacia su cuerpo, para que la caja no me diera en el est√≥mago-. Querr√°s tener cuidado, una cosita linda como t√ļ podr√≠a salir herido por la gran caja malvada -susurr√≥ en mi o√≠do, haci√©ndome
temblar. Entonces se había ido, dejándome ahí, todo mi cuerpo vibrando, mi boca levemente abierta y mi respiración saliendo en suspiros entrecortados.

Mi mente daba vueltas con pensamientos sobre lo deseable que él era.

Después de recomponerme, le serví a otras personas, cuando de pronto vi a Tae mirando alredor para
encontrarme.

-¡Tae! -grité. El no respondió y siguió mirando con preocupación-. ¡Tae! -Tomé un cubo de hielo y lo lancé hacia el. Su cabeza se alzó con sorpresa mientras le daba en el hombro.

El inspiró y miró hacia mí, confundido, antes de sacudir la cabeza y caminar hacia mí, gesticulando.

-¬ŅQu√© diablos haces? -pregunt√≥, ri√©ndose.

Le di un peque√Īo gui√Īo. -Nuevo empleo. ¬ŅLogro convencer como barman? -pregunt√©, gui√Ī√°ndole.

Se ri√≥ m√°s fuerte -En serio Jimin, ¬Ņqu√© est√°s haciendo tras el bar?

Fui a servirle al chico que estaba al lado de el para poder hablarle. -Jungkook estaba solo, la gente se estaba molestando y pensé en ayudarlo. -Levanté un hombro.

-¬ŅY qui√©n es Jungkook? -pregunt√≥ el, levant√°ndome una ceja. Indiqu√© sobre mi hombro hacia su espalda.

Tae lo observó-. ¡Oh, lindo trasero! -Lo admiró, riendo tontamente.

-Lo voy a ayudar hasta que el otro chico regrese de su descanso, entonces voy y te busco -dije sobre mi
hombro mientras me alejaba para servir a alguien m√°s.

-Claro, divi√©rtete -replic√≥, haciendo un gui√Īo.

Realmente me estaba divirtiendo mucho; los chicos estaban flirteando conmigo como locos. Me negué a
servir a personas a menos que estuvieran cantando y bailando, por lo cual la gente estaba divirtiéndose
mucho mientras esperaba ser servida, lo que hizo a Jungkook reír.

Me habían dicho que guardara la propina y tenía alrededor de $40 metidos en una jarra bajo el bar. Aunque no podía quedármelos, pues
correspondían a Jungkook. No tuve mucha oportunidad de hablar porque estaba muy ocupado, pero lo rocé
al pasar junto a él algunas veces, enviándole sonrisas coquetas. Sin embargo trataba de no hacerlo; él era
demasiado viejo para mí y probablemente pensaba que tenía 21 en vez de 17, sí que probablemente no
debería estar anhelándolo como lo hacía.

Después de una media hora, el trabajo comenzó a decaer porque se había acabado la happy hour. Jungkook
se acercó y se detuvo a mi lado.

-Gracias por esto, realmente aprecio tu ayuda -dijo él, pasándome un vaso que contenía un cóctel blanco y cremoso.

-¬ŅQu√© es esto? -Frunc√≠ el entrecejo. No parec√≠a muy apetitoso.

√Čl sonri√≥ ir√≥nico. -Se llama ¬ęOrgasmo Gritado¬Ľ. Y pens√© darte uno como agradecimiento -declar√≥, haciendo un gesto hacia m√≠.

Me ruboricé como nunca y balbuceé. -No se llama así.

-As√≠ se llama. ¬ŅNunca has tenido uno? -pregunt√≥, levantando sus cejas inocentemente, a√ļn cuando su
irónica sonrisa claramente mostraba que no era para nada inocente acerca de esto.

Ok, bueno supongo que puedo flirtear con √©l, eso no hace da√Īo en todo caso.

-¬ŅUno gritado? -pregunt√© achicando los ojos, como pensando-. No lo he hecho, ni creo que lo haya
probado, sería el primero -declaré, tratando de no ruborizarme mientras lo decía.

-Bueno me siento honrado. -√Čl dio un golpecito sobre mi nariz mientras caminaba a servir a alguien
m√°s. Tom√© un gran sorbo de la bebida y casi me atragant√©; era asquerosa y ten√≠a tanto alcohol que quem√≥ mi garganta-. ¬ŅNo te gust√≥? -pregunt√≥ pareciendo herido.

-Lo siento, supongo que tuve mucha confianza en tu habilidad -repliqué, devolviéndoselo, aun haciendo gestos mientras me limpiaba la boca con la palma de mi mano.

Jungkook rió y golpeó el fondo del vaso inclinándose sobre el bar, mirándome. Dinamita, de Taio Cruz
comenzó a sonar y yo grité excitado.

-¬°Me encanta esta canci√≥n! -chill√©, bailando y cantando junto con la m√ļsica.

Jungkook sólo me miró con una sonrisa divertida en su rostro. -Guau, cantas fatal -se rió.

Rodé los ojos y agarré su mano, tirándolo hacia mí. -Baila conmigo, una retribución viendo que el
orgasmo que me diste fue una decepción -lo desafié.

√Čl ri√≥ y puso las manos en mis caderas, acerc√°ndome m√°s a √©l mientras comenzamos a bailar. Puse una mano sobre su duro torso mientras bail√°bamos muy cerca uno del otro, haciendo vibrar y arder con
necesidad todo mi cuerpo. Demonios, él es tan ardiente. Mi respiración salía en rápidos alientos, quería
desesperadamente que me besara, aunque yo era claramente muy joven para él.

-Salgo dentro de una hora, cuando los otros dos barman lleguen aquí, qué te parece si te invito a un trago o algo de comida como verdadero agradecimiento -sugirió, corriendo un mechón de cabello de mi frente con sus dedos.

No quería beber nada más, pero estaba bastante hambriento y podría tomar algo de pizza u otra cosa
justo ahora. -Estoy bastante hambriento -admití, mordiendo mi labio y pensando. Realmente no
debería ir con él, ni siquiera conozco este chico, no debería salir con él, deberíamos quedar sólo como
conocidos...

-Genial. -√Čl sonri√≥ deslumbrante, sus ojos brillaban. Desesperadamente quer√≠a que encendieran las luces para poder ver su color, deber√≠an ser azules o verdes, eran demasiado luminosos para ser caf√©s,
definitivamente.

Justo entonces un hombre vistiendo la camiseta negra igual a la de Jungkook, levantó un lado del bar y caminó
dentro, mir√°ndome consternado.

-¬ŅQu√© demonios est√°s haciendo dejando a un cliente entrar aqu√≠? -
pregunt√≥, sacudiendo su cabeza pero con una sonrisa autosuficiente a Jungkook. √Čl obviamente pens√≥ que
est√°bamos en algo.

-Jimin estaba ayudándome mientras se aglomeraban los clientes por la happy hour -explicó Jungkook,
levantando sus hombros, sus ojos no se alejaron de los m√≠os-. Entonces, ¬Ņpuedes darme tu n√ļmero para
poder llamarte cuando termine? -pregunt√≥ mir√°ndome esperanzado mientras sacaba su m√≥bil, sosteni√©ndolo hacia m√≠. Asent√≠ y marqu√© mi n√ļmero excitado-. Estar√© una hora m√°s aqu√≠ -dijo, gui√°ndome hacia la abertura en el bar. Justo cuando estaba por salir tom√≥ mi mano, deteni√©ndome-. Espera, olvid√© darte algo. -Dio un paso hacia delante con una sonrisa asom√°ndose por los costados de sus boca.

Lo miré con curiosidad.

¬ŅQu√© olvid√©?

Inclinó su cabeza rápidamente y me dio un beso ligero, sólo duró un segundo. Sus suaves labios parecían
encajar perfectamente con los míos.

Estaba ciertamente muy sorprendido para besarlo de vuelta. Cuando se alejó me sonreía con superioridad, estaba claro que me veía sorprendido. Todo mi cuerpo pedía más y quería agarrarlo, romperle la ropa y que me tomara en medio del bar.

-Eee... Si... bueno... Yo... mmm... sip -tartamudeé, sintiendo cómo me subían los colores a la cara de
nuevo.

√Čl golpe√≥ suavemente mi nariz de nuevo. -Honestamente eres muy tirno. -Se ri√≥ y volvi√≥ al bar, cerr√°ndolo tras √©l y alej√°ndose sin una mirada hacia m√≠.

Susurr√© feliz y me abr√≠ camino hacia mis amigos que a√ļn segu√≠an bailando. Divis√© la espalda de Tae, se estaba besando con alg√ļn tipo. Rod√© mis ojos y me encamin√© hacia mis otros amigos, Woozi y Ten.

-¬ŅD√≥nde estabas? Tae dijo que estabas ayudando tras el bar -pregunt√≥ Woozi, luc√≠a confuso, como si pensara que quiz√°s Tae estaba borracho o algo as√≠.

-S√≠, lo estaba, estaban cortos de personal -confirm√© asintiendo-. Y ahora tengo planes con un extremadamente apuesto barman en una hora. -A√Īad√≠, subiendo mis cejas.

Woozy y Ten rieron. -Eres un atrevido -me provocó Woozi jugando.

-Lo sé -dije bromeando. Aunque no era cierto, ambos lo sabíamos. Sólo había salido con dos chicos antes y ambos habían sido novios en serio.

Bueno en un tiempo fue en serio de todos modos, porque luego no resultó. Rompí con mi novio de seis meses, Nick, al comienzo del verano y desde entonces nunca tuve una cita porque no estaba interesado en nadie.

Mientras, bailábamos y les contaba cada detalle sobre Jungkook, el beso, el coqueteo. Después de un rato mi
tel√©fono son√≥ en mi bolsito. Contest√© nervioso, sabiendo que deb√≠a de ser √©l porque era un n√ļmero desconocido.

-Hey, Jimin, ya termin√©. ¬ŅA√ļn quieres salir a comer algo? -pregunt√≥.

-Sí, está bien -asentí, tragando mi excitación nervioso.

-Nos encontramos en la entrada entonces.

-Bueno. -Me volví hacia mis amigos. Tae estaba prácticamente brincando de alegría, estaba pensando,
probablemente, en todos los chismes de los que se enteraría al día siguiente. -Bueno chicos, si salgo
asesinado, entonces díganle a mis padres que los amo y ustedes pueden pelearse mi iPod -bromeé.

Tae me abraz√≥. -Aseg√ļrate de hacerle saber que nosotros sabemos que est√°s con √©l, as√≠ no intentar√° nada. Dile que sabemos que √©l es la √ļltima persona con quien estuviste y se lo diremos a los polic√≠as si te asesina. Prom√©teme que se lo dir√°s -dijo el, mir√°ndome serio.

¡Oh! Quizás esta no era una idea tan brillante después de todo.

-Mmm, Tae no digas esas cosas que me asustas.

Quizá debiera llamarlo y decirle que cambié de idea o algo...

El balbuce√≥ bebida. -Solo vete. Dijiste que era ardiente. Todo lo que vi fue su trasero y era apetitoso - me orden√≥, con un suave empuj√≥n en direcci√≥n a la puerta-. Llama o escr√≠beme un mensaje cuando llegues a casa para saber que llegaste bien. ¬°Y dile a √©l lo que te dije! -me orden√≥, sonando un poco como mam√° a√ļn cuando estaba ebrio.

-Lo haré, y vosotros manteneos a salvo también. -Les lancé a todas besos al aire mientras caminaba
hacia la salida.

√Čl estaba de pie ah√≠ apoy√°ndose contra el muro casualmente; se ve√≠a tan apuesto que hizo que mi
corazón se acelerara.

-Oye, ¬Ņtienes una chaqueta? -pregunt√≥ indicando hacia la recepci√≥n. Negu√© con la cabeza como respuesta-. Vinimos en un taxi hasta aqu√≠, as√≠ es que ni siquiera pens√© en una chaqueta m√°s temprano. -Quiz√° debiera haberlo hecho, era casi media noche ahora y hac√≠a viento afuera-. Toma puedes usar mi su√©ter -me ofreci√≥, poniendo un chaleco con gorro azul en mis manos.

-Pero entonces t√ļ tendr√°s frio -protest√©, sacudiendo la cabeza y devolvi√©ndoselo a √©l. Lo sac√≥ de mis
manos y giró sus ojos quitándole importancia. De pronto lo empujó sobre mi cabeza. Olía sorprendente,
justo como √©l. Sonre√≠ y met√≠ mis brazos por las mangas. √Čl se ri√≥.

-Es un poco grande, quiz√° crezcas en √©l -brome√≥. Yo puse las mangas hacia arriba y √©l indic√≥ hacia la puerta se√Īalando que nos fu√©ramos.

Tomé su mano, deteniéndolo. -Espera, mis amigos me hicieron prometerles que te diría algo - balbuceé, levemente avergonzado. Me miró con curiosidad, esperando que hablara.

-Ellos saben que estoy contigo y que si me asesinas le dir√°n a la polic√≠a que fuiste el √ļltimo en verme con vida -solt√© apurado, sonroj√°ndome por lo est√ļpido que sonaba.

Maldición Tae, acabo de quedar como un idiota.

Explotó en risas y me empujó hacia la puerta nuevamente. -Haré mi mejor esfuerzo para no matarte entonces. No me gustaría tener problemas con la policía -replicó con una mueca de horror. Sonreí tontamente, mordiendo mi mejilla.

Me condujo hasta un Jeep plateado; no tenía idea sobre autos así es que no sabía de qué tipo era. Apretó sus llaves, abriendo el auto. Tan pronto como el mecanismo de la puerta sonó, la abrió para mí. Miré y me reí había basura por todos lados, todo el piso y por todos los asientos. Periódicos, envolturas de dulces, latas de soda vacías tiradas alrededor sin cuidado.

‚ÄĒO mierda, eee, deb√≠ haber limpiado el auto y luego llamarte, Ups ‚ÄĒmurmur√≥, luciendo como un
cordero mientras juntaba todos los restos y los tiraba al asiento trasero.

‚ÄĒGracias ‚ÄĒsonre√≠ con autosuficiencia mientras sub√≠a. Lo observ√© caminar alrededor del auto, notando los m√ļsculos de sus brazos y c√≥mo el viento soplaba a trav√©s de su camiseta contra su pecho demostrando lo plano que era.

Apuesto que se vería increíble sin camisa.

Se subi√≥ interrumpiendo mi mirada coqueta. ‚ÄĒEntonces ¬Ņqu√© quieres para comer? ‚ÄĒpregunt√≥ encendiendo el auto.

‚ÄĒNo me importa. Lo que t√ļ quieras. Como de todo ‚ÄĒmurmur√©, despreocupado.

‚ÄĒ¬ŅPizza? ‚ÄĒsugiri√≥. Sub√≠ un hombro y asent√≠. Estaba deseando eso secretamente.

Sonri√≥ y condujo por el camino, estacionando delante de una peque√Īa pizzer√≠a en que serv√≠an toda la
noche, no muy lejos. Me bajé del automóvil y caminé a su lado.

Mientras él pasaba, un grupo de chicos estaban sentados ahí, riendo muy fuerte y aparentando rudeza y él me empujó, de alguna manera más
cerca de él.

Demonios él es dulce.

‚ÄĒ¬ŅAlguna preferencia? ‚ÄĒpregunt√≥ mientras mir√°bamos el men√ļ sobre el mostrador.

‚ÄĒCualquier cosa sin anchoas, soy al√©rgico.

‚ÄĒ¬ŅPepperoni? ‚ÄĒsugiri√≥, frotando mi espalda suavemente, haci√©ndome temblar. Asent√≠ mordiendo mi
labio, tratando de no demostrarle que su toque casual me afectaba.

Pidi√≥ la comida y trajo dos latas de Coca-Cola. Hab√≠a una peque√Īa mesa de pl√°stico y sillas a un lado, as√≠ es que nos sentamos para esperar. Mir√© hacia √©l y pude ver sus ojos como corresponde por primera vez.

Eran hermosos. Un color gris luminoso con un tinte de azul, eran cautivantes y no pude alejar mi
mirada. Todo mi cuerpo comenz√≥ a vibrar. No pod√≠a quedarme quieto. √Čl sonri√≥ muy seguro de s√≠ mismo y mir√≥ hacia abajo, a su bebida, liber√°ndome de su intensa mirada y sus hermosos ojos. Solt√© un suspiro de alivio.

‚ÄĒAs√≠ que, ¬Ņhas trabajado antes en un bar?, parec√≠as saber lo que estabas haciendo ‚ÄĒpregunt√≥, apoy√°ndose en la mesa.

‚ÄĒMi t√≠o tiene un bar, he estado detr√°s del mostrador algunas veces, pero nunca hab√≠a servido realmente
hasta esta noche. ‚ÄĒLevant√© un hombro rest√°ndole importancia.

‚ÄĒEres un barman decente, a los clientes les gustaste. O, por cierto tom√© tus propinas. ‚ÄĒMeti√≥ la mano
en su bolsillo, sacando un pu√Īado de monedas y ofreci√©ndomelo.

‚ÄĒNo la quiero, qu√©datela, es tu trabajo no el m√≠o ‚ÄĒme reus√©, sacudiendo mi cabeza.

‚ÄĒJimin, te lo ganaste, t√ļ te quedas con tu propina. Hiciste como $52 en menos de una hora, imag√≠nate
cu√°nto ganar√≠as trabajando toda la noche. ‚ÄĒLevant√≥ sus cejas, luciendo impresionado.

‚ÄĒS√≠, quiz√° deber√≠as encontrarme un trabajo ah√≠ entonces ‚ÄĒhice una broma

‚ÄĒPuedo hablar por ti si vas con esto en serio ‚ÄĒse ofreci√≥, poniendo su cabeza hacia un lado para que su
pelo se corriera de sus ojos.

Me re√≠ sacud√≠ mi cabeza. ‚ÄĒNo creo que pudiera soportar eso todo los fines de semana. Debe volverse
aburrido ¬Ņo me equivoco? ‚ÄĒpregunt√© curioso. Fue divertido esta noche pero hacer eso todo el tiempo se volver√≠a un poco tedioso, mirar a todos alrededor tuyo emborracharse mientras est√°s trabajando se vuelve molesto despu√©s de un tiempo.

‚ÄĒS√≠, tener chicas tir√°ndose hacia ti todo el tiempo definitivamente se vuelve irritante despu√©s de unos
d√≠as ‚ÄĒdijo ri√©ndose. Oh si, lo capto, es un jugador y usa el bar para conocer chicas. Bueno Jimin, justo te has convertido en su revolc√≥n r√°pido de la noche.

‚ÄĒS√≠, puedo imaginar c√≥mo ser√° ‚ÄĒmurmur√© sarc√°sticamente. Estaba enojado conmigo mismo por siquiera
haber pensado algo distinto. ¬ŅQu√© diablos ver√≠a un chico como √©l en m√≠ de todos modos? ¬ŅPor qu√© demonios acept√© esto? Cree que soy uno de esos chicos que busca un revolc√≥n de una noche. Genial, simplemente genial.

‚ÄĒS√≠, s√≥lo pasaste una hora con todos los chicos babeando por ti, imagina eso cada fin de semana por el √ļltimo a√Īo ‚ÄĒdeclar√≥, levantando su nariz. Un momento, ¬Ņhablaba en serio cuando dijo que se volv√≠a irritante? ¬°Mierda! Ahora estoy confuso.

Por suerte la pizza lleg√≥ en ese momento, eso interrumpi√≥ nuestra conversaci√≥n. ‚ÄĒEstamos cerrando
chicos ‚ÄĒdijo el hombre, dejando caer la caja en la mesa.

‚ÄĒO, pens√© que pod√≠amos comer aqu√≠ ‚ÄĒJungkook replic√≥, mir√°ndolo confundido.

‚ÄĒGeneralmente s√≠, pero necesito llegar a casa temprano. Hay un letrero en la puerta. ‚ÄĒIndic√≥ el hombre
hacia el trozo de papel dentro de la puerta.

‚ÄĒ¬°O! Bueno entonces, gracias ‚ÄĒJungkook se levant√≥ y agarr√≥ la caja volvi√©ndose hacia m√≠‚ÄĒ. Lo siento, pens√© que pod√≠amos comer dentro. Si quieres podemos comer en mi casa, est√° justo a la vuelta ‚ÄĒsugiri√≥
mientras caminaba hacia la puerta.

‚ÄĒ¬ŅEst√° m√°s limpia que tu auto? ‚ÄĒMe re√≠ de √©l.

√Čl se ri√≥ y neg√≥ con la cabeza t√≠midamente. ‚ÄĒNo realmente.

‚ÄĒOk, bueno supongo que tendr√© que soportarlo para comerme la pizza ‚ÄĒhice rodar mis ojos juguetonamente.

√Čl ri√≥ y abri√≥ la puerta de acompa√Īante para m√≠, esperando que estuviera arreglado dentro antes de poner la caja en mis piernas.

Nos condujo por la carretera durante unos minutos antes de aparcar fuera de un edificio de apartamentos. Tomó la caja de mi regazo y salió del coche, mientras yo lo seguía al segundo piso,
deteniéndose fuera de su puerta.

Tomó sus llaves torpemente mientras yo me sacaba mis zapatos. Los
pies me estaban matando, llevando mis zapatos altos toda la noche, sin duda tendría ampollas. Dejó que la
puerta se abriera y me miró disculpándose. Entré y me detuve, mi boca cayó abierta en shock. Su casa
era un basurero. Había cajas de comida vacías y latas de soda por todos lados. Platos sucios esparcidos
por el lugar, y ropa regada por el suelo.

¬°Wow, es un flojo! ‚ÄĒ¬ŅO mierda, te han robado? ‚ÄĒbrome√©, tratando de no re√≠r.

‚ÄĒJa-ja ‚ÄĒreplic√≥ mientras caminaba a mi m√≠o, tomando mi mano y llev√°ndome hacia dentro. Mir√© hacia el sof√°; estaba repleto de revistas y ropa, un taz√≥n medio lleno de lo que podr√≠a haber sido caf√© de hace una
semana a√ļn estaba ah√≠.

Estall√© en risas. ‚ÄĒJungkook, ¬°este sitio es asqueroso! Quiz√° s√≥lo deber√≠amos habernos sentado en el suelo en la calle, habr√≠a sido m√°s saludable.

‚ÄĒDeja de quejarte y ac√©ptalo ‚ÄĒdeclar√≥, tomando el taz√≥n del asiento y barriendo todo el resto del suelo,
me hizo re√≠r m√°s fuerte. Wow, su idea de asear era una gran decepci√≥n‚ÄĒ. Si√©ntate y come ‚ÄĒorden√≥.

Me senté en el sofá, que era sorprendentemente confortable. Puso la caja sobre mi regazo y caminó hacia otra habitación; saqué un trozo de pizza y comencé a mordisquearlo.

Cuando miré hacia abajo me di
cuenta de que mis pies estaban sobre un montón de sus papeles, entonces los tomé y los metí debajo de mí.

Volvió minutos después con dos latas de Pepsi.

‚ÄĒNo ten√≠a nada m√°s que zumo para ofrecerte, pero tendr√≠as que beber directo de la lata porque no tengo
vasos limpios ‚ÄĒdijo luciendo como un carnero.

‚ÄĒEs asqueroso. Apuesto a que el dormitorio est√° peor ‚ÄĒle solt√©, sacudiendo mi cabeza riendo.

‚ÄĒ¬ŅQuieres ir a mirarlo? ‚ÄĒpregunt√≥, levantando una ceja y mir√°ndome incre√≠blemente sexy. La comida
qued√≥ atorada a mitad de mi garganta, ahog√°ndome. O Dios, ¬Ņ√©l piensa que estoy aqu√≠ para tener sexo
con √©l? Se ri√≥ y me palme√≥ la espalda, alcanz√°ndome la lata de soda‚ÄĒ. Estaba bromeando‚Ķ bueno, quiz√°s estaba bromeando ‚ÄĒse burl√≥ mir√°ndome muy seguro de s√≠ mismo.

‚ÄĒSi t√ļ piensas que siquiera voy a acercarme a la cama en tu casa, est√°s muy equivocado. ¬ŅCu√°ndo fue la
√ļltima vez que cambiaste las s√°banas? ‚ÄĒBrome√©.

‚ÄĒ¬ŅSe tienen que cambiar las s√°banas? ‚ÄĒpregunt√≥ luciendo consternado. Oh Dios ¬ŅLo dice en serio? ¬°Qu√© asco! Lo mir√© asqueado y consternado. Estall√≥ en risas‚ÄĒ. Oh Jimin, eres demasiado divertido. ‚ÄĒ

Sacudió la cabeza, riendo tan fuerte que tenía lágrimas en los ojos. Yo reí también, pero mi risa era más de alivio. No puedo creer que realmente pensara que hablaba en serio. Demonios soy tan crédulo.

‚ÄĒEntonces, dime algo m√°s sobre ti ‚ÄĒme alent√≥, tomando su quinto pedazo de pizza.

‚ÄĒ¬ŅMmm, como qu√©?

‚ÄĒTienes hermanos o hermanas, tienes alg√ļn hobby, d√≥nde trabajas. Ese tipo de cosas ‚ÄĒrespondi√≥
levantando sus hombros.

‚ÄĒOk, bueno, no trabajo, voy al instituto. Realmente no tengo ning√ļn hobby, me gusta nadar y leer y soy
hijo √ļnico. ¬ŅQu√© hay de ti? ‚ÄĒcontest√©, observando su reacci√≥n a mis respuestas.

√Čl sonri√≥ y me sent√≠ relajado. Obviamente no estaba molesto por el hecho de que yo a√ļn estuviera en el
instituto, por lo que él sabía que era menor de 18.

‚ÄĒBueno t√ļ sabes d√≥nde trabajo, me gusta jugar pool, pero eso es s√≥lo entretenimiento con los amigos, y
tengo una hermana mayor y un hermano menor.

‚ÄĒ¬ŅS√≠, de qu√© edades? ‚ÄĒpregunt√©, terminando mi bebida y mirando alrededor por una papelera o algo
donde tirar la lata.

Arrug√≥ su nariz y tom√≥ la lata por m√≠, poni√©ndola en el suelo. Rod√© mis ojos. ‚ÄĒMi hermano, Taeli, tiene 19 y mi hermana, Sunny, tiene 25. Mmm oye, esto podr√≠a ir m√°s lejos y t√ļ puedes decir que no si quieres‚Ķ ‚ÄĒarrastr√≥ las palabras luciendo avergonzado. Lo mir√© con curiosidad esperando a que
continuara‚ÄĒ. Bueno‚Ķ ee‚Ķ mi hermana se casa ma√Īana. Estaba pensando, me preguntaba si querr√≠as
venir conmigo ‚ÄĒpregunt√≥ mirando esperanzado.

¬°Joder! ¬Ņ√Čl quiere que vaya en una cita a una boda familiar? ¬°Eso un poco extra√Īo!

‚ÄĒMmm‚Ķ ‚ÄĒmurmur√© mordi√©ndome el labio, pensando; por un lado querr√≠a pasar m√°s tiempo con √©l.
Parec√≠a muy dulce, pero, por otro lado, ¬Ņqu√© pasaba si me sent√≠a inc√≥modo? No pod√≠a exactamente irme si me aburr√≠a. Era una boda, lo que significaba una comida y una fiesta despu√©s, probablemente era algo de todo el d√≠a.

Sonri√≥ inc√≥modo. ‚ÄĒTienes que pensar sobre ello. La boda es ma√Īana, a las dos en punto de la tarde, si
quieres venir me puedes llamar. Digo, es solo pensamiento, les dije que ir√≠a solo porque no tengo novia, entonces el puesto de mi acompa√Īante quedar√≠a vac√≠o. Mi hermana dijo algo sobre acomodarme con alguna de sus amigas solteras para el evento ‚ÄĒhizo una mueca lo que me hizo re√≠r.

‚ÄĒClaro, y t√ļ no quieres eso porque tienes suficiente con chicas flirteando en tu trabajo ‚ÄĒlo molest√©.

‚ÄĒ¬°Exactamente! Wow, t√ļ si escuchas. Quiz√° te juzgu√© equivocadamente ‚ÄĒdijo en voz alta sonriendo.

‚ÄĒ¬ŅS√≠? ¬ŅPensaste que era una cabeza hueca a quien poner en tu cama sucia? ‚ÄĒpregunt√©, sac√°ndole la
lengua. No dijo nada, sólo se inclinó suavemente. En el momento estaba muy consternado como para hacer algo al respecto.

Se retir√≥ antes de que me recuperara. ‚ÄĒNo pens√© que fueras una cabeza hueca‚Ķ‚ÄĒ pero s√≠ pensaste que me pondr√≠a en tu cama sucia ‚ÄĒrespond√≠ sarc√°sticamente.

Se ri√≥ travieso. ‚ÄĒVamos, te llevar√© a casa si ya terminaste de insultar mi casa ‚ÄĒsugiri√≥, poni√©ndose de pie y extendiendo una mano para ayudarme. Me levant√© y sostuve la caja de pizza entreg√°ndosela, √©l se ri√≥ y la tir√≥ en el sof√°, sacudiendo la mano rest√°ndole importancia‚ÄĒ. La tirar√© luego.

‚ÄĒRealmente eres monstruoso.

Hizo una peque√Īa reverencia como si fuera un cumplido y tom√≥ mis zapatos del suelo. ‚ÄĒVamos entonces, lindo, vamos a llevarte a casa ‚ÄĒdijo dirigi√©ndose hacia la puerta. Puso mis zapatos abajo y esper√≥ a que deslizara mis pies en ellos.

Charlamos con sencillez y condujo hacia mi casa; era sorprendentemente f√°cil conversar con √©l. Cuando estacionamos fuera de mi casa, sali√≥ del auto y lo rode√≥ para llegar a mi lado, abriendo la puerta justo cuando lo iba a hacer yo, entonces me empuj√© hacia el aire fresco, casi cayendo del auto. √Čl ri√≥ pero me detuve inmediatamente cuando lo mir√©.

‚ÄĒLo siento ‚ÄĒmurmur√≥, tratando de detener su risa. Golpe√© con mi mano su pecho mientras sal√≠a del auto; era tan duro que inmediatamente comenc√© a tener pensamientos de intenso deseo. Me sonroj√© y mir√© hacia otro lado, √©l luc√≠a como si supiera lo que yo estaba pensando.

Me siguió y caminamos hacia la
puerta‚ÄĒ. Entonces, bueno, tienes mi n√ļmero de cuando yo te llam√©, si quieres venir ma√Īana ll√°mame. Lo m√°s tarde que podr√© responder es la 13:30 supongo, entonces si‚Ķ ‚ÄĒarrastr√≥ las palabras pareciendo
incómodo.

Jeez, es realmente dulce. Agarr√© su camiseta y lo acerqu√© a m√≠, levant√°ndome en puntillas y apretando mis labios contra los suyos. √Čl no estaba consternado como yo cuando me bes√≥. Me lo devolvi√≥
inmediatamente, una mano comenz√≥ a subir por el costado de mi cuello. Se retir√≥ y yo qued√© un poco atontado. El beso fue tan suave y dulce que hizo retorcer mis entra√Īas. √Čl lami√≥ sus labios suavemente, sus ojos mirando directamente a los m√≠os, el hermoso tono gris de sus ojos me hizo sentir mareado.

‚ÄĒMejor me voy. Gracias de nuevo por ayudarme esta noche ‚ÄĒdijo, dej√°ndome y gir√°ndose para partir.

Mientras lo miraba caminar hacia su coche, me di cuenta de que no quería dejarlo ir. Definitivamente lo quería ver de nuevo, besarlo de nuevo y tener sus brazos a mi alrededor.

‚ÄĒ¬ŅJungkook? ‚ÄĒlo llam√©, haci√©ndolo detener a mitad del camino‚ÄĒ. Rec√≥geme entonces a la 13:30.

Sonri√≥ abiertamente. ‚ÄĒGenial, ok, te ver√© ma√Īana Jimin. ‚ÄĒLuc√≠a tan feliz que hizo mi coraz√≥n latir m√°s r√°pido.

Entr√© silenciosamente a casa y sub√≠ por las escaleras. Una vez que estaba en la soledad de mi cuarto me lanc√© sobre la cama y dej√© salir un peque√Īo suspiro. Le envi√© un mensaje a Tae dici√©ndole que estaba en casa a salvo.

Entonces me puse de pie y tom√© el pijama. Me quit√© su chaleco y lo mir√© con los ojos bien abiertos, porque hab√≠a olvidado devolv√©rselo. Tendr√≠a que d√°rselo ma√Īana. Sonre√≠ con el
pensamiento de verlo de nuevo, apenas podía esperar. Me puse el pijama y me metí en la cama, no
podía sacar de mi rostro la sonrisa de felicidad mientras me quedaba dormido.

Continue Reading Next Chapter

About Us

Inkitt is the world’s first reader-powered publisher, providing a platform to discover hidden talents and turn them into globally successful authors. Write captivating stories, read enchanting novels, and we’ll publish the books our readers love most on our sister app, GALATEA and other formats.