A Mating of Convenience 🐉🐶 Kookmin L1

Summary

Sinopsis Para Jimin, el cuidado de sus hermanos recayó en él después de la muerte de su madrastra, pero cuando su padre, el alfa, muere en una lucha contra los dragones, Jimin decide que es suficiente, y detendrá la guerra él mismo, entonces sus hermanos podrán tener una buena vida. Él subirá la montaña y forzará al alfa a aparearse con él para hacer que todo se detenga. Jungkook King se queda atónito cuando un omega salta a su cama con un cuchillo, sabiendo que es temporada de apareamiento de dragones. Jungkook casi se ríe en su cara. ¿Él piensa que es así como funciona esto? Pero él realmente huele bien, y Jungkook no puede evitarlo y muerde al hombre de todos modos. Eh, el valiente perrito es su compañero. Pero hay aquellos de su clan que no se detendrán ante nada para mantener la guerra y tener su venganza por los crímenes del pasado del padre de Jimin. Incluyendo el venir detrás de Jimin. ° L1 : Un Apareamiento por Conveniencia. ° Serie: Maridos Dragón Posesivos ° Personajes Actuales: Jungkook King y Jimin Giltber ° Adaptación Esta historia es una adaptación del libro original solo por entretenimiento sin fines de lucro. La historia no es de mi pertenencia por lo tanto Todos los creditos a su Autora Original, quien me inspira con sus obras.🚫📎🔞👬

Genre:
Erotica / Romance
Author:
Nancy AE
Status:
Complete
Chapters:
9
Rating:
5.0 1 review
Age Rating:
18+

Cap 01 🐉🐶

Escabullirse en el dormitorio de su mayor enemigo era probablemente la peor idea de la vida de Jimin.
Escabullirse por la ventana, cuchillo en mano, en medio de la noche durante la temporada de apareamiento de dragón era aún más tonto. Allí estaba él.
Jungkook King, nombre raro, era el líder del clan de los dragones, la razón por la que la madre de Jimin, madrastra y padre estaban todos muertos y su manada estaba a punto de ser borrada de la faz de la tierra.
Y Jimin estaba a punto de meterse a la cama con él.
Su corazón latió con fuerza. Tragó duro y llevó el cuchillo hasta su garganta.
Se cortó suavemente.
Lo suficiente como para hacerle sangrar a lo largo de los hombros y un poco abajo de su clavícula.
No quería morir ni nada, pero necesitaba conseguir que los sentidos de este dragón ardieran.
Necesitaba preparar a este dragón para él.
Jimin no llevaba zapatos.
Apenas tenía cualquier ropa en él ahora.
Sólo pantalones cortos y una camiseta.
Los zapatos se habían ido porque no los necesitaba.
Podría correr por el bosque sin ellos tan elegante y silenciosamente como cualquier ciervo.

Llevaba poca ropa, para que sean fáciles de quitar del camino.
Jungkook dormía tan plácidamente debajo de la cama con dosel.
Estaba a oscuras, pero Jimin aún podía ver bastante bien. Esta casa era una buena casa.
La habitación era grande, espaciosa, mejor que cualquier otra cosa que Jimin hubiera tenido mientras crecía.
Por qué los dragones no querían quedarse aquí, por qué tenían que insistir en pelear cuando ya tenían tanto, Jimin no tenía ni idea, pero esta noche le estaba poniendo fin.
Suavemente anduvo su camino a la cama.
Los visillos eran bonitos, un disfraz para su verdadero propósito. Evitar los insectos.

Jimin les jaló a un lado y más y más su corazón chocó con el interior de sus costillas.
Sudor corría por la frente de Jimin.
Iba a vomitar, desmayarse o tener un ataque al corazón.
Recuerda por quiénes es esto.
Puso su rodilla sobre la cama, se acercó...

Y se encontró agarrado, girado y puesto debajo del cuerpo mucho más grande, mucho más poderoso de un dragón alfa.
Un hombre cuyos hombros tenían que ser por lo menos el doble del tamaño de Jimin, que podría probablemente romperlo por la mitad con poco esfuerzo si realmente quisiera.
Un hombre que había matado a tantos, que tenía aterrorizado a Jimin desde el momento en que nació.
Un hombre que le sonreía como si fuera un gato que había atrapado un ratón en sus garras.

— Cosita valiente que eres. Valiente y estúpido.

El tatuaje de espada en la mejilla de Jungkook se elevó con esa sonrisa.
Una sonrisa que mostraba los colmillos del hombre.
Jimin tragó, se dio cuenta de que todavía estaba empuñando el cuchillo, y él lo soltó.
Mejor que eso, sólo para asegurarse de que el dragón tuviera la idea correcta, él lo impulsó lejos con sus dedos.
No fue tan fácil de hacer, teniendo en cuenta que sus muñecas estaban inmovilizadas, pero quería hacer que el dragón le entendiera.
Entonces todo lo que quedaba por hacer era esperar.

Miró fijamente al dragón, observando la forma en que esos ojos oscuros parecían confundidos, cómo esa mirada se dirigía a la mano de Jimin y al cuchillo, antes de aterrizar en él. Era guapo.
Más guapo de lo que Jimin hubiera pensado.
Joder.
¿No había llegado a la habitación correcta? ¿Qué pasa si este no era Jungkook King, sino alguien, alguien mucho menos importante?
No, este era el dormitorio, por lo que tenía que significar que este era Jungkook King.

—Te ves confundido, mascota — dijo Jungkook.

—¿Caminaste sonámbulo hasta la montaña con ese cuchillo?
¿Estaba hablando con Jimin?
Sí, estaba hablando con Jimin.
Mierda. ¡Contéstale!

—Yo... no. Vine a verte.
—Podría decirse que demasiado.
—No para matarte.

—No habrías tenido la oportunidad, el agarre de Jungkook se apretó en las muñecas de Jimin, lo suficiente para que doliera, lo bastante para que Jimin gruñera por el dolor.

—Lo sé —dijo Jimin.
—Vine porque es tu época de celo.
Jungkook farfulló.

—¿Qué?

¿Había calculado mal?, No.

Él no podría haberlo hecho.
Esto era correcto, estaba seguro de ello.
Todo el mundo sabía que los dragones entraban en celo en la primavera.
¿Los dragones todavía lo consideraban primavera?
Jimin no pensó que ocurriría así.
Había pensado que lo agarraría, sin duda, pero también pensó que ya habría sido desnudado por ahora, le habría dado vuelta sobre su estómago y reclamado.
Parecían estar hablando en su lugar.
No podía ser bueno.
No había manera que algo como esto fuese bueno.
¿Por qué no estaban jodiendo? Necesitaban llegar a eso tan pronto como sea posible.

—Es tu temporada de apareamiento —Jimin oró porque así fuera.

Todavía hacía frío,especialmente puesto que él había subido un poco más arriba en la montaña, pero no tan alto que no podría
encontrar viviendas e incluso amplios tramos de superficies planas.
Era una gran montaña, después de todo.
Por favor, no dejes que haya llegado demasiado pronto.
Si llegó pronto y no era realmente la temporada de apareamiento de los dragones, esto fue en vano.

—He venido para que tú puedas aparearte conmigo.

Jimin esperaba que la sangre en su cuello y pecho fuera notable.
Necesitaba que el hombre la viera, la oliera y supiera que Jimin era realmente muy serio sobre lo que estaba proponiendo.
Y el dragón le echó una ojeada a la sangre.
Sus fosas nasales aletearon y una llama de esperanza se encendió en el pecho de Jimin.
El dragón sonrió.

—Llegaste hasta aquí con la esperanza de aparearte conmigo, ¿verdad?
Jimin asintió con la cabeza.

—Huelo a sangre, y estoy en tu cama.

¿Qué más necesitaba? ¿Por qué no lo estaba haciendo todavía?
Pánico se estableció otra vez, especialmente cuando el dragón no hizo nada, sólo siguió mirándolo como si no tuviera idea de qué hacer con el pequeño idiota que realmente se había atrevido a subir a la montaña, colarse a través de una aldea de dragones, escalar hasta la ventana de Jungkook y meterse en su dormitorio y su cama.
Jungkook agarró a Jimin de la mandíbula.
Dolió, pero luego Jungkook clavó sus garras en la cara de Jimin, y dolió aún más.

Trató de contener su gruñido de dolor.
Realmente lo hizo. Él no pudo.

—¿Tu padre te envió?

El corazón de Jimin se estrelló. Sabía que el dragón podía oírlo, y esperaba que el otro hombre lo atribuyera a estar ya nervioso,
ansioso, y muchas otras cosas más.

—Lo hizo —Jimin le mintió.
—Una ofrenda de paz.
Una rendición de nuestra manada.

—Ah, ya veo — Jungkook asintió.
—Si te cojo y te tomo por mi pareja, y luego querrá que deje de atacarle.
O, tal vez, piensa que voy a parar lo suficiente para que pueda venir aquí y atacarnos.
He jugado este juego por más tiempo de lo que tu padre ha estado vivo.
Sé cómo funciona esto.

Dolía. Dolía tanto.
Jimin apretó sus ojos cerrándolos contra el dolor, pero nada podía hacer para detenerlo.
No podía decir nada.
¡El hombre iba a romperle la mandíbula!
La mano lo liberó, finalmente retrocediendo.
Jimin aspiró de vuelta una profunda respiración, el calor en su rostro, en el lugar donde Jungkook lo había estado aferrando, era como una hoguera pequeña debajo de su piel.
Esto no había sido agradable.
Jungkook lo miró.
Había algo casi como lástima en sus ojos.

—¿Tu padre realmente te envió como una ofrenda para mí?

—Él no te traicionará. Esto no es un truco.

Jungkook resopló. Un dedo bajó y rozó la sangre en el pecho de Jimin de cuando se había cortado a sí mismo.

—No puedes prometer eso.

Él podría, en realidad.
—El acuerdo es real.

No es para que bajes tu guardia. Es para hacer la paz.
Uniremos nuestra manada con tu clan.
Te robamos tu tierra.
No sabíamos que te pertenecía. No estuviste en ella durante veinte años antes de que yo naciera.

Jungkook meneó la cabeza.
—Todos ustedes tienen estas memorias tan cortas.

Jimin intentó no gruñirle.
—No vivimos tanto como tú, pero ahora tenemos una historia allí.
Simplemente no podemos empacar y salir.
Nuestros campos de caza están ahí, y tenemos tierra que hemos cultivado.
Pero —él agregó rápidamente, si trabajamos juntos, significa que tendremos que compartir estas cosas, también.

—¿Compartir sus muertes con la gente lagarto? —Preguntó Jungkook, diciendo esas últimas palabras en un tono burlón.

—Eso no suena como Noah.

Dolía escuchar el nombre de su padre.
Jimin tuvo que afrontarlo.
Esto no era sobre sus sentimientos.

—Lamento si mi padre alguna vez te llamó así.

—Prefiero oír la disculpa de él —esos ojos oscuros destellaron.
Un toque de rojo entrando en ellos antes de que rápidamente se desvaneciera.

Jimin asintió.
—Voy a hacer que él se disculpe contigo personalmente —una vez más, era otra mentira.
Jimin no podía hacer hablar a los muertos.
Simplemente podía hablar en nombre de los muertos.
Y su padre probablemente estaba revolcándose en su tumba por esto.

—Hablas en serio, ¿no?

—Sí—Jimin realmente no entendía esto.

—Pensé que esta era la temporada para tu celo de apareamiento.

El shifter dragón se carcajeó.
—Esperabas estar follado por ahora, ¿verdad?

Más calor ardió en las mejillas de Jimin, pero al menos esta vez no tenía nada que ver con el dolor.
Ese se había embotado. Aún así, él asintió.
El dragón se rió entre dientes, una mano grande, poderosa y encallecida se deslizó detrás del pelo de Jimin, atrayéndolo hacía sí.

—Querido, dulce e inocente pequeño coyote.

Así no es cómo funciona esto en lo más mínimo.
Jungkook parecía tomar placer en revelar que la misión de Jimin había sido en vano, justo antes de besarlo con fuerza en la boca.
Continue Reading Next Chapter
Further Recommendations

Anna Mohamed: Its a great book. Nice to read a series that is so well written and blends together so good.

Piyushi: I am eagerly waiting on what will ho wrong now😅

Jenna Carey: Great story. Loved the characters. Definitely worth reading although a little disjointed in places it didn’t take anything away from the story itself. I’m definitely looking forward to reading the next book to find out what happens.

Samantha: ❤️❤️❤️❤️❤️❤️

Roxanne: This was such a sweet book and a nice change of pace not always having a dramatic plot twist... Well done, this was such a great read...

maiapjm501: I like it but maybe their relationship is kind of fast I guess is because they are mates so that is how intense is for them.

Kittie Kat: I loved this story. Of course, I knew who she was going to be with from the start, but it didn't mean that I didn't love the trip there. Very well written full of joy and tears. I hated when Caleb left but the ending made it all worth while. You are very talented and I hope you go far with your w...

Abeer Nasr: I think it's nice story but needs more passion

More Recommendations

Lilla Townsend: I would recommend this book to my book lovers friends it it very good interested reading

Deign Pen: I have already been recommending this book to everyone I know. You can broaden your audience by publishing your story on NovelStar Mobile App.

Cris.mx.: I'm enjoying this book very much on Galatea. I wish it was an app that was more on the affordable side, because I can hardly wait the 6 hours in between chapters. I can't wait to find out the secret Sebastian has been hiding and if she will choose him- her mate, fated by the moon goddess, or her ...

About Us

Inkitt is the world’s first reader-powered publisher, providing a platform to discover hidden talents and turn them into globally successful authors. Write captivating stories, read enchanting novels, and we’ll publish the books our readers love most on our sister app, GALATEA and other formats.