TEMPTATION~KVM

Summary

Jeon Jungkook nunca quiso ser alfa de la manada Blackthorn, pero se le asignó el cargo por el Consejo felino. Hasta el cuello con una manada en mal estado, Jungkook nunca pensó que iba a encontrar ni un solo compañero, menos dos. Jimin y Taehyung entran en su vida y terminan siendo una tentación que Jungkook no puede resistir. Jimin ya ha pasado demasiados años haciendo lo que le dicen. Cuando se encuentra acoplado a un alfa, tiene que preguntarse si el destino se está riendo de él. Cuando descubre que el hombre que le ha estado acechando es también su compañero, él sabe que el destino es una locura. Kim Taehyung sabía que Jimin era su compañero al momento en que se conocieron, pero el pelirrojo magnífico se niega a ceder. Peor aún, Jimin corre de él. Cuando Taehyung descubre que el nuevo alfa es también su compañero, y que el hombre protege a Jimin de él, Taehyung se da cuenta de que sus acciones podrían haber parecido dominantes y va a tratar de demostrar que es un compañero digno de los dos hombres. Cuando el peligro llega a la puerta de su casa, tienen que trabajar juntos para poner fin a la amenaza para su apareamiento. En el camino, van a descubrir un misterio que amenaza a cada shifter con vida. Pero antes de que puedan resolverlo, tienen que mantenerse con vida el uno al otro, y eso no es fácil cuando no saben de dónde la amenaza está viniendo.

Genre:
Erotica / Other
Author:
Sweetkookmin
Status:
Complete
Chapters:
13
Rating:
n/a
Age Rating:
18+

1


El alfa Jeon Jungkook suspiró mientras dejaba su pluma hacia abajo. “entre.” En realidad, no estaba de humor para interrupciones en este momento. Después de haber sido asignado como el nuevo alfa de la manada Blackthorn por el Consejo felino, sabía que tenía mucho trabajo por delante de él.

Este era un grupo jodido de leones.

Entre los miembros de la manada que habían traicionado a su antiguo alfa - quien era su cuñado, ya que se apareo con el hermano de Jungkook, Reece- y los miembros que se fueron, aún había parte dentro que estaban trabajando en contra de toda la manada.

Jungkook había estado aquí cuatro días y ya había encontrado una mala gestión de los fondos, se dio cuenta de que había un número de miembros de la manada que faltaban, y había luchado contra dos retos por miembros de bajo rango por su posición como alfa.

El resto de la semana no se veía bien.

Cuando la puerta se abrió y un hombre bajo con el pelo color zanahoria más rebelde que nunca había visto entró, Jungkook estaba hipnotizado. Excitado. Cuando el pequeño hombre rebotó en la sala de estar delante de su escritorio, Jungkook estaba bastante seguro de que el resto de su día se había ido a la mierda.

No le hacía falta rebotar.

Necesitaba un trago. “¿Puedo ayudarte?” “No.”

Jungkook parpadeó al hombre rebotando. “¿No?” “Estoy aquí para ayudarte.”

“¿En serio?” Jungkook se recostó en su silla y esperó. Esto iba a ser bueno. Él podía decirlo. Las ruedas en la cabeza de este tipo estaban corriendo tan rápido, que Jungkook prácticamente podía oler la goma quemada. “Y ¿cómo me vas a ayudar?”

Jungkook tenía más de una idea. Siempre le gustaron los pelirrojos.

“Mi nombre es Jimin y yo soy su asistente personal.” El hombre sonreía como si Jungkook acabara de anunciar que iba a ser coronado como el nuevo príncipe del universo. “Mi experiencia es en su mayoría en los negocios, a pesar de que tengo un grado en administración de hoteles, lo que significa que puede hacerme cargo de todas las funciones sociales molestas para usted. Trabajé como asistente personal del ex Alfa Bolond todo el tiempo que estuvo aquí“.

Jungkook miro fijamente. ¿el pequeño hombre extraño incluso respiró?

“Ahora, sé que se acaba de acomodar, y yo puedo ayudar con eso. Como su asistente personal, mi trabajo es cuidar de todas sus necesidades.”

Dios, Jungkook sólo podía esperar que así sea.

“Si usted me da una lista de cosas que hay que completar, voy a ver que se realicen. También puedo pedir su almuerzo para usted, tener su café preparado, y esponjar sus almohadas. Básicamente, tiene que pensar en mí como una extensión de sí mismo”.

La cabeza de Jungkook estaba empezando a doler. “Puedo-”

“Silencio.”

Jimin chasqueó los labios cerrados. “Siéntate.”

Jungkook parpadeó con asombro aturdido cuando Jimin simplemente se dejó caer. Se puso de pie y miró por encima del borde de la mesa para ver a Jimin sentado en el suelo. “Siéntate en una silla, Jimin.”

“Bien. Lo sabía.”

Jimin comenzó a subir a una de las sillas delante de la mesa de Jungkook, pero se congeló cuando alguien llamó a la puerta de la oficina.

“¿Sí?” Preguntó Jungkook en lugar de decirle que entrara. No le gustaba el destello de miedo que vio pasar por la cara de Jimin antes de que el hombre corriera alrededor de su escritorio. La mandíbula de Jungkook se apretó cuando Jimin se apretó en el pequeño espacio debajo de su escritorio.

Antes de que pudiera preguntar a Jimin qué demonios pensaba que estaba haciendo, la puerta se abrió y un hombre de pelo oscuro entró. Jungkook lo había visto en la manada un par de veces en el último par de días, pero Jungkook no recordaba haber sido presentado formalmente a él. Nunca se habían acercado lo suficiente como para hablar.

Jungkook dio al hombre su mirada más desinteresada, altiva. “¿Puedo ayudarle?” Él no estaba contento con el tipo que acaba de irrumpir en su oficina sin esperar el permiso para entrar.

Jungkook no se perdió la forma en que los ojos del chico se movían alrededor de su oficina, casi como si buscara a alguien. No podía dejar de preguntarse si lo que buscaba era el hombre sentado en Jungkook sus piernas. Temblando.

¿Qué demonios estaba pasando aquí?

Jungkook comenzó a levantarse cuando sintió que Jimin se apretó entre sus piernas, la cabeza del hombre descansaba en el muslo de Jungkook. Jungkook hizo lo único que podía hacer. Él se acomodó en su silla y extendió sus muslos para dar más espacio a Jimin.

“Creo que he hecho una pregunta.” No había suficiente gruñido en su tono para que el hombre en frente se diera cuenta que Jungkook estaba en el borde de su temperamento.

“Mis disculpas, alfa.” El hombre le dio una rápida inclinación de la cabeza. Sus ojos nunca bajaron, fijando al gato de Jungkook en el borde. No se le estaba dando el respeto debido como el alfa de su manada. “Estaba buscando a alguien.”

Jungkook levantó una ceja. “¿En mi oficina?” “Él vino por el pasillo en esta dirección.”

Jungkook los exhibió mirando alrededor de la habitación. “¿Y usted piensa que está aquí?”

“Um, no señor. Lo siento, señor.”

Jungkook tuvo un momento difícil para mantener su mirada en el hombre molesto cuando sintió la cremallera de sus pantalones vaqueros siendo bajada lentamente. Su respiración se aceleró. Cuando su pene fue sacado de sus pantalones y labios calientes se cerraron alrededor de él, Jungkook gruñó. No había manera de que pudiera mantener el placer cegador repentino para sí mismo.

“¿Señor?”

Jungkook apretó la mandíbula cuando llegó por debajo de su escritorio y empuño un puñado de pelo de Jimin. Él no lo apartó. Sólo le impedía moverse. “Me golpeé el dedo del pie” dijo cuándo pudo hablar de nuevo.

El hombre dio a Jungkook una mirada extraña, casi como si se preguntara si Jungkook estaba jugando con todas sus canicas. En ese instante, él podía decir honestamente que no. El hombre debajo de la mesa estaba jugando con ellas, y bastante bien, de hecho.

“¿Hay algo más en lo que pueda ayudarte?” Jungkook estaba a punto de estallar y sólo había sido una cuestión de momentos. Necesitaba sacar a este tipo fuera de su oficina.

“No señor.”

“Espera el permiso la próxima vez que entres en mi oficina” Jungkook se quebró cuando el hombre se volvió para salir.

“Sí, señor”. Las palabras fueron prácticamente escupidas. Jungkook se dio cuenta de que iba a tener problemas con este hombre, quienquiera que fuese. Él simplemente no tenía tiempo para ocuparse de ello en este momento.

“Cierra la puerta al salir” dijo Jungkook. “Tengo trabajo que hacer y no quiero ser molestado.”

El hombre no dijo nada, pero el portazo lo hizo. El león de Jungkook rugió su indignación. El acto irrespetuoso era tan simple y podría ser visto como nada por un miembro regular de la manada. Jungkook no era un miembro regular. Era un alfa, maldición, y exigía respeto.

Cuando la boca en su pene se detuvo, Jungkook empujó la silla hacia fuera lo suficiente como para ser capaz de mirar hacia abajo a Jimin. “Si vas a chupar mi polla, chúpala bien”.

Los ojos verdes se abrieron. Envolviendo sus labios alrededor de la cabeza del pene de Jungkook, Jimin empezó a chupar de nuevo, su lengua trazando las venas de ambos lados, con las mejillas ahuecadas. Dios, ¿alguna vez algo se sintió tan bien? Era todo lo que Jungkook podía hacer para detener sus ojos de rodar hacia atrás en su cabeza, no una cosa muy alfa que hacer.

El sonido de sorber húmedo de su boca deslizándose arriba y abajo de la erección de Jungkook, chupando era un hecho que casi hace que Jungkook se venga en el acto. El placer se construyó en el interior de Jungkook, sus bolas juntas y acercándose a su cuerpo. quemaban, y con esta intensidad, Jungkook sabía que no iba a durar.

Jimin sacó la lengua y lamió el saco del Jungkook, tomó entonces cada una en la boca y chupó una por una. Jungkook acunó la parte posterior de la cabeza de Jimin mientras se deslizaba lentamente dentro y fuera de la boca de Jimin.

Jungkook gimió cuando Jimin arremolinó la lengua alrededor de la polla de Jungkook antes de presionar la punta en la ranura de la cabeza ensanchada de su eje. La boca de Jimin atormentando a Jungkook, retorciéndose por el abrazador placer tras placer severo, su pene dolorido. Cuando Jimin se abrió más, Jungkook clavó su pene en la garganta del hombre. Bombeó sus caderas con furia hacia la boca de Jimin.

Jungkook sostuvo la cabeza de Jimin cuando sintió que su orgasmo se acercaba. “Trágalo” exigió Jungkook. “Cada maldita gota.”

A medida que la garganta de Jimin masajeó la longitud dolorida, Jungkook llego duro. Gruñendo cuando disparo chorro tras chorro de semilla en la boca de Jimin. Jimin succiono y trago hasta que Jungkook rodó sus caderas hacia atrás y sacó su pene de la boca de Jimin con un pop húmedo.

Las cejas de Jungkook se levantaron cuando Jimin le colocó cuidadosamente de nuevo en sus pantalones y le subió la cremallera hacia arriba. “¿Es este un servicio que ofrece a todos sus empleadores?”

Jungkook no se perdió el destello de dolor en los ojos verdes expresivos de Jimin cuando el hombre bajó al suelo. Deseó poder retirar sus palabras de nuevo, pero maldita sea, quería saber. Necesitaba saber.

Empuño un gran sector del pelo rojo zanahoria en la mano, Jungkook forzó la cabeza de Jimin hacia atrás. “Te hice una pregunta. Espero una respuesta.” Por qué esa respuesta era tan importante para Jungkook, él no lo sabía. Simplemente lo era.

“No, señor” Jimin susurró, con los ojos bajos. “Sólo tú, señor.”

Algo no identificable se instaló en el pecho de Jungkook con la respuesta de Jimin. El señor ayudó. “Que siga de esa manera.”

La sorpresa iluminó el rostro de Jimin cuando levantó la vista. “Sí, señor”, respondió con más fuerza. Una pequeña sonrisa comenzó a extenderse a través de los labios de Jimin. “¿Hay algo más en lo que pueda ayudar, señor?”

“Levántate.”

Jimin al instante se puso de pie.

Jungkook agarró las caderas del hombre y tiró de él uniendo sus muslos. Podría haber acababa de recibir un servicio de su empleado, el mejor de su vida, pero eso no significaba que su cerebro había sido revuelto. Necesitaba devolver el favor.

Jungkook alcanzó el botón de los pantalones vaqueros de Jimin. Su ceja se disparó cuando Jimin le puso una mano sobre la suya. “¿Qué pasa?”

“Yo... um...” La piel naturalmente pálida de Jimin mostró un rubor que se elevó a través de él a la perfección, destacando las pecas. “Yo como que... um...”

Jungkook bajó la mirada aún más. Una sonrisa se deslizó por su rostro cuando vio la mancha húmeda en la parte delantera de los pantalones vaqueros de Jimin. Haciendo caso omiso de la difusión de la humedad, llevó la mano hacia abajo sobre el punto grande, arqueando la ceja cuando sintió el pulso del pene todavía semi-duro del hombre debajo de su palma.

“¿Te ha gustado chupar mi verga, Jimin?” La mancha de semen en la parte delantera de sus pantalones haría imposible que Jimin le mintiera a Jungkook.

Jimin se estremeció. “Sí señor.”

Jungkook apretó más fuerte. “¿Te gusta ser jodido?”

“No lo sé, señor” Jimin susurró mientras arqueo sus caderas, empujándose en la mano de Jungkook. “Nunca me han jodido, señor.”

La boca de Jungkook se abrió. “¿Nunca te han jodido?” “No señor.”

Maldita sea.

Jungkook deslizó la otra mano alrededor y hacia abajo al culo redondo firme de Jimin, presiono con fuerza a lo largo de la costura entre las nalgas. “¿Nadie se ha aprovechado nunca de este culo?”

“No, señor” se quejó Jimin. “Nadie.” “Dame la palabra y puede cambiar.” Jimin tragó. “Palabra.”

Jungkook volcó alrededor de Jimin, lo empujó hacia abajo sobre la mesa, y agarró la cintura de sus pantalones. No tenía idea de lo que le poseía, pero el sonido de los pantalones vaqueros de Jimin rasgándose, cuando él lo arranco del pequeño, dulce cuerpo del hombre lo llenó de satisfacción. La camisa del hombre fue por el mismo camino, las dos piezas de ropa hicieron un buen montón de tela rasgada en el suelo.

Jungkook hizo una pausa para mirar hacia abajo en lo que muy posiblemente podría ser el culo más perfecto jamás creado. Muy bien redondeado con una ligera inclinación hacia arriba, se hizo para agarrar. Jungkook era quien lo hizo. Comenzó en los muslos de Jimin y luego, lentamente, deslizó sus manos a lo largo de cada globo redondeado hasta que sus pulgares se reunieron en el centro.

Tirando un poco, fue recompensado por la visión de una pequeña estrella perfecta abrir y cerrar hacia él, un saco afeitado colgando justo debajo. Jungkook no pudo evitarlo. Se inclinó y pasó la lengua desde la base de la grieta del culo de Jimin a lo largo del agujero fruncido del hombre a la base de la columna.

Este culo merece ser adorado, y era justo lo que Jungkook pretendía hacer. Puso las nalgas de Jimin más separadas y luego presiono la lengua hacia atrás. Él salió como una flecha con su lengua golpeando el apretado el anillo de músculos del hombre.

Simplemente no era suficiente.

Jungkook dio un paso atrás para que pudiera agarrar a Jimin y moverlo de un tirón sobre su espalda. Los grandes ojos verdes de Jimin se clavaron en él por un breve momento antes de bajarlos rápidamente. Jungkook se detuvo. “¿Es esto lo que quieres, Jimin?”

Jimin asintió.

“Quiero un sí verbal o no, Jimin. ¿Quieres que te folle?” “Sí por favor.”

Suficientemente bueno.

“Abre las rodillas lo más que puedas.”

La mandíbula de Jungkook cayó cuando Jimin agarró sus tobillos y separó las piernas hacia arriba y afuera. No podía dejar de preguntarse qué tan flexible era el hombre. “¿puedes poner tus piernas sobre tu cabeza?”

Maldita sea.

Él podía.

Jungkook sonrió mientras se acomodaba en su silla. “Mantén las piernas allí arriba, Jimin. Mantén las rodillas extendidas”.

“Sí señor.”

Sentado donde estaba, con Jimin ante él, Jungkook tenía un asiento de primera fila para ver el culo, bolas, y la polla del hombre. Fue perfecto. Jungkook podía jugar. Uno de estos días iba a conseguir un vibrador y jugaría hasta estar satisfecho, o Jimin perdiera el conocimiento. Lo que ocurriera primero.

Metió la mano en el segundo cajón donde guardaba su lubricante para aquellos momentos en que sólo tenía que tomar el asunto en sus propias manos. Sabiendo que iba a ser pegajoso, Jungkook bajó la cremallera de sus pantalones vaqueros. se levantó lo suficiente como para empujar hacia abajo en los muslos.

Se sirvió un poco de lubricante en los dedos, haciendo espuma para arriba. Antes de comenzar, alzó la vista. “¿estás bien allí, Jimin?”

“Por favor, señor, lo necesito-”

“Yo sé lo que necesitas.” Jungkook se inclinó y lamió una línea desde el culo de Jimin a la punta de su pene. Gotas de líquido pre seminal disparando en su lengua, el sabor era tan atractivo, que tenía que tener más.

Jungkook tragó al hombre hasta la raíz. Estaba intrigado por el hecho de que su nariz no se encuentro con pelo rizado, sino más bien el roce contra la piel suave. Eso le gustaba. No había pelo en el pene de Jimin, bolas, o incluso en la grieta de su culo. El hombre era suave como la seda.

Jungkook levantó la cabeza y envió una mirada severa de advertencia a Jimin. “Vas a mantenerte suave para mí” dijo mientras acariciaba la carne sedosa.

La polla de Jimin se movió. “Sí señor.”

La mente de Jungkook dio un giro repentino. “¿Alguna vez has tenido una palmada, Jimin?”

“¿P-palmada, señor?”

“Sí” respondió Jungkook cuando una idea comenzó a formarse. Se puso de pie para que pudiera obtener un buen vistazo a la cara de Jimin cuando respondió. “¿Has tenido tu pequeño culo dulce enrojecido por la palma de la mano de un amante?”

La cara de Jimin enrojeció. “No... no amantes, señor.” Malditamente caliente.

Jungkook deslizó la mano lubricada abajo entre las nalgas de Jimin, rodeando ese pequeño agujero perfecto con su dedo. Al mismo tiempo, deslizó un dedo más allá del estrecho anillo de músculos y golpeó al hombre en la mejilla de su culo con la otra mano.

Jimin se fue como un géiser, gritando cuándo un grueso chorro de esperma blanco nacarado disparo fuera de su pene antes salpicando todo el abdomen del hombre. Hipnotizado, Jungkook lo abofeteó de nuevo. La polla de Jimin se sacudió y otro flujo de semen salió disparado. Jungkook metió un segundo dedo en el culo de Jimin. Jimin volvió a llorar, todo su cuerpo tembloroso. Otro, un más pequeño chorro de semen salió disparado de su pene.

“No me jodas” Jungkook susurró mientras su cuerpo se inundó con la lujuria. Jimin era todas las fantasías sexuales que había tenido todo en un pequeño paquete atractivo.

Jungkook movió sus dedos en forma de tijeras mientras los empujó hacia Jimin y luego los saco todo el camino. Lo hizo una y otra vez hasta que pudo obtener un tercer y cuarto dedo en el hombre. Él no era enorme, pero él no era pequeño. Esta era la primera vez de Jimin. Él quería que el hombre lo recordara con cariño, no con dolor.

“Por favor, señor. Por favor, fóllame”.

Oh, Dios mío, lo está pidiendo. Jungkook iba a perder lo que quedaba de su mente. agarró la botella de lubricante y apretó. Es probable que el exprimiera demasiado, pero ¿a quién coño le importaba? Después de untarlo en su pene, Jungkook unto el resto del lubricante alrededor del agujero tembloroso de Jimin, incluso empujo algo en el interior del hombre.

Agarro a Jimin y tiró de él hasta el borde de la mesa. Guio su pene y lo frotó hacia abajo entre las nalgas de Jimin hasta que su pene cayó en el anillo de los músculos del hombre. Una vez que su pene estaba en su lugar, él se acercó y mantuvo los muslos de Jimin, sus dedos cavando profundamente.

“¿Estás listo para mí? Jimin” preguntó Jungkook. No sabía exactamente si podría retirarse si el hombre decía que no, pero seguro que sería un asco.

“Por favor, señor.”

Un chorro de deseo hambriento se desato en Jungkook con la petición de Jimin. Siguió adelante. La cabeza de su gorda polla se metió dentro. Él empujó más profundo. Jungkook gimió cuando su pene estuvo envuelto en el calor apretado, húmedo.

Jungkook comenzó a moverse dentro de Jimin una vez que su pene estaba completamente enterrado, lentamente empezó, tirando casi por completo y luego empujando de nuevo, provocando a Jimin con lo que quería.

Soltó el muslo de Jimin, bajando su mano para jugar con la polla dura de Jimin. Acaricio la cabeza de la polla de Jimin, dando a cada trazo un astuto giro que hizo que su corazón cante. Estaba abrumado por la tensión climatizada en torno a su eje duro y la mirada de puro éxtasis en el rostro de Jimin.

Su cuerpo se estremeció con su necesidad de venirse. Esta fue la primera vez que había estado a punto de perder el control con alguien tan rápidamente. Su pene palpitaba en el culo de Jimin. Podía sentir su esperma en aumento, listo para disparar, y no podía esperar para terminar dentro de su amante.

Agarró las caderas de Jimin y comenzó a empujarse hacia atrás y hacia delante, su pene completamente enterrado en el culo de Jimin. Jungkook sintió apretado por el canal de Jimin alrededor de su pene con una intensidad casi brutal.

Estlló su polla cada vez más duro en Jimin, balanceo la mesa con la fuerza de sus embestidas. Pronto, Jungkook estaba follando a Jimin con pasión, hundiendo su polla dura en el culo de su amante.

Arrastrando un brazo junto al hombro de Jimin, Jungkook se inclinó para reclamar la boca de Jimin cuando su pene conseguía su culo. Él lamió la boca jadeante de Jimin, degustándolo. Tomó la boca de Jimin otra vez y otra vez – besos adictivos, besos apasionados.

Él rozó sus labios a lo largo de la línea de la mandíbula de Jimin. Él lamió el lóbulo de Jimin. besó lentamente un sendero por su cuello. Cuando llegó a la confluencia de cuello y hombro de Jimin, su león volvió con fuerza a la parte delantera.

Jungkook se quedó sin aliento cuando sus colmillos se dejaron caer. El impulso de hundirlos en la carne tierna era tan abrumador, que no podía luchar contra el instinto. Jungkook mordió con fuerza, hundiendo sus colmillos con la profundidad suficiente para dejar un bocado que marcaría para siempre al hombre.

Liberando sus colmillos, Jungkook se echó hacia atrás, cubriendo las piernas de Jimin sobre sus brazos, y golpeó en el culo de Jimin. Se hinchó dentro de Jimin, llenando su culo por completo cuando su pene se expandió y anudó en el interior del hombre, su ritmo vacilante mientras se acercaba al orgasmo. Sus gritos se mezclaban cuando Jimin se vino, derramando su semen sobre la mano de Jungkook, mientras Jungkook inundó el interior de Jimin con su propia semilla caliente.

Su corazón corría, mientras los dos se mantuvieron en su lugar cuando Jungkook pulsaba una y otra vez en Jimin. Cuando la última gota salió de ambos, Jungkook se derrumbó encima de Jimin, su respiración se mezclaba con jadeos.

“No me jodas” Jungkook jadeó mientras se encontraba con los ojos tan verdes como la hierba y tan ancho como un campo de fútbol entero. El olor más dulce imaginable flotaba en el aire y se envolvió alrededor de él como un amante. “Eres mi compañero.”

Continue Reading Next Chapter
Further Recommendations

Brian: Loved all of the wild sex. This challenge is definitely something my wife and I would enjoy. The details were amazing

ecsanders2213: It was a great book so far until I had to stop n fill this out I just want to continue reading

Naani: Waiting for the coming chapters

Daniela: Me gusta mucho el como se desenvuelve está novela soy muy fan de la aurora de hecho la sigo también en tik tok y ufff las novelas q crea son muy impresionante sigue haci autora 😻

NikiRoe: Excellent plot but would be amazing if an editor got their hands on this.Love the story and absolutely adore the characters. Keep writing.

henniesnmn7: When can we read a new paragraph of your story. I'm so in this story, please give me more. I like the story. Thank you Selly

Esma Avril: I just read Aston's and Anna's story and just had to give a review. That story is on point. When you reach that age you have to decide what's important to you at that stage of the journey called life. I loved that after the advice their friends and family gave her, she was able to face her fears ...

Daniela: Me encanta, tiene muy buena redacción, es muy atrayente la lectura, no puedo dejar de leerla

sandralowe: Really enjoyed this story, very romantic and loved the characters

More Recommendations

dlmccoy57: I love short stories. This is one of my favorites. This story tells you that love can be found in some remarkable places and age does not mean anything. Love comes from the heart not age.

Fe Emma: This is a great love story with a happy ending! It tells us the big difference between a city life and a small community life! It's a great Christmas story!

neacsu: I loved all three books.. An outstanding work...I finished all 3 in 24 hours,i couldn't let my phone down Love love and love💞💞💞💞

Nancy Cain: You had me at “hi”, and I absolutely loved the beginning of the story, and am intrigued to see where this story goes! Thank You

Anu: Well written had me gripped to the end specially the part in the bed room the threesome with the ladies doing each other

About Us

Inkitt is the world’s first reader-powered publisher, providing a platform to discover hidden talents and turn them into globally successful authors. Write captivating stories, read enchanting novels, and we’ll publish the books our readers love most on our sister app, GALATEA and other formats.