Earning your Partner's Trust 馃挒 (KVM) L1

Summary

Sinopsis Jungkook, mitad demonio y mitad humano, no puede sentir emociones fuertes. Jimin es un shifter lobo expulsado de su manada. Juntos buscan a su tercer compa帽ero. Atra铆dos a un restaurante en medio de la nada, descubren que el camarero lindo e inocente es la persona que han estado buscando, pero Taehyung tiene sus propios secretos y un grupo de cazadores, hombres que rastrean y matan a no humanos, lo han atacado. Cuando Jungkook y Jimin llegan a su lugar de trabajo, Taehyung los reconoce al instante. Despu茅s de todo, han invadido sus sue帽os durante semanas prometiendo placer prohibido, pero cuando los ve en persona, no est谩 seguro de estar listo para una intensa relaci贸n sexual con dos hombres. Mientras que su coraz贸n lo acerca, su mente no puede confiar en estos dos, pero cada d铆a es m谩s dif铆cil resistirse a la atracci贸n sexual. 驴Puede superar su miedo y dejar que dos hombres entren en su coraz贸n? L1 : Ganandose la Confianza de su Compa帽ero. 掳 Serie: Compa帽ero de Semidemonios 掳 Personajes L1: Jungkook (Semidemonio), Jimin (Shifter Lobo) Taehyung (Humano mitad Cazador) 掳Adaptaci贸n Esta es una adaptaci贸n del Libro original solo por entretenimiento sin fines de lucro. Todos los cr茅ditos a su Autora Original 馃敒馃毇馃搸馃懍

Genre:
Erotica / Romance
Author:
Nancy AE
Status:
Complete
Chapters:
11
Rating:
n/a
Age Rating:
18+

Ep 01馃槇馃懆馃惡

Jungkook entr贸 en el lugar de estacionamiento.
El motor de la motocicleta aceler贸 como el rugido de un le贸n.
Los ojos se centraron en 茅l, observando mientras se quitaba el casco oscuro.
El pelo negro le cay贸 en la cara. Los tres observadores se congelaron.
Los ojos azul hielo se encontraron con sus miradas.
Se pusieron r铆gidos ante la
intensidad, se dieron la vuelta y volvieron adentro.
Una sonrisa diab贸lica tir贸 de sus labios.
驴Por qu茅 los humanos se
detuvieron y miraron? 驴Algo sobre 茅l gritaba inhumano? Jungkook sacudi贸 la cabeza. Nunca hab铆a entendido la curiosidad.
Los humanos exist铆an movi茅ndose a trav茅s de la vida, aferr谩ndose a lo normal,
demasiado asustados para darse cuenta de lo no tan normal que
exist铆a a su alrededor.
Jimin se detuvo detr谩s de 茅l.
La motocicleta rojo cereza irradiaba cuando el sol la golpeaba.
La ira se agrup贸 a su alrededor mientras se quitaba el casco.
El cabello casta帽o ondulado se le sumergi贸 en los ojos, la parte superior aplanada contra su cabeza como el cabello de cama despu茅s de una larga noche de sexo.
Un d铆a de polvo espinoso cubr铆a su barbilla, haciendo que el hombre se viera a煤n m谩s sexy y
letal.
Jungkook permaneci贸 en silencio, mientras miraba a los ojos color chocolate.
Dos humanos pasaron corriendo junto a ellos.
Jungkoon arque贸 una ceja.
No esperaste, se quej贸 Jimin, a horcajadas en la motocicleta
de una manera que le record贸 a Kook los fuertes golpes de la noche anterior.
La luz se volvi贸 amarilla, no roja.
Podr铆as haberlo logrado, pero te
detuviste.
Eres cauteloso en tu vejez, brome贸 Jungkook.
La ira de Jimin se filtr贸 a trav茅s de su v铆nculo de apareamiento. Lo disfrutaba como la lluvia en el desierto.
Jimin gru帽贸 cuando los ojos marrones cambiaron a un rico
amarillo dorado, convirtiendo el resplandor de amenazante a asesino.
Ambas sombras eran igualmente salvajes, hermosas y llenas de vida.
Justo antes de que Jimin llegara al cl铆max durante el sexo, ocurr铆a el cambio.
Ver esos ojos ahora lo dej贸 con ganas de hundirse profundamente en la c谩lida y apretada vaina y dejar que Jimin saliera de su ira.
No importa cu谩ntas veces follaran, Jungkook nunca se
cans贸 de la feroz y peligrosa bestia que se cern铆a debajo de la
superficie de su compa帽ero. Jimin gru帽贸, sabiendo hacia d贸nde se dirig铆an los pensamientos de Kook .
La irritaci贸n creci贸 como el calor
debajo de una tetera justo antes de que el vapor forzara el fuerte
silbido.
Jungkook sacudi贸 la cabeza.
Una parte de 茅l reconoci贸 lo incorrecto de la situaci贸n.
Jimin se balanceaba entre emociones fuertes, siempre a punto de perder el control, lo que oblig贸 a Jungkook a
reconocer el agujero en su coraz贸n.
Saboreaba las risas y la ira del
otro hombre.
A veces, Jimin sent铆a por los dos. A veces, Jungkook alimentaba los fuertes sentimientos para ver la parte que le faltaba.
Jimin a menudo lo descubr铆a, lo que solo ayudaba a la causa de
Jungkook.
La 煤ltima vez, hab铆a ido demasiado lejos con comentarios que alimentaron la ira contra la que luchaba Jimin. Pasaron d铆as antes de que su compa帽ero pudiera hablar con 茅l sin gru帽ir cada una de las palabras, que Kook merec铆a. Jimin odiaba las cr铆ticas.
Crecer en una familia que no lo acept贸 y menospreciaba todas sus acciones lo dej贸 en una cornisa estrecha luchando por mantenerse equilibrado.
Si Jungkook se volv铆a demasiado cr铆tico, entonces Jimin explotaba.
Era mejor dejar esa ira ardiente intacta.
Lo siento, Jimin.
Extendi贸 una mano.
Me arriesgo demasiado.
Los anchos hombros y los b铆ceps abultados de Jimin le recordaron a Jungkook la fuerza f铆sica de su compa帽ero.
No hab铆a nada suave en el cuerpo del otro hombre, pero su coraz贸n quer铆a ayudar a los dem谩s.
No me trates como un gatito, exigi贸 Jimin.
La pr贸xima vez que quieras correr, h谩zmelo saber.
No me adelantes y pases
r谩pidamente por las luces rojas.
La ira burbuje贸 debajo de la superficie.
Jungkook caminaba sobre una
l铆nea muy fina.
Un empuj贸n y alimentar铆a la ira. Si estuvieran solos, Jungkook jugar铆a con los m煤sculos duros hasta que el estr茅s abandonara el cuerpo del otro hombre.
Mientras que su compa帽ero
odiaba perder y ganar lo llev贸 a hacer cosas est煤pidas como
comenzar peleas en el bar despu茅s de que alguien hizo trampa o jugar al p贸ker con probabilidades imposibles, 茅l tambi茅n lo sinti贸.
Algo los atrajo a este lugar.
Por primera vez desde que se detuvo, los ojos de Jimin
abandonaron su rostro.
El amarillo se filtr贸 y el hermoso marr贸n c谩lido regres贸.
Jungkook pas贸 horas mirando esos ojos llenos de pasi贸n mientras se conduc铆a profundamente en el calor c谩lido de su compa帽ero.
Jimin, sintiendo su deseo, se lami贸 los labios.
Busquemos un motel, exigi贸 Jimin.
Luego mir贸 a su alrededor.
El 谩rea estaba muy arbolada con 谩rboles altos en todas las direcciones.
Solo el camino ofrec铆a un sendero despejado dentro y
fuera del 谩rea.
Mejor a煤n, vayamos al bosque. Ha pasado un tiempo desde que follamos contra un 谩rbol.
Jungkook todav铆a recordaba la corteza que le rascaba la piel cuando Jimin se estrell贸 contra 茅l.
Su sexo siempre fue duro y r谩pido.
Anhelaban los cuerpos del otro con un apetito insaciable.
La tentaci贸n de seguir a Jimin al bosque era casi demasiado dif铆cil de resistir, pero algo los atrajo aqu铆.
Por tentador que parezca, estamos aqu铆 por una raz贸n. Jungkook se volvi贸 hacia el edificio.
驴Por qu茅 nos detenemos aqu铆? Pregunt贸 Jimin.
Este lugar es asqueroso.
Jungkook asinti贸 con la cabeza. La pintura amarilla exterior estaba astillada y agrietada, y la capa interior verde lima de un trabajo de pintura anterior se asom贸.
El techo parec铆a demasiado pesado para que las paredes lo sostuvieran y en cualquier momento los lados se
derrumbar铆an, matando a todos los que estaban dentro.
脡l tampoco ten铆a ganas de entrar al edificio.
No estoy comiendo aqu铆. Apuesto a que fallaron la 煤ltima
inspecci贸n de salud.
Si entramos, exijo ver esos certificados.
Jungkook se encogi贸 de hombros.
Tendr铆a que aceptar la palabra de Jimin, ya que la comida no importaba.
Com铆a y beb铆a, pero carec铆a
de la capacidad de gustar o no gustar diferentes alimentos. Prefer铆a alimentarse de la naturaleza y la energ铆a producida durante el sexo.
Por eso su poder fluctuaba. Despu茅s de una dura ronda de sexo, se sent铆a saciado y lleno, pero nunca dur贸 mucho.
Luego respirar铆a la tierra y permitir铆a que la energ铆a de la naturaleza lo llenara.
El sol le dio fuerzas mientras que la luna lo puso cachondo.
Con su tercer compa帽ero desaparecido, su coraz贸n estaba
incompleto.
Su especie ten铆a dos compa帽eros.
Encontrar a Jimin hab铆a sido un milagro e hizo soportables los a帽os, pero exist铆a un agujero y ambos sab铆an que solo otro cuerpo c谩lido podr铆a llenarlo.
Estudi贸 el viejo edificio deteriorado, pero las capas de tierra no dejaban ver las miradas indiscretas.
Incluso el letrero era dif铆cil de
leer.
Entrecerr贸 los ojos antes de distinguir las palabras: Roadside
Diner.
鈥斅緾rees que Roadside significa que recogen animales muertos de la acera y los sirven?
Jungkook reprimi贸 una risa, una rareza para 茅l.
Solo Jimin ve铆a lo peor en cada situaci贸n, sin importar cu谩n rid铆culo sonara.
Esos saltos de largo alcance a la explicaci贸n m谩s improbable lo mantuvieron sonriendo.
Si iba a llover, Jimin esperaba un hurac谩n.
Un polvo de nieve nunca fue solo r谩fagas, sino una inminente tormenta de nieve.
Es por eso que Jimin se deten铆a en cada luz amarilla, porque un d铆a un cami贸n se acercar铆a y 茅l ser铆a asesinado.
Si algo malo iba a suceder, Jimin ya lo pens贸 y lo plane贸.
Escuch贸 la seriedad en el tono de Jimin y eligi贸 sus palabras con
cuidado.
Eso ser铆a m谩s trabajo que comprar en un supermercado. Los comentarios de Jimin carec铆an de sentido com煤n, pero nunca menospreciar铆a a su pareja.
No cuando el otro hombre hablaba en serio.
S铆, pero este lugar no tiene el dinero extra para gastar en comida.
Tiene m谩s sentido si la comida sali贸 de la basura.
Jimin asinti贸, claramente le gustaba la conclusi贸n no respaldada.
Algo nos atrajo aqu铆, dijo Kook.
Y no es para exponer al
restaurante por servir matanzas.
Jimin olisque贸 el aire, los sentidos en alerta m谩xima. Jungkook sent铆a problemas antes de que sucedieran, pero una nube negra rodeaba el restaurante.
Se abri贸 e intent贸 sentir la tierra, pero nada le habl贸.
Mir贸 a su compa帽ero.
No puedo sentir nada de adentro.
As铆 que estamos aqu铆 sin ninguna raz贸n.
No sientes peligro, concluy贸 Jimin.
No, no siento nada.
Si no hay nada malo, siento una calma pac铆fica.
La mayor铆a de los lugares absorben la energ铆a circundante.
Aqu铆 hay solo una nube oscura.
Eso es interesante y un poco emocionante.
Ha pasado un tiempo desde que estuve en una pelea real.
Jungkook no hizo comentarios. En cambio, se centr贸 en el edificio, estudi贸 el 谩rea circundante y abri贸 su poder a la tierra.
En la esquina, algo sospechoso llam贸 su atenci贸n.
Una furgoneta negra con vidrios
polarizados gritaba siniestra. Hizo un gesto hacia ella con la cabeza.
Los ojos de Jimin se entrecerraron.
El veh铆culo se parec铆a a lo que
los malos conduc铆an en las pel铆culas clase B que Jimin insisti贸 en que vieran.
Sinti贸 la tierra debajo de los neum谩ticos de goma.
La tierra se encogi贸 y grit贸 una palabra, muerte.
Gente fue asesinada dentro de esa camioneta.
Jimin asinti贸 con la cabeza.
鈥 Lo huelo.
La furgoneta apesta a sangre. Sangre no humana.
鈥擟azadores.
Jungkook dijo la palabra primero, pero Jimin asinti贸.
El asco lo llen贸.
Los cazadores eran peores que la escoria en un ba帽o sucio que hab铆a pasado d茅cadas sin ser limpiado.
Jimin estudi贸 el Roadside Diner con una mirada de disgusto.
驴Crees que est谩n aqu铆 por la comida?
Se estremeci贸 ante la
idea de comer dentro.
驴O crees que est谩n buscando a alguien?
Si estuviera en una camioneta conduciendo por un camino poco transitado, esto no ser铆a una parada en mi lista.
Jimin asinti贸 con la cabeza.
Jungkook sinti贸 a trav茅s de su v铆nculo.
La ira y la tristeza llenaron a su
compa帽ero.
Demasiados no humanos murieron a manos de los
cazadores.
鈥擡ntremos.
Tenemos que detenerlos antes de que maten a alguien.
La expresi贸n de su compa帽ero cambi贸 de ira a una expresi贸n de horror.
- Eso significa que vamos a comer aqu铆.
Jungkook asinti贸.
Y beber caf茅 o t茅.
Pas贸 un brazo sobre el hombro de Jimin.
Ambos eran hombres altos y musculosos.
Ten铆a una pulgada o dos sobre el marco de un metro ochenta y tres cent铆metros de Jimin,
pero los grandes m煤sculos abultados de su compa帽ero lo
compensaban.
Cuando entraron en una habitaci贸n, todos se dieron
cuenta.
Te lo compensar茅 esta noche, prometi贸 Jungkook.
鈥擠udo eso.
Mi cabeza adorar谩 al dios de la porcelana mientras lucho contra la intoxicaci贸n alimentaria.
Jungkook se rio.
Los shifter no sufr铆an dolores de est贸mago por la comida podrida, pero se lo guard贸 para s铆 mismo. De una forma u otra, planeaba tener una larga noche llena de sexo mientras se turnaban para sumergirse en el cuerpo del otro. Eso no suceder铆a si enojara a su compa帽ero, por lo que se mordi贸 la lengua.
El interior no se ve铆a mejor que el exterior.
Sinti贸 a Jimin tensarse a su lado. La alfombra que cubr铆a el piso estaba manchada.
Da帽os hechos por el agua marcaban el techo.
Las telara帽as yac铆an en las esquinas, pero eso no era lo peor.
En el alf茅izar, una cucaracha
corr铆a por el bosque.
Esperaba que Jimin no la viera, pero el agudo silbido a su lado le inform贸 lo contrario.
Se gir贸 hacia su compa帽ero y
la mirada del otro hombre le dio escalofr铆os.
鈥擝ien, no hay comida, dijo Jungkook.
La mirada satisfecha en el rostro del otro hombre le dijo que todo
estaba perdonado.
Caminaron hacia los taburetes colocados alrededor del largo mostrador.
Desde sus asientos, ve铆an a todo el restaurante.
Inmediatamente vio a los cuatro hombres vestidos de negro.
Los cazadores no intentaron encajar.
Su atuendo oscuro exig铆a atenci贸n.
Sinti贸 la energ铆a a su alrededor, pero una niebla antinatural los
rodeaba.
Estudi贸 a los otros comensales. Tensa energ铆a se filtraba de las
mesas m谩s cercanas a los cazadores.
Los otros clientes robaron
miradas mientras que algunos se giraron para mirar, sin tratar de
ocultar su fascinaci贸n.
驴A qui茅n crees que est谩n buscando? 鈥擯regunt贸 Jimin.
Jungkook se encogi贸 de hombros. Nadie se destacaba. Una pareja de ancianos se sentaba nerviosamente en una cabina.
Un ni帽o lloraba en una silla alta y pateaba los pies de un lado a otro.
Una joven pareja beb铆a caf茅, el macho mir贸 a los cazadores y la hembra los mir贸 a ellos.
Los ojos de los cazadores se volvieron hacia la cocina.
Un hombre m谩s bajo con una camiseta blanca y jeans azul oscuro sali贸.
Levant贸 la cabeza y mir贸 a los hombres de negro que lo observaban.
Trag贸 antes de levantar la cafetera.
Mantuvo la cabeza baja mientras se acercaba a Kook y Jimin.
Los ojos de los cazadores lo siguieron como un depredador mirando a su presa.
Jungkook lo fulmin贸 con la mirada.
Acababa de encontrar el
objetivo.
La mano del joven se estremeci贸 cuando coloc贸 dos tazas delante
de ellos.
Sirvi贸 el caf茅, sin preguntar si quer铆an alguno.
Cerr贸 los ojos al sentir que la irritaci贸n de Jimin crec铆a ante alguien que esperaba que bebiera algo en un restaurante sucio y deteriorado.
Sinti贸 la energ铆a del camarero. Algo estaba mal.
脡l continu贸 sondeando.
No queremos eso, 鈥攄ijo Jimin con un gru帽ido 谩spero.
El camarero jade贸 y asinti贸, levantando la cabeza por primera vez.
Jimin sise贸.
Levant贸 la nariz y olisque贸 el aire.
Jungkook mir贸 a su camarero.
Se encontr贸 con los ojos verde mar y lo supo.
Ahora de cerca, lo sinti贸, pero a煤n no pod铆a penetrar los
escudos del hombre.
Era diferente a la niebla antinatural que rodeaba
a un cazador.
Se sent铆a como si una puerta gigante de acero le impidiera entrar.
鈥擫o siento.
Hoy estoy muy nervioso.
Se volvi贸 para mirar las figuras que se avecinaban en la esquina.
驴Est谩s bien? 鈥擯regunt贸 Jimin, acariciando la p谩lida mu帽eca
del otro hombre.
鈥擭o deber铆as hacer eso.
Los ojos verde mar miraban a Jimin y luego se volvieron para mirar a Jungkook.
Se lami贸 los labios.
M煤sculos delgados presionaron contra la ajustada camiseta. Nunca ganar铆a contra ellos en combate cuerpo a cuerpo. Parec铆a r谩pido pero a煤n era
m谩s peque帽o que los dos.
No era peque帽o, pero ten铆a un promedio de casi un metro cincuenta y cinco cent铆metros.
Otro jadeo escap贸 de sus labios rojos llenos.
No pod铆a esperar a escuchar ese sonido en la cama mientras entraban en 茅l.
Su intenso escrutinio dej贸 al hombre desequilibrado.
Ley贸 el deseo y la necesidad en sus ojos expresivos, pero nada m谩s.
El vac铆o negro que sinti贸 antes hab铆a venido de 茅l.
Era mucho m谩s fuerte que los bloques de los cazadores.
Tal vez los dos se mezclaban y eso le impidi贸 sentir algo mientras estaba afuera, y una vez dentro estaba demasiado
cerca de la fuente para encontrar una forma de evitarlo. Jungkook no pod铆a leer a la gente.
Es por eso que usaba sus poderes para sentir la energ铆a que rodea y llena a una persona. Pod铆a sondear y leer mentes, pero cada vez que hac铆a eso, Jungkook sent铆a que estaba
enga帽ando a Jimin.
Era demasiado personal y la 煤nica mente con la que quer铆a conectarse era la mente de su compa帽ero.
驴Quieres hacer algo m谩s tarde?
Podemos encontrarnos y hablar.
Jimin le dio al camarero una sonrisa coqueta que parec铆a
lujuriosa e ilegal.
Jungkook sacudi贸 la cabeza.
鈥擭o le hagas caso.
Utiliz贸 su voz m谩s sedosa para ayudar a calmar al otro hombre, pero el sonido solo lo puso tenso.
驴C贸mo te llamas? 鈥擯regunt贸 Jimin.
鈥擳aehyung.
Los ojos del camarero se abrieron, sin estar seguro de si
deber铆a haber respondido la pregunta.
Sus ojos se movieron de Jimin a Jungkook y luego otra vez. Repiti贸 la acci贸n por unos segundos.
Ese es un buen nombre, ronrone贸 Jimin.
鈥擲oy Jungkook.
Se帽al贸 a Jimin.
鈥擸 ese es Jimin.
Taehyung asinti贸 con la cabeza. Se mordisque贸 el labio.
驴Puedo conseguirte algo? Tartamude贸.
No voy a cobrar por el caf茅.
鈥擡l caf茅 es perfecto.
Aseg煤rate de incluirlo en nuestra factura, dijo Jimin, acariciando al camarero con un tono que promet铆a mucho m谩s.
鈥擯ero no lo ordenaste.
Cons铆guenos dos de tus platos favoritos.
Jungkook casi rod贸 los ojos a su compa帽ero.
En el lapso de cinco minutos, pas贸 de exigir ver pruebas de inspecciones de salud a pedir
comidas.
鈥斅縈is platos favoritos? Cuestion贸 Taehyung.
Jimin asinti贸 con la cabeza.
Queremos comer la comida que te gusta.
Tae se inclin贸 m谩s cerca.
No comer铆a aqu铆, 鈥攕usurr贸 mientras sus ojos se mov铆an,
temiendo que alguien pudiera escucharlo.
Jungkook se movi贸.
鈥擡ntonces ser谩 el caf茅.
No hay necesidad de correr el riesgo de intoxicaci贸n alimentaria.
Jimin lo fulmin贸 con la mirada.
Taehyung asinti贸 y sonri贸.
Se volvi贸 y sus ojos se encontraron con los
cazadores.
Se qued贸 helado.
La mano de Jungkook aterriz贸 sobre su hombro.
驴Est谩 todo bien?
Taehyung los mir贸 con los ojos muy abiertos y asustados.
驴Son tus amigos? 鈥擯regunt贸 Jimin, pero el otro hombre no
estaba escuchando.
Pasaron unos segundos antes de que volviera a centrarse en ellos.
鈥擳engo que volver al trabajo. Les dio a ambos una sonrisa
nerviosa antes de regresar al mostrador.
脡l es nuestro compa帽ero, 鈥攄ijo Jimin.
Jungkook asinti贸 con la cabeza. Ambos dirigieron su atenci贸n a los cazadores que miraban a Tae.
驴Qu茅 crees que quieren?
鈥擭o lo s茅.
No puedo sentir nada de Tae.
脡l puede bloquear mis poderes, 鈥攄ijo Jungkook.
鈥擧uele a humano.
驴Qu茅 quieres decir con bloquear?
Cuando lo asustaste, los escudos que lo bloqueaban se rompieron.
脡l es fuerte.
Jimin mir贸 a los cazadores.
Esos fan谩ticos matan y destruyen a los no humanos. 驴Por qu茅 Taehyung?
Tiene que haber m谩s que alguien que pueda bloquear su
energ铆a para que no sea le铆da.
Jungkook estuvo de acuerdo.
Los cazadores fueron la respuesta del gobierno para mantener a la poblaci贸n no humana en l铆nea.
No importaba que el gobierno creara personas en laboratorios. Estaba bien que la ciencia manipulara la composici贸n gen茅tica de los humanos para purgar sentimientos y debilidades para crear soldados
perfectos para mantener el mundo puro, pero su especie no pod铆a vivir en ese mundo.
Es extra帽o c贸mo eran vistos como antinaturales cuando nacieron, mientras que los cazadores crec铆an en placas de
Petri en laboratorios de alta tecnolog铆a.
Jungkook mir贸 a Jimin y su compa帽ero asinti贸.
Habr铆an evitado que los cazadores mataran y hubieran protegido a una v铆ctima
potencial, pero saber que el hombre que proteg铆an era su otro compa帽ero hizo que la situaci贸n fuera m谩s urgente. Ambos tensaron sus m煤sculos y planearon el final de esta banda de cazadores.
馃崅馃崅馃崅
Hoy no era el d铆a de Taehyung. Primero su alarma no son贸.
Con su arrendador fuera de la ciudad y no en casa revolviendo y golpeando cosas, durmi贸 hasta el mediod铆a, lo que lo retras贸 treinta minutos para su turno.
Se encogi贸 al pensar en los sue帽os que lo acosaron toda la noche.
Taehyung respir贸 hondo.
Si pensara en esos sue帽os ahora
su polla se endurecer铆a, un estado inapropiado para el trabajo.
Lo siguiente en la lista de d铆as malos fue el grupo de hombres
vestidos de negro que gritaban siniestro y peligroso,atravesando la puerta y sentados en su secci贸n.
Sus miradas enviaron escalofr铆os por su columna vertebral.
No importaba c贸mo lo mirara, no eran normales.
Sarah se compadeci贸 de 茅l y cambi贸 de secci贸n, por lo que le dej贸 el mostrador y menos propinas.
Eso no detuvo las miradas.
Tal vez ten铆an hambre y esa era su forma de exigir comida.
Le gustaba dar a las personas el beneficio de la duda, pero en todo caso, su enfoque se volvi贸 m谩s fr铆o y mantuvieron una intensidad espeluznante como si
estuviera en juicio por asesinar a su amigo cercano.
Odio, eso fue lo que sinti贸.
Evit贸 las emociones fuertes porque dominaban sus sentidos. Si alguien comenzase a llorar, entonces 茅l tambi茅n.
Si alguien se enojara, estar铆a maldiciendo junto a 茅l.
Ser diferente era malo, por lo que mantuvo esas cosas en secreto.
Adem谩s, ser emp谩tico con alguien no lo hac铆a tan extra帽o. No es como si pudiera volar o hacer algo genial. No.
Lloraba cuando otros lloraban.
驴Eran peligrosos estos hombres? No pudo responder.
Por lo general, sus sue帽os le dec铆an cu谩ndo necesitaba recoger e irse.
A menudo se mudaba, usando su herencia para sobrevivir. Trabajaba cuando pod铆a.
El dinero que le dejaron sus padres no durar铆a para siempre, as铆 que trat贸 de no gastarlo. 脷ltimamente, no so帽aba con el
peligro.
脡l gimi贸.
En estos d铆as se despert贸 con una polla r铆gida.
En d铆as desafortunados, se despertaba con ropa interior pegajosa.
Aunque vergonzoso, le imped铆a so帽ar con el peligro.
En estos d铆as, dos hombres, peligrosos de una manera diferente, lo desnudaron y
jugaron con su cuerpo desnudo. Tocaron y acariciaron cada
cent铆metro de piel, dej谩ndolo duro y necesitado.
Durante el 煤ltimo mes, las im谩genes pecaminosamente sexys invadieron su sue帽o.
Los sue帽os fueron una provocaci贸n.
Tal vez fue una venganza por
nunca sacarla.
Despu茅s de horas de contacto y sin penetraci贸n, se despertaba con una polla r铆gida.
Tal vez no pod铆a so帽ar con el sexo cuando no conoc铆a la sensaci贸n de estar lleno y abrazado.
Lo m谩s cerca que estuvo de la penetraci贸n fue un consolador, y eso no contaba como sexo duro y sudoroso.
Demonios, no sab铆a lo que se
sent铆a al ser realmente besado pero los sue帽os le proporcionaron esa informaci贸n.
Esos tipos son raros, 鈥攄ijo Sarah.
Solo uno habla a la vez.
Parecen m谩s rob贸ticos que humanos.
驴Los conoces? 鈥擯regunt贸 ella.
脡l la mir贸 con los ojos muy abiertos.
驴Por qu茅 preguntas eso?
Taehyung no se qued贸 con la peligrosa multitud.
No sal铆a con nadie.
鈥擯reguntaron por ti.
驴Por m铆?
Eso no ten铆a sentido.
S铆, ten铆an un problema con la
mirada, pero 驴preguntar por 茅l? Se estremeci贸, todav铆a esperando lo mejor.
Sarah asinti贸 con la cabeza.
鈥斅縇es dijiste algo?
Su coraz贸n lat铆a con fuerza.
La sangre llen贸 sus o铆dos, haci茅ndolo dif铆cil de escuchar.
Ella puso los ojos en blanco.
鈥擟omo si fuera a hacerlo.
Ella se burl贸 de 茅l por sugerir algo tan rid铆culo.
El timbre son贸.
Entraron dos hombres grandes y se dirigieron al mostrador.
Sarah se lami贸 los labios y Tae se gir贸 para ver mejor, pero solo logr贸 ver dos culos apretados dentro de jeans ajustados.
El material se aferr贸 a deliciosos y poderosos muslos.
Un hombre era un poco m谩s alto, mientras que los m煤sculos del otro estaban hinchados.
Ambos eran poderosos y dominantes.
Se removi贸, tratando de evitar
que su eje r铆gido se volviera duro como una roca, maldiciendo la interminable aspereza.
Los sue帽os er贸ticos que plagaron sus noches y
alimentaron su deseo no se fueron cuando sali贸 el sol. Fantaseaba y reviv铆a los sue帽os durante el d铆a.
Una parte de 茅l estaba preocupada de que se estuviera volviendo cachondo.
Despu茅s de todo, 驴qui茅n deseaba a dos hombres? Pod铆a negarlo todo lo que quisiera, pero si esos dos hombres entraran en su vida, dejar铆a caer sus pantalones en un abrir y cerrar de ojos y agradecer铆a su toque.
鈥擵e a buscarles caf茅.
Dos chicos guapos te distraer谩n del grupo espeluznante que se esconde en la esquina.
Contin煤a.
Ella lo empuj贸.
Las palabras 鈥渄os chicos guapos鈥 lo dejaron sonrojado.
Se hab铆a acercado tanto a la verdad.
Tom贸 un respiro profundo.
Si bien nunca ocult贸 su preferencia sexual, tampoco la transmiti贸.
Las palmas de sus manos estaban sudorosas.
Se sec贸 una en la pierna del pantal贸n, luego movi贸 la cafetera a la otra mano y sec贸 la otra palma sudorosa.
Intent贸 verse bien mientras caminaba hacia los dos clientes sexys.
Con una mano libre, agarr贸 dos tazas, las coloc贸 frente a los
hombres y sirvi贸 el caf茅.
鈥擭o queremos eso, reprendi贸 una voz 谩spera.
Levant贸 la cabeza y jade贸, incapaz de mirar hacia otro lado. Los c谩lidos ojos marrones del hombre lo estudiaron.
Taehyung se lami贸 los labios secos.
De repente sus pantalones se apretaron.
Reconoci贸 a este hombre de sus sue帽os.
Trag贸 saliva, mirando el vello facial, recordando su sensaci贸n contra su piel.
De alguna manera 茅l sab铆a que el hombre era real, pero conocerlo todav铆a le quitaba el aire de
los pulmones.
Gir贸 la cabeza.
El amante de sus sue帽os nunca apareci贸 solo.
Esperaba que el extra帽o sentado a su lado fuera solo un extra帽o. No hubo tanta suerte.
No pod铆a olvidar el cabello oscuro y salvaje y la sonrisa peligrosa.
Taehyung retrocedi贸.
Deber铆a haberlo sabido.
Sus sue帽os nunca fueron sue帽os. Siempre se hicieron realidad. Mir贸 a su alrededor.
Alg煤n d铆a pronto, estar铆a en la cama con estos dos hombres.
No, su mente grit贸.
No se acostaba con hombres. Demonios, nunca se hab铆a acostado con un hombre.
No hay forma de que saltase a la
cama con dos.
Mientras su mente objetaba, su cuerpo respondi贸.
鈥擫o siento.
Hoy estoy muy nervioso.
Y empeorando cada minuto, su mente se burl贸.
驴Est谩s bien?
Una mano grande que pod铆a romperlo por la mitad le acarici贸 la mu帽eca en un gesto amoroso que no ayud贸 a su otro problema.
Se movi贸 inc贸modo.
鈥擭o deber铆as hacer eso. Finalmente, encontr贸 su voz cuando los c谩lidos ojos marrones penetraron en su alma con una intensidad que lo oblig贸 a mirar hacia otro lado.
Se gir贸 hacia el otro hombre.
Una imagen de Taehyung acostado desnudo sobre s谩banas de seda azul invadi贸 sus pensamientos.
El extra帽o de cabello oscuro lo desnud贸 con sus sexys ojos azul hielo, quit谩ndole lentamente una capa de ropa a la vez.
驴Quieres hacer algo m谩s tarde? Podemos encontrarnos y hablar,
鈥攄ijo el otro hombre.
Taehyung se congel贸 ante la invitaci贸n.
En el momento en que
estuviera solo con los dos hombres, terminar铆a de espaldas, desnudo con las piernas separadas.
No le hagas caso, 鈥攄ijo una voz sedosa.
Taehyung se estremeci贸 ante el sonido.
鈥斅緾贸mo te llamas?
Pregunt贸 el hombre de cabello casta帽o y ondulado.
Sus c谩lidos ojos color chocolate intentaron consolarlo, pero
se sinti贸 como la pelota en un juego de tenis, rebotando entre dos jugadores poderosos.
鈥擳aehyung.
Sus ojos se abrieron.
El nombre se escap贸 antes de que pudiera detenerlo, o al menos eso fue lo que se dijo. Mir贸 a los extra帽os, incapaz de apartar la mirada, las im谩genes de los tres desnudos en la cama segu铆an apareciendo en su mente.
Toques de plumas se movieron sobre su piel.
Un fuego ard铆a por dentro. Intent贸 retroceder, pero no pudo moverse.
Ese es un buen nombre, 鈥攄ijo el hombre de cabello ondulado en
un tono seductor que dej贸 sus rodillas d茅biles.
Soy Jungkook, 鈥攄ijo el otro hombre.
Tae mir贸 a Jungkook.
La presencia dominante casi hizo que Taehyung le suplicara que se hiciera cargo de su cuerpo.
Y este es Jimin, 鈥攁greg贸 Kook.
Taehyung asinti贸 con la cabeza. Se mordisque贸 el labio y mir贸 a
Jimin.
驴Puedo conseguirte algo?
Taehyung tartamude贸.
No voy a cobrar por el caf茅.
鈥擡l caf茅 es perfecto.
Aseg煤rate de incluirlo en nuestra factura, ronrone贸 Jimin con una voz que deber铆a haber sido ilegal.
Pero no lo ordenaste, respondi贸, incapaz de quedarse parado
all铆 y caer bajo su hechizo.
Cons铆guenos dos de tus platos favoritos, 鈥攁greg贸 Jimin.
驴Mis platos favoritos?
Cuestion贸 Taehyung.
Jimin asinti贸 con la cabeza.
Queremos comer la comida que te gusta.
Sus ojos se abrieron con horror. Se inclin贸 m谩s cerca.
No comer铆a aqu铆, 鈥攕usurr贸. Mir贸 por encima del hombro en caso de que su jefe se colase detr谩s de 茅l.
Si lo escucharan, eso significaba despido instant谩neo, pero no pod铆a dejar que estos hombres se enfermaran.
La pegatina de inspecci贸n de salud en la pared era una
falsificaci贸n, las cucarachas viv铆an en los gabinetes y la comida estaba mohosa.
Jungkook se inclin贸 m谩s cerca.
鈥擡ntonces ser谩 el caf茅.
No hay necesidad de correr el riesgo de intoxicaci贸n alimentaria.
Jimin fulmin贸 con la mirada a su compa帽ero.
Taehyung sinti贸 una punzada de dolor porque estos dos hombres compart铆an cosas que no lo inclu铆an.
Forz贸 una sonrisa y asinti贸. Cuando se volvi贸, el grupo en la esquina continu贸 mir谩ndolo.
Se congel贸 ante su mirada
amenazante.
Una c谩lida y reconfortante mano aterriz贸 sobre su mano.
Mir贸 a Jungkook a los ojos.
驴Est谩 todo bien?
Taehyung forz贸 el ox铆geno dentro y fuera de sus pulmones. Jungkook estaba hablando con 茅l, pero estaba concentrado en el mal en la esquina y no pod铆a escuchar las palabras.
鈥擳engo que volver al trabajo.
Lo miraron con preocupaci贸n, por lo que forz贸 una sonrisa antes de alejarse r谩pidamente.
Sarah puso una mano sobre su hombro.
驴Est谩 todo bien? 鈥擯regunt贸 ella. Su tono era demasiado maternal y algo que usar铆a en su hijo de cuatro a帽os, pero que proviniendo de una mujer cinco a帽os mayor que 茅l, lo hizo sentir
pat茅tico.
脡l sonri贸.
Bien, todo est谩 bien.
No, no hay problema.
Estoy genial.
Estaba balbuceando.
Con suerte, ella no se dar铆a cuenta.
Ella mir贸 a Jungkook y Jimin.
鈥擡ntonces, 驴cu谩l te gusta?
驴Disculpa? 鈥擯regunt贸, esperando o铆rla mal.
驴Con qu茅 hombre quieres follar?
Esta era la primera vez que la hab铆a escuchado usar un lenguaje grosero.
Tal vez por eso no detuvo las palabras antes de decirlas.
鈥擜mbos.
Los quiero a los dos, 鈥攁dmiti贸 en voz alta por primera vez. Jade贸 ante su honestidad.
Ella se rio y le dio una palmada en el hombro.
鈥擡so es ambicioso.
Comenzar铆a con uno y luego pasar铆a al otro.
De lo contrario, no podr谩s caminar al d铆a siguiente.
鈥擯or supuesto, forz贸 la risa que convertir铆a su comentario en
una broma.
Sus sue帽os ya le dec铆an la verdad.
Los enfrentar铆a a ambos al mismo tiempo, saboreando cada toque y rogando y suplicando por m谩s.
Se rasc贸 la cabeza y mir贸 a los hombres vestidos de negro.
Por primera vez esa tarde, se pregunt贸 si vivir铆a lo suficiente como para disfrutar del sexo con los dos extra帽os.
Continue Reading Next Chapter
Further Recommendations

Annouck Van Den Bosch: I'd like to read more

Kerri Burch: I like the story

Patricia Celia: I like the storyline!Its not like a common werewolf story and his mate.Will always wait for her update 馃槏馃槏馃槏

Debbie Natareno de Arreaga: I loved M铆a and Dominic's story.I enjoyed reading all the books. You deserve the highest score! Waiting for your next book

Liza McAulay: I love this book I love the love between the two . I don't like that it ain't complete. Please hit me up when there are any updates of this book. Love it. Thank you

More Recommendations

Melissa Syverson: Every book is different. No two are the same. There is this great combo of the godmother and her assistant, right hand man, Pierce. Amazing heros and forces to behold. I was expecting more dancing but the date night was nice. All in all 5 stars.

chungshantae344: I loved every last second of reading these books, from the beginning to the last letter of the last chapter of the book. No one is perfect and there are some mistakes in spelling and grammar, but nothing that could not have been over looked. This series was a 10/10 and I most definitely will be r...

Tammy: It's awesome really getting good. I can't wait to see what happens next

Cris.mx.: I'm enjoying this book very much on Galatea. I wish it was an app that was more on the affordable side, because I can hardly wait the 6 hours in between chapters. I can't wait to find out the secret Sebastian has been hiding and if she will choose him- her mate, fated by the moon goddess, or her ...

Dey: The author has their own type of writing style I personally like it.锟 there are hardly any grammar mistakes which makes it easy to read to.锟

Jennifer Leigh Anne Ciliska: Awesome read thank you for sharing your story with me

About Us

Inkitt is the world鈥檚 first reader-powered publisher, providing a platform to discover hidden talents and turn them into globally successful authors. Write captivating stories, read enchanting novels, and we鈥檒l publish the books our readers love most on our sister app, GALATEA and other formats.