Loving Him ‚ô°Vmin‚ô°VminKook‚ô°Kookmin‚ô°

Summary

Sinopsis Jimin y Taehyung Sutter estaban felizmente casados. Ellos pensaban que su relaci√≥n era perfecta, pero faltaba algo. Al cabo de unos a√Īos, la din√°mica de su relaci√≥n cambia cuando el amigo de Tae, JeonGguk Sifuentes, se muda. Los sentimientos que se desarrollaron como flirteos se convierten en amor. El d√ļo r√°pidamente se convierte en un tr√≠o. Sin embargo, su felices para siempre no est√° destinado a ser. Tae y Gguk son Marines y son enviados a Afganist√°n, dejando a Jimin en casa. Durante una misi√≥n, Taehyung muere. Cuando Gguk llega a casa con el ata√ļd, se da cuenta de que su relaci√≥n con Jimin ha terminado. Incapaz de lidiar con el dolor y la angustia de perder a sus dos amantes, √©l se une a una nueva unidad, y consigue ser enviado a Irak. Sus nuevos objetivos: vengar la muerte sin sentido de Tae y hacer a Jimin orgulloso de √©l. Por desgracia, las cosas no terminan como √©l lo plane√≥. Con tanto amor y p√©rdida, ¬Ņpueden estos dos hombres perdurar sin su tercero? L1 unico: Amandolo Personajes: Jimin y Taehyung Sutter JeonGguk Sifuentes ¬į Adaptaci√≥n Esta historia es una adaptaci√≥n del libro original solo por entretenimiento sin fines de lucro. ¬į La historia no es de mi pertenencia, Todos los creditos a su Autora Original. ūüĒěūüöęūüďéūüϨ ¬į Prohibida su copia, otras adptaciones pedir permiso

Genre:
Erotica / Drama
Author:
Nancy AE
Status:
Complete
Chapters:
12
Rating:
‚ėÖ 5.0 1 review
Age Rating:
18+

Cap 1 ūüĆü

Jimin Sutter se sent√≥ en el duro banco de madera de la iglesia, escuchando a medias mientras el pastor le hablaba a la congregaci√≥n. Su atenci√≥n se desvi√≥ del hombre de pie enfrente del p√ļlpito hacia el brillante ata√ļd s√≥lo a unos pocos pies de distancia. Dolor atraves√≥ su pecho,
robando su aliento y rompiendo el coraz√≥n de Jimin en un mill√≥n de peque√Īas piezas.
√Čl estaba congelado por el shock, incapaz de aceptar la verdad. Tomando jadeos cortos de respiraci√≥n por la boca, Jimin trat√≥ de envolver su mente alrededor de lo que estaba ocurriendo, pero era imposible.
Su vida nunca volvería a ser la misma.
Los ojos de Jimin se llenaron de humedad, borrando su visión. No pasó mucho tiempo antes de que silenciosas lágrimas gotearan por sus mejillas.
Quería dejar de lado el estricto control que tenía sobre sus emociones.
Quer√≠a llorar hist√©ricamente. √Čl quer√≠a levantarse y gritar por la injusticia
de tener a su esposo arrancado violentamente de su vida. Pero no lo hizo.
En su lugar, Jimin se quedó sentado en el banco, con las manos unidas firmemente en su regazo. Había una buena probabilidad de que si se soltaba ahora, nunca sería capaz de detenerse.
Mientras miraba el ata√ļd, la mente de Jimin vag√≥.
¬ŅC√≥mo pod√≠a Taehyung estar ah√≠ dentro? √Čl odiaba los lugares estrechos.
Era claustrof√≥bico, aunque nadie m√°s lo sab√≠a. Tae ni siquiera pod√≠a dar un paso dentro de un ascensor sin sudar como loco y agarrar la barandilla met√°lica hasta que sus nudillos se volvieran blancos. ¬ŅEstaba bien? ¬ŅEstaba c√≥modo? ¬ŅEstaba asustado?
La mayor parte de lo que Tae hizo era de alto secreto, y ya que Jimin no estaba en el ejército, no se le dio los detalles de la muerte de su esposo.
Desde los peque√Īos fragmentos de informaci√≥n que reuni√≥, Taehyung hab√≠a estado viajando con un convoy cuando una bomba estall√≥, matando parte del escuadr√≥n e hiriendo a otros.
√Čl nunca sabr√≠a exactamente lo que sucedi√≥, y tal vez eso era una buena cosa. √Čl no necesitaba saber todos los detalles.
Jimin no hab√≠a hablado con Tae en semanas. Su √ļltima conversaci√≥n se reprodujo a trav√©s de su mente, avergonz√°ndolo. Tae hab√≠a estado en Afganist√°n, sirviendo a su pa√≠s y luchando por la libertad, y Jimin hab√≠a estado alterado. √Čl odiaba ser separado de su esposo por varios meses. Esta era la tercera misi√≥n de Tae y la separaci√≥n estaba desgastando su relaci√≥n.
Sacudiendo la cabeza, pens√≥ de nuevo en su √ļltima conversaci√≥n deseando poder retirar sus palabras.

-Hey, beb√©, ¬Ņc√≥mo est√° la vida en el mundo real?‚Äź la voz de Tae grit√≥ a trav√©s de la est√°tica.
-S√≥lo estoy trabajando. Ya sabes... lo mismo, siempre lo mismo. Te extra√Īo - admiti√≥.
√Čl odiaba ir a dormir y despertarse solo.
-Yo tambi√©n te extra√Īo cari√Īo. Estar tan lejos de ti es peor que la muerte.
-No digas eso - Jimin castigó, sacudiendo su cabeza - No hables acerca de la muerte, no cuando estás tan lejos de casa. Si te ocurriera algo...
- Nada va a pasar - dijo Tae con confianza.
- Mejor que no. Estoy esperando tu sexy trasero en casa en menos de un mes.
- Uh... - él se detuvo.
- ¬ŅQu√©? pregunt√≥ Jimin, aunque ya sab√≠a la respuesta.
- Me voy a quedar aquí otros tres meses, bebé.
- ¬°No! - Jimin neg√≥ con la cabeza -Esta es tu tercera misi√≥n. Has estado fuera m√°s de lo que has estado en casa. ¬°Maldita sea, Tae! Te necesito aqu√≠. ¬ŅPor qu√© demonios ellos se mantienen extendiendo la fecha?
Yo me ofrecí
-¬ŅPor qu√© diablos har√≠as eso?
-Lo siento bebé.
-¡No! Idioteces- él rechazó la disculpa. Estaba harto de todas las disculpas. Quería acciones, no palabras sin sentido - Será mejor que traigas tu trasero a casa, Taehyung. Mientras estás jugando G.I. Joe afuera con JeonGguk, estoy aquí solo. No puedo hacer esto sin ti nunca más. No lo haré.

El teléfono se cortó antes de que pudiera decir nada más.
Su argumento est√ļpido no significaba nada ahora y sus duras palabras comieron su coraz√≥n, lastim√°ndolo m√°s. Jimin dar√≠a cualquier cosa por tener a Tae de nuevo, aunque sea por un momento. Si tan s√≥lo pudiera abrazarlo, besarlo, y pedirle disculpas por permitir que su frustraci√≥n tome ventaja de √©l. Si solamente fuera posible que Taehyung lo perdonara.
Hab√≠an estado casados durante seis a√Īos, e incluso si las cosas eran dif√≠ciles a veces, ellos estaban enamorados y planeaban pasar el resto de sus vidas juntos.
Incapaz de contenerse m√°s, Jimin solt√≥ el √ļltimo hilo que sosten√≠a sus emociones a raya.
No le importaba lo que pensaran. No le importaba que su familia lo hubiera abandonado cuando él se enamoró de Tae. No le importaba que estuviera sentado dentro de una iglesia. Nada de eso importaba, no se comparaba con la pérdida de su esposo. El dolor de su corazón se duplicó. Levantando la mano, Jimin frotó distraídamente su pecho, esperando que se rompiera por la mitad y lo matara. No quería vivir en un mundo sin Taehyung.
Una fila de personas pas√≥ a su lado, tratando de ofrecer consuelo, pero fue in√ļtil.
√Čl miraba hacia delante, haciendo caso omiso de sus buenos deseos, condolencias y palabras de dolor. Jimin las despidi√≥ con la mano.
√Čl no quer√≠a o√≠r lo mucho que todos amaban a Tae. Ellos no lo amaban en la forma que √©l lo hizo. Ellos no se hab√≠an casado con el hombre m√°s amoroso, apasionado, atento en el mundo. Un toque en su hombro hizo a Jimin mirar hacia arriba y lejos del ata√ļd de Tae.
- Me encargaré de todo, Jimin- JeonGguk Sifuentes, el mejor amigo de Tae, apretó su hombro, pero Jimin no dijo una palabra.
No podía hablar.
√Čl no se molest√≥ en responder, incluso cuando Gguk habl√≥ a los que le rodeaban.
Le tomó a Jimin un rato antes de darse cuenta que estaba solo.
Empuj√°ndose a s√≠ mismo, tom√≥ un par de pasos hacia el ata√ļd cerrado.
Jimin tocó la superficie resbaladiza, pasando su mano por la longitud.
- ¬ŅQu√© voy a hacer sin ti? ¬ŅC√≥mo se supone que voy a vivir sin ti a mi lado?- la voz de Jimin se rompi√≥ cuando se inclin√≥ sobre el ata√ļd. √Čl trat√≥ de envolver sus brazos alrededor del centro, queriendo abrazar a Tae, sostenerlo una vez m√°s. Llorando, dej√≥ escapar un sollozo lleno de dolor.
- Me lo prometiste. Me prometiste estar siempre a mi lado.
¬ŅPor qu√© te ofreciste para quedarte? ¬ŅPor qu√© no viniste a casa conmigo? ¬ŅPor qu√© me dejaste?
- Jimin - JeonGguk susurró.
Una mano fuerte toc√≥ su espalda, frotando en c√≠rculos, tratando de ofrecer consuelo, pero Jimin no se sent√≠a como si mereciera alguno. √Čl comenz√≥ a sacudir la cabeza, queriendo que JeonGguk lo dejara solo.
No estaba dispuesto a renunciar a Tae todavía. No estaba listo para dejarlo ir.
- Lo siento - Gguk us√≥ su fuerza a su favor, tirando a Jimin del ata√ļd.
√Čl luch√≥ con u√Īas y dientes para volver, pero JeonGguk no lo dejar√≠a ganar
- Shhh, va a estar bien- Gguk envolvi√≥ los brazos alrededor de la cintura de Jimin y lo apret√≥ contra su pecho -S√© que est√°s sufriendo. Estoy aqu√≠ para ti, cari√Īo. Cualquier cosa que necesites, estoy aqu√≠ para ti. Puedo ser suficientemente fuerte para ambos.
Gguk lentamente comenz√≥ a balancearse, meciendo a Jimin mientras l√°grimas corr√≠an por sus mejillas sin control. √Čl perdi√≥ a Tae -su dulce compasi√≥n, sus tiernos besos, pero sobre todo, √©l perdi√≥ el amor absorbente que lo dejaba sin aliento.
-Se supone que él estaría a mi lado por siempre. Se supone que él me amaría por siempre- se ahogó.
- √Čl te amaba tanto, cari√Īo -un brazo corri√≥ por la espalda de Jimin sosteniendo su cuello, mientras que el otro permaneci√≥ firmemente alrededor de su cintura. Gguk lo mantuvo firmemente en sus fuertes brazos.
- Te amo. Saldremos de esto juntos. Somos muy afortunados de tenernos el uno al otro para apoyarnos.
- Se ha terminado entre nosotros - Jimin dijo con firmeza y JeonGguk se puso rígido.
Taehyung y JeonGguk habían sido amigos desde el campo de entrenamiento.
Cuando Jimin entr√≥ en el cuadro, los dos hab√≠an estado en una relaci√≥n de ‚Äúahora s√≠, ahora no‚ÄĚ
Tae hab√≠a sido honesto desde el principio y termin√≥ las cosas con Gguk, aunque los dos hombres siguieron siendo amigos. Con los a√Īos, la relaci√≥n de Jimin y Tae se volvi√≥ seria y se casaron. Los dos pasaban mucho tiempo con Gguk y sentimientos comenzaron a formarse, no s√≥lo para √©l sino para Tae tambi√©n. Con el tiempo invitaron a Gguk a su cama. Hab√≠a sido bueno mientras dur√≥, los tres juntos -haciendo el amor y pasando el rato.
La relación menage creció, pero era confusa para Jimin a veces.
Siempre hab√≠a sido una especie de chico de un solo hombre. No estaba seguro de si se le estaba permitido amarlos a ambos por igual. √Čl hab√≠a querido hablar con Tae sobre el futuro y sus sentimientos, pero el tema nunca se plante√≥. Y entonces, Tae fue enviado y tambi√©n lo fue Gguk, dejando a Jimin en casa, solo.
- Por favor... no hagas esto, no termines las cosas conmigo - JeonGguk imploró -Yo perdí a Tae, también. Te necesito.
- No estaba destinado a ser, Gguk. Por favor, sólo déjame ir -Jimin trató de liberarse, pero JeonGguk no lo dejaría ir.
- Podemos hablar de esto más tarde. Estás pasando por mucho en este momento - los grandes ojos marrones de Gguk estaban llenos de dolor - Déjame llevarte a casa.
- No me puedo ir - Jimin dejó escapar su aliento -Dios... no puedo decirle adiós a Tae. No estoy listo, no todavía.
JeonGguk asintió -No tienes que irte.
-¬ŅC√≥mo?-pregunt√≥ Jimin.
-No te preocupes. Yo me encargaré de todo- Gguk sentó a Jimin sobre el banco de la iglesia.
-Vuelvo enseguida. Sólo voy a hacer una llamada telefónica rápida y agarrar algunas cosas de mi camioneta.
- De acuerdo.
JeonGguk Sifuentes dejó a Jimin sentado dentro de la iglesia.
Vestido con su uniforme de gala, se dirigió a su camioneta y abrió la puerta. Metió la mano en la consola central y agarró su teléfono celular, marcando a su oficial al mando. El hombre tenía el poder de conceder la petición de Gguk.
-Parke- el Mayor Timothy Parke ladró en el teléfono.
-Es Sifuentes - dijo Gguk, apoyado en su camioneta.
- Hey, Sargento - suspir√≥ tristemente, su tono lleno de preocupaci√≥n - ¬ŅC√≥mo lo est√° llevando Jimin? ¬ŅHay algo que pueda hacer?
- En realidad, se√Īor, hay una cosa que puede hacer.
El Mayor ten√≠a mucho poder y conoc√≠a a mucha gente. Era la combinaci√≥n perfecta cuando las cosas necesitaban hacerse y a√ļn mejor, Timothy Parke estaba a favor de la igualdad de derechos y de los militares.
Había comandantes que eran de la vieja escuela y rechazaban los cambios progresivos, pero el mayor no era uno de ellos.
- Nómbralo- dijo de forma automática.
- Necesito que me conceda permiso para velar por el ata√ļd de Sutter y mantener la capilla abierta. Jimin necesita m√°s tiempo para decirle adi√≥s a su esposo. Voy a ir a hablar con mi nueva unidad en cero quinientos, as√≠ que tengo algo de tiempo para hacerle compa√Ī√≠a.
- Me har√© cargo de ello. ¬ŅVas a estar listo para partir? ¬ŅPuedes realmente manejar otra misi√≥n, Sifuentes? D√≠melo y cambiar√© tus √≥rdenes. Ya has estado en tres misiones.
- S√≠, se√Īor. Necesito regresar- con la reacci√≥n que hab√≠a recibido de Jimin, √©l sab√≠a que no ser√≠a capaz de permanecer en Washington, DC.
Necesitaba volver. Tal vez entonces él sería capaz de hacer frente a todos los sentimientos enterrados profundamente dentro de su corazón. Quería venganza por el amante que ambos, él y Jimin habían perdido -Estaré allí.
Gracias por ayudar a Jimin. Yo sé que él realmente lo aprecia.
- Sin problema- el teléfono se desconectó y JeonGguk lo metió en su bolsillo.
Alcanzando en la parte trasera de su camioneta, Gguk agarró una bolsa, lámpara, y una almohada para dormir. Inicialmente planeó dirigirse a un antiguo lugar para acampar, al que había ido una docena de veces antes. Una parte de él pensó que Jimin en realidad podría querer unirse a él.
√Čl est√ļpidamente hab√≠a pensado que los dos podr√≠an tener algo de tiempo solos y llorar la p√©rdida de su amante en paz y tranquilidad, juntos.
√Čl quer√≠a gritar su dolor, pero no pod√≠a dejarse llevar, no en este momento.
Necesitaba velar por Jimin. Ahora que Tae se había ido, necesitaba cuidar al hombre.
De vuelta hacia la iglesia, él empujó sus emociones, incapaz de hacerles frente del todo.
Su coraz√≥n y su mente estaban en caos. La relaci√≥n que hab√≠a compartido con Tae y Jimin era algo que hab√≠a esperado hacer m√°s permanente. Los tres no hab√≠an hablado de hacer las cosas oficiales, pero eso no le impidi√≥ so√Īar y pretender. Infiernos, pas√≥ la mayor parte de sus noches y fines de semana en casa de ellos. Su ropa estaba en el armario y su cepillo de dientes puesto junto al de ellos en el ba√Īo principal.
Caminando de nuevo a la iglesia, se detuvo y se qued√≥ mirando el ata√ļd de Tae.
Su corazón se apretó en su pecho, haciendo que sea difícil respirar, ya que poco a poco se quebró y rompió de par en par. Estaba herido y se sentía perdido sin Tae. El otro hombre siempre sabía qué hacer en una situación determinada. Sin Tae, Gguk sabía lo que su amante esperaba de él. Necesitaba cuidar de Jimin y sus necesidades.
Aunque honestamente, él deseaba que Jimin fuera lo suficientemente fuerte como para consolarlo, y amarlo a su vez.
Pero Gguk no expres√≥ sus necesidades o deseos. √Čl quer√≠a abrazar a Jimin y darle el consuelo que ambos necesitaban. La p√©rdida de Tae era demasiado grande para llevarla por s√≠ solo. Sin embargo, sab√≠a que Jimin lo alejar√≠a. El hombre apenas pod√≠a mirarlo.
Preguntas corrieron por su mente, atorment√°ndolo.
¬ŅJimin sent√≠a culpa por su relaci√≥n? ¬ŅLo hab√≠a amado alguna vez? Los tres hab√≠an tenido una relaci√≥n, al menos, eso es lo que JeonGguk cre√≠a, pero ahora ya no estaba tan seguro. ¬ŅJimin estaba teniendo sexo con √©l, mientras le negaba su coraz√≥n?
JeonGguk se arrodill√≥ al lado del ata√ļd y coloc√≥ la bolsa de dormir para Jimin.
Toc√≥ el ata√ļd y dijo una oraci√≥n en silencio antes de pararse. Gguk tom√≥ un minuto para aumentar su fuerza antes de pasar a Jimin. Detect√≥ la forma de agitaci√≥n de Jimin e hizo lo mejor para acostarlo por lo que estar√≠a c√≥modo. Quitando sus zapatos de vestir, desnud√≥ lentamente al hombre hasta que s√≥lo llevaba una camiseta y sus pantalones de vestir menos el cintur√≥n.
Sacando la bolsa de dormir, cubrió el cuerpo de Jimin, y aunque quería estar junto a él y abrazarlo, Gguk se abstuvo. En lugar de seguir a su corazón, Gguk se puso de pie y observó a sus dos hombres, Tae y Jimin.
El saco de dormir cruji√≥ ligeramente cuando Jimin se puso de costado, poniendo su espalda hacia Gguk. √Čl trat√≥ de no tomar el rechazo en su coraz√≥n ya que Jimin estaba sufriendo con la p√©rdida de su esposo.
Gguk quería decirle a Jimin todo.
Quería decirle al hombre acerca de la misión, pero la información era de alto secreto. Había estado allí. Había experimentado el horror de primera mano. El convoy viajaba en territorio hostil. Ellos estaban en estado de alerta, pero no podían regresar a la seguridad de la base, no cuando un orfanato estaba bajo ataque.
Gguk no entendía por qué la matanza nunca paraba. No tenía sentido.
Mirando alrededor de la iglesia, miró a los bancos vacíos, las huellas de zapatos en la alfombra donde la gente había caminado, y finalmente en el vitral. El sol estaba descendiendo lentamente, dejándose caer más allá del horizonte. Observó a los rayos brillantes de color tocando el cristal multicolor, fundiendo bellas imágenes en las paredes y techos altos.
Se quedó mirando la ventana hasta que el cielo se volvió negro.

Continue Reading Next Chapter
Further Recommendations

Gelly: I like overall story it is good and interesting ‚̧

magrietbuys: Brilliant, was my first read on this app.

Lady: A good read. The book is good.

lelanikaram93: I enjoyed reading this story. I loved how Ruby met a man that saw her and helped her through all her insecurities. Can't wait to read the second book. Well dozne to the author.

Juan kin Duenas: Great story

Mattie Hoffman: like I wanna know if she had pups, their relationship grow stuff like that lmao I need more

Chelsea Rosa-Miranda: Absolutely loved this story. So genuine and pure. HIGHLY recommend reading

Catherine: I liked the story line very interesting and the way Victoria fought for her right to live happily with her son

More Recommendations

swankyhel: Story was good so far hope you continue it

AnnapurnaShastry: Hey Hannah,Am a sucker for Ranch / Farmer romance and their lives in general. Your story is awesome.Please proof read though. Small misses like 'teared' instead of 'tore' and some other ones my niece pointed out and i forgot - just feels like a crystal of salt with a mouth full of honey cake...Al...

oluyemiasekomeh: Nice interesting story

Charlie: Simple.Enjoyable.Romantic. Recommend it to anyone who wants to read a short story!

SkyeJOelofse: I'm dying!!! This is epic! Best one I've ever read!

Cj Tukana: Woah...had a feeling she wanted Roman....

About Us

Inkitt is the world’s first reader-powered publisher, providing a platform to discover hidden talents and turn them into globally successful authors. Write captivating stories, read enchanting novels, and we’ll publish the books our readers love most on our sister app, GALATEA and other formats.