𝟷𝟿𝟺𝟽 (ҠⱮ )

Summary

Si por besar tus labios tuviera que ir después al infierno, lo haría. Así después podría presumir a los demonios que eh estado en el paraíso sin nunca antes haber entrado en el.

Genre:
Drama / Other
Author:
𝑁𝑎𝑛𝑖
Status:
Complete
Chapters:
2
Rating:
5.0 4 reviews
Age Rating:
13+

𝐈𝐦𝐩𝐨𝐬𝐢𝐛𝐥𝐞

Si por besar tus labios tuviera que ir después al infierno, lo haría. Así después podría presumir a los demonios de haber estado en el paraíso sin nunca antes haber entrado en el.


– Te vieron?


Se sentó en el piso, tratando de regular la respiración, había corrido sin descanso por todo el claro desde la carretera, cerró los ojos y hecho su cabeza atrás, frustrado, odiaba esconderse, no poder hacer lo que los demás, odiaba ocultar lo sentía, odiaba no poder ser libre, abrió los ojos cuando sintió a su amor arrodillarse frente a él y acomodar su flequillo alborotado, con su rostro triste y preocupado, se refugio en el calor de su mano.


No era su culpa, el también sufría...


– No, tranquilo, nadie me vio, entre por la parte de atrás.


Su voz se quebró, necesitaba tanto aspirar su aroma, sentir su abrazo protector, olvidarse de todo y todos.


– Ven aquí mi amor , lo abrazo con fuerza, te extrañe tanto pequeño, te extrañe demasiado.


Trato que su voz no salga temblorosa, pero era imposible.


– Mi padre, ha tardado más de lo normal en irse esta vez, por eso no eh podido venir, se apretó más a su abrazo, era todo lo que necesitaba en ese momento, cada vez puedo verte menos tiempo, sollozo con fuerza, era injusto.


El pelinegro beso su frente, trataba de ser fuerte por los 2, aunque cada vez que se separaban, se rompía en pedazos, que cada vez eran más difíciles de reparar.


– Muéstrame tu cara mi amor, estás aquí ahora, estamos juntos, no llores más, paso sus pulgares por las mejillas del castaño limpiando sus lagrimas, yo también te extrañé, pero no quiero que tengas problemas por mi culpa, no quiero tu padre vuelva a golpearte por llegar tarde de nuevo, si sospecha donde vienes, que te haría mi amor?, no quiero que te haga mas daño, debes de ser cuidadoso, puedo esperar todo el tiempo del mundo Jimin, no importa cuánto, y aunque pueda ver tu rostro solo por un par de minutos, vale la pena la espera.


Jimin era el único hijo de el líder de la iglesia del pueblo donde vivían, su padre un hombre duro, un fanático insensible, de esos que dan una imagen correcta y perfecta ante todo el mundo, puertas afuéra, un lobo disfrazado de oveja, hablaba del paraíso mientras que hacía de su hogar un verdadero infierno en llamas vivas, predicaba sobre amor y fe, dándose fuertes golpes de pecho, era un farsante, un impío, maltrataba a su esposa y a su hijo, porque no llenaban las expectativas de familia perfecta, era cruel cómo ninguno, mientras hablaba del paraíso, pedía el infierno para los homosexuales y prostitutas, no existía perdón en la teología que aprendió a lo largo de los años, solo el lago de azufre esperaba a los que no hacían lo correcto, hipócrita.


El único paraíso que conocía Jimin, era en los brazos de JungKook, sin gritos, sin castigos, sin quemaduras de cigarros en las plantas de sus pies, solo por llegar tarde, su cielo, era su mejor amigo, su amor.


– Lo siento por perder el tiempo, no voy a llorar más, solo necesitaba un momento.


Para JungKook Jimin era un ángel, no cría en el cielo, pero si existía y en el habían ángeles, estaba seguro que Jimin era de ellos.


En ese momento solo salió sin frase, sincera y sin pensarlo.


– Te quiero Jimin.


El castaño sintió el cálido aliento de el pelinegro cerca a su cuello, y la emoción cobijarse en su pecho, sin pensarlo más encaro a JungKook, con todo el valor que había reunido, lo amaba, con toda su alma, lo amaba tanto, que dolía, lo había pensado, y ahora estaba más que seguro, quería que fueran uno solo, había cumplido 19 hace años hace unas semanas, no quería esperar más.


– Yo también te quiero Jungkook, hubo un momento de tensión, ambos en silencio... se que esté no es el lugar adecuado, y yo, no se si quieres lo mismo, pero, ya soy mayor de edad, lo eh pensando mucho y, quiero que tú y yo estemos juntos.


Escucho bien?, era lo que él imaginaba?


– Quieres, dormir conmigo?


– Quiero entregarme a ti, si , tal vez tú, miro su plano pecho, no tengo un pecho grande y bonito como una chica, nunca podré darte hijos, se que no soy suficiente para ti, eso lo sé, también se que soy egoísta, y en este momento pueda que me vea muy desesperado, puede que no te guste mi cuerpo lo suficiente y se que...


Jungkook no dejo que termine la frase.


– No me gustan los pechos grandes Jimin, me gustas tú, nunca eh visto el cuerpo de una mujer con deseo, nunca eh pensado en compartir mi lecho con alguien que no seas tú, me ilusiona tener un hijo, es cierto, el rubio bajo su rostro mirando al frío piso de madera vieja y maltrecha, sintió que las lagrimas llenaban sus ojos de nuevo, lo amaba pero no lo suficiente entonces?


Déjame terminar no hagas conjeturas en tu cabecita mi amor, llevo su mano al vientre del castaño, me gustaría tener hijos, si, pero si no se parecen a ti, si no puedo sentir sus latidos en tu cuerpo, si no tienen tus ojos, tú sonrisa, y esas hermosas pecas que adornan tus pómulos, no seria igual, ademas, soy muy egoísta, no podría compartir tu amor con nadie más, siempre te tendré solo para mi, quiero lo mismo que tú Jimin, lo deseo tanto o más que tú, abrazo fuerte al castaño contra su pecho, aspirando el suave aroma a lilas que desprendía su cabello, no tienes idea cuánto me eh contenido, cuanto eh esperado a que sea el momento adecuado, porque piensas que no te deseo?


Mis besos no te han demostrado lo ansioso que me pones en cada uno de nuestros encuentros, mis manos temblorosas por tocarte no te han dejado claro que necesitaba tanto sentir tu piel, pensé que no estabas listo aún mi ángel, esperaba a que seas tú quien venga a mi, el pelinegro beso su frente, Jimin, mi Jimin, dijo acariciando sus mejillas, te conozco hace tanto mi amor, estoy enamorado de ti desde que tengo recuerdos, desde que eras un niño precioso de mejillas gorditas, y corríamos descalzos por la playa atrapando cangrejos, te amo desde siempre Jimin, lo sabes bien, cuando menciones mi nombre mi cuerpo se estremece y sangre corre en una sola dirección, mi labios desean explorar cada rincón de tu cuerpo, marcar cada peca en piel.


También te deseo Jimin, te deseo hace mucho, cuando empezamos a crecer, cada día te volvías mas apuesto, tu cuerpo cambiaba, a sido muy difícil para mi esperar que vengas a mi lecho, cuando nos despedimos después de besarnos, no puedo evitar que mi cuerpo responda, me costaba conciliar el sueño cada noche.


Jimin con sus manos temblorosas y con sus latidos retumbando fuerte en su pecho por la confesión del pelinegro, no espero más y empezó a desprender uno a uno cada botón de su camisa, desasiéndose de ella, evitando el contacto visual con el pelinegro, no podía levantar el rostro, moría de vergüenza, pero era el amor de su vida, quería ser suyo, no solo su corazón, también quería entregarle su cuerpo, su alma y si el infierno existía, ardería complacido en el.


Jungkook tomó sus manos y las besó, levantó su mentón para que Jimin lo mirara.


– Estas temblando pequeño.


– Estoy nervioso.


– Estás seguro de esto.


Jimin asintió, lleno de nervios.


– Déjame ayudarte entonces.


Lo recostó sobre las sabanas que cubrían el suelo del desván, en esa vieja casa abandonada, testigo de sus encuentros fortuitos, alejada de todo y todos, lejos de los ojos curiosos, lejos de quienes se podían darse cuenta que ellos dos no eran solo amigos, escondidos de quien pudiera juzgarlos, cuidándose de ser atrapados, ocultando todo el amor que sentían.


Su amor no era permitido, pertenecía a las sombras, era pecado amar a alguien de tu mismo sexo.


Porqué? porqué era pecado? El amor es puro, el amor es amor, sea como sea, pero allí, en su escondite, podían ser ellos dos, libres, sin esconderse, aunque fuera por poco tiempo.


Observó el maravilloso cuerpo blanquecino debajo suyo con deseo y adoración, acariciando su piel cálida desnuda, embriagándose con su aroma, tomándose el tiempo de trasmitir todo lo que sentía con su tacto, quito su camisa y el rubio jadeó, su piel bronceada, un hermoso contraste contra la suya, su cuerpo fuerte, firme, ya no era el niño delgado de antes que recordaba.


Con la punta de nariz rozo su cuello, sus pómulos, y termino en su boca, su aliento quemaba, sentía sus latidos acelerados.


Susurro sobre sus labios.


– Puedo quitarte la ropa?


Jimin ansioso, asintió.


Ahora, era él quien temblaba, ansioso por probar su piel, por amarlo, anhelaba sentir su cuerpo vibrar, desnudos en cuerpo y alma, su piel en contacto con la suya, sin barreras de por medio, sus manos quemaban, su pecho subía y bajaba, el juego previo era una tortura placentera, con el corazón latiendo desbocado a mil, el roce de sus miembros rígidos, firmes y húmedos, sintiendo la excitación del otro, cada poro de su piel exudando deseo, lujuria, pasión.


Cerraron los ojos y se besaron como nunca antes lo habían hecho, entregándose a la lascivia del momento, el ardor de sus vientres en contacto, sus lenguas en plena lucha, sus gemidos atrapados entre sus labios, Jungkook rompió el beso, agitado, nervioso.


– Sabes que es mi primera vez también, no se si lo haré bien, pero quiero que sea placentero para ambos, tienes que relajarte porque no quiero lastimarte, si, por favor.


– Hazlo JungKook, confió en ti, se que estará bien.


Jungkook, beso el cuello de su amante, delineando con su lengua un camino húmedo desde de pecho hasta su pelvis, topándose con el miembro goteante de este, lo metió a su boca por completo, Jimin nunca había sentido tanto placer, todas las veces que soño con este momento, no se comparaban con esto, Jungkook llevó 2 a la boca de Jimin pidiéndole mojarlos, entre jadeos y gemidos por la exquisita felación que recibía en ese momento, metió los dedos de JungKook a su boca imitando como el contrario chupaba con vehemencia su miembro, sacó los digitos completamente mojados de la boca del castaño y acarició su entrada, haciendo círculos, suavemente, metió 1 dedo con mucha dificultad, poco a poco, sintió a Jimin tensarse y quejarse levemente, siguió chupando y lamiendo el miembro de este, para distraerlo del dolor , ya no había quejidos, solo gemidos de placer, metió otro dedo para dilatarlo mejor, era tan lascivo el sonido de sus dedos saliendo y entrando de ese pequeño agujero, su miembro entraría allí?


– Jungkook, te necesito, ponlo dentro.


No podía resistirlo, también lo deseaba.


Abrió las piernas de Jimin, mirándolo a los ojos, estaban llorosos, brillantes, sus labios hinchados y su rostro enrojecido, su piel brillante con una fina capa de sudor, tan hermoso, alineó su miembro, este hizo un poco de presión, ambos tan inexpertos, pero ansiosos por sentirse, su glande entró, y ambos jadearon, empujó un poco más, Jimin sintió el escozor en su piel sensible, pero pasaría pronto, empujó una vez más y logró meterlo hasta la mitad, acariciando el vientre de este, para que pueda relajarse, Jimin cerró los ojos tratando de relajarse, empujó un vez más, esta vez entrando por completo en el, pero no se movió, sabía que tenía que esperar a que se acostumbre a su tamaño, era una tortura deliciosa.


Lo beso con adoración, estaban juntos, era suyo como tantas veces lo soñó.


– Puedes moverte amor.


Embistió fuerte, precisó, apretando los dientes para no perder la cordura, estocadas suaves, necesitaba más, quería enterrarse en el, ser uno, fundirse en su interior y quedarse allí para siempre, se sentía tan caliente el agujero de Jimin, lo apretaba de una manera tan deliciosa, sentía como su miembro fuera a derretirse dentro de él, era excitante, aún así, iría suave.


No quería dañarlo.


Aumentó el ritmo de sus estocadas poco a poco, los gemidos de Jimin y los propios llenaban el lugar, penetrándo una y otra vez a su amante, suyo, solo suyo, llenándolos de placer, sintiéndose en el cielo, o el infierno? ambos sudados, en total éxtasis, el clímax de Jimin llegó antes, apretando su miembro, eso fue alucinante, hecho la cabeza y apretó entre sus dientes su labio inferior, o era una sensación que nunca antes había de sentido, su orgasmo fue indescriptible, lleno con su esencia al castaño, y se abrazó a este tratando de no aplastarlo con su cuerpo, intentando respirar con normalidad.


Beso la frente de su amado, recordaría este día hasta su último aliento.


– Te amo Jimin, te amo tanto que no puedo evitar tener miedo, solo... vayámonos pronto de aquí, por favor.


Su corazón dolió, como si anticipara lo peor.


Se abrazaron fuerte, quedándose un rato así, en silencio.


Se despidieron, prometiendo encontrarse al día siguiente, Jimin se fue primero, si alguien los veía, así no sospecharían.


Pero esa tarde alguien los había seguido y no imaginaron ni por un momento, que ese, era el principio del fin.


Habian pasado 2 meses, se encontraban más seguido, no podían estar separados, se entregaban el uno al otro con pasión cada tarde, faltaba poco para poder irse lejos de ese infierno, solo debían aguantar un poco más.


Pero eso no pudo ser.


^^^^


– Jungkook, podemos hablar.


Volteo despacio, no quería confirmar quien era, como fue quelos descubrió?


Era la madre de Jimin temblando, asustada, tratando de esconder su rostro golpeado y demacrado, con su largo cabello.


– Señora Park, que hace aquí.


– Seguí a Jimin, todas las tardes desaparece, su padre, él, sospecha de ambos, sospecha de él, me entiendes, sospecha de ti, sabes a lo que me refiero, lo mando a seguir.


No podía ser cierto, ellos siempre fueron cuidadosos.


– Te lo pido por favor JungKook, si realmente lo amas, por favor, vete, huye, deja a mi hijo.


Irse?


Dejar a su amor en ese infierno?

No

Ni pensarlo.


– Déjeme llevarlo lejos conmigo, no me pida que lo deje aquí, nosotros, su voz se quebró, nosotros prometimos, prometimos irnos juntos de aquí, prometimos estar juntos para siempre.


– Sabes que su padre lo buscaría hasta debajo de las piedras, lo sabes, sabes de lo que es capaz ese monstruo, Jungkook, por favor, si mañana Jimin viene aquí de nuevo, si vuelve, serán descubiertos, no voy a poder impedir que lo sigan, sabes de lo que es capaz ese demonio, piensa en mi hijo, mi niño, en tu familia, te lo pido, por favor, vete, vete lejos, es la única manera, su padre lo casará con la hija de otro ministro amigo, al principio será duro para mi hijo, pero con el tiempo te olvidará, y podrán avanzar, te lo ruego, dijo lo ultimo poniendo de rodillas.


Sabes lo que le hacen a los chicos que piensan como ustedes, no le hagas esto a mi hijo, no te pongas la soga al cuello, no se pongan en más peligro, sabes cuanto odia mi marido a los sodomitas, el querrá corregirlos con sus propias manos, si realmente lo amas, vete.


Claro que lo amaba, lo amaba con cada fibra de su ser, más que a su vida, pero como podía irse así, sin más, sin explicaciones, pensó en las palabras de la mujer aún de rodillas frente a él, Jimin ya no sería castigado por no estar en casa a tiempo, por escaparse todas las tardes para verlo, su padre lo casaría con una mujer perfecta, religiosa y tendría una familia... una familia que no podía tener con, imaginar a Jimin en brazos de alguien más dolió como el infierno, imaginarlo riendo con alguien que no era él, era como un puñal clavándose en su pecho.


Una familia, hijos, que ellos no podían tener, la religión, la naturaleza y la sociedad se lo había negado.


Con su voz quebrada, aceptó, todo por amor.


– Entiendo señora, puede hacerme un ultimo favor, se que no estoy en posición de pedir nada, sus lágrimas rodaban por sus mejillas sin poder detenerlas, cuídelo mucho.


Se escucharon pasos apresurados acercandose.


– Corre, apuesto que a mi tambien me siguieron, solo corre, no mires atrás, corre, no te preocupes por mi.


No respondió, solo corrio, corrio como un cobarde, en cada pisada, su alma se rompia un poco más.


Se iría.


Jimin sería feliz por los dos, estaría bien.


Cada palabra, cada promesa rota, dolía.


(Recuerdo)

– Eh podido reunir más dinero amor, pronto nos iremos de aquí, dice Seokjin que en Tailandia hay muchas parejas como nosotros, trabajan, son respetados, hasta van a la universidad, podríamos ir allí, te gustaría, creo que seríamos muy felices allí, jugaba con el cabello del castaño quien descasaba sobre su pecho, pronto seremos libres mi amor, debes ser cuidadoso, no puedes decirle a nadie, no confíes en nadie por favor.


– Sabes hoy en su prédica mi padre, dijo que no existe un lugar en el mundo para nosotros, que los homosexuales no tienen derecho a vivir, que nos iremos al infierno, que estamos manchados por el pecado, imaginar un lugar así, es como un sueño.


– No lo escuches Jimin, no lo escuches, algún día, podremos ir por allí, podremos tomarnos de la mano, ya verás, te llevaré de paseo y te besaré delante de todos, está loco, no sabe nada, que te golpee a ti y a tu madre todo el tiempo, ese debería ser un pecado.


– No me importaría vivir en una cueva escondiéndome, si estás conmigo JungKook, mientras me ames, puedo soportarlo todo, no importa nada más.


Una promesa en vano, una que no podria cumplir.


A veces la cobardía le gana a el amor, por más grande que este sea.


El no puede darle la libertad, no podría vivir con la culpa, aunque sabe que se arrepentirá por siempre, seguirá el camino que los demás dicen que es el correcto.


^^^^


Debe dejarlo ir!


Dejará su corazón en un trozo de papel, lo había pensado el resto de la tarde, y encontró la solución, se ira a un lugar donde nunca será encontrado, se irá de este mundo con tanto dolor, se ira cargando la tristeza de Jimin con él, se ira deseando que sea feliz, que tenga una familia a quien cuidar y le de todo el amor que no recibió de su padre, se llevará ese amor prohibido y maldito con él y le pedirá a Dios, si es que existe, que los deje renacer en un lugar y una época donde pueda amarlo en libertad.

🌘

𝔅𝔲𝔰𝔞𝔫, 1 𝔡𝔢 𝔬𝔠𝔱𝔲𝔟𝔯𝔢 𝔡𝔢 1947.

𝔓𝔞𝔯𝔞: 𝔓𝔞𝔯𝔨 𝔍𝔦𝔪𝔦𝔫 🌙

𝔗𝔢 𝔞𝔪𝔬 𝔶 𝔪𝔢 𝔞𝔪𝔞𝔰 , 𝔞𝔲𝔫𝔮𝔲𝔢 𝔢𝔰𝔱𝔢 𝔭𝔯𝔬𝔥𝔦𝔟𝔦𝔡𝔬 𝔞𝔪𝔞𝔯𝔱𝔢, 𝔩𝔩𝔢𝔫𝔞𝔰𝔱𝔢 𝔪𝔦 𝔳𝔦𝔡𝔞 𝔡𝔢 𝔩𝔲𝔷 𝔠𝔬𝔫 𝔱𝔲 𝔰𝔬𝔫𝔯𝔦𝔰𝔞.


𝔑𝔬 𝔭𝔲𝔢𝔡𝔬 𝔠𝔬𝔪𝔭𝔞𝔯𝔱𝔦𝔯 𝔱𝔲 𝔞𝔩𝔢𝔤𝔯í𝔞, 𝔫𝔦 𝔩𝔦𝔪𝔭𝔦𝔞𝔯 𝔱𝔲𝔰 𝔩𝔞𝔤𝔯𝔦𝔪𝔞𝔰, 𝔡𝔢𝔩𝔞𝔫𝔱𝔢 𝔡𝔢 𝔩𝔬𝔰 𝔡𝔢𝔪á𝔰, 𝔣𝔦𝔫𝔤𝔦𝔪𝔬𝔰𝔣𝔯𝔢𝔫𝔱𝔢 𝔞 𝔱𝔬𝔡𝔬𝔰 𝔮𝔲𝔢 𝔫𝔞𝔡𝔞 𝔭𝔞𝔰𝔞, 𝔫𝔲𝔢𝔰𝔱𝔯𝔬 𝔞𝔪𝔬𝔯 𝔢𝔰 𝔱𝔞𝔫 𝔤𝔯𝔞𝔫𝔡𝔢 𝔮𝔲𝔢 𝔢𝔰 𝔡𝔦𝔣í𝔠𝔦𝔩 𝔡𝔢 𝔢𝔰𝔠𝔬𝔫𝔡𝔢𝔯, 𝔡𝔲𝔢𝔩𝔢, 𝔭𝔢𝔯𝔬 𝔫𝔞𝔡𝔦𝔢 𝔪á𝔰 𝔩𝔢 𝔦𝔪𝔭𝔬𝔯𝔱𝔞.


𝔖𝔬𝔩𝔬 𝔭𝔬𝔡𝔯é 𝔦𝔪𝔞𝔤𝔦𝔫𝔞𝔯 𝔮𝔲𝔢 𝔠𝔬𝔯𝔯𝔢𝔪𝔬𝔰 𝔧𝔲𝔫𝔱𝔬𝔰 𝔱𝔬𝔪𝔞𝔡𝔬𝔰 𝔡𝔢 𝔩𝔞 𝔪𝔞𝔫𝔬, 𝔮𝔲𝔢 𝔠𝔬𝔪𝔭𝔞𝔯𝔱𝔦𝔪𝔬𝔰 𝔲𝔫𝔭𝔞𝔯𝔞𝔤𝔲𝔞𝔰 𝔞𝔟𝔯𝔞𝔷𝔞𝔡𝔬𝔰 𝔠𝔬𝔪𝔬 𝔩𝔬𝔰 𝔡𝔢𝔪á𝔰 𝔰𝔦𝔫 𝔮𝔲𝔢 𝔰𝔢𝔞 𝔯𝔞𝔯𝔬.


𝔑𝔬 𝔭𝔬𝔡𝔢𝔪𝔬𝔰 𝔤𝔯𝔦𝔱𝔞𝔯𝔩𝔢 𝔞𝔩 𝔪𝔲𝔫𝔡𝔬 𝔠𝔲𝔞𝔫𝔱𝔬 𝔫𝔬𝔰 𝔞𝔪𝔞𝔪𝔬𝔰, 𝔠𝔲𝔞𝔫𝔡𝔬 𝔢𝔰𝔱𝔞𝔪𝔬𝔰 𝔠𝔢𝔯𝔠𝔞 𝔰𝔦𝔢𝔫𝔱𝔬 𝔮𝔲𝔢 𝔢𝔩𝔦𝔫𝔣𝔦𝔢𝔯𝔫𝔬 𝔰𝔢 𝔞𝔟𝔯𝔢 𝔞 𝔪𝔦𝔰 𝔭𝔦𝔢𝔰, 𝔶 𝔢𝔩 𝔣𝔲𝔢𝔤𝔬 𝔪𝔢 𝔠𝔬𝔫𝔰𝔲𝔪𝔢 𝔭𝔬𝔠𝔬 𝔞 𝔭𝔬𝔠𝔬, 𝔪𝔦 𝔭𝔦𝔢𝔩 𝔶 𝔪𝔦𝔰 𝔩𝔞𝔟𝔦𝔬𝔰 𝔮𝔲𝔢𝔪𝔞𝔫 𝔶𝔡𝔲𝔢𝔩𝔢𝔫 𝔭𝔬𝔯 𝔰𝔢𝔫𝔱𝔦𝔯 𝔱𝔲𝔰 𝔟𝔢𝔩𝔣𝔬𝔰 𝔟𝔢𝔫𝔡𝔦𝔱𝔬𝔰 𝔶 𝔠𝔞𝔡𝔞 𝔠𝔢𝔫𝔱𝔦𝔪𝔢𝔱𝔯𝔬 𝔡𝔢 𝔱ú 𝔠𝔲𝔢𝔯𝔭𝔬.


𝔄𝔲𝔫𝔮𝔲𝔢 𝔩𝔬𝔰 𝔠𝔦𝔢𝔩𝔬𝔰 𝔫𝔬 𝔫𝔬𝔰 𝔞𝔭𝔯𝔲𝔢𝔟𝔢𝔫, 𝔫𝔬 𝔭𝔲𝔢𝔡𝔬 𝔦𝔤𝔫𝔬𝔯𝔞𝔯 𝔩𝔬 𝔮𝔲𝔢 𝔰𝔦𝔢𝔫𝔱𝔬.


𝔈𝔯𝔢𝔰 𝔪í𝔬 𝔶 𝔰𝔦𝔢𝔪𝔭𝔯𝔢 𝔰𝔢𝔯𝔢 𝔱𝔲𝔶𝔬, 𝔭𝔬𝔯 𝔰𝔦𝔢𝔪𝔭𝔯𝔢, 𝔭𝔢𝔯𝔪í𝔱𝔢𝔪𝔢 𝔩𝔩𝔢𝔳𝔞𝔯𝔪𝔢 𝔠𝔬𝔫𝔪𝔦𝔤𝔬, 𝔢𝔩 𝔡𝔲𝔩𝔠𝔢 𝔡𝔢 𝔱𝔲𝔰 𝔟𝔢𝔰𝔬𝔰𝔶 𝔢𝔩 𝔬𝔩𝔬𝔯 𝔡𝔢 𝔭𝔦𝔢𝔩 𝔦𝔪𝔭𝔯𝔢𝔤𝔫𝔞𝔡𝔬 𝔢𝔫 𝔪𝔦 𝔞𝔩𝔪𝔞 𝔭𝔬𝔯 𝔰𝔦𝔢𝔪𝔭𝔯𝔢, 𝔱𝔲𝔰 𝔩𝔞𝔤𝔯𝔦𝔪𝔞𝔰, 𝔱𝔲 𝔠𝔲𝔢𝔯𝔭𝔬 𝔞 𝔰𝔦𝔡𝔬 𝔪í𝔬𝔱𝔞𝔫𝔱𝔞𝔰 𝔳𝔢𝔠𝔢𝔰 𝔮𝔲𝔢 𝔢𝔰𝔱𝔞 𝔤𝔯𝔞𝔟𝔞𝔡𝔬 𝔢𝔫 𝔪𝔦 𝔪𝔢𝔪𝔬𝔯𝔦𝔞, 𝔠𝔬𝔪𝔬 𝔢𝔩 𝔪𝔞𝔰 𝔟𝔢𝔩𝔩𝔬 𝔯𝔢𝔠𝔲𝔢𝔯𝔡𝔬.


𝔔𝔲𝔦𝔢𝔯𝔬 𝔮𝔲𝔢 𝔰𝔢𝔞𝔰 𝔣𝔢𝔩𝔦𝔷. 𝔙𝔦𝔳𝔢, 𝔳𝔦𝔳𝔢 𝔲𝔫𝔞 𝔩𝔞𝔯𝔤𝔞 𝔳𝔦𝔡𝔞 𝔪𝔦 𝔞𝔪𝔬𝔯, 𝔞𝔪𝔞 𝔶 𝔰𝔢 𝔣𝔢𝔩𝔦𝔷 𝔭𝔬𝔯 𝔩𝔬𝔰 𝔡𝔬𝔰.


𝔖𝔦 𝔫𝔲𝔢𝔰𝔱𝔯𝔬 𝔰𝔲𝔠𝔦𝔬 𝔭𝔢𝔠𝔞𝔡𝔬 𝔢𝔰 𝔞𝔪𝔞𝔯𝔫𝔬𝔰, 𝔪𝔢 𝔩𝔬 𝔩𝔩𝔢𝔳𝔞𝔯é 𝔠𝔬𝔫𝔪𝔦𝔤𝔬, 𝔟𝔢𝔫𝔡𝔦𝔱𝔬 𝔰𝔢𝔞 𝔢𝔰𝔱𝔢 𝔭𝔢𝔰𝔠𝔞𝔡𝔬 𝔪𝔦á𝔫𝔤𝔢𝔩 , 𝔪𝔦 𝔩𝔲𝔷, 𝔪𝔦 𝔞𝔪𝔬𝔯, 𝔰𝔬𝔩𝔬 𝔳𝔦𝔳𝔦𝔯á𝔰 𝔢𝔫 𝔪𝔦 𝔪𝔢𝔪𝔬𝔯𝔦𝔞, 𝔪𝔦 𝔡𝔬𝔩𝔬𝔯 𝔰𝔢𝔯𝔞 𝔢𝔩 𝔯𝔢𝔠𝔬𝔯𝔡𝔞𝔱𝔬𝔯𝔦𝔬 𝔮𝔲𝔢 𝔣𝔲𝔦𝔣𝔢𝔩𝔦𝔷.


𝔗𝔞𝔩 𝔳𝔢𝔷 𝔢𝔰𝔱𝔬𝔶 𝔩𝔬𝔠𝔬, 𝔭𝔬𝔯𝔮𝔲𝔢 𝔢𝔫 𝔪𝔦 𝔪𝔢𝔫𝔱𝔢 𝔱𝔢𝔫𝔢𝔪𝔬𝔰 𝔲𝔫 𝔣𝔢𝔩𝔦𝔷 𝔣𝔢𝔩𝔦𝔷 𝔧𝔲𝔫𝔱𝔬𝔰, 𝔢𝔫 𝔪𝔦 𝔠𝔬𝔯𝔞𝔷ó𝔫 𝔳𝔦𝔳𝔦𝔯𝔞𝔫𝔩𝔬𝔰 𝔥𝔦𝔧𝔬𝔰 𝔮𝔲𝔢 𝔫𝔲𝔫𝔠𝔞 𝔳𝔢𝔫𝔡𝔯á𝔫, 𝔢𝔩 𝔞𝔪𝔬𝔯 𝔮𝔲𝔢 𝔫𝔬 𝔭𝔬𝔡𝔢𝔪𝔬𝔰 𝔳𝔦𝔳𝔦𝔯 𝔭𝔬𝔯𝔮𝔲𝔢 𝔫𝔬 𝔢𝔰𝔱𝔞 𝔭𝔢𝔯𝔪𝔦𝔱𝔦𝔡𝔬, 𝔞𝔠𝔞𝔪𝔟𝔦𝔬 𝔰𝔬𝔩𝔬 𝔱𝔢𝔫𝔡𝔯𝔢𝔪𝔬𝔰 𝔮𝔲𝔢 𝔦𝔪𝔞𝔤𝔦𝔫𝔞𝔯 𝔲𝔫𝔞 𝔳𝔦𝔡𝔞 𝔧𝔲𝔫𝔱𝔬𝔰, 𝔪𝔦𝔢𝔫𝔱𝔯𝔞𝔰 𝔳𝔦𝔳𝔦𝔪𝔬𝔰 𝔞 𝔪𝔢𝔡𝔦𝔞𝔰 𝔠𝔬𝔫𝔞𝔩𝔤𝔲𝔦𝔢𝔫 𝔪á𝔰.


𝔏𝔩𝔢𝔳𝔞𝔯𝔢 𝔢𝔫 𝔪𝔦 𝔞𝔩𝔪𝔞 𝔤𝔯𝔞𝔟𝔞𝔡𝔞 𝔱𝔲 𝔳𝔬𝔷, 𝔱𝔲 𝔞𝔩𝔦𝔢𝔫𝔱𝔬, 𝔱𝔲 𝔭𝔦𝔢𝔩.


𝔄𝔲𝔫𝔮𝔲𝔢 𝔡𝔢𝔟𝔞 𝔳𝔢𝔯𝔱𝔢 𝔠𝔬𝔪𝔬 𝔞𝔪𝔦𝔤𝔬, 𝔭𝔬𝔯𝔮𝔲𝔢 𝔩𝔞 𝔰𝔬𝔠𝔦𝔢𝔡𝔞𝔡 𝔞𝔰í 𝔩𝔬 𝔡𝔦𝔠𝔢, 𝔩𝔢 𝔭𝔦𝔡𝔬 𝔞 𝔩𝔬𝔰 𝔠𝔦𝔢𝔩𝔬𝔰 𝔮𝔲𝔢 𝔰𝔦 𝔩𝔞𝔯𝔢𝔢𝔫𝔠𝔞𝔯𝔫𝔞𝔠𝔦ó𝔫 𝔢𝔵𝔦𝔰𝔱𝔢, 𝔰𝔦 𝔥𝔞𝔶 𝔬𝔱𝔯𝔞 𝔳𝔦𝔡𝔞, 𝔡𝔢𝔰𝔭𝔲é𝔰 𝔡𝔢 𝔢𝔰𝔱𝔞, 𝔮𝔲𝔢 𝔫𝔬𝔰 𝔭𝔢𝔯𝔪𝔦𝔱𝔞 𝔫𝔞𝔠𝔢𝔯 𝔠𝔬𝔪𝔬 𝔡𝔬𝔰 𝔰𝔢𝔯𝔢𝔰𝔮𝔲𝔢 𝔭𝔲𝔢𝔡𝔞𝔫 𝔢𝔰𝔱𝔞𝔯 𝔧𝔲𝔫𝔱𝔬𝔰, 𝔡𝔬𝔫𝔡𝔢 𝔫𝔲𝔢𝔰𝔱𝔯𝔬 𝔞𝔪𝔬𝔯 𝔰𝔢𝔞 𝔭𝔬𝔰𝔦𝔟𝔩𝔢, 𝔰𝔦𝔫 𝔡𝔢𝔡𝔬𝔰 𝔮𝔲𝔢 𝔰𝔢ñ𝔞𝔩𝔢𝔫 𝔬 𝔪𝔦𝔯𝔞𝔡𝔞𝔰𝔮𝔲𝔢 𝔞𝔠𝔲𝔰𝔢𝔫 𝔶 𝔠𝔯𝔦𝔱𝔦𝔮𝔲𝔢𝔫.


𝔄𝔲𝔫𝔮𝔲𝔢 𝔶𝔞 𝔱𝔢 𝔩𝔬 𝔡𝔦𝔠𝔥𝔬 𝔞𝔫𝔱𝔢𝔰, 𝔡𝔢 𝔱𝔬𝔡𝔞𝔰 𝔩𝔞𝔰 𝔪𝔞𝔫𝔢𝔯𝔞𝔰 𝔢𝔵𝔦𝔰𝔱𝔢𝔫𝔱𝔢𝔰, 𝔱𝔢 𝔞𝔪𝔬.


𝔇𝔲𝔢𝔩𝔢 𝔡𝔢𝔠𝔦𝔯𝔩𝔬.


𝔇𝔲𝔢𝔩𝔢 𝔫𝔬 𝔭𝔬𝔡𝔢𝔯 𝔱𝔢𝔫𝔢𝔯𝔱𝔢, 𝔩𝔩𝔬𝔯𝔞𝔪𝔬𝔰 𝔞𝔪𝔞𝔯𝔤𝔞𝔪𝔢𝔫𝔱𝔢 𝔢𝔫 𝔰𝔦𝔩𝔢𝔫𝔠𝔦𝔬, 𝔠𝔞𝔡𝔞 𝔫𝔬𝔠𝔥𝔢 𝔩𝔲𝔢𝔤𝔬 𝔡𝔢 𝔡𝔢𝔰𝔭𝔢𝔡𝔦𝔯𝔫𝔬𝔰. 𝔑𝔬 𝔥𝔞𝔶 𝔪á𝔰 𝔰𝔬𝔩𝔲𝔠𝔦ó𝔫 𝔮𝔲𝔢 𝔢𝔰𝔱𝔞, 𝔢𝔰𝔱𝔞, 𝔮𝔲𝔢 𝔱𝔞𝔫𝔱𝔬 𝔩𝔞𝔰𝔱𝔦𝔪𝔞.


𝔄 𝔭𝔢𝔰𝔞𝔯 𝔡𝔢 𝔱𝔬𝔡𝔬, 𝔡𝔢 𝔱𝔦, 𝔡𝔢 𝔪𝔦, 𝔱𝔢 𝔞𝔪𝔞𝔯𝔢 𝔭𝔬𝔯 𝔰𝔦𝔢𝔪𝔭𝔯𝔢.


𝔐𝔦 𝔞𝔩𝔪𝔞 𝔢𝔰 𝔱𝔲𝔶𝔞 𝔶 𝔱𝔢 𝔭𝔢𝔯𝔱𝔢𝔫𝔢𝔠𝔢𝔯á 𝔥𝔞𝔰𝔱𝔞 𝔩𝔞 𝔢𝔱𝔢𝔯𝔫𝔦𝔡𝔞𝔡, 𝔫𝔬 𝔭𝔲𝔢𝔡𝔢 𝔰𝔢𝔯 𝔡𝔢 𝔫𝔞𝔡𝔦𝔢 𝔪á𝔰.


𝔓𝔬𝔯 𝔮𝔲é 𝔱ú 𝔢𝔯𝔢𝔰 𝔶𝔬 𝔶 𝔶𝔬 𝔰𝔬𝔶 𝔱𝔲.


𝔖𝔦𝔢𝔪𝔭𝔯𝔢 𝔱𝔲𝔶𝔬

𝔍𝔢𝔬𝔫 𝔍𝔲𝔫𝔤𝔨𝔬𝔬𝔨.


^^^^


Esa noche entró sigiloso por la ventana del castaño, temiendo ser visto, dejó la carta debajo de su almohada, rogando que la encuentre cuando despierte, beso por última vez sus labios, lloro observando a su ángel dormir, maldijo mil veces su cobardía, apretó su bolsa, llevaba con el, el arma de padre, quiso arrepentirse, pero sentir la paz que el castaño trasmitía al dormir, le dio fuerzas, quería darle alas a Jimin para que pudiera volar tan lejos como fuera posible, quería que fuera libre, si tenía que cortar las propias para que su amor fuera feliz, se iría con una sonrisa en el rostro.


Susurro un último té amo, que no fue escucho, ni obtendría respuesta.


Adiós mi amor.


El castaño despertó en la madrugada, había soñado con JungKook, se acomodó de nuevo en la cama para retomar el sueño, sintió papel debajo de su almohada y una fuerte opresión se instaló en su pecho.


Había una carta?


La leyó varias veces, no quería aceptar lo que decía, no podía.


Porqué?


Que hizo mal?


Así terminaba algo que ni siquiera empezo? Donde estaban las promesas, Jimin apretó la carta contra su pecho, gritando de irá y dolor, ese adiós le había arrancado el alma, lo había roto, ya no quedaba nada, su corazón estaba hecho pedazos, odio con todas sus fuerzas a los cielos, como podían hablar de amor, de justicia y fe, odi con todo su ser, a su padre, al mundo en general.


Este era el adiós, si no podian estar juntos en esta vida, el lo encontraria en las siguientes hasta que su amor sea posible.


Sintió un fuerte zumbido en sus oídos, y su cabeza dolía, un fuerte mareo casi lo deja en el suelo, era como rasgaran su alma a la mitad.


Cerca de allí, el llanto desgarrador de una madre, con el cuerpo de su hijo sin vida, inerte en sus brazos, sus ojos sin luz, su cuerpo frío yacía sobre la grana, se había dado un disparo en la sien, que lo llevó ha hacer esto?, el rojo escarlata de su sangre teñía el verde del follaje, había un pequeño campo de lilas, el había escogido ese lugar, porque olía a él, a su ángel, aunque ella gritara pidiendo ayuda y rogara a Dios, ya era muy tarde, sentía que su cuerpo se adormecía de dolor, ya no servía de nada llorar, aunque ella llorara, gritara y maldijera, el no volverá más, se había marchado, para siempre.


Adios amor mio, prometo encontrarte de nuevo.


*☆.. ①⑨④⑦ ..°´☆*

Continue Reading Next Chapter
Further Recommendations

samitabajajdr: This series is roller coaster of emotions Keeps u glued to them Loved them

punkinhead1821: Ben is amusing. Holden is deliciously sinful and Cameron is absolutely fierce. Love the storyline and characters. Each chapter ignites so many emotions. Can’t wait to read more

Cyndi Richardson: loved this story hopes you will continue writing iti would love that

paige: Great book honestly wish it was longer.

RCDreading: Loved the story! Very much enjoyed reading it. The character development was great and had a nice balance to the storyline, as in love, drama, excitement, etc. The only drawback was that some scenes were a bit drawn out. But not enough to bring down the story. It was written very realistically. G...

Connie White: 😊😊😊😊😊😊😊😊😊😊😊😊😊😊😊😊

Lara: Me encanto la historia y la trama, pero no me gustó tanto que sea ¡corta!, pero bueno, se merece 5 estrellas en todo

dicipulo52: Me gusta esta muy bella concisa buena redacción gracias por escribir ❤️

Arici: I started reading it a couple ogf hours ago and I could not leave it until I finished. I loved it and as a member of the tribe I would like to congratulate the chief for another masterpiece to devour reading

More Recommendations

LiaElodie: Sympathique histoire qui se lit bien.

Christina Kontogianni: A book is good if you are sad when you finished it. And I was sad 🤪

Tiffany: It just seems really familiar to me,growing up where I grew up.

burnt2: Really easy read from start to finish. I was hooked and couldn’t put it down until the end. Looking forward to the second instalment.

maggiev8mv: I enjoyed this story. You keep the pace going and added lots of plot twists.Only criticism would be there are places more detail would enhance the story. But that's just my opinion. I'm off to read the next story. Thank you for sharing

maggiev8mv: I enjoyed book 1, book 2 freaking loved it. A tad predictable, but the writing style and storytelling skills made up for it. Thank you for sharing your story!!! Now Book 3!!

About Us

Inkitt is the world’s first reader-powered publisher, providing a platform to discover hidden talents and turn them into globally successful authors. Write captivating stories, read enchanting novels, and we’ll publish the books our readers love most on our sister app, GALATEA and other formats.