Write a Review

Sempiterno || Kookmin

Summary

El amor no correspondido está definido como un sentimiento humano exacerbado y obsesivo de amor romántico, pseudo-sexual de un sujeto hacia otro y que no es recíproco. Este es el caso de Park Jimin, desde pequeño se encuentra enamorado de su mejor amigo, Jeon Jungkook, intentándolo una y otra vez sin éxito, sumergiéndolo en un estado anímico al borde de la angustia. ¿Qué pasará con Jungkook cuando por una estúpida confusión y discusión, Jimin decide olvidarse de él y comienza a ignorarlo? Después de todo… perseguir a alguien durante 12 años debe ser muy agotador, y la paciencia de Jimin también tiene un límite. Pero sin duda el dolor más grande para él será darse cuenta de que las personas en las que confiaba, no eran lo que él creía. Disclaimer: Los personajes de BTS en esta historia no me pertenecen, solo que mi imaginación vuela en demasía tratándose de ellos. Advertencia: Boys Love, contenido homosexual, uso descarado del OoC, Jikookmin Universo Alternativo (UA), lenguaje vulgar, smut: contenido sexual explícito, intento de comedia, romance, fluff, mucho fluff. Ojo: es Kookmin, Jungkook Top, Jimin Bottom, en ocasiones Jikookmin gastándose parejo [+18] ups se ponía vulgar. Mención del NamJin / VHope

Genre:
Romance / Erotica
Author:
Mako La Ermitaña
Status:
Complete
Chapters:
42
Rating:
n/a
Age Rating:
18+

INTERVALO 01 — Estupido y sensual mejor amigo

Mayo, 28 — Hospital Yongsan, Seúl

12:30 p.m.

Era un extenuante día de trabajo, hacía un calor tailandés y ahí se hallaban, mientras los patos caían asados afuera, en el comedor del hospital capeando el calor, sin duda el momento favorito del día para Park Jimin, la hora de colación, momento que podía desahogarse, despotricar y desestresarse de las vicisitudes de la vida de los profesionales de la salud, pasando momentos de calidad junto a sus compañeros, lo que les ayudaba ciertamente a mantener su buena salud mental. Disfrutaban de un sabroso bibimbap que había preparado para él y su compañero, como era costumbre.

A su lado se encontraba sentado un mosqueado Jeon Jungkook, con cara de “no me molestes que te pego un meco y te mando pa’ otro barrio”, ¿qué por qué estaba cabreado? El turno de 24 horas en la urgencia, tenía más sueño que ganas de vivir y si a eso se le suma pacientes ruidosos, problemáticos, patrañeros e internos residentes que se ponían nerviosos por nada, el azabache en cualquier momento golpeaba o se acriminaba con alguien, y no, no era culpa de los internos, pobrecitos, era culpa del indomable carácter avasallador del pelinegro que los desafortunados muchachos sufrían y morían por la ansiedad y los nervios a su lado, si, Jungkook era el puto chacal.

— Joder, ¿por qué no fui chef? — se lamentó, con el codo apoyado en la mesa, dejando la frente en su mano, como si la cabeza le pesara, logrando una carcajada de aquellas en Jimin, siempre le ha gustado el humor de Jungkook, dice las cosas con el rostro más serio posible lo que le da toda la chispa a sus ocurrencias, acompañado con la risa contagiosa del castaño, los demás compañeros de alrededor - igual de moribundos que ellos dos - no pudieron evitar reír también.

— Como chef te mueres de hambre Jungkookie — dijo el castaño entre carcajadas pasando un brazo por sobre los hombros del azabache, mirando como éste fruncía el ceño por unos segundos — que todo se te quema.

— Y una mierda, si el kimchi me queda de puta madre — su sereno rostro no hizo más que tentar nuevamente de la risa al castaño, pero este no pudo contra esa irrefutable verdad, muchas veces había disfrutado del plato que el azabache preparaba, le queda sabrosísimo — además no me jodas Jimin, que no soy yo precisamente al que se le quema el arroz — soltó, sonriendo y sintiéndose victorioso, dejando a un Jimin tremendamente sonrojado y apenado al sentirse observado por el resto de sus compañeros, no era que le diera vergüenza, pero ¿por qué tenía que ventilarlo a medio mundo?, más si su padre, el reconocido Médico Cirujano Park Soohyouk, es el director del hospital.

— No seas así con el buenorro de Jimin que bastante tiene con aguantar tu cara de estreñido todo el putísimo tiempo — comenta el rubio sentado frente a ellos, con una sonrisa pepsodent que hacía relucir su blancos y perfectos dientes, y un pelinegro que solo reaccionaba con risas ante la conversación que mantenían esos tres ridículos.

— No tiene cara de estreñido Hoseok, sólo está cansado, ha sido un turno de aquellos, cual de todos los pacientes que llegaron hasta ahora han sido más... pintorescos, por decirlo de algún modo — defendió Jimin, y era cierto, tuvieron que lidiar con mucho, como la mayoría de los turnos en la urgencia y eso que todavía quedaban 20 horas de arduo trabajo, pero ciertamente el trabajo más duro para Jimin era mantener a su compañero de buen humor y evitar que sacrifique a alguien en el transcurso del día, porque lo conocía lo suficiente para saber muy bien que no estaba mosqueado porque simplemente estaba cansado, algo más le pasaba, el no era así.

— Y yo defendiéndote tonto coria — dijo Hoseok muy ofendido por intentar ayudar a semejante estúpido, que como siempre tiraba a favor del azabache.

— Es cierto — soltó el dulce Jin — hoy vi llegar a un hombre que caminaba como pingüino, mientras se quejaba del dolor, y era porque el goloso tenía una berenjena metida en el culo — miró sugestivamente a Jimin, mientras movía sus cejas de arriba a abajo, el cual solo desvió su mirada suspirando resignado, ese chiquillo de dulce no tenía nada.

— Ya, y donde dejas a la vieja diabética que venía con el pie todo necrótico — dijo el azabache con una ceja alzada — rogaba para que no lo amputaran porque Dios iba a sanarla, joder señora, créame que Dios realmente prefiere amputarle el pie — con esto Jimin casi escupe el jugo que estaba bebiendo en ese momento.

— Eres un maldito Jungkook — el castaño reía con culpa, no pudo evitarlo, y es que el humor negro de ese hombre no tenía límites, el comedor solo eran risas y todos miraban graciosos hacia la mesa de esos cuatro, contagiándose de las buenas energías que emitían.

— Y aún faltan muchas horas de turno, de seguro luego aparece Pillín, y nos jodemos todos — Hoseok sí que había pasado malos momentos con ese tal Pillín, un homeless muy confianzudo y atrevido, por cierto, que se la pasa gritando a todo pulmón por dinero para un café y un muffin, mientras todos saben que es para ir a comprar droga a la vuelta de la esquina.

— Pero, al menos hoy me coquetearon dos señoras reinas del flirteo, que, pensándolo bien, no estaban nada mal — dijo Jungkook con esa sonrisa que derrite a cualquiera, pero Jimin lo fulminó con la mirada, dándole un suave pero certero golpe en la cabeza, provocando sendas carcajadas en los otros dos presentes que conocían muy bien el secreto del de hermosos ojos sonrientes.

Y nadie se lo creería, pero Jungkook solo se sobó la cabeza, y es que Jimin era el único que podía contra él y el carácter de mil demonios que se gastaba, el castaño lo conocía a la perfección, sólo él podía domar a la bestia.

— Si que eres bruto — lo miraba con resentimiento y con ganas de decirle algo más, pero el castaño le devolvía una mirada que decía “a mí no me saques tu genio que te lo mato” como la mala Rodríguez, así que se limitó a seguir comiendo en silencio, puto mocoso, sin respeto hacia sus hyungs.

(...)

Él es su jodido mejor amigo, se conocieron hace 12 años, cuando él era tan solo un niño de tiernos 11 años, es el sexy primo de su amigo de la infancia, Taehyung, siempre lo dejaban a cargo de Jungkook, porque su padre trabajaba por extensas horas, por lo que lo veía todos los días cuando pasaba por Tae a la escuela, exactamente no sabe en qué momento pasó todo, pero cuando lo vio por primera vez, desde su mirada inocente, lo encontró muy lindo, adoraba pasar tiempo con él, e inventaba cualquier cosa para ir con su amigo y estar al lado de Jungkook.

Con el tiempo su madre, Park Woojin, accedió a que Jungkook pasara por él a la escuela junto a Tae, por la insistente petición de su propio hijo, y casi llegada la noche pasaba ella y su esposo donde el azabache para llevarlo a casa, él era muy atento, siempre les compraba cosas deliciosas para comer, los ayudaba con la tarea y tenía las mejores ocurrencias para hacerlos reír, aunque él tenía mucho que estudiar para la universidad, siempre se hacía tiempo para ellos.

Jimin recuerda a la perfección como una vez Jungkook y el tío Seokho, el dúo dinámico, con sus propias manos les fabricaron el rompetormentas de Thor para él y el Mjolnir para Tae, estuvieron jugando y luchando todo el santo día, y hasta el día de hoy guarda el rompetormentas como su tesoro más preciado.

También recuerda cuando el azabache en otra oportunidad llegó con sables de luz para los tres, mientras ponía música de Star Wars de fondo, Tae y Jimin eran padawan y Jungkook el maestro Jedi, los días junto a él eran de lo más entretenido y ameno, que sin duda se quedaría a vivir allí por el resto de su vida. Él era lo máximo, sabía cómo tratar a los niños y como hacer sentir bien a Tae, había perdido hace muy poco a su madre, no pudo ganar la batalla contra el cáncer y casi nunca podía pasar tiempo con su padre, él sabía que su primo se sentía solito, por eso lo malcriaba tanto, para hacerlo olvidar, ¿existe hombre más perfecto?, hasta el día de hoy que el castaño se aferra a tan hermosos recuerdos, todo aquello lo llevó a convertirse en el gran hombre que es ahora.

Cuando fue llegando a la adolescencia, era obvio, ese hombre le gustaba demasiado y despertaba en él los primeros sentimientos de amor romántico, lo que lentamente se fue transformando también en una atracción apasionada que lo llevó a descubrir su cuerpo más de una vez, pero ya superada esta etapa, se dio cuenta que era mucho más, iba más allá de lo físico, cada vez que él se acercaba se sentía tremendamente nervioso, aturdido, pero sobre todo seguro de su entorno, nada podía salir mal si estaba con él, sí, no sólo estaba enamorado, comenzaba a sentir amor del genuino por él, lo necesitaba a su lado como el comer, necesitaba que fuera parte de su vida, sin importar nada más.

Jimin jamás tuvo que salir del closet, porque nunca estuvo dentro, él siempre lo tuvo claro, desde que conoció a su Kookie, jamás se sintió discriminado, al menos no por su gente más cercana, familia y amigos siempre lo supieron, porque el muchacho nunca tuvo ningún reparo en decir cuando encontraba lindo a un niño, incluso siempre le contó a su madre lo lindo y genial que encontraba a Jungkook, agradecería eternamente por la gente que lo rodeaba.

Sinceramente el castaño bendice el día que se decidió por la carrera de enfermería, le dio la oportunidad de conocer más aún al azabache, o quizás fue su mejor excusa para pasar más tiempo con él, Jungkook es médico cirujano y lo ayudó mucho en los estudios, era su profesor favorito, era tan inteligente y tan claro para explicar todo, que Jimin lograba tener todo bajo control, anatomía se había convertido en su perra gracias a él.

Pero... siempre hay un pero, lamentablemente han sido los 12 años más duros de la puta vida, ser amigo de Jungkook es un trauma constante, no sabe si amarlo, abrazarlo, molerlo a patadas al muy infame o comprarle pasajes hacia el último lugar del mundo, está loco por él, en realidad se pasa por los huevos la diferencia de edad, que muchos se han esforzado por recalcarle desde siempre, pero ¿qué son 12 años de diferencia? nada, está tan enamorado que ninguna de sus relaciones ha llegado a puerto, porque todo lo que el castaño hace es siempre pensando en ÉL, aunque el mundo gay se rinda a sus pies, nadie lo supera, el último novio que tuvo, Giyoung, lo mandó a freír monos, porque en pleno acto - ya saben, conferencia de prensa - atendió una llamada de su Kookie porque el gracioso tenía problemas para armar una puta bodega que había encargado, y el ¿qué hizo?, sí, obviamente se vistió y se fue a ayudar a ese sensual hombre que tiene como – para su desdicha o fortuna, a estas alturas de la vida ya no lo sabe – mejor amigo.

Le confesó hace tiempo que es homosexual y realmente no le importó, ni tampoco le preocupó - lo que el castaño agradece enormemente – pero el muy hijo de puta para molestarlo solo se limitó a mirarlo con cara de ‘te quiero, pero de lejitos’ y decirle «pero no te enamores de mí, eh?» ... si cabrón, ya tarde! Jamás se lo ha dicho, ¿quién tendría los huevos de hacerlo?, si ese hombre derrocha masculinidad hasta por los poros, tanto que hasta suda Paco Rabanne, es el puto amo moja bragas y un fucker de cuidado.

Si, su vida era un puto desastre, pero el mejor desastre que podía ocurrirle, no cambiaría absolutamente nada, estar a su lado ha sido también lo más maravilloso que podía pasarle y en realidad, solo estar a su lado era suficiente, hasta ahora...

Continue Reading Next Chapter
Further Recommendations

Sandy Montanino: Ok so I wrote the review in the title since apparently I don’t follow directions well 🤷🏻‍♀️ but great story truly enjoyed it so far and planning to finish it today 🥰

Beverley: I enjoyed the book and the storyline was funny sad and well written I look forward to reading more of your storys

cwalton1951: Scared for Dr Bart. Will he come back from the Yukon?

María Del Carmen: Buena redacción, signos bien colocados que hacen fácil la lectura y comprensión

تشيشا بيرسي: I loved the all idea of the story but at some point on how they met was predictable it would have been more thrilling if there was not much of some fairytale meet up but just something unusual and unexpected

laulowinski: This is a very nice story, the pace is fast but very enjoyable.I recommend this book to everyone who like spicy stories

Army gurl: I love this novel soo much

Viola.: Tolles Buch 👍😄

More Recommendations

Bluehope: Ich bin gespannt wie es weiter geht. Musste einmal schmunzel da sie mit ihrem Haar durch seine Haare ging. Hand war wohl gemeint ;) Sehr gelungene Story und gut nach zuvollziehen. Bin sehr gespannt wie es weiter geht. Und welche Gefahren auf die zwei noch zu kommen.

Saloni Acharya: The whole series is so good. It’s like you can’t keep it down without reading it the whole way and then start the next one. Time flies and you don’t realise it’s late night and you have to go to sleep 😂. The characters are awesome with strong plots and love every couple. 😍🥰

Mharms: It is nice that it is a serial of stories, book to book. The storyline is fast moving through history.

marilyn: It's awesome to hear about all these shifters finding their fated mates. I can't wait to hear more about them. I also want to hear about the cubs. And for Daryl to find his mate.

About Us

Inkitt is the world’s first reader-powered publisher, providing a platform to discover hidden talents and turn them into globally successful authors. Write captivating stories, read enchanting novels, and we’ll publish the books our readers love most on our sister app, GALATEA and other formats.