Write a Review

¡Tu hijo n̶o̶ es mío!『ChanBaek』

Summary

❝Cuando ese chico de una sola noche le dijo que estaba esperando a su bebé, en lo único en lo que Park Chanyeol pudo pensar fue en que ese hombre estaba mintiendo. - ¿Acaso crees que soy idiota y no conozco a las personas como tú? ¿Crees que eres el primer cazafortuna que se cruza en mi camino? No me quieras ver la cara de idiota, Baekhyun, así que al diablo tú y tu embarazo. Ve a buscar al verdadero padre porque yo no caeré en tu trampa. . Esas fueron algunas de las palabras que Chanyeol le gritó a Baekhyun en el pasado y de las cuales, años más tarde, se arrepentiría profundamente.❞ ˳⸙ género: romance • drama • ⚠ advertencia: mpreg ✎ 2020.06.24 ~ 2020.07.05 ➸ Esta historia formó parte del ChanBaek Fest 2020 organizado por @moonloey01

Genre:
Romance
Author:
KariHannie
Status:
Complete
Chapters:
10
Rating:
5.0
Age Rating:
16+

Prólogo

Corea del Sur, 2016

Baekhyun conoció a Chanyeol en la universidad. Ambos estaban en la misma carrera aunque nunca compartieron clase alguna, sobre todo porque Baekhyun era un año mayor que el otro, así que Chanyeol nunca lo conoció a él. De todos modos, era imposible no conocer a Chanyeol, probablemente toda la comunidad estudiantil lo conocía y no porque era enormemente alto y tenía unas peculiares orejas, sino porque el chico era el heredero de una multimillonaria empresa. Aunque no era un primogénito, era el único hijo varón y heredero oficial, lo que funcionaba como un imán de personas a su alrededor a donde quiera que estuviera.

Su rostro era bien conocido y él parecía no tener problema con alardear sobre ello. De este modo, el alto nunca fue del interés de Baekhyun en ese entonces, aún si había un montón de personas que quisieran pertenecer al círculo social del chico y muchos de los conocidos de Baekhyun entrarán en este grupo.

Sin embargo, la vida da giros inesperados y nunca hubiera esperado que años más tarde, ellos pudieran congeniar. Que tuvieran tanto en común como también gustos en los que diferían totalmente, pero más aún, tenían química que se sentía como electricidad recorriendo su cuerpo cada vez que alguna de sus extremidades se rozaban o sencillamente ellos se tocaban.

De verdad congeniaron tan bien que Baekhyun creyó que se había equivocado acerca del tipo de persona que era Chanyeol al juzgarlo sin conocerlo y sólo bastó una noche a su lado para llegar a esa conclusión.

Una noche, una sola noche en la que en opinión de Baekhyun fue un deleite total. Había atracción física y sexual entre ellos que desbordaba hasta en sus poros, y Baekhyun disfrutó tanto de la compañía del otro en esa estúpida fiesta en medio de completos desconocidos que una cosa llevó a la otra y terminaron ocupando una habitación de un Motel al dejarse llevar.

Si hubiera sido por Baekhyun, hubiera atesorado ese recuerdo hasta encontrarse de nuevo, no obstante, al final las circunstancias no se lo permitieron ya que esa noche trajo inesperados sucesos que golpearon su vida duramente y la cambiaron. Serios problemas y circunstancias a las que Baekhyun no hubiese querido llegar de esa manera.

Sus rodillas temblaban al igual que sus manos y las palmas de éstas estaban bañadas en sudor mientras esperaba por la presencia de Chanyeol, pues solo les bastó una noche estando juntos para crear una conexión que los uniría para el resto de sus vidas.

—No me importa. —Dijo Chanyeol al teléfono cuando entraba a la oficina con su secretaria siguiéndolo. Baekhyun al verlo se puso de pie enseguida y Chanyeol se detuvo abruptamente al notarlo. — ¿Qué?... lo siento, no te escuché —Hizo un gesto con la mano para pedirle que esperara un momento y el más bajo asintió —El sr. Jung no es nuestra prioridad así que puede esperar… no… no…. Pospón nuestra reunión con él… sí… está bien. Te llamó más tarde. —Colgó y miró a su secretaria. —Puedes marcharte —ella lo hizo tras una reverencia.

—Ho-... —comenzó Baekhyun.

— ¿Cómo supiste dónde encontrarme? —pero Chanyeol lo interrumpió.

—Yo…. Humm… antes de estar juntos esa noche… Ambos asistimos a la misma universidad. Estábamos en la misma carrera. —Con lo dicho algo cruzó por la mirada de Chanyeol, pero Baekhyun no supo cómo interpretarlo. El más bajo carraspeó. —Tuve que programar una cita con tu asistente antes para poder reunirme contigo. En realidad… tengo algo importante que decirte.

Chanyeol pasó de él rumbo a su escritorio y dejó la carpeta que cargaba bajo su brazo. Después volvió a mirar a Baekhyun esta vez juzgandolo con la mirada, se cruzó de brazos y se recargó en el filo del escritorio.

El ambiente alrededor de ellos era distinto a la de su primer encuentro. No había encanto, química o atracción. Era un ambiente distante. Era un poco decepcionante para Baekhyun y probablemente no debió haber esperado más de su reencuentro. En realidad, aquella noche no habían hablado nada demasiado íntimo. Sí.

— ¿Quieres ir a comer? —cuestionó el alto mirando la hora en su reloj de muñeca —Pronto será mi hora de comer, podemos ir a un restaurante cerca.

—En realidad, lo que tengo que decirte es importante y… no creo que sea conveniente hablarlo en un lugar público. Creo que tu oficina… es más privada para ello.

—De verdad no comprendo esto. Vienes hasta acá buscándome urgentemente. Y de acuerdo a mi asistente, eres un empleado de-..

—Bueno, tuve que mentir un poco acerca de ello para poder verte. Ahora no es fácil poder encontrarse contigo, eres un hombre ocupado. —Chanyeol soltó una risa ácida que Baekhyun no comprendió y presionó uno de los botones de su teléfono de escritorio para pedirle a su secretaria traerles café a ambos.

—Por favor, vuelve a tomar asiento. —Pidió con un ademán de mano. Baekhyun carraspeó y volvió a sentarse en el sofá, sintiéndose incómodo y nervioso.

La actitud de Chanyeol era muy distinta a aquella noche. Actuaba indiferente y serio. Parecía no estar contento con su presencia ahí, ¿acaso estaba molesto con él? Baekhyun no sabía exactamente sí era así y tampoco lo culpaba, pero Chanyeol sólo lo ponía más ansioso con esa actitud.

La secretaria no tardó en entrar a la oficina con dos tazas de café en una charola. Las colocó sobre la mesa cafetera frente al sofá y Chanyeol tomó asiento a su lado a una distancia prudente. Baekhyun lo estudió un poco y puede que sí estuviera enojado y comprendía por qué, después de todo él lo había abandonado en una habitación de un motel tan pronto como despertó a la mañana siguiente luego del sexo. Pero para su defensa, había surgido algo urgente.

— ¿Entonces? ¿A qué se debe tanto misterio y tu visita en mi lugar de trabajo?

Baekhyun no sabía cómo comenzar. Lo que le iba a decir era una noticia fuerte, así que él estuvo practicando días atrás como tocar el delicado tema sin provocar al otro algún ataque en el corazón. Pero ahora que estaba ahí, las palabras parecían hundirse en arenas movedizas al final de su boca. Simplemente nada salía.

Con manos temblorosas tomó su taza y le dio un sorbo para mojar su boca. Espera… ¿el café era apto para su estado? Apenas se había hecho la prueba unos días atrás, todavía no tenía una cita con el ginecólogo. ¿Qué pasaba si no podía seguir bebiendo café? Aunque estuvo evitando ingerirlo por la gastritis que pensaba que tenía, él realmente amaba el café. ¿No podría tomarlo los siguientes meses?

— ¿Baekhyun? —Chanyeol lo sacó de sus pensamientos. El más bajo levantó la vista en su dirección y volvió a carraspear. —No sé lo que sucede, pero estás actuando extraño.

Baekhyun quiso decir que quien actuaba diferente a esa noche era él, pero tampoco quería desviarse del tema principal. Chanyeol se llevó la taza con café a la boca, de una manera sofisticada, de una manera bonita que en otras circunstancias Baekhyun se hubiera detenido a apreciar más del tiempo necesario. Y no podían culparlo, el elegante porte del hombre, sus rasgos varoniles y buen cutis acentuaban su atractivo. Maldición, se estaba desviando una vez más del tema principal. Chanyeol le dio otro sorbo a su café mirando hacia el frente y cuando estuvo cerca de darle otro sorbo...

—Estoy embarazado. —Chanyeol detuvo su tarea y lo miró de reojo frunciendo visiblemente el ceño.

Chanyeol no quería admitir que en realidad la noticia no podía serle indiferente porque era decepcionante saber el estado del chico en ese reencuentro. Pero… ¿Por qué tenía que venir a decirle eso a él?

Asintió sin mucho preámbulo y continuó con su sorbo.

—Estoy esperando a tu hijo —El menor escupió el café y comenzó a toser frenéticamente en un intento de volver a respirar.

Baekhyun dejó la taza sobre la mesilla y se acercó a Chanyeol para socorrerlo pero el alto levantó la mano pidiéndole que se detuviera. Baekhyun regresó a su lugar e hizo sus manos puño sobre sus piernas. Chanyeol tosió un par de veces más y lo miró de forma incrédula.

—Tú… ¿Qué dijiste? —casi masculló y el mayor tragó en seco. Se encogió en su lugar y cerró fuertemente los ojos.

—Estoy embarazado de ti. —Chanyeol mantuvo el silencio un instante y después soltó un sonoro bufido burlón.

—Pero qué mierda… —su se volvió fuerte y lleno de enfado. Baekhyun ni siquiera podía mirarlo. Si estaba enfadado estaba bien. No esperaba un abrazo y regocijo por la noticia, después de todo, esto había sido algo muy inesperado. Ni siquiera se conocían lo suficiente y ahora estaban esperando un hijo. —Tú… —bufó en medio de una risa histérica. —Eres el peor con el que me he topado. —Eso desconcertó a Baekhyun.

— ¿Qué? —Baekhyun lo miró, esperando malinterpretar sus palabras, pero su sola mirada hostil lo estaba ofendiendo.

—A lo largo de mi vida me he encontrado con personas desagradables que buscan enredarme alrededor de su dedo meñique, pero tú superaste a cualquiera.

— ¿Qué estás…? ¿Tú qué estás suponiendo?

— ¿Suponiendo? ¿qué no es obvio? Te acercas a mí sabiendo quien soy, tenemos un poco de sexo de una sola noche y después resultas embarazado. ¿Acaso crees que soy idiota? ¿Quieres casarte conmigo? ¿Quieres mi dinero? —Baekhyun lo miró enfadado y con prisa buscó los papeles en el interior de su propio portafolio para después arrojarselos al pecho.

—No te estoy mintiendo. Estoy embarazado. —Chanyeol miró los papeles y parpadeó todavía enfadado.

—Bien, estás embarazado. ¿Y eso qué prueba que se trata de mi hijo?

—No he tenido sexo con nadie más que contigo. —Chanyeol volvió a bufar.

— ¿Quieres que te crea eso luego de que te acostaste conmigo, un desconocido? Ah, cierto… tú ya sabías quién era. —Baekhyun lo miró con indignación. ¿qué clase de humillación estaba recibiendo justo ahora y de este hombre?

Joder, ¿qué idiotez era esta?

—Sí, fue mi error acostarme contigo —dijo entre dientes, mirándolo también enfadado ahora. Sus ojos se empañaban de lágrimas y sentía un nudo en la garganta. —Pero ahora estoy esperando a tu hijo y no existe la posibilidad de que sea de alguien más.

—Por favor, Baekhyun, ¿acaso crees que soy idiota y no conozco a las personas como tú? ¿Crees que eres el primer cazafortuna que se cruza en mi camino? No me quieras ver la cara de idiota, Baekhyun, así que al diablo tú y tu embarazo. Ve a buscar al verdadero padre porque yo no caeré en tu trampa. —Lo tomó del hombro y comenzó a empujarlo hasta la puerta.

— ¡Maldición, tú no puedes tratarme así! Ni siquiera me conoces lo suficiente. —se resistió.

— ¿Y por eso debería creerte?

—Al menos deberías darme el beneficio de la duda.

—No necesito escuchar más. —Lo sacó de la oficina y lo miró enfadado. —Creí que eras diferente a los demás, pero por supuesto, me equivoqué.

—Tú idiota —Le apuntó con el dedo. Las miradas curiosas a su alrededor de la poca gente que habitaba el piso estaban sobre ellos. Por otro lado, la mirada de Chanyeol era firme y dura, su imponente figura exudaba furia. Baekhyun frente a él lucía como un chiquillo asustado e inseguro. —Tú-…

—Largo de aquí. No quiero volver a ver tu cara nunca más. —fue lo último que dijo antes de azotarle la puerta en las narices.

— ¡Yah! —Baekhyun gritó y golpeó la puerta. El teléfono de la secretaría sonó y sin dejar de ver la consternante escena, contestó; Chanyeol le ordenó que Baekhyun evacuara el edificio. — ¡Abre la jodida puerta! Todavía no hemos terminado de hablar! ¡Yah, Park Chanyeol!

—Señor, el señor Park ha pedido que se marche. —Le dijo la mujer, tratando de ser amable. Baekhyun era un mar de lágrimas de vergüenza y enojo.

— ¡Park Chanyeol! —volvió a golpear la puerta. — ¡Park Chanyeol!

—Sino se marcha ahora, tendré que verme obligada a llamar a los guardias de seguridad y pedir que sea sacado por la fuerza.

— ¡Chanyeol!

—Joven Byun… —el nombrado se detuvo luego de un par de intentos más y trató de contener su ira un segundo. Después se limpió las lágrimas con la manga de su sudadera mientras sorbía su nariz. — ¿Joven…? —Baekhyun levantó el rostro con el mentón en alto y dio media vuelta.

Joder, al final el padre de su hijo sí resultó ser un verdadero idiota.




El mal sabor de boca seguía ahí.

Es cierto, fue desconcertante y hasta cierto punto decepcionante despertar sin rastro alguno de Baekhyun a su lado la mañana siguiente luego de una noche tan encantadora y buen sexo, pero quiso suponer que había un motivo detrás de su repentina desaparición por lo que cuando volvieran a verse, podrían hablarlo y quizás repetir unas cuantas noches apasionada más. El chico había resultado tan buen amante en la cama que sólo bastó una simple noche para que Chanyeol se mantuviera fantaseando constantemente con un reencuentro con él como si se tratara de un puberto. Sin embargo, ver que el tipo no era diferente a las personas interesadas en su dinero había roto totalmente su burbuja.

Sí, estaba enormemente decepcionado y enfadado.

Lo peor es que ni siquiera llegó a pensar que Baekhyun podía tratarse de ese tipo de hombre. Del tipo más bajo. Era horroroso siquiera recordarlo. Es decir, probablemente no se flechó por el tipo con su primer encuentro, pero al menos sí sintió que algo alrededor de Baekhyun era diferente. Diferente de la buena forma, del tipo encantador. Maldición, realmente estaba decepcionado. Aun si ya habían pasado unas cuantas semanas desde su primer encuentro, guardó las esperanzas de encontrarlo y arriesgarse a decirle quién era de verdad cuando fuera lo suficiente prudente, ya que de alguna jodida manera creyó que pudo haber sido posible con Baekhyun, pues el más bajo le había brindado cierto aire reconfortante con un ápice de confianza.

Había sido engañado totalmente.

Tomó la botella sobre la barra frente a él y llenó su vaso para beber el líquido ardiente de una sola vez. A esas alturas, el alcohol bajaba como agua por su garganta, pero seguía siendo consolador para su mente, aún si los desagradables y decepcionantes pensamientos seguían persistiendo en venir y envolverlo.

—Vaya, realmente viniste esta vez con el propósito de perder la conciencia con el alcohol. —Molestó el barman mientras secaba un par de vasos con un trapo. Chanyeol bufó poco sobrio y lúcido.

— ¿De qué estás hablando? —cuestionó frunciendo el ceño y tratando enormemente de que su lengua no se enredara, pero las palabras salían arrastradas.

—Ni siquiera ha llegado la media noche y ya estás borracho. —Con mala cara, Chanyeol tomó el cuello de la botella y lo empinó sobre su vaso. — ¿Tuviste un mal día?

—Lo llamaría mal momento en su lugar. Un jodido mal momento que jodió todo.

Park Chanyeol a veces venía en sus tiempos libres en busca de relajarse un poco luego de agotadores días de trabajo. Normalmente bebería sólo uno o dos vasos de algún licor caro y nada más. Nunca iba para emborracharse a tal punto de dejar atrás su cuidada y aliñada imagen de heredero. Dios, incluso estaba siendo descuidado al punto de lo patético con todas esas palabras sin sentido que murmuraba. Parecía que apenas y podía conectar su lengua con su cerebro por todo el alcohol ingerido. Sehun, el barman, hubiera preferido seguir manteniéndose al margen de la situación de su habitual cliente, pero la verdad es que estaba algo curioso de la razón detrás de este desastroso hombre apenas reconocible para él. Es decir, otros días Chanyeol ha tenido días malos con un humor poco tolerable en el lugar, pero no llegaba a este punto.

—Entonces, ¿qué pasó? Luces como que desesperadamente quieres sacarlo de tu sistema. —Chanyeol dio otro trago y miró un punto fijo con rabia, después negó y su mirada se volvió más dócil.

Joder, realmente lucía miserable y únicamente con verlo, Sehun ya se hacía una idea de lo que pasaba. Sus años de oficio como barman le habían enseñado a descifrar las situaciones detrás de los rostros de los clientes.

—Decepción —soltó Chanyeol pesadamente. —Decepción… e-eso fue lo que pasó. —Resopló y recargó su mejilla en la palma de su mano.

— ¿Problemas amorosos entonces?

—No sabría decir si es realmente amor. Pero ya sabes… conocí a un tipo que lucía diferente a cualquier otro; tuvimos una excelente noche, luego desapareció sin rastro alguno y después viene y me dice que en realidad la noche en la que nos conocimos no fue la primera vez que ambos nos vimos y además que está esperando un hijo mío. —Sehun abrió los ojos de par en par con absoluta sorpresa. No esperaba que algo así realmente estuviera pasando con el hombre. —El viene y quiere verme la cara de idiota. A mí —se golpeó el pecho señalándose a sí mismo —Al futuro gran CEO Park Chanyeol.

— ¿Crees que no es tu hijo? —Chanyeol negó con un dedo.

—Sé que no es mi hijo.

— ¿Y sí lo fuera? —Esta vez el más alto negó con la cabeza.

—No. Yo nunca… Escúchame muy bien. —esculcó el bolsillo de su pantalón y sacó un pequeño empaque levantandolo en alto —Nunca cojo sin condón. Jamás, ni aunque esté ebrio. Nunca de los jamases. —aseguró agitando el condón frente a su rostro y Sehun bufó mientras alejaba de un manotazo la mano del otro.

—Aleja eso de mí. Si miras desde otro ángulo, luce como que te me estás insinuando. —Esta vez Chanyeol sonrió, dejó el condón sobre la superficie de la barra y regresó a recargar su mejilla sobre su mano.

— ¿Y qué? ¿Es tan desagradable la idea? Antes tú y yo ya lo habíamos hecho. —Sehun rodó los ojos con fastidio. Chanyeol finalmente sonrió por molestarlo.

—Deja de recordarlo, quiero olvidarlo.

—Lo lamento, pero es bastante dificil olvidar a un partido como yo —dijo presuntuoso y Sehun bufó en medio de una risa. Chanyeol sirvió lo que quedaba de la botella y esta vez le dio solo un pequeño sorbo volviendo a su estado de ánimo inadecuado y pesado. —La verdad es que le mentí… no es la peor persona que he conocido, pero… estoy realmente decepcionado esta vez, ¿sabes? De verdad creí que él era alguien distinto. Que esa noche éramos un par de desconocidos, pero que podríamos llegar a conocernos más a fondo con el tiempo. —Se encogió de hombros — probablemente no esperaba un loco romance entre nosotros, pero realmente creí que era sincero acerca de quién es y cómo me veía. —resopló largamente y sorbió su nariz. —Pero bueno, no importa ya. Las personas como él no tienen importancia en mi vida. Rápidamente las sacó de mi sistema —se encogió de hombros y sonrió de manera falsa. —Dame otra botella, Sehun, la noche apenas empieza.

Le aseguró, tratándose de convencer de que estaba bien. Sí, él lo estaba.

Continue Reading Next Chapter
Further Recommendations

Stephanie: Bis jetzt sehr spannende Geschichte

Sandy Montanino: Ok so I wrote the review in the title since apparently I don’t follow directions well 🤷🏻‍♀️ but great story truly enjoyed it so far and planning to finish it today 🥰

Amanda: Absolutely loving the story, carnt wait to read the rest

Natasha Kundai: I like the plot and twists of the plot. Suspense is built but nor fully exploited

Annette: I like how she uses descriptive words you feel like your there. Watchung a movie. I give her 5 stars

Marjorie : Je suis sous le charme d’une magnifique plume Personnage plus qu’attachant ❤️Une histoire d’amour marquer par la douleur et ensuite la douceur Bravo ❤️❤️❤️

laulowinski: This is a very nice story, the pace is fast but very enjoyable.I recommend this book to everyone who like spicy stories

More Recommendations

annemirl56: Gefällt mir sehr gut! Gut und zügig zu lesen.. deine Bücher laden zum entspannen ein.Danke dafür 🫶🫶🫶

Meegan: About to start book 4 omg I'm so so addicted to this series

Mharms: It is nice that it is a serial of stories, book to book. The storyline is fast moving through history.

marilyn: It's awesome to hear about all these shifters finding their fated mates. I can't wait to hear more about them. I also want to hear about the cubs. And for Daryl to find his mate.

About Us

Inkitt is the world’s first reader-powered publisher, providing a platform to discover hidden talents and turn them into globally successful authors. Write captivating stories, read enchanting novels, and we’ll publish the books our readers love most on our sister app, GALATEA and other formats.