Write a Review

Lluvia de pétalos [Chanbaek]

Summary

Baekhyun siempre fue despreciado, lo creían "anormal" y lo trataban como si fuera un enfermo que no entiende el mundo, aunque lo único que Baekhyun no puede ver son los colores de un arcoiris. En medio de su mundo gris, aparece Park Chanyeol, un alfa amable con quien lo comprometen sus padres. Vivió su adolescencia creyendo que ese alfa lo amaba, pero un año después de casarse y listo para darle la noticia de su supuesto embarazo, se dio cuenta de que Chanyeol era como todos, lo creía un enfermo y estaba cansado de fingir amabilidad con él. [Omegaverse | Angst | Drama [Couple: Chanbaek [Advertencias: Mpreg | Lactancia Masculina | Baekhyun con boobs | Smutt [Baekhyun es daltonico [Portada: ByulxThief [Participante del Summer Fest Chanbaek

Genre:
Drama / Erotica
Author:
Yangzi Byun
Status:
Complete
Chapters:
8
Rating:
5.0 1 review
Age Rating:
18+

𝐏𝐚𝐫𝐭𝐞 𝟏: ❝𝑅𝑜𝑠𝑎𝑠 𝑛𝑒𝑔𝑟𝑎𝑠❞ 1/2

♡If it hurts, it’s also love♡


La lluvia es preciosa; gotas de agua grandes o pequeñas dispuestas a bañar el mundo entero y bendecir a las plantas, trae consigo brisas fuertes o suaves; pero lo mejor es cuando la lluvia cesa en medio del día, los rayos del sol aparecen suavemente dejando un arcoíris en arco.


Los cuentos infantiles narran que al final del arcoíris se encuentra un montón de oro custodiado por los duendes; otros usan los arcoíris para saltar sobre ellos; otros dicen que es una bendición poder tocar uno o ver el final, pero lo cierto es que son sólo rayos tenue de luces bonitas causadas por el agua y el sol.


Lo cierto es que, el mundo está lleno de bellezas inolvidables e increíbles, pocos humanos saben apreciar la belleza natural o los detalles; pero para Baekhyun no es difícil poner atención en algunas maravillas e imaginar los colores.


Ama por completo la lluvia, a veces puede saltar sobre los charcos con felicidad y buscar arcoiris con la mirada, porque son pequeños o grandes y se encuentran en cualquier parte. También ama las rosas, y eso le hace preguntarse diariamente, ¿cómo se vería una lluvia de pétalos? Si los pétalos cayeran del cielo en lugar del agua, sería una perfecta maravilla.


Y sin embargo, pese a amar la lluvia y las rosas, Baekhyun jamás podrá saber los colores de dichas cosas, porque las personas dicen que la lluvia es transparente y que las rosas son rojas, sin embargo, ¿cómo se vería el color rojo? ¿De qué forma podría verse el color del tallo de la flor? ¿Y qué hay de las hojas?


Baekhyun ni siquiera podrá responderse jamás sus dudas, pues sus orbes mieles jamás podrán mostrarle los verdaderos colores del mundo, en su lugar, sólo puede mostrarle un mundo en gris, blanco y negro.


Sin embargo, es un niño feliz y dulce al que ni con eso se le puede apagar su brillo, porque sabe que Dios y la madre luna debieron tener sus razones para hacerlo de aquella forma, tal vez algún bebé habría nacido con ello y en realidad, Baekhyun prefiere no ver los colores a que otro ser humano inocente pase por lo que él.


Tenía cuatro años cuando en la guardería le habían pedido colorear una flor, Baekhyun sabía que sus colores eran claros, así que la pintó con un color que se veía blanco y coloreo el tallo con uno que sus orbes le mostraban en negro; más tarde, la maestra vio confundida cuando el pequeño Baekhyun había coloreado de naranja el tallo y de rosa los pétalos. El niño, pese a eso, se veía feliz de que ninguna rayita se saliera del dibujo que, a su parecer, le quedó bonito.


La maestra estaba alarmada, porque todos los dibujos del pequeño Baekkie eran así, por lo que sin dudarlo dos veces llamó a los padres del niño. Quienes para guardar apariencias lo llevaron al médico quien le diagnostico el raro caso del daltonismo acromático, el pequeño Baekkie miraba el mundo en blanco, negro y gris, y era extraño porque mayormente en el daltonismo no se podía diferenciar uno o tres colores, pero Baekhyun no podía ver ningún color y ese, fue el inicio de su desgracia.


El matrimonio Byun era uno feliz, al menos para la sociedad porque a pesar de tener tanto tiempo de casados, no se han divorciado, están en la cima junto con otras familias de prestigio, son dueños de muchos edificios, hoteles y restaurantes de lujo, una familia que nada en dinero.


Por suerte, la señora Byun que es una alfa dominante con clase dio a luz a un Alfa varón y con ello tuvieron al heredero de la familia. Pero fue tiempo después que ella misma descubrió que su esposo embarazó a una joven omega y que daría a luz a un bastardo que iba a hacer que su prestigio muriera en un segundo.


La joven estaba tan enamorada de su bebé, tan entusiasmada de tener al fin una familia con su amado quien le mintió sólo para acostarse con ella. La señora Byun rápidamente mandó a traer a esa omega y la invitó a quedarse en su casa, le dijo la verdad pero pese a que Jihyo quiso irse con su bebé, recibió la amenaza de que si abandonaba la casa, le quitarían a su bebé.


No sirvió de nada quedarse y Jihyo vivió un calvario durante los próximos cinco meses de su embarazo, porque durante eso, la señora Byun ponía veneno en sus comidas para debilitarla y como fue previsto, cuando dio a luz, la pobre joven no resistió y terminó muriendo sin tener la oportunidad de conocer a su bebé.


Baekhyun se crió siendo hijo de los Byun, sabía que era un hijo de otra mujer que murió en el parto porque la señora Byun nunca fue suave con él y al ser un niño de cinco años, disfrutaba de verlo llorar después de decirle que fue su culpa que su madre muriera.


Baekkie lloraba y pedía perdón a su madre por hacerle tal cosa, no fue su intención, ¿cómo podría serlo? Le gustaría mucho que ella estuviera viva en su lugar.


—Eres un inútil, sólo mírate, debería meterte a prisión por asesinar a tu madre con tu nacimiento.

—La mujer vociferó viéndose como una bruja en un cuento para el pequeño niño que la miraba llorando y con las mejillas rojas por las bofetadas.


—P-Perdón mamá, lamento mucho haber nacido, perdóname no fue mi intención. —Sollozaba arrodillado frente a su cama con sus manos juntas, esperando que su dulce madre logrará oírlo y lo perdoné.


Los Byun siguieron casados porque pese a las innumerables infidelidades del alfa, la señora Byun no estaba dispuesta a abandonar su puesto como señora de Byun. Ante la sociedad tenían dos hijos, un Alfa dominante y un pequeño omega que no es dominante.


De algún modo los venenos que la madre bebía en el embarazo lograron afectar al bebé en aquel entonces y actualmente Baekhyun es un omega normal, no es dominante y gracias al cielo tampoco recesivo. De algún modo, la señora Byun sabía que también fue debido a los venenos que el pequeño niño nació con daltonismo acromático, aunque no se sentía mal, sólo preocupada por el qué dirán.


Estando en casa, Baekhyun recibía el desprecio de a quien llamaba madre, frialdad de su padre y malos tratos de su hermano. Pero pese a eso, Baekhyun amaba vivir, amaba las flores, la naturaleza, la lluvia y el sol, solo ansiaba ver los verdaderos colores de un arcoíris y vivir como una persona “normal” aunque no es posible, se conforma con saber que está con vida.


Los Byun para guardar las apariencias, lo mandaban a escuelas costosas, lo vestían con ropas caras y le daban la mejor educación, Baekkie también tiene una habitación bonita, los únicos malos tratos que recibía son estando en casa, como cuando su madre lo abofetea, su hermano rompe sus pertenencias y su padre lo mira con asco o lo golpea por cualquier cosa que haga; siendo un niño no podía comprender tales actos, pero pensaba que se debía que, gracias a su nacimiento mató a su madre y pese a que no fue su intención, Baekhyun vivía disculpándose internamente y en medio de rezos antes de dormir.


Ni siquiera sabía cómo había sido su madre ya que nadie nunca le quiso decir, sin embargo, sabía que era una muy buena persona porque de lo contrario, ¿cómo podría haberle dado la vida?


Después de que el diagnóstico arrojó a daltonismo acromático, los Byun trataron de ocultar tal cosa, sin embargo y con el tiempo, los niños en las escuelas se daban cuenta de las dificultades de Baekhyun con distinguir los colores, así que fue cuestión de tiempo para que todos supieran lo sucedido. Mayormente sintieron lástima por el pequeño y los Byun dijeron públicamente que pese a las dificultades del niño, le darían una buena vida, que iban a ser los mejores padres.


Aunque quedaron bien con las personas, seguían tratando mal al pequeño Baekhyun. A veces sus padres le prohíben hacer ciertas cosas que se le hacían divertidas, como hacer amigos, ir a jugar con la pelota, decían que se caería y que luego las personas lo verían herido, ciertamente incluso sus maestras lo trataban diferente, no dejando que jugará con nadie e incluso poniéndolo al frente como si necesitarán vigilarlo, Baekhyun ya no se sentía normal, si no que anormal y enfermo, aunque no es su culpa no ver los colores verdaderos del mundo.


Las cosas en su vida cambiaron a los siete años, cuando su madre lo vistió elegante y con su padre lo llevaron a casa de la familia Park, otra familia de ricos amigos de los Byun. Fue sentado en su silla y viendo a un niño mayor por cuatro años a su lado, que pudo resolver sus dudas.


—¿Quién eres? —Baekkie susurró, eran los únicos en el comedor —Niño, ¿para qué es la cena?


Ese niño tenía ojos redondos, orejas grandes y cabello oscuro, se veía delgado, alto y muy bien parecido.


El mayor ni siquiera lo miró, mantuvo la vista al frente y una postura recta en la espalda. Baekkie fácilmente podría confundirlo con un robot.


—¿No te enseñaron a saludar? —Masculló de mala gana, de no ser por su educación habría ignorado a ese mocoso.


—Perdón. —Baekhyun se disculpó e hizo una reverencia media —Hola, soy Baek, es un gusto conocerte.


El mayor asintió.


—Soy Chanyeol. —Respondió cortante, sin ganas de iniciar una conversación. Pero Baekkie que es totalmente extrovertido, no se pudo detener e incluso sonrió muy amplio.


—¿Para qué es la cena? —Cuestionó en un susurró —Mis padres siempre me llevan cuando son cosas importantes o cuando alguien muere, ¿alguien de tu familia murió? Porque en la mía todos están vivos.


Chanyeol suspiró y miró fríamente al niño sentado a su lado que continuaba esperando una respuesta, volvió a ver al frente y sin tacto informó:


—Van a firmar el contrato para que tú y yo nos casemos.


Baekkie abrió grandemente sus orbes y miró al niño mayor en shock, sorprendido porque no sabía qué decir. Pronto sus mejillas de algodón se sonrojaron fuertemente y las sintió tan calientes que tuvo que poner sus lindas palmas sobre ellas.


La palabra matrimonio es grande, muy, muy grande, porque Baekhyun sabe que es un omega y que para todo omega hay un Alfa. Como sus padres o como los mayores de cualquier familia.


—Pero eso sólo les pasa a los adultos y tienen que amarse. —Baekhyun susurró estupefacto. Chanyeol rodó los ojos mirándolo mal, algo debía estar mal con él sin duda.


—Sí, nos casaremos cuando seamos grandes, y no te preocupes, todos los matrimonios mienten, nunca hay amor, así que el nuestro no tiene porque ser diferente.


Pesé a eso, el pequeño Baekhyun estaba muy curioso, aunque no preguntó ni dijo nada ya que sabe que en la mesa no se habla, y efectivamente, resultó ser como el niño de ojos grandes dijo, porque en medio del postre, los adultos sacaron un contrato y lo firmaron.


El hijo de los Park parecía no tomarle importancia, pero Baekhyun estaba muy intrigado. Y sus dudas no tardaron en ser respondidas.


—Baekkie, desde hoy, Chanyeol es tu prometido, se casaran después de llegar a la edad adulta. — La señora Byun exclamó con una sonrisa, Baekhyun movió sus pies bajo la mesa en signo de nerviosismo.


—Efectivamente, Chanyeol va a transferirse de escuela y te cuidará de ahora en adelante, sabemos que van a llevarse bien mientras tanto. —El Señor Park exclamó sonriendo.


—Sí, padre. —Chanyeol asintió con la vista al frente, Baekhyun sabía que no podía decir mucho, así que asintió sin más.


—Bueno.


Cuando ya estaban en el auto yendo a casa, las mejillas de Baekkie estaban rositas y su corazón no dejaba de latir con fuerza, estaba tan nervioso y se sentía extraño, no sabía qué sentir porque tal parecía que, ya tiene un Alfa para el futuro.


Pensó que esas cosas las debería elegir por su cuenta, pero parece que los mayores son quienes toman las decisiones y ciertamente, solo estaba nervioso y un poco desconcertado, no se oponía.


—Deberías estar feliz, los Park nos buscaron para tener está alianza, es una suerte para ti porque por tu enfermedad creímos que tendríamos que casarte con algún anciano porque nadie estaría tan loco como para quererte. —La señora Byun exclamó con tono venenoso —Eres un enfermo, nadie puede quererte para un matrimonio.


Baekhyun bajó la mirada, acostumbrado a esos comentarios sólo pudo cerrar sus ojitos, gracias a Dios ya está controlando sus emociones y al oír esas palabras no llorara. No frente a sus padres al menos.


—Exactamente, y de ahora en adelante vas a tomar clases para ser un buen omega, debes saber complacer a tu alfa en el futuro. —El Señor Byun exclamó y miró a su esposa —Tienes que hacer que cocine, que atienda a su marido en un futuro.


Baekkie es sólo un niño de siete años, no podía entender las palabras de su padre y menos las sonrisas desagradables que los mayores tenían.


Ser un niño significa tener una infancia feliz, saltar y jugar deberían ser las únicas preocupaciones de un infante, pero Baekhyun no es cualquier niño, es un Byun y por ende debe abandonar la infancia, la felicidad y tal vez las esperanzas.


Los Byun estaban felices, aunque Baekkie no entendía casi nada, pero se dijo que ese era su destino.


Chanyeol se transfirió a su escuela y desde entonces Baekhyun empezó a verlo todos los días. No fue difícil para el pequeño omega tomar confianza, él mismo empezó a buscar al alfa, ya sea para pasar el rato o para almorzar. Sabía que Chanyeol amaba leer, porque siempre tenía libros en las manos o estaba estudiando incluso al comer.


Baekhyun aprendió a leer por ello y trató de tener los mismos gustos del alfa, supuso que si tenían cosas en común podrían llevarse bien, ser buenos amigos.


Chanyeol no hablaba mucho, siempre estaba callado, leyendo y pocas veces tenía reacciones, ni siquiera lo miraba y tampoco parecía interesado en escuchar sus parloteos, porque Baekkie siempre ha sido un niño feliz al que le encanta hablar de todo, y nunca ha tenido amigos ya que todos los niños lo miran mal, son malos o lo ignoran. Así que estaba considerando a Park como su primer amigo.


Desde siempre, Baekkie trató de hacer amigos, se presentaba ante los niños y pedía unirse. Los niños lo miraban con asco y se iban después de decirle muchas cosas malas, Baekkie no lograba comprender por qué eran tan malos, estaba confundido y de algún modo, su corazón dolía a veces por esos tratos que sabe, no se merece.


—¡Muy bien, silencio! —La maestra exclamó llamando la atención de los niños, aunque la de Baekkie siempre había estado en la mujer ya que le gusta poner atención en clases —¿De qué color es éste corazón?


La mujer señaló las figuras en la pizarra.


—¡Que responda Baekhyun! —una niña exclamó divertida y los demás niños no tardaron en reírse y seguirla.


—¡Sí! Apuesto a que sabe perfectamente qué color es.


Baekhyun sonrió, esos niños son amables, dejándolo responder esa simple pregunta. Aunque es difícil para él que no lo sabe, pero le gustaría adivinar.


—¿Yo puedo responder? —Baekkie sonrió suavemente, la maestra lo miró con rendición.


—Baek…-.


Baekhyun tarareo un poco, viendo los tres corazones, uno de esos era blanco, el otro gris oscuro y el siguiente gris opaco, es difícil de deducir. Pero tratando de no rendirse, respondió alto y claro:


—Éste es verde. —Señaló cada corazón para luego exclamar los colores —Éste es rojo. Y ése amarillo.


La maestra miró a Baek con pena y las risas de los niños no tardaron en hacer estruendo, Baekhyun supo que se equivocó y bajó la mirada. Fue cuestión de tiempo para que los niños le tiren bolas de papel y lo abucheen.


Eso sucedía mayormente siempre, se equivocaba y recibía las burlas y los malos tratos de los niños a los que les divertía verlo equivocarse, como si no supieran que a Baekhyun también le duelen esos tratos mal intencionados.


Y en realidad, Baekhyun pensó que las cosas siempre serían así, que siempre lo harían sentir mal con sus tratos, burlas e incluso a veces golpes.


Las cosas cambiaron drásticamente, aquel día que Baekhyun jamás olvidará.


Había jugo de uva en cajita, y pollo en el almuerzo, Baekhyun ama mucho el pollo y el jugo de uva, además había tomado la última caja, así que estaba feliz de que al menos haya podido tomar una para beberla.


Baekkie estaba caminando ansioso, sus piernas son demasiado cortas y deseaba llegar a la mesa de Yeol, al verla sólo aceleró su paso, pero eso hizo que uno de los niños pusiera el tobillo y pronto, Baekhyun cayó al piso junto con toda su comida. Las risas estallaron de manera estruendosa en el comedor.


Baekkie hizo un mohín tratando de levantarse, su camisita blanca de uniforme se manchó con el jugo y tenía comida por todo el cabello. Los niños que seguían riéndose se levantaron para llenar su carita con puré de papas, Baekhyun empezó a pedirles que se detuvieran casi al borde del llanto, pero los niños y las niñas estaban riéndose, llenando su cabello de comida y su rostro, incluso tomando su propia comida para llenarlo con ella.


—Por favor, por favor déjenme, deténganse. —Baekhyun sollozo, tratando de cubrirse porque la comida incluso entró en su nariz, sin embargo y pese a sus ruegos los niños seguían riendo y llenándolo de comida.


—Te gusta comer mucho ¿no es así? —Uno de los niños se rió tratando de meter la comida en su boca cerrada, otras niñas le jalaba el cabello para que no se cubriera —El puré es de color amarillo, mira, ni siquiera eso sabes porque eres un enfermo.


—¡Sí, es un enfermo!.


Finalmente lo soltaron, pero los niños se tomaron de las manos y empezaron a girar a su alrededor.


Baekhyun sollozo y los niños empezaron a girar en círculo a su alrededor repitiendo

constantemente “¡Enfermo!, ¡enfermo!, ¡enfermo!” las voces estaban entrando en su cabecita mientras cabizbajo y sentado trataba de no llorar tan alto ya que les daría más razones para burlarse de él.


En medio de ello, uno de los niños fue lanzado contra una de las mesas y por ende todos los demás se detuvieron, el llanto del niño empezó a escucharse en el comedor.


—Piérdanse. —Chanyeol masculló y miró a la mujer detrás suyo que se cubría la boca y estaba pálida —Maestra, le pido amablemente que los castigue o informaré a mis progenitores el trato que el hijo de los Byun está recibiendo de parte de estos niños que son su responsabilidad.


La mujer se alarmó rápidamente.


—Oh Dios, no te preocupes, me encargaré yo misma de esto.


—Ni pensarlo, llamaré a mis padres y les dirán los apellidos de todos estos niños. —Chanyeol masculló enfadado, intimidando a la mujer —No voy a permitir que me insulten de esta forma, Baekhyun es mi prometido y por ende, mi responsabilidad.


La maestra se llevó a los niños pronto y muy asustada dejaron el comedor vacío, Chanyeol mientras tanto le ofreció una mano a Baekhyun y lo ayudó a levantarse; Baekkie lo miró con sorpresa, Park con frialdad, pese a que apenas tiene once años y no le importa más que guardar las apariencias de su familia, no le interesa si lastiman a Baekhyun, lo único que trata de evitar es que avergüencen su apellido poniendo en vergüenza a ese…raro.


—G-Gracias. —Baekhyun susurró en medio de sollozos, Park lo miró disgustado.


—Ve a limpiarte, y deja de ridiculizarte, también deja de llorar porque me estresa demasiado. — Chanyeol masculló entregándole un pañuelo y una caja de jugo de uva, Baekhyun le miró con ojos brillosos —Ve a darte un baño en las duchas, llevaré ropa para ti.


Chanyeol se fue del lugar y Baekhyun abrazó fuerte el pañuelo con sus dedos y esa cajita de jugo, su corazón estaba tan acelerado que no podía controlar la emoción en su barriguita. Sus mejillas estaban sonrojadas y ni siquiera podía explicar lo que Park Chanyeol acababa de hacerle sentir, era muy pequeño para hacer una definición.


Nadie volvió a mirar mal o a burlarse de Baekhyun, porque el apellido y las amenazas de los Park estaban respaldando al niño que pese a que nunca tuvo amigos ni buenos tratos, siempre se sentaba con Chanyeol y era muy feliz con eso.


Al menos eso cambió para bien, porque nadie lo volvió a molestar y no sufrió de bullying nunca más.


Los años avanzaron y pronto Chanyeol subió a la secundaria. A Baekhyun le tomó unos años ir a la escuela de su prometido, pero cuando lo hizo las cosas cambiaron, nadie lo molestaba y mayormente lo ignoraban, pero tampoco podía sentarse con Chanyeol de nuevo, ya que Park siempre se sentaba con sus amigos y la primera vez que Baekhyun sacó el tema, Chanyeol ni siquiera le puso tanta atención.


—¿Por qué ya no puedo sentarme contigo en el almuerzo? —Baekkie cuestionó, sentado sobre la cama del mayor que se encontraba frente a su computadora con un montón de libros y papeles sobre la mesa.


—Porque tienes que hacer tus propios amigos y las cosas ya no son como antes. —Chanyeol respondió de mal modo, sin prestarle atención —Ahora déjame estudiar y vete.


Para Baekhyun, Chanyeol es muy amable, normalmente todos le gritan y lo tratan mal, así que Chanyeol es muy amable con su persona, también le hace regalos que consisten en joyas o ropa y pese a que no es de muchas palabras, Baekhyun está feliz de que vaya a ser su esposo, de recibir su marca y su amor muy pronto.


Baekhyun creció con la idea de ser el esposo de Park y Park creció con la idea de que Baekhyun sería su Omega, todo por que sus padres así lo querían.


Baekhyun tomó clases desde los once para ser un buen omega y atender a su alfa, su madre lo obligó a tomar muchas clases de cocina, estudio gastronomía y repostería desde pequeño; clases de educación sexual, domésticas, y todo lo que un omega de casa tendría que hacer, incluso un poco de modales. También la señora Park se encargó de informarle todas las cosas que le gustaban a su hijo, le dio un libro de reglamentos Park que Baekhyun tuvo que leer y memorizar.


Creció y el tiempo avanzó. Después de que Baekhyun cumplió los quince, tenían una cita a la semana con Chanyeol, todos los viernes en la noche en un restaurante, Park se quedaba callado y era Baekhyun quien muy entusiasmado le hablaba de todo lo que se le pudiera ocurrir.


Sucedió lo que debía suceder, entendió los latidos de su corazón, sus nervios, la alteración de sus emociones y su lenguaje corporal que cambiaba cuando estaba con Chanyeol, todo tuvo sentido.


Baekhyun se enamoró perdidamente de su prometido, así que fue capaz de decirle que se equivocó al inicio diciendo que en los matrimonios no hay amor, porque Baekhyun lo ama mucho y se encarga de decírselo todos los días, ya sea por mensajes o en persona, aunque Chanyeol nunca lo escucha y los mensajes tampoco los responde, Baekhyun lo ama y está feliz de poder expresarlo.


A los quince años su lobo omega se presentó con el primer ciclo de calor que liberó su aroma a manzanas, Baekhyun sufrió tanto durante dos días debido al ciclo, encerrado en su habitación mientras las sirvientas lo cuidaban.


Más tarde empezó a desarrollar senos pequeños, trasero pomposo y un cuerpo curvilíneo, delicado y bonito. Pero entonces también debía seguir las dietas de su madre y hacer ejercicio para no engordar, era demasiado trabajo estudiar y prepararse para ser un buen esposo, pero de cualquier modo Baekhyun estaba intentándolo.


Y el tiempo pasó de aquella forma. Baekhyun siguió siendo tratado del mismo modo, su familia lo despreciaba, a su alrededor lo veían como un enfermo y su único “amigo” ha sido Chanyeol, las cosas han sido y seguirán de aquella manera porque nadie quiere ser amigo de alguien que sufre por daltonismo acromático, vivía de aquella manera, aunque su personalidad extrovertida nunca cambió.


Ese día Baekhyun se vistió con el uniforme de la universidad, su facultad es la de secretariado ejecutivo, ya que le encantaría ser algún día el secretario de algún empresario importante, bueno, mejor si ese es su alfa ya que Baekhyun desea estar cerca de él siempre.


Tal vez siempre es muy meloso, aunque en realidad es la forma que tiene de demostrar su amor hacia su alfa, quien no tiene problemas con ello, y ya que no le molesta Baekhyun continúa profesando su amor dulcemente todos los días.


Después del desayuno servido por la señora Byun; Baekhyun tomó su teléfono y mandó un mensaje a su prometido que ya debería estar en sus clases. A sus veintitrés años, sabe que Chanyeol estudia demasiado porque está a nada de terminar la carrera y entonces sigue ser el jefe de la empresa.


Baekhyun está feliz porque sabe que eso solo lo acerca a su boda…en realidad no sabe cómo

sentirse, se ha preparado casi toda su vida para ello. Es su destino.


—Tu traje de la fiesta ha llegado hoy, así que tienes que venir temprano para medirlo. —La mujer le informó con frialdad —Esta vez no irás a clases de repostería o gastronomía, el compromiso es más importante.


Baekhyun ha estudiado gastronomía y repostería por mucho tiempo, oficialmente desde los doce años, así que sabe demasiado sobre la comida y en realidad, ha tomado mucho gusto por ello sin querer.


Por ello puede hacerle postres y comida a Chanyeol cuando lo visita en su casa, así que es muy feliz.


—Está bien.


—Sí, también tienes que ensayar nuevamente para la pieza que bailarás con Chanyeol en la fiesta.

—la mujer suspiró emocionada, tal vez feliz de mandar lejos al fin a ese inútil —Dios, será la mejor fiesta de compromiso.


—Bueno.


Baekhyun siguió masticando su comida, la señora Byun vio disgustada su cabello castaño, definitivamente tendría que arreglar a ese inútil ella misma.


Cuando Baekhyun terminó de desayunar, revisó su teléfono, pero no había respuestas de Park quien sí había visto su mensaje, pero no le dio respuestas a sus mensajes melosos y stickers de amor.


El omega tomó sus cosas y se fue a la universidad en el coche con el chófer de la familia. Al llegar a la facultad, fue directamente a sus clases para aprender.


Alrededor hay estudiantes que lo ven raro o se ríen, pero debido a la protección que Chanyeol ponía sobre él nadie se atreve a molestarlo y de algún modo eso le trae calma al omega.


Cuando la clase terminó, todos los estudiantes salieron, pero Baekhyun se ofreció a ayudar a la maestra a limpiar el salón, eso es mejor que irse a comer ya que de todas formas, no debe subir de peso o será gordo, algo que su madre no quiere.


Cuando llegó a la habitación de limpieza que estaba al lado de las duchas para recoger los utensilios de limpieza, pudo oír claramente un par de voces roncas viviendo de las duchas, eso lo hizo sonrojarse y de inmediato tomó los utensilios de limpieza para luego marcharse.


Después de que el omega se fue dejando un suave aroma a manzana a su paso; fue Chanyeol quien salió de la ducha secándose el cabello, segundos después una de sus compañeras estaba saliendo también secando su cabello.


—¿Lo sientes? —La chica se mofo —Era tu omeguita. Seguramente llora mucho sabiendo que le eres infiel.


Chanyeol rodó los ojos, se ha acostado con personas desde hace años, ¿qué tiene de malo? Por supuesto que sí va a follarse a Baekhyun hasta la muerte, antes le gustaría probar otras cosas, no tiene porque llegar virgen al matrimonio y menos si se casara con ese…Baekhyun.


—No es mi novio, no es mi esposo, no tenemos lazos amorosos, no lo amo. —Masculló abriendo su casillero de donde sacó su uniforme para vestirse —Así que no es infidelidad. Puedo follarme a quien quiera hasta que mis padres me aten a él de por vida.


La chica terminó de vestirse y lo miró sonriendo burlona.


—Bueno, no creo que sea tan malo ¿o si? —se carcajeo —Nah, definitivamente será malo, porque ya no tendrás mis grandes tetas, tampoco te podrás acostar con quien quieras y en su lugar tendrás que hacerlo con ese omega enfermo.


—Cállate. —Masculló de mal modo, la mujer siseo mirándolo mal, cruzada de brazos mientras él se viste rápidamente dándole la espalda.


—¿Qué? Es la verdad, no tiene un buen cuerpo, solo es bonito pero sí ves ni siquiera ha desarrollado bien sus senos.


Chanyeol gruñó, cansado de tener esa conversación con la rubia gruñó girándose para verla con rabia.


—Joder Sana, cállate. —vociferó, callando a la contraria —No me interesa lo que opines, eres una zorra como las otras y ni de broma te podrás comparar a él, por muy enfermo que esté será mi esposo. —le dio la espalda y gruñó disgustado —Lárgate.


Sana lo miró furiosa, tomó sus cosas y se fue después de decirle:


—Maldito imbécil.


Chanyeol rodó los ojos y con aburrimiento se vistió para ir a clases, después de todo es el estúpido día de la cita semanal con Baekhyun y mañana la fiesta de compromiso.


Después de salir de clases Baekhyun fue a medirse su traje y practicar para el baile que haría con Park. Y mientras él se vestía con una sonrisa para ir a la cita, Park Chanyeol del otro lado se vestía con aburrimiento y cara de no querer nada más que dormir o estudiar, cualquier cosa es mejor que ir a esa cena.


Baekhyun miró la ropa que tenía, cada prenda estaba ubicada en cajones separados por color, estaban colgados en lugares diferentes divididos por color y Baekhyun sabía de qué color se vestía porque las sirvientas, que eran las únicas amables en esa casa, se encargaban de etiquetar los colores por él, de esa forma Baekhyun ha logrado sobrevivir y al menos vestirse bien.


Cuando salió de la casa, llegó a la cena en el restaurante al que siempre iban. Se sentó al frente de Park quien ya había estado esperando por él y bebiendo vino.


—Lamento si esperaste demasiado. —Baekhyun sonrió amplio y feliz —¿Cómo estás? ¿Tus clases van en orden?


—Están bien. —Chanyeol dejó la copa en su lugar y lo miró para preguntar más que nada por educación: —¿Tú?


—Oh, por supuesto que van en orden, sabes que siempre trato de dar lo mejor de mí para sacar buenas notas. —Sonrió dulcemente —Hoy estás más apuesto, y te cortaste el cabello.


Pesé a que Baekhyun siempre trataba de iniciar conversaciones, Chanyeol sólo lo miraba seriamente y tarareaba un:


—Mmh.


—¿Ya ordenaste? —Baekhyun cuestionó sonriendo, el alfa asintió.


—Sí.


—Bueno. —Bebió un poco de agua y sin borrar la sonrisa informó: —Hoy llegó mi traje para la fiesta y es precioso.


—Eso espero, porque no puedes ir luciendo ropa fea, la reputación de las familias está en juego. —

Respondió cortante.


—No te preocupes, mi madre se ocupó personalmente de ello, así que no está mal. —Baekhyun le siguió sonriendo —Puedo mostrarte si quieres, por mensaje.


—No es necesario.


Baekhyun bajó la mirada. Los meseros trajeron la comida rápidamente y mientras tanto, el omega observó el filete en su plato y cuando los meseros se retiraron, procedió a cortar trozos de carne.


—Bueno. Quería ir a tu apartamento a pasar el rato contigo, creo que deberíamos relacionarnos más para prepararnos para cuando vivamos juntos el año entrante.


—Bien. —se limitó a responder.


Sin embargo, acostumbrado a la situación, Baekhyun no estaba dispuesto a dejar morir la conversación.


—¿Hay personas que lo limpian? —Cuestionó, metiendo un poco de carne a su boca, Chanyeol se concentró en su comida.


—Sí.


—Mmh, ¿llevas amigos?—Ladeo su cabeza — Sé que eres muy sociable y estás entre los más populares entre las facultades.


—Sí, hay amigos yendo. —Park se encogió de hombros, bebiendo suavemente de la copa de vino en su mano.


—¿Podría conocerlos? —Baekhyun preguntó, Chanyeol ni siquiera lo miró al responder cortante.


—No.


Baekhyun mastico lentamente, bajando la mirada y percatándose de que nuevamente estaba incomodando a Chanyeol, lo cuál no es ni ha sido su intención.


Solo le gustaría ser incluido en su vida para llevarse bien con todos, pese a que Chanyeol es mayor por cuatro años y sus amigos lo son también, a Baekhyun le gustaría conocerlos.


Sin embargo, no desea molestar a su futuro esposo y por ello decide mejor quedarse callado.


Antes hablaría mucho, trataría con confianza a Chanyeol y se reiría de manera estruendosa. Pero ya que eso incomodaba a su futuro esposo que se lo hizo saber, ahora Baekhyun se controla y actúa con timidez.


—Baekhyun. —Chanyeol lo llamó y el nombrado lo miró, comiendo lentamente y en porciones pequeñas.


—¿Sí?


Chanyeol miró disgustado; Baekhyun traía puesto un suéter de lana de color rosa pastel, un abrigo largo con broches de dibujos animados alrededor, la ropa en sí era de color pastel y tenía stickers infantiles, incluso en su pantalón que era un pantalón flojo que le cubría los zapatos a la mitad.


—Trata de cambiar tu concepto de vestir al menos para cuando ya estemos casados, no quiero que te vistas con esos colores y prendas infantiles. —Chanyeol dijo con molestia, Baekhyun parpadeo confundido y se miró a sí mismo —Ya has dejado de ser un niño y espero lo comprendas.


A Baekhyun le gustan esas cosas…le gustan las cosas dulces, aunque no puede ver los colores sabe que son en tono “pastel” y los pasteles son dulces así que los colores deberían serlo. Los stickers le gustan mucho, aunque si su prometido se molestó en decírselo debe ser importante.


Así que sonrió y asintió.


—Sí, lo entiendo, lo cambiare no te preocupes. —Bajo la mirada y continuó comiendo. Sin embargo Chanyeol no había acabado allí.


—También empezarás a ir a un ginecólogo, porque tan pronto nos casemos mis padres necesitan que tengamos un hijo.


Baekhyun se sonrojo hasta las orejas y lo miró sorprendido, pero después bebió un poco de agua y asintió sin más.


—O-Oh. Sabes que soy virgen y me dan vergüenza esas cosas.


Chanyeol no se inmutó y mirándolo con rudeza masculló:


—Bueno, serás virgen hasta el día de nuestra boda, mientras tanto tienes que preparar tu cuerpo para poder concebir a más tardar, un año después del matrimonio. —Informó, Baekhyun asintió porque no había más que decir, sólo obedecer.


La cena transcurrió tranquila y al terminar, Chanyeol lo tomó de la cintura y lo condujo hacia afuera, le abrió la puerta de su coche y él personalmente lo llevó a casa de los Byun.


Baekhyun le dio un beso en la mejilla para despedirse y luego se adentro a su casa listo para dormir. Cuando ya estaba en su cama, mandó un mensaje de buenas noches a Chanyeol, lo que por supuesto no fue respondido, pero acostumbrado a dicho acto, Baekhyun se durmió feliz.


La fiesta de compromiso fue meticulosamente planeada por las mujeres de la familia Park y Byun, porque es un evento importante para ambas familias que están anunciando su unión con aquel matrimonio.


Los Park siempre quisieron unirse con los Byun, pero ambos tenían un solo hijo alfa y por ende era imposible, o eso hasta que llegó Baekhyun y los Park propusieron el negocio sin importar la condición del omega.


Ahora ha llegado el momento de anunciarlo a todo el mundo, porque pocos lo sabían ya que no hicieron un evento, pero en este evento se anunciaría la fecha de la boda y el compromiso, es muy importante, por lo que el código de vestimenta es elegante y pulcro.


Baekhyun se vistió con su propio traje de tres piezas a su medida, su madre se lo compró después de elegirlo especialmente para la ocasión, estaba un poco nervioso, pero al mismo tiempo muy emocionado.


Baekhyun nunca había asistido a esas fiestas, sus padres no solían sacarlo de casa así que estaba siendo nuevo para él, se encontraba nervioso y un poco incómodo con el traje que le apretaba todo el cuerpo, incluso sus senos que son del tamaño de dos melones.


Cuando llegaron a la fiesta, Baekhyun se quedó cerca de su madre mientras su padre y su hermano fueron a saludar personas, su madre lo presentaba a otras familias con una sonrisa engreída, porque estaba bonito, incluso el maquillaje se le veía precioso, su cabello castaño miel claro bien peinado. Aunque Baekhyun no podía ver nada más que blanco, gris y negro, pero él sabe que se ve precioso.


Baekhyun siempre se ve al espejo, su piel es gris claro, sus ojos negros, sus labios levemente grises y su cabello gris claro, es muy extraño, y en realidad, haría lo que fuera por ver los colores del mundo, aunque sabe que el daltonismo acromático no tiene cura.


Baekhyun había estado viendo por todas partes si entraba Chanyeol por la puerta ya que ellos llegaron antes que Chanyeol, quien al parecer estuvo en clases todo el día.


Baekhyun sentía todos los ojos sobre sí, estaba nervioso y abrazándose a sí mismo con la mirada baja porque incluso abrir la boca y comer algo le da vergüenza, quizá por las pocas veces que ha estado en medio de la sociedad y ahora se encuentra en una fiesta lujosa, con muchas personas alrededor.


—Ojalá que ensucies tu ropa. —La señora Byun masculló después de pellizcarle el brazo y hacerlo doler, Baekhyun asintió, comiendo menos ya que su madre se veía molesta de sólo verlo comer.


Baekhyun asintió ante la amenaza y continuó comiendo bocados pequeños de frutas, dándole la espalda a las personas y tratando de suprimir la ansiedad en su pequeño cuerpo.


Estaba mirando hacia todos lados tratando de encontrar a su prometido. Y quizá fue por eso que cuando lo vio entrando por la puerta, todo el mundo desapareció a su alrededor y sólo dejó a Chanyeol adentrándose a la fiesta.


Lucía un traje elegante de tres piezas, un rostro atractivo y serio, se veía guapísimo, atractivo, hermoso, Baekhyun sintió su corazón latir con tanta fuerza contra su pecho que se quedó sin aire. Está totalmente enamorado de él que con sólo verlo, los suspiros salen instantáneamente, le fascina, lo ama tanto que no puede ocultarlo.


Tener la sensación de su corazón latiendo contra su pecho cada vez que se encuentra con Park es algo a lo que se encuentra acostumbrado, y es que lo ama, no puede ocultarlo porque lo ama. Sus ojos desprenden el amor que siente hacia él instantáneamente si lo mira, es difícil de disimular si se derrite con solo sentirlo.


Baekhyun no sabe cuándo fue que sus sentimientos empezaron a surgir; no sabe desde cuándo le entregó su corazón a ese alfa ni desde cuándo empezó a amarlo tanto, quizá desde que lo salvó de


aquellos niños o quizá desde que le dejó sentarse en su mesa, Baekhyun no sabe pero la realidad es que lo ama, lo ama demasiado y está ansioso por ser su esposo al fin.


Porque entonces estaría a cargo de su ropa, su comida para que no tenga problemas con su estómago sensible, le dará todos los hijos que desee. Baekhyun lo único que desea es estar a su lado y amarlo por toda la eternidad.


Quizá fue por eso, por la emoción y la costumbre que al verlo entrar, todo el mundo desapareció a su alrededor y sólo quedó su amado al frente; Baekhyun pegó un chillido emocionado y corrió hacia Chanyeol gritando su nombre, asustando a los mayores y alarmando a la señora Byun que quiso morirse allí mismo.


Chanyeol apenas alcanzó a ver con el ceño fruncido al omega, cuando éste se pegó a su cuerpo bruscamente para abrazarlo.


—¡Chanyeol llegaste! —Exclamó emocionado, feliz de verlo allí y de tocarlo.


Y fue cuando el omega se puso de puntitas emocionado, que estaba listo para darle un beso en la mejilla como era siempre, pero por reflejo y la molestia de la vergüenza que Baekhyun acababa de hacerle pasar, Chanyeol lo empujó alejándolo de su cuerpo antes de que lo toque.


Baekhyun se tropezó con sus propios pies y retrocedió un par de pasos, chocó con una mesa llena de copas de vino y pastel, tratando de sostenerse lo hizo del mantel, llevándose consigo los pasteles y el vino que impactaron sobre él.


El ruido chirriante de las copas rompiéndose y las cosas cayendo fue tan escandaloso que incluso la música se apagó.


Pronto, todo estaba en silencio y Baekhyun se levantó del piso en shock, estaba lleno de vino y de pastel, en el piso. La escena fue tan fuerte que no pudo alzar la vista ni ponerse de pie, estaba paralizado.


—Ese omega es un enfermo, ni siquiera sabe comportarse. —Una omega masculló de mala gana.


Las voces susurrando sus propias opiniones hirientes no se hicieron esperar.


—No tiene modales.


—No merece darles el calvario de tenerlo, a la familia Park. —Susurró un hombre con tono malhumorado.


—Pobre Park Chanyeol.


—Que detestable y corriente.


Las voces se hicieron más frecuentes, llegando a sus oídos de inmediato.


—Es un enfermo mental.


La señora Byun estaba por desmayarse, el señor Byun ya había salido de la fiesta para ahorrarse la humillación de los murmullos.


Y mientras tanto, la señora Park al lado de su hijo, rápidamente se acercó a él y de manera disimulada susurró:


—Recógelo y llévalo al baño. —Masculló mirándolo mal, avergonzada con la escena que sin duda, había arruinado parte de la fiesta.


Chanyeol gruñó apretando la mandíbula, porque ni siquiera puede no obedecer a las órdenes de su madre, menos a las de su padre, porque su función es esa; obedecer.


Hizo el primer movimiento ofreciéndole su mano a su prometido. Baekhyun le miró con los ojos llorosos y tomó su mano para levantarse.


—Lo lamentó. —Baekhyun se disculpó en un susurró, los murmullos se detuvieron y en cambio quedaron en silencio.


Chanyeol rodó los ojos y tomando su mano, lo sacó del lugar dando grandes zancadas. Las personas estaban murmurando sobre lo caballeroso y buen alfa que es, aprobando por completo la lástima que le tiene a ese omega enfermo.


Chanyeol se apresuró a llevarlo a la segunda planta del edificio y se metieron a una de las habitaciones de ese hotel, rápidamente le entregó toallas y lo mandó a bañarse.


Baekhyun ni siquiera dijo nada, porque se metió rápidamente a quitarse la ropa para bañarse. En la ducha se quitó el pastel, el vino e incluso todo el maquillaje, estropeado por completo la linda imagen con la que había ido a esa fiesta.


Tenía muchos deseos de llorar en realidad, porque arruinó por completo su fiesta de compromiso y ahora las personas tienen una peor imagen de él. Sabe que lo que dicen es verdad, no merece a Chanyeol como esposo, Park es demasiado alfa para él.


Aunque Baekhyun no se considera un enfermo, es normal, inteligente, sólo un poco torpe a veces y daltónico, pero nada que le impida ser un omega normal que merece amor, como todo ser humano.


Es por ello que Baekhyun se encarga de demostrar su amor hacia Yeol, lo ama y está agradecido que no haya cancelado su matrimonio aún con la imagen que otras personas tienen de él.


Baekhyun se quitó todo y al estar limpió, se envolvió con una bata; estaba saliendo cuando de pronto la puerta del baño se abrió paralizándolo y Chanyeol entró por la puerta sosteniendo una bolsa.


—Tu madre manda aquí tu nueva ropa. —El alfa informó girándose para mirarlo —Tienes que cambiarte y...


—¡Chanyeol! —Baekhyun gritó sosteniendo la bata –Vete, tú...-


La mirada del alfa se profundizó al verlo, ver sus piernas porque la bata no cubre más que parte de sus muslos y pecho, que ahora luce más abultado, con caderas sobresalientes...Baekhyun siempre usa ropa holgada, por lo que nunca había podido verlo de aquella forma.


—No quitaste todo el pastel. —Se mofo, caminando hacia él le quitó un poco de crema de la mejilla —Te faltó aquí.


—E-Está bien, ahora vete. —Baekhyun pidió en un susurró, pero Chanyeol no iba a hacerlo.


—¿Por qué? Se supone que seremos esposos, es normal si te veo de ese modo. —Le miró las piernas sin descaro —De hecho, ya tendría que haberte besado.


Baekhyun se sonrojo todo, sus mejillas y orejas estaban quemándose y su corazón estaba latiendo cada vez con más fuerza mientras las feromonas del alfa lo envuelven dulcemente


—Chanyeol, no digas esas cosas yo…mi corazón no será capaz de soportar. —Tartamudeo, Chanyeol sonrió posando su mano sobre el pecho del omega que le miró con sorpresa.


—Tu corazón es éste, ¿no es así?—Susurró con la voz ronca, acariciando con las hondas los dulces oídos de Baekhyun que pasó saliva y asintió, muy, muy nervioso.


—S-sí.


Chanyeol sonrió de manera descarada, sintiendo el corazón del omega latir con fuerza contra su mano. Suavemente y de manera estratégica, lo arrinconó contra el lavamanos, Baekhyun estaba cabizbajo y muy sonrojado, mirando el piso y temblando un poco.


—Cuando seamos esposos, será normal que te vea desnudo, que toque y que te folle, no deberías lucir tan nervioso, deberías prepararte, de hecho.


Con cada palabra que decía, sus manos se posaban en sus caderas, acariciando las curvas suavemente, la respiración del omega estaba acelerada.


—Es que tengo miedo. —Baekhyun fue sincero, levantando el rostro, el alfa sonrió descaradamente.


—No deberías.


Chanyeol se fue acercando lentamente al rostro del omega que lo miró con sus ojos abiertos como platos. Con una sonrisa maliciosa, terminó de acercarse haciendo que el omega cierre fuertemente sus ojos.


El alfa miró fijamente los labios rosaditos del omega, tan carnosos y húmedos a la vista, tomó al omega colocando sus grandes manos en sus mejillas y finalmente, selló sus labios en los contrarios, dándole así a su prometido, su primer beso.


Baekhyun respiró agitado y tembloroso, un poco nervioso porque no sabía qué hacer, mientras que el alfa succiono suavemente sus labios hacia dentro, el corazoncito del omega estaba tan acelerado y las mariposas en su estómago se alzaron para revolotear con felicidad. Tratando de estar a su altura, Baekhyun correspondió al beso succionando tímidamente los labios del mayor con temblores.


Estaba muy nervioso, así que no movió mucho sus labios, ya que no sabía cómo, pero el mayor parecía tener mucha experiencia porque estaba succionando y besándolo con experiencia, con ansias.


Al despegarse de él, Chanyeol sonrió suavemente mirando al omega sonrojado y con los labios rojitos por sus besos.


No pudo quedarse con las ganas, porque bajó sus palmas y apretó los senos de Baekhyun duramente contra sus palmas, robándole un gemido al omega que rápidamente jadeo y lo empujó.


Se abrazó a sí mismo con nerviosismo y se giró dándole la espalda. Chanyeol sonrió y se acercó, pegando su entrepierna en el trasero pomposo del omega que se sobresaltó.


—C-Chanyeol, tú y yo no estamos casados, no puedes tocarme así. —Baekhyun respiró nervioso, sintiendo cosquillas en el vientre y algo extraño en su entrada, era incómodo, pero a la vez se sentía bien.


Chanyeol sonrió, tocando sus caderas se restregó en el trasero, teniendo el falo duro.


—Lo sé. —Susurró cerca de su oído, Baekhyun jadeo —Pero no te preocupes, una vez nos casemos voy a poder tocarte todo lo que se me antoje y entonces, vas a necesitar tal vez una silla de ruedas.


Lo soltó y sólo así Baekhyun pudo respirar.


Aún después de que Chanyeol se fue, Baekhyun continuó sintiendo un cosquilleo en el vientre y hormigas dulces en sus labios, se sintió maravilloso, fue el mejor primer beso y Baekhyun sólo sonrió atesorando aquel momento en su corazón.


Se terminó de vestir y más tarde entró su madre quien lo insultó y le dijo que ya verían en casa lo de su comportamiento. No le podía hacer nada allí porque fácilmente las personas se darían cuenta, así que temeroso, Baekhyun se dejó maquillar de vuelta y luego bajó al lado de la mujer.


La fiesta estaba siguiendo su curso, había muchas miradas sobre él y ya habían limpiado el desastre que hizo, esta vez Baekhyun se quedó quieto en su lugar y sólo se movió cuando Chanyeol le pidió un baile y Baekhyun tuvo que bailar una pieza a su lado.


En todo momento estaba sonrojado, cabizbajo y nervioso porque Chanyeol estaba siendo extraño, atrevido, ya no estaba siendo frío porque tal parece que verlo medio desnudo le hizo tomar algo de interés.


Estaba apretando su cintura y se mantuvo siendo cortés en todo el baile, pero definitivamente Baekhyun jamás podría olvidar sus palabras.


—Con ese traje ni siquiera se nota que tienes preciosas tetas. —Chanyeol gruñó por lo bajo, mirándole el pecho sin descaro —Siempre usas ropa floja y es por eso que nunca me dí cuenta las maravillas que escondías.


—Chanyeol, guarda silencio por favor. —Baekhyun susurró tímido, mirándolo mal por su comportamiento vulgar. No conocía ese lado suyo, era extraño.


Las siguientes palabras hicieron sonrojar a Baekhyun de inmediato.


—Me da mucha curiosidad de cómo sonarán tus gemidos, cuando te la esté metiendo en nuestra noche de bodas.


—Oh Dios. —Jadeo, bajando la mirada y apretando los labios.


Ambos se movieron suavemente sobre la pista, cuidando sus pasos y muy cerca del contrario.


—Y será mejor que empieces a aprender a besar porque besas horrible. —Chanyeol masculló de mal modo, Baekhyun se puso más nervioso, avergonzado bajó la mirada.


—F-Fue mi primer beso.


Chanyeol rodó los ojos al oírlo. Por supuesto que fue su primer beso, nadie besa tan horrible si no es el primer beso.


—Bien, entonces acostúmbrate a besarme y aprenderás, no creo que quieras besarme de manera poco experimentada en nuestra boda.


Sonó razonable, así que Baekhyun asintió. Sin embargo lo miró seriamente.


—Pero no puedes tocarme de aquella forma ni tener sexo conmigo, eso será hasta el matrimonio, debes respetarme. —Informó, mirándolo mal. Chanyeol se encogió de hombros.


Las siguientes palabras fueron la primera puñalada para Baekhyun.


—Para eso están otros omegas. —se encogió de hombros desinteresado. Siguieron bailando, tomándose de las manos, el hombro y la cintura, girando alrededor de la pista con elegancia.


—¿Qué? —Baekhyun lo miró de inmediato, confundido y sin poder ocultar el dolor en sus orbes, lo mucho que lo dejó incrédulo y dolido aquella confesión.


Chanyeol lo miró fríamente y se volvió a encoger de hombros como si no fuera un caso relevante, como si Baekhyun no estuviera sufriendo y llorando internamente…como si no supiera cuánto daño le hacían sus palabras


—Puedo tener sexo con otros omegas, no te preocupes.


Baekhyun sintió sus labios temblar.


—¿E-Es broma? —Susurró, la voz le tembló por el pronto llanto y no pudo evitarlo.


Chanyeol alzó una ceja mirándolo.


—Para nada. —Bufo —¿Por qué? —se rió y luego sentenció: —Sabes que no estamos casados, soy libre y puedo acostarme con quien se me antoje, al menos hasta casarme contigo.


Baekhyun bajó la mirada cuando sus orbes se cristalizaron, de algún modo su corazón punzó con tanta fuerza que hubo un nudo en su garganta durante el resto del tiempo que la pieza duró.


Cuando terminaron, fueron directamente al anunció, en donde Chanyeol se arrodilló y le puso el anillo de compromiso en la mano y después se levantó para tomarlo de la cintura mientras los actuales empresarios de las familias exclamaron con alegría:


—¡Desde ahora, las familias Park y Byun anuncian su compromiso y unión!. —Exclamaron y alzaron sus copas —Salud.

Todos brindaron e incluso Baekhyun que por primera vez bebió licor.


Y fue sólo estando en casa, sentado en su cama que las primeras lágrimas bajaron por sus mejillas. Por supuesto, Chanyeol no lo esperaría para darle su primer beso o su primera vez, ¿cómo podría? Es demasiado guapo y seguro tiene a muchas omegas dispuestas a ofrecerle calor.


Baekhyun es insípido, sus senos son pequeños y ni siquiera tiene tanto trasero, es un enfermo que tampoco puede distinguir los colores, ¿por qué debería guardar fidelidad?


Había una opresión muy fuerte en su pecho, su corazón dolía tanto, sabe que no tiene que enojarse ni reclamar ya que Chanyeol tiene razón, no hay infidelidad. Sin embargo duele, duele saber que estaba con otras personas mientras él pensaba en Chanyeol con amor, duele mucho.


Baekhyun se durmió llorando, no pudo soportar tanto dolor y no paró de llorar hasta dormirse de aquella forma. El anillo en su dedo al menos le asegura que dentro de un año, Chanyeol será suyo y no estará con nadie más después del matrimonio.



Continue Reading Next Chapter
Further Recommendations

Natasha: I love the stories, very exhilarating. Made me wish that some of these stories was me

Andrea: J'ai adoré ce livre il montre le désir et l'attirance entre deux personnages même avec des différences.

laselisakhanya: I feel like Cassie and Cole just need to sit down and have an honest chat about what they really want and what they expect from each other. And finally after conversation they just tell everybody that they are togetherThe book is great and well written I've enjoyed everything about it

Brooke: Great book so far! Very well written!

Shakeicha Young: Really loved it!!

Amjad: The writing style and the characters are good

Ronni: Me encanta la temática es maravillosa el amor del Kookmin es bonito y los cachorros son tan tiernos 🫶🏻

annemirl56: Toller Schreibstil wie immer und sehr erotisch 😘😘muss auch dabei sein, sonst istces langweilig 😘

Amy Grindle: This book is hot from the beginning. Teacher with student is an amazing story line that never gets old.

More Recommendations

Rebecca: Man merkt die Spannungen bis zum Schluss. Ich lese jede freie Minute

Nora: J'ai tout aimé beaucoup de suspense

annemirl56: Gefällt mir sehr gut! Gut und zügig zu lesen.. deine Bücher laden zum entspannen ein.Danke dafür 🫶🫶🫶

maria: I disliked that it was short wanted more of it, loved the characters they were interesting, would have loved a little more drama but all in all was a great read would definitely recommend and would read it again. Thanks for sharing your book ❤️

Amy: Spannend, spaßig und kurzweilig geschrieben. Danke dafür.

Nashla_343: Me encanta ❤️🤣 y me dio mucha risa

About Us

Inkitt is the world’s first reader-powered publisher, providing a platform to discover hidden talents and turn them into globally successful authors. Write captivating stories, read enchanting novels, and we’ll publish the books our readers love most on our sister app, GALATEA and other formats.