Write a Review

A Rabbit For The Official Park [Chanbaek]

Summary

Baekhyun se encontraba haciendo un reto con sus amigos que consistía en caminar con falda por un parque, con un vibrador en su interior que vibraba con los controles de sus amigos. No se imaginó que un oficial de policía iba a arrestarlo bajo cargos ridículos que implican caminar con falda corta. Lamentablemente, el vibrador no se detuvo aún estando dentro de la oficina del oficial, Park Chanyeol que no iba a ser amable con el tierno conejito de lindas piernas que había e encontrado en la calle, iba a hacerlo suyo. #💗portada: ByulThief ♡

Genre:
Erotica
Author:
Yangzi Byun
Status:
Complete
Chapters:
1
Rating:
5.0
Age Rating:
18+

Parte Única

Luhan siseo gustoso ante la vista que se presentaba al frente suyo, sonriente el doncel aplaudió tres veces, haciendo resonar sus pesadas palmas que por muy pequeñas y delicadas que se vean, no lo son.


—No pensé que de verdad lo harías. —Luhan comentó, cruzado de brazos y sonriendo de manera burlona. Realmente conocía gente loca, pero sin duda su amigo se llevaba el puesto número uno.


Kyungsoo a su lado bufo ajustando sus lentes y observando la figura al frente suyo con determinación.


—Sabía que lo haría, pero no pensé que sería tan descarado como para venir de esa forma de su casa. —Kyungsoo negó con la cabeza mirándolo mal.


El rubio terminó por bufar.


—No me conocen en lo absoluto. —Baekhyun bufó rodando los ojos y ajustando la camisa con sus bonitos pechos apretados, porque había decidido no ponerse esponjas esta vez, y su camiseta era blanca, de las que usa para dormir, así que sus pezones se notaban por sobre la ropa hermosamente.


Tenía esa camisa levantada hasta el inicio de esa falta corta y blanca de paletones, las medias eran blancas y apretaba fuertemente sus muslos y el ligero era solo un accesorio de decoración, se veía hermoso porque la falda lograba levantarse en la parte de atrás; su trasero bien elevado, sus muslos regordetes y blancos, con sus pechos levantados, sus pezones lograban notarse perfectamente y ciertamente, era más que sólo un exquisito manjar a la vista.


Cualquier ser en el planeta querría poner sus manos sobre un tierno pastel como él.


Pero entonces, Luhan soltó una risa tomando el control remoto que se encontraba en la mesita de noche, lentamente presionó el botón con los dedos. Baekhyun dio un salto de impresión y jadeo de manera ahogada por la impresión.


Ambos, Luhan y Kyungsoo rieron burlones al ver su reacción. La vibración del vibrador en su interior, lo hizo mojarse rápidamente, el pequeño artefacto vibró con fuerza en su entrada ya mojada, el lugar se volvió húmedo y resbaladizo, caliente, en un solo santiamén.


Un poco incómodo, Baekhyun apretó las piernas y se puso recto mientras trataba de soportar aquellas vibraciones, el falo de su pene lograba levantar un poco la falta y sus pezones estaban erguidos.


Era un total caos.


—Bien, ya basta. —Baekhyun gruñó de mal modo. Sus amigos dejaron de reírse y asintieron.


—Está bien, solo por compasión. —Luhan informó, deteniendo la vibración. Entonces se aclaró la garganta y lo miró con determinación. —Necesitamos que salgas ahora, ¿bien? Iremos detrás de ti y tú debes andar como si nada.


—Ya lo entendí.—Baekhyun los corto de mala gana y se bajó la falda —Luego de esto iremos a un bar ¿bien? Voy a necesitar una buena follada.


Baekhyun no se molestó en mantener un lenguaje educado, siempre es vulgar y mucho más si está con sus amigos. Además es sincero al decir que necesitará la polla más grande de todas después de media hora.


Con una sonrisa, se ajustó la camisa frente al espejo, arregló un poco su cabello y se sonrió a sí mismo.


—Bien, bien, pero apresúrate. —Kyungsoo gruñó cruzado de brazos; mientras más pronto acaben, más pronto podrá ir a dormir.


Baekhyun asintió, tomó su mochila y salió de la habitación de su amigo a pasos decididos. Luhan y Kyungsoo le siguieron con lentitud, este último apretó el botón justo cuando Baekhyun estaba bajando las escaleras.


El rubio jadeo ante esto. Pero al ver a la madre de Kyungsoo que lo detuvo un momento, tuvo que fingir una sonrisa y ocultar sus sonrojadas mejillas.


Cuando fue el momento de irse y las vibraciones no se detenían, antes de salir, Baekhyun se giró y les mostró el dedo medio a sus amigos que lo despidieron con una sonrisa perversa y llena de maldad.


Iba a ser una gran noche.


Tratando de acostumbrarse a las vibraciones, Baekhyun suspiró y empezó a caminar lejos de la casa. La falda de paletones se mueve con cada paso que da y sus caderas pronunciadas lo ayudaban a elevar la falda en la parte trasera, sus piernas se veían preciosas y su expresión relajada no era nada comparado a su yo interior que estaba gimiendo por las vibraciones que aún no se habían detenido desde que salió. Kyungsoo y Luhan parecían ansiosos por joderlo y ciertamente, es su culpa por aceptar una apuesta tan idiota.


En su cabeza seguía maldiciendo a Kyungsoo y a Luhan por ser tan idiotas y poco considerados. Pero cuando el vibrador dejó de moverse, Baekhyun respiró profundamente e internamente agradecido empezó a caminar directo al parque.


El trato era caminar media hora por el parque de aquella forma por haber perdido en el juego de UNO, ciertamente fue una apuesta un poco extremista, aunque Baekhyun no considera que es mejor que sus amigos cuando obligó a Luhan a terminar a Sehun con una apuesta, entonces Sehun estaba llorando mucho y apareció frente a la casa de Luhan con músicos para cantarle una canción.


De cualquier forma, su amistad es algo extremista, pero verdadera, Baekhyun ama a Kyungsoo y a Luhan, son sus personas favoritas.


Soltero, siendo hijo único de una familia funcional, universitario que siempre saca buenas notas a costa de sus horas de sueño, ansiedad y problemas adolescentes, Baekhyun tiene una vida normal. Es un doncel encantador que desea ser un prestigioso maestro de escuela en el futuro y que ama totalmente tener una vida social activa, ir a fiestas, emborracharse y llevar una vida irresponsable los sábados y viernes, buscar un buen pene de juguete y luego regresaba a su casa a dormir, como cualquier chico de diecinueve años.


El vibrador se encendió un par de veces, aumentando sin consideración la velocidad y haciendo que se moje o apriete con rudeza sus piernas mientras trataba de caminar con naturalidad.


Aunque tenía las orejas completamente rojas, sus mejillas encendían en fuego, sus labios estaban hinchados de tanto morderlos y estaba sudando de manera silenciosa porque la necesidad de follar había incrementado conforme los segundos pasaban.


Su interior apretado parecía ponerse más caliente con cada segundo que pasa, la humedad se extiende por su trasero y el rose de cada paso lo hace sentir un suave placer en su interior. Es una sensación exquisita, pero torturante si ni siquiera puede tocarse y aliviar sus problemas.


Cuando se metió aquella cosa en el baño no fue tan escandaloso porque para que no doliera se le ocurrió estimularse a sí mismo antes, era por ello que ahora estaba pagando mucho más las consecuencias. Ya estaba excitado cuando lo metió, ahora sentir las vibraciones lo hacía jadear.


Kyungsoo y Luhan estaban caminando detrás de un tembloroso Baekhyun, mientras presionan el botón con fuerza cada que querían.


Por su lado, el doncel pudo llegar al parque que, para su desgracia, a esa hora de la noche estaba lleno de niños corriendo y padres de familia charlando entre sí.


Era una horrible escena para él.


De inmediato, los ojos cayeron sobre su persona, las mujeres miraban disgustadas su apariencia, pero nunca ha sido inseguro y la opinión pública le importa una mierda.


Así que caminó con naturalidad por el parque, temblando y apretando los labios cuando sentía su interior vibrar.


Se permitió detenerse frente a un árbol, y secó el sudor de su frente, apretó rudamente las piernas y contuvo el aliento cuando la estimulación fue tan grande que sentía la necesidad de tocarse y frotarse.


—Malditos, no se ha detenido ni por un segundo. —Baekhyun jadeo, tocando sus mejillas calientes y rojas, cerró los ojos, presionando el trasero contra el árbol duro —Me las pagarán.


Lo que Baekhyun no sabía era que apoyado en su patrulla, había un oficial de policía observando la escena de dos jóvenes yendo detrás de uno que parecía tambalearse por todos lados, las rodillas rosas a través de sus medias y el extraño atuendo ya le daba una idea de lo que se trataba.


Además, había visto al de cabeza grande sacar un artefacto del bolsillo, lo presionaba y cada que pasaba, el conejito de falda corta parecía jadear y caminar más lento.


Con cautela, el oficial se ajustó las gafas y escaneo al joven de pies a cabeza. Piernas rectas, blancas y jugosas atrapadas en la tela fina de esas medias, trasero respingón y caderas esbeltas con una falda que no deja nada a la imaginación. Sin olvidar esos lindos pechos que el joven posee, podía ver claramente los pezones a través de la camisa.


Y fue cuando dos jóvenes se acercaron al chico, que prontamente tembló y se restregó contra el árbol a su espalda, que el oficial sonrió de lado, mostrando su hoyuelo.


—¿Ya te rindes? —Kyungsoo cuestionó con una risa sarcástica. Baekhyun los miró con determinación, reacio a rendirse o flaquear, porque rendirse no está en su diccionario.


Así que, decidido, curvo sus lindos labios y miró de manera engreída a su amigo.


—Jamás.


—Si no logras completar el reto, deberás hacer otro, beber un licuado asqueroso por ejemplo. —Luhan sugirió, apretando la velocidad más fuerte del vibrador.


Baekhyun jadeo y rasgó el árbol detrás de sí con sus uñas. Apretó los dientes y respiró agitado.


Las personas alrededor parecían darse cuenta de la situación, pero con la frente empapada de sudor y mejillas rojas, Baekhyun no podía pensar en ello.


—Aún no me rindo. —Mascullo de mala gana.


—Bueno, pero pareces muy inestable, ¿quieres ayuda? —Kyungsoo se mofó estirando su mano para tocar su mejilla.


Baekhyun la golpeó antes de que lo tocará y los miró con molestia.


—O tal vez una polla gorda y grande que folle tu sucio trasero. —Luhan susurro cerca de su oreja, Baekhyun gimió y miró con molestia a Luhan y a Kyungsoo que empezaron a reírse con fuerza.


—Tú...-


Baekhyun estaba dispuesto a dar un sermón lleno de insultos, pero fue interrumpido.


Me parece que esto no es nada adecuado, jovencitos. —Una cuarta voz irrumpió en la escena, las risas se acabaron y los tres pusieron atención cuando dos oficiales robustos se posaron al frente de ellos.


—Oficial. —Luhan hizo una reverencia, Kyungsoo bajó la mirada y Baekhyun maldijo internamente.


—Eh, sólo estamos jugando, no hacemos nada malo. —Luhan explicó después de reír de manera nerviosa.


Ambos oficiales asintieron, mirando con seriedad a los jóvenes.


—Puedo ver perfectamente qué tiene un control en las manos y su amigo de aquí no deja de temblar. —El moreno señaló a Baekhyun que cerró los ojos maldiciendo internamente —Están arrestados.


Baekhyun levantó bruscamente la cabeza, Kyungsoo miró ofendido a ambos oficiales y Luhan jadeo tirando el control del vibrador al pasto.


Las personas alrededor ya estaban mirando hacia ellos. Era evidente lo que sucedía y sin duda, la mayor vergüenza.


—¿Perdón? —Baekhyun jadeo ofendido. Mirando entonces al hombre que tenía la piel ligeramente más clara que el otro, tenía ojos redondos, labios pequeños, una gorra y un uniforme completo de oficial de alto mando. Tenía armas por todos lados.


—¿Qué dijo? —Luhan siseo — ¿Bajo qué cargos?


—Masturbación en público. —El oficial Kim gruñó. Los tres jóvenes jadearon.


—No estará hablando en serio, nadie se está masturbando. —Baekhyun gruñó ofendido, mirando furioso a ambos oficiales.


—Puedo ver perfectamente a su amigo, además, es un cargo oficial y soy la ley, será mejor no resistirse. —El oficial Kim sacó sus esposas y se acercó a Kyungsoo que empezó a llorar rápidamente.


—Pero oficial...Por favor. —Rogó suavemente, Baekhyun apretó los labios cuando lo vio siendo esposado.


—Usted jovencito, es alguien pervertido y sucio, ¿jugando a esto en un parque infantil? —El oficial Park gruñó llamando su atención, Baekhyun lo miró con molestia —Veamos qué tienes para decir en mi oficina.


Entonces rápidamente, al ver que no le tomaban importancia a Luhan, justo cuando el oficial Park sacaba sus esposas, Baekhyun miró a Lu con ansiedad en sus orbes.


—Mierda. Luhan, ve por mis padres o algo, no me dejes así. —Susurró. Luhan asintió rápidamente y empezó a correr para dirigirse a su casa.


—¡No te preocupes, iré de inmediato! —exclamó, alejándose de la zona. Entonces solo quedaban Kyungsoo, Baekhyun y los oficiales que estaban arrestandolos bajo cargos ridículos y poco coherentes.


Baekhyun hizo una mueca cuando las esposas se ataron a sus manos contra su espalda; Kyungsoo por su lado solo apretó los dientes cuando el otro oficial ligeramente más moreno que el contrario robusto, lo esposó más y se apresuró a llevarlo a su patrulla.


Baekhyun suspiró con una mueca y sin palabras, empezó a caminar hacia la patrulla del oficial robusto que lo llevaba con gestos suaves y amables, de algún modo.


Porque pensaba que los policías son agresivos y poco amables, que este apretaria más las esposas y luego lo lanzaría a la patrulla.


Se subió a la patrulla frente a toda la gente que miraba aquello con confusión, pero de cualquier forma las patrullas arrancaron con ambos jóvenes dentro.


Baekhyun nunca ha sido arrestado, sin embargo, se dijo que será una gran anécdota para contar después.


Aunque un poco vergonzoso siendo los motivos una apuesta tonta que lo hace tener un vibrador en el trasero. El cual había detenido su función hace mucho tiempo, pero aún quedaba el bulto molesto que el artefacto hace en su interior.


—¿A dónde me lleva, señor? —Baekhyun rompió el silencio y miró al oficial que conducía mirando al frente, incluso lo sentó en el asiento de copiloto, eso es aún más extraño —Y-Yo aún no estoy bien y creo que los cargos son ridículos.


—Park. —informó, antes que nada —Los cargos son justos y usted deberá ser revisado y castigado por su crimen. —el oficial masculló con la voz gruesa.


Baekhyun pasó saliva, apretó las manos en su espalda y apretó las piernas porque de hecho, estar sentado hacía que sintiera más el vibrador clavado en el trasero.


—Aún así. —Baekhyun hizo un mohín y miró al oficial —Señor por favor, es tarde, yo debo ir a casa a cenar y usted seguramente debe ir a ver a su familia, por favor.


Trato de rogar viéndose lindo, pero de hecho, cuando el oficial lo miró con cara amargada, Baekhyun supo que no le causaba ni un poco de pena. Estaba jodido.


—El oficial aquí soy yo, así que silencio. —Masculló —Y para tu información, sólo tengo treinta y estoy por completo soltero.


Baekhyun paso saliva y sentándose recto, un poco sorprendido de que un hombre así de atractivo no esté tomado, se limitó a soltar:


—Oh.


Baekhyun decidió callar por su propio bien después de aquella confesión, porque no le interesaba si ese...guapo oficial de policía estaba tomado, para nada.


El oficial Park manejó rumbo a la estación policíaca de la ciudad, la cual era grande. Baekhyun se sintió tímido cuando la divisó a lo lejos, pero por alguna razón su corazón dejó de latir con tanta fuerza cuando se estacionarron.


—¿Me llevara a una celda? —Baekhyun preguntó nervioso —¿Con el jefe? Tengo derecho a...un abogado.


—Y también a guardar silencio. —Park gruñó haciéndolo sobresaltar —Para tu información, soy el jefe de esta estación y solo necesito tenerte un momento, seguramente tus familiares vendrán y entonces podré darte un castigo por tu delito.


—No sabía que meterse un dildo en el culo era delito. —Baekhyun soltó de manera vulgar, el oficial jadeo ante su imprudencia.


—Tú...


—Está bien, guardaré silencio. —Baekhyun soltó inmediatamente y el oficial negó con la cabeza deteniendo la patrulla.


Después de salir de su asiento, rodeo la patrulla y le abrió la puerta, lo sacó tomando su mano detrás de su espalda y lo guió dentro de la estación de policía. A esta hora de la noche Baekhyun sabe que hay muchos crímenes. Pero de cualquier forma, se sintió totalmente disgustado de recibir recibir miradas de criminales y policías cuando entraron.


Lo cual no duró mucho porque llegaron a la cerrada oficina de policía, en donde el oficial Park los adentro y luego cerró la puerta con seguro.


Baekhyun trago saliva, justo cuando el oficial lo guió y lo hizo sentarse en la silla frente al escritorio.


El doncel se sentó incómodo en su puesto, tal vez por tener las manos atadas a la espalda o simplemente por el vibrador clavado en su culo.


El oficial tomó asiento después de sacar unos papeles y empezó a hojearlos con el ceño fruncido. Baekhyun se removió en su asiento, un poco incómodo.


—Oficial...—Baekhyun empezó, pero el oficial lo interrumpió con una risa de ironía.


—¿No dijiste que ya no hablarías? —Park masculló sonriendo de lado; levantó la mirada de sus papeles y observó a Baekhyun de manera engreída.


De pronto, Baekhyun miró aquella mirada extraña que el oficial le dirigía, esos ojos de depredador no parecen ser los de un oficial normal. El uniforme logra acentuar los músculos tonificados, había tatuajes en los antebrazos duros, el pecho también se mostraba resistente, seguramente un chaleco antibalas se vería extra sexy en esa posición. Además, la piel morena del hombre extremadamente atractivo y maduro parecía darle un toque más...irresistible.


De pronto, Baekhyun se imaginó siento penetrado por él, mientras esas caderas tonificadas empujan un enorme pene en su trasero deseoso, esas manos venosas y tatuadas sosteniendo su cintura, azotando su culo, apretando su cuello y tapando su boca que no podría acallar los escandalosos y sucios gemidos.


Baekhyun desvío la mirada, sus mejillas estaban por completo rojas y él oficial al notar que el joven apretaba las piernas, solo sonrió mucho más amplio.


—Es solo que estoy preguntándome por qué estoy aquí y no en una celda. —Baekhyun susurró, su voz tembló un poco pero lo arregló aclarando su garganta.


El oficial rio con burla.


—¿Quieres una celda?—Cuestionó suavemente. Baekhyun jadeo y negó rápidamente con la cabeza.


—No, no, por supuesto que no. —Soltó rápidamente y conteniendo los nervios que había en la boca de su estómago. Esto es mejor que ser enviado a una fría celda. Definitivamente.


—Entonces guarda silencio, me contactaré con tus padres. —Informó seriamente, Baekhyun asintió y bajó la cabeza.


Es la primera vez que lo arrestan y siendo sincero, Baekhyun no quería ser castigado a solo una semana de vacaciones, ¿quién querría estar castigado en vacaciones? Ciertamente, él no.


Debe haber otra manera.


Baekhyun miró lentamente al oficial de policía. Sus ojos escanearon desde la mirada sería dirigida a esos papeles, los labios fruncidos y cejas juntas haciendo una mueca, sus hombros son fuertemente anchos, pecho fornido y de piel morena. Además es alto y pese a la edad, se ve increíblemente joven.


Es de su total gusto.


Baekhyun se removió, sintiendo su trasero húmedo vibrar con el vibrador que de pronto cobró vida, internamente se preguntó cómo podía ser posible que suceda ahora; trató de mantener la calma cuando su interior caliente y húmedo nuevamente fue estimulado a tal punto que su vientre dolió un poco.


Su erección en ningún momento había bajado y sus pechos seguían bien elevados, lentamente se restregó en la silla y se mordió los labios observando al oficial con deseo.


Baekhyun abrió lentamente las piernas, estaba esposado y no podía hacer nada, pero le encantaría abrir bien las piernas y meterse los dedos, que aquellos ojos redondos fueran bendecidos por una vista tan sucia seguramente sería bueno.


Sexo. Sexo con el oficial Park.


Baekhyun gimió internamente al imaginar algo como eso. Sus senos se sintieron pesados, su interior se humedece diez veces más. Se sintió caliente, apretado y mojado alrededor del vibrador, que bien podría ser el enorme pene del oficial, embistiendo su agujero, una y otra vez hasta venirse dentro de su apretado culo.


Además, todos ganan, el oficial gana un buen culo y él su libertad y una buena polla que apagué su calentura. Es un ganar, ganar.


Baekhyun decidió aclararse la garganta, llamando la atención del oficial. Sus mejillas estaban rojas y se notaba que jadeaba bajo a cada segundo, más que nada por el vibrador que estaba haciendo un revoltijo de sí.


Estaba maldiciendo a Kyungsoo y Luhan por encender el vibrador aún cuando uno estaba también en prisión y el otro llamando a sus padres por ayuda.


Aunque tal vez no eran ellos y tal vez...no eran ellos quienes encendieron el vibrador.


—¿Entonces es soltero? —Baekhyun cuestionó en tono suave, alzando la ceja; el oficial cerró los documentos, sonrió y miró brevemente su pecho, sus pezones se notaban sobre la camisa, de hecho, sus senos redondos y el pezón sobresaliendo en la tela delgada de la camiseta.


El oficial miró a Baekhyun a los ojos y se relamió los labios, sus ojos brillaron con profunda lujuria.


—Exactamente.


Baekhyun sonrió, poniéndose de pie con esfuerzo, caminó lentamente hasta el oficial que alzó una ceja mirándolo, pero sin alarmarse.


El doncel se lamió los labios, posándose al frente del oficial que incluso retrocedió su silla de escritorio y lo dejó posarse al frente de su escritorio en donde casi se sentó.


El oficial Park lo miró interesado, justo cuando el joven abrió las piernas, y se terminó por sentar a horcajadas en su regazo. Eso no alarmó al oficial que sin duda, había estado esperando dicho momento desde que lo arrestó.


—Hay muchas formas de arreglar esto, ¿no cree? —Baekhyun susurró mirándolo de cerca, una sonrisa engreída en sus labios cuando se acercó a la oreja del oficial, en donde pudo aspirar el aroma varonil viniendo de él, ciertamente, se sintió exquisito —Primero, soltando mis muñecas.


Chanyeol sonrió de lado, sacó la llave de su cintura y desató sus manos con suavidad. Baekhyun sonrió al verse libre, pero aún así, tocó los hombros del oficial Park con delicadeza, el oficial sin embargo, permaneció quieto, interesado en verlo hacer lo que hacía.


El vibrador en su trasero seguía vibrando, Baekhyun estaba deseoso por una buena follada, ¿para qué fingir? Lo necesitaba.


Necesitaba ser sometido.


Baekhyun terminó por atreverse a sacarse la camisa con facilidad, sus senos duros y firmes saltaron ante los ojos del oficial que miró sus tetas con deseo y mucha profundidad. El doncel sonrió tirando al piso su camisa, tomó las manos del oficial y las puso en sus tetas para que las tocará; finalmente, Park gruñó y las apretó con fuerza desmedida, haciendo jadear al rubio, que observó sus tetas siendo estrujadas por manos firmes y duras, las venas se marcaban y la carne blanca se arrugó estando bajo el poder de manos de un verdadero hombre, con una polla enorme para introducir en su culo deseoso.


—Eres una belleza. —El oficial gruñó, sonriendo de lado, Baekhyun le correspondió de inmediato —Con tetas como esas y un cuerpo tan delicado, ¿crees que podrías soportarme?


Ciertamente, no, Baekhyun ha estado con jóvenes de su edad, el tamaño de aquellos penes es promedio, sin mencionar que son casi inexpertos en el mundo del sexo. Por su lado, el oficial Park es grande y maduro, no sabe si de verdad es capaz de soportar, pero quiere intentarlo, necesita tener esa nueva experiencia.


El doncel respondió a aquello presionandose sobre el falo en su culo, el oficial sonrió y siseo cuando las vibraciones llegaron un poco a su polla vestida, fue increíblemente estimulante.


—Puedo notar que tiene una enorme polla. —Baekhyun jadeo, acercándose a su oído para dar una sucia lamida que hizo gemir al oficial —Y esa polla, será capaz de abrir mi apretado agujero, puedo soportarlo.


Chanyeol gruñó y tomo el cuello suave del rubio para despegarlo, Baekhyun sonrió mirándolo a los ojos y justo en ese momento, sus labios se unieron en un beso hambriento, intenso, fuerte y desmedido lleno de placer, lujuria, ansias y deseo irremediable.


Baekhyun gimió, porque definitivamente esos labios maduros y fuertes le estaban dando el mejor beso de su vida. Sus labios siendo succionados con aquella fuerza, la lengua jugosa que se forzó a entrar en su dulce boca para invadir su cavidad y conocer cada rincón de su interior.


Baekhyun aceptó el beso, las manos fuertes apretaron su trasero e incluso las palmas azotaron su culo con rudeza, el doncel sonrió de manera divertida; trató de quitarle la camisa al oficial, y lo logró, descubriendo el cuerpo fornido del moreno.


La camisa cayó al piso con facilidad.


Los labios rosados abandonan los labios del oficial para bajar por su mandíbula, lentamente fueron a su cuello con la intención de marcar fuertemente la piel, mordiendo, chupando y apretando aquellos pectorales, justo como las palmas ásperas del oficial que estrujan sus tetas con fuerza desmedida.


Chanyeol gruñó, tomó los cabellos rubios del joven, levantó su cabeza y lo besó de manera feroz, sacándole un gemido con sus labios rudos y sus dientes que sin dudarlo, se acentuaron en la tierna carne de porcelana.


Baekhyun se restregó de manera rítmica contra la entrepierna del contrario, el oficial finalmente metió las manos en su trasero para rudamente apretarlo piel contra piel. El doncel jadeo cuando el oficial se puso de pie, entonces lo sentó en el escritorio, mientras continuaban besándose.


—Abre las piernas, aún no he revisado si llevas algún arma o drogas contigo. —Susurró, mordiendo sus labios y luego bajando con besos hacia su cuello níveo.


—¿Dónde revisaras? —Baekhyun soltó ofendido, y excitado —Literalmente sólo tengo puesta una falda.


El oficial Park labio todo su cuello, llegó a su lóbulo para morderlo y soltó un sucio, ronco susurro:


—Tienes un agujero en tu cuerpo, ¿no? —Se rió de manera perversa.


Baekhyun jadeo al oírlo, pero de cualquier forma, apoyando las manos hacia atrás, abrió las piernas colocando sus talones en el escritorio, el oficial Park sonrió mirando el paisaje.


Baekhyun llevaba una tanga de hilo, el hilo estaba dentro de las mejillas de su culo de piel blanca, podía notarse húmedo, apretado y delicioso. Su pene tenía un tamaño promedio y sus bolas rosadas causaban deseos de meterlas a su boca y jugar con ellas. Ciertamente, Byun tenía un precioso cuerpo de porcelana tierna, debía ser corrompido.


Sus dedos abrieron las mejillas del trasero ajeno, y efectivamente, encontró la tira púrpura del vibrador que seguía en función dentro del trasero ajeno.


Con delicadeza, tomó el vibrador en su mano y lo jalo para sacarlo, Baekhyun gimió arqueando la espalda y protestó sintiéndose vacío. El oficial Park en cambio, tanteo con los dedos la entrada del doncel y los adentro sin más, Baekhyun sintió su vientre encogerse y abrió la boca para soltar un sucio gemido que resonó en la oficina.


—Será mejor que guardes silencio o todos aquí sabrán que me estoy comiendo un tierno conejito. —El oficial gruñó, su cabello cae por su frente que estaba mojada de sudor. Baekhyun gimió viendo su torso musculoso, brazos fuertes, hombros firmes y piel tatuada con tinta negra, se veía ferozmente apetecible, algo de su total gusto.


—¿C-Conejito? —Baekhyun tartamudeo, sus labios rojos por los besos, mejillas rojas y piel sudada, sus senos estaban al aire, dando una tierna apariencia con las piernas abiertas y los dedos penetrando su trasero.


—Pareces necesitar una polla como uno, ¿no es así?—sonrió, dándole una mirada de deseo y metiéndole los dedos una y otra vez, Baekhyun tembló bajo su cuerpo —A los conejitos les gusta que los follen con fuerza, cogen demasiado. —susurró mirándolo directamente a los ojos —¿Pero sabes qué más hacen?


—¿Qué?


—Salen preñados todos los años y paren muchos conejitos. —El oficial gruñó embistiendo rudamente ahora con tres dedos y sacándole un gemido de sorpresa, justo cuando tomó sus labios en un beso arrasador.


Baekhyun sonrió al oírlo, jadeando por lo bajo recibió su beso agresivo y su lengua invasiva que directamente se comió su cavidad bucal al mismo tiempo que tres dedos penetran su agujero mojado.


Los tres dedos se apretaron dentro del agujero, el mayor los adentro y los sacó una y otra vez, debido a la humedad hacían sonidos sucios al entrar y salir; dentro estaba húmedo y ligoso, el aroma de los jugos que escurren por el culo del doncel llegan suavemente a la nariz del mayor que oculta los deseos que tiene de hundir la boca y la nariz en la entrada abierta.


Deseaba abrirlo, abrirlo mucho y dejarlo flojo, de esa forma Baekhyun no se sentiría incómodo con su pene dentro. Entonces lentamente adentro otro dedo, completando los cuatro, Baekhyun jadeo con eso y se dedicó a abrir mucho más las piernas, dándole más accesibilidad.


Lentamente el mayor los metió una y otra vez, sus labios jadean en los contrarios y sus respiraciones se golpean entre sí. La oficina estaba silenciosa a excepción de sus sonidos sucios, era aprueba de ruido y a estas horas de la noche en donde ya debería haber terminado la jornada, debería estar en casa.


Pero prefirió cogerse al tierno conejito que los cielos enviaron para que se diera un banquete.


Baekhyun jadeo por aire cuando Park soltó sus labios y bajó para besar su cuello, lentamente también bajó a sus tetas, tomó el pezón en su boca para iniciar a chuparlo, haciendo gemir de mero placer al doncel que se terminó por recostar en el escritorio, con las piernas totalmente abiertas para él, los dedos penetrando su agujero húmedo que esperaba la pronta penetración de su polla.


Las tetas de Baekhyun fueron succionadas por el oficial, se llenaron de marcas rojas alrededor y los pezones se hincharon por las anteriores succiones, sus piernas se mantienen abiertas y los dedos continúan follando su apretado culo.


Cuando lo vio necesario, Park finalmente, empujó el quinto dedo dentro de la cavidad del doncel que se quejo y frunció el ceño, con ello el oficial siseo y le pidió guardar silencio, Baekhyun sintió dolor cuando el dedo se empujó dentro de su cavidad, pero lo que le arrancó el aliento fue que no sólo se quedó en su dedo, porque la mano gruesa y áspera del oficial se adentro por completo al culo apretado del rubio.


La carne se abrió de manera obediente alrededor de aquella figura que entraba en su cuerpo de manera suave, la humedad es más, la parte caliente de su próstata se extiende por todo el estómago de Baekhyun que contiene el aliento y abre sus ojos como platos ante el inmenso placer.


De alguna forma, cuando los dedos alcanzaron a tocar la parte del estómago que se elevó, el miembro de Baekhyun empezó a soltar su primera corrida con fuerza, bañando su abdomen de blanco.


La risa ronca del oficial llenó la pieza.


Cuando toda la mano estaba completamente dentro, Baekhyun jadeo, totalmente bañado de sudor y fluidos, aturdido miró al oficial de policía que le entregó una sonrisa llena de disfrute y satisfacción.


—Eres el primero en soportar mi mano entera. —el oficial reconoció con orgullo, Baekhyun jadeo respirando agitado, sintiéndose mareado y un poco enfermo, no se atrevía a moverse.


—T-Tal vez porque a los conejitos les gusta mucho coger, ¿no?—Soltó una risa, Park bufó y bajó, acercando el rostro al suyo.


—Joder. Me encanta.


Ambos se besaron con rudeza, justo cuando la mano del oficial se cerró en un puño dentro de su mojado agujero, Baekhyun gimió alto ante aquel movimiento, que sin hacerse esperar se convirtió en una embestida dura y certera que golpeó fuertemente su próstata y elevó su estómago.


Después de la segunda llegó la tercera, luego la cuarta y la quinta, con cada embestida el doncel gritaba de placer, torciendo la cara y doblando la espalda, los fluidos escurren sin tregua.


El doncel soportó el dolor, las embestidas de la mano hecha puño fueron duras, abultando su estómago con cada golpe que preserva su placer y excitación en el punto.


Baekhyun jadeo, sus pechos saltaron junto con su cuerpo con cada estocada dura viniendo de la mano del oficial de policía que disfrutaba por completo de tener a aquel conejito a sus órdenes.


Baekhyun gimió cada vez más alto, la mano empezó a ir más rápido y más fuerte, extendiendo las paredes anales contrarias, el agujero se podía apreciar húmedo y apretado alrededor de su mano, los temblores en el cuerpo de Baek eran constantes, las lágrimas de placer salen de sus ojos con fuerza, su cuerpo por completo rojo y el placer siendo el plus más grande para que expulse la segunda corrida en su abdomen, nuevamente sin tocar su miembro.


Pareció ser que justo cuando los nudillos golpearon la próstata jugosa, los líquidos salieron del pene goteante, poniéndole fin a la espera de poder correrse como tanto anhelaba.


El oficial Park sacó lentamente su mano, con cuidado para no lastimar a Baekhyun que de cualquier forma, arqueo la espalda cuando salió por completo. Entonces, quedó flojo en el escritorio con la respiración agitada y mirándolo a él a penas; estaba aturdido, ido, aún no lograba procesar lo que acababa de suceder, sólo sabía que estaba satisfecho.


Chanyeol sonrió, tomó las manos de Baekhyun y le colocó las mismas esposas de antes, pero esta vez de frente. Lentamente, dio un beso a sus puños y lo obligó a ponerse de pie después de jalarlo hacia el frente.


—Girate, cariño.


Baekhyun sonrió y le dio la espalda, apoyó los codos en el escritorio y empino el trasero. El mayor sonrió y se abrió los pantalones para sacar su polla pesada.


La sacó, pero también decidió levantar más la falda de Baekhyun y bajarle la tanga que estaba toda mojada. Solo entonces, el oficial tomó su pene y golpeó un par de veces el trasero blando y grande, siseó un poco, masturbando su pene que estaba duro como roca, rojo por la presión que se encontraba soportando, con venas alrededor, era grueso y largo, de verdad esperaba que Baekhyun pudiese soportar.


Se masturbo un poco, teniendo la vista del lindo culo del doncel a la vista, entonces guió el glande al agujero y decidió hundirse, penetrando el mojado culo de Baekhyun que, gimió alto y frunció el ceño sintiendo aquel pedazo grueso y largo de carne adentrarse a su trasero, estirando sus paredes y llegando mucho más allá que el puño que había tenido hace un rato en el trasero.


Sus uñas se clavaron con fuerza contra el escritorio del oficial, rasgando la madera, su boca se abrió para gemir mientras las manos pesadas en sus caderas lo mantienen en su lugar, Baekhyun jadeo con lágrimas en sus ojos cuando después de sólo entrar y hundirse, el pene estuvo por completo clavado en su mojado culo sucio. Su estómago abultado le confirmó que aquello había llegado mucho más allá de su próstata. Las lágrimas de placer escurren por las mejillas rojas, el sudor escurre por las sienes del doncel que en realidad, estaba soportando demasiado.


Sintiendo el glande en su estómago, Baekhyun jadeo muy sorprendido de que la polla de aquel oficial en verdad fuese tan enorme. Nunca había tenido dentro uno de ese tamaño.


Empieza a creer que se ha metido con idiotas y que realmente, debió empezar por hombres maduros y fuertes que pudieran follarlo y hacerlo disfrutar como el oficial Park.


—Maldición. —Baekhyun maldijo, apretando los puños, el oficial soltó una risita.


—¿Qué?


—Usted...es muy grande.—Baekhyun fue sincero, en aquel momento, el oficial acarició con sus manos sus caderas, su trasero y se estiró también para acariciar sus senos redondos en forma.


—Me halagas. —admitió el oficial, se acercó a su oreja y susurró con la voz ronca: —Tu trasero es hermoso, también tus sucios senos y tu agujero es lo suficientemente apretado como para hacerme sentir en la gloria, me haces sentir en el cielo.


—Oficial...—Baekhyun jadeo, pero antes de hablar, una dura embestida lo tomó desprevenido —¡Ahh! Mgh, joder.


Las lágrimas de Baekhyun cayeron sobre el escritorio tan pronto la ronda agresiva de embestidas dio inicio, el oficial abrió las nalgas que rebotaban con cada estocada, dándole la vista sucia de su pene penetrando esa húmeda cavidad, una y otra vez sin parar. La falda sólo lograba hacer que el trasero de Baekhyun se mirara más grande y las medias eran extremadamente sexys.


Con la cabeza recostada en el escritorio, las uñas rasgando la madera, los dedos de sus pies apoyados en el piso y las piernas abiertas, Baekhyun recibió toda la polla de aquel hombre que lo follaba con fuerza desmedida. El mayor estaba jadeando ronco, sudando, disfrutando de tener a su merced aquel banquete delicioso, follando sin parar el agujero mojado de ese dulce conejito, estaba decidido a llenar su sucio culo de semen hasta hacerlo desbordar.


Con fuerza, tomó el cabello del joven y dando impulso a cada embestida, jalo su cabello con rudeza, haciendo gemir y gritar a Baekhyun de manera bestial.


Baekhyun gimió, sus manos estaban esposadas y él se veía totalmente indefenso, pero estaba disfrutando totalmente de aquella follada que definitivamente, sería la mejor de su vida.


Su culo rebota con cada estocada dura que es sembrada en su agujero, los golpeteos húmedos resuenan contra las cuatro paredes de la oficina del oficial Park. Entonces, dio inicio a una nalgada dura que resonó en la oficina, seguida de más nalgadas que hacían temblar el culo blando de Baek.


Baekhyun gime con fuerza y disfrutaba de la atención. Entonces, la mano áspera con tatuajes negros del oficial, aprieta su cuello y de aquella manera se impulsa para embestirlo, los ojos del doncel lloran del placer, sus codos apoyados en la mesa y sus senos saltando con cada estocada.


Los dedos del oficial se adentran en la dulce boquita del rubio, Baekhyun gime con la boca cerrada y chupa los dedos en su cavidad, eran dos dedos, pero lo suficientemente gruesos como para chuparlos y disfrutar simulando que se trataba de un buen pene.


De preferencia, el que estaba siendo clavado en su agujero.


Los dedos en su boca lo obligaron a callarse un poco con sus escandalosos gemidos, la otra mano del oficial azotó duramente su culo que estaba rojo por las nalgadas. Directamente dejó su trasero y decidió tocar sus tetas de manera obscena, disfrutando de tener aquellas masas blandas en su mano.


Baekhyun cerró fuertemente los ojos cuando el glande húmedo golpeó su próstata rudamente, el oficial gruñó con los dientes apretados y justo en ese momento, el doncel soltó su corrida con las piernas temblorosas, el oficial expulsó la suya dentro del lindo culo de Baekhyun, llenándolo por completo de su esencia hasta hacerlo desbordar de semen blanco y espeso.


Cansado, Baekhyun gimió cuando el oficial giró su rostro solo para dejar un beso agresivo en sus labios.


—Es hora de irme. —Baekhyun susurró, parpadeando cansado. El oficial volvió a besar sus labios y sonrió.


—¿Por qué deberías hacer tal cosa?


—Ya lo hicimos. —Baekhyun aclaró, mirándolo con ojos adormilados y correspondiendo a sus besos húmedos.


—Una vez. —Park masculló.


Baekhyun soltó una risa.


—Bueno...siempre lo he hecho únicamente una vez. —Aclaro. El oficial se burló con diversión.


—Porque seguramente te acuestas con fracasados inútiles que no soportan más de dos rondas. —Mascullo y dio una sucia lamida en su oreja, embistiendo su agujero que seguía con su pene dentro, Baekhyun jadeo tiernamente —Afortunadamente, estás conmigo y te aseguro que te haré tocar las estrellas toda la noche.


Cuando se volvieron a besar, Baekhyun supo que de hecho era así. Más tarde comprendió que el oficial Park se había propuesto a hacerle ver estrellas durante toda la noche. Ya sea de rodillas chupando su pene o acostado follando su garganta, en cuatro, en el piso, en el sofá de la oficina, silla de escritorio, contra la pared, contra las ventanas, sobre el escritorio y de nuevo sobre el piso.


Fueron muchas horas y pese a que Baekhyun estaba cansado, seguía recibiendo las duras embestidas gustoso. Tenía las piernas abiertas, sus manos sostienen sus muslos, estaba completamente desnudo, lleno de marcas, de sudor, semen y lágrimas, era una extraña combinación y lo mejor es que le encantaba.


El oficial estaba follando duramente su agujero, metiendo su pene con fuerza en su dulce agujero, mientras que él con gusto lo miraba desde el piso, llorando y gimiendo con los labios hinchados y rojos por la atención que recibieron anteriormente.


El robusto oficial Park movía sus caderas para meter y sacar su pene, haciéndolo sentir en el paraíso con unas pocas embestidas, su agujero estaba sensible y la humedad no dejaba de salir de su culo, que rojo por todas las nalgadas y embestidas, aún estaba soportando sus estocadas.


La mano llena de tatuajes del oficial estrujo el dulce cuello del rubio que sostuvo su mano y gimió, llorando con mucho gusto y placer.


Finalmente, la polla gruesa lo hizo expulsar otra corrida en su estómago y su interior pegajoso lleno de semen, volvió a llenarse de mucho más semen. Baekhyun jadeo respirando con fuerza, el oficial Park gruñó recostado la cabeza en los pechos del rubio, allí en el piso, a solas y con la pieza llena de su calor y olor a sexo.


—M-Mis piernas están temblando tanto, no sé si pueda volver a casa. —Baekhyun susurró, cansado de pensar.


—Si tus padres no han venido, tal vez puedas quedarte en la mía. —El oficial razonó. Y es entendible que no hayan venido.


Después de todo, conoció a Baekhyun hace mucho. Lu Han es el novio de su amigo Sehun, este le enseñó la foto de su pareja y justo allí, el oficial Park pudo mirar a Byun Baekhyun por primera vez, evidentemente, lo que vio fue de su total gusto. Este encuentro ha sido meramente planeado y salió mejor de lo que pensó.


En cuanto a Do Kyungsoo, debe encontrarse en el mismo estado que Baekhyun.


—Eso...¿No sería raro?—Baekhyun alzó la ceja y luego se rió —Bueno, ya me arrestó por un delito ridículo y me follo, nada puede ser más raro.


—De hecho tu delito fue ponermela dura en horas de trabajo. —Gruñó, haciendo reír al doncel fuertemente.


—Bastardo.


Después de salirse de su interior, Park se recostó en el piso y atrajo el lindo cuerpo al suyo. Baekhyun lo miró interesado.


—¿Te llamás, Baekhyun?—Preguntó, como si no lo supiera —¿No?


Baekhyun sonrió y dispuesto a presentarse, irónicamente, dijo:


—Byun Baekhyun.


El oficial sonrió y también se presentó de la manera adecuada:


—Park Chanyeol.


Baekhyun sonrió lindamente.


—Entonces...¿Vamos a intercambiar números? —preguntó suavemente, esperando que ese encuentro sea el inicio de algo.


Y efectivamente, así era.


—Eso sería genial.


Baekhyun sonrió felizmente, justo cuando el oficial bajó para besar fuertemente sus labios y succionarlos con fuerza. Llenos de todo tipo de fluidos en aquella oficina del oficial Park, ambos se besaron tendidos en la alfombra sin importar nada más.


Era increíble la manera en la que se habían juntado, por un juego ridículo y una apuesta tonta, Baekhyun había conseguido a un oficial atrevido y carismático que más tarde iría a recogerlo a la universidad y lo mimaria con dedicación. Mientras que el oficial Park consiguió un joven conejito travieso que estaba dispuesto a ser el conejito del oficial Park, su futuro novio y tal vez...su futuro esposo en un futuro.


F I N


Bueno, ha sido todo. Voy a corregir los errores de dedo en cuanto pueda. Mientras tanto, si pueden y gustan, me ayudarían dejando su voto, comentario y hermosa valoración. Muchas gracias por estar aquí 💗



Continue Reading
Further Recommendations

Natasha: I love the stories, very exhilarating. Made me wish that some of these stories was me

Andrea: J'ai adoré ce livre il montre le désir et l'attirance entre deux personnages même avec des différences.

lechenet: Bonne histoire

Brooke: Great book so far! Very well written!

Army gurl: I love this novel soo much

Bam.jk8338: Estuvo bien redactado y bien explicito, eso me gustó

More Recommendations

jjapes: Gelungene Story. Hier und da ein paar Wort und Satz Fehler-lässt sich aber dennoch flüssig lesen. Danke dir fürs teilen deiner Phantasie!

Nora: J'ai tout aimé beaucoup de suspense

Amy: Spannend, spaßig und kurzweilig geschrieben. Danke dafür.

eotero945: Me encantooooo. Amo el Kookmin!!

About Us

Inkitt is the world’s first reader-powered publisher, providing a platform to discover hidden talents and turn them into globally successful authors. Write captivating stories, read enchanting novels, and we’ll publish the books our readers love most on our sister app, GALATEA and other formats.