Write a Review

Tambores en el bosque

All Rights Reserved ©

Summary

Luz, una aprendiz de chamana, ha sido expulsada de su clan. Para poder volver debe recuperar el favor de los espíritus y resucitar el bosque que una noche quemó por error. 🍁 🍁 🍁 En una tierra en la que la naturaleza es más peligrosa que los nómadas, Luz siente que lo ha perdido todo y no sabe qué hacer para deshacerse del lazo que la une al protector del bosque quemado. Cuanto más tiempo pase vinculada a él más le consumirá, hasta matarla. Acompañada del espíritu y de su amiga buscará la forma de devolverlo a donde pertenece y así, poder regresar a la seguridad de los círculos de yurtas y a los brazos de su familia. Pero no todo es tan fácil de ver y cuando se encuentren a un hombre moribundo que pertenece a una tribu enemiga, el viaje tomará un rumbo diferente. 🍁 🍁 🍁

Genre:
Fantasy / Romance
Author:
Isadora Babel
Status:
Ongoing
Chapters:
1
Rating:
n/a
Age Rating:
16+

Preludio

Las flores de los árboles dejaban pasar entre ellas la luz, creando una burbuja violeta hilada de pétalos empujados por la brisa. La madera oscura de los troncos y ramas, que tanto había resaltado durante el invierno, había pasado a segundo plano.

Este motivo llenaba a los niños de ganas de jugar sobre las raíces descubiertas e intentar conseguir el mayor número de capullos sin abrir.

—¡Rosa! —llamó el crio a su hermana mayor—. Aúpame que quiero subir a esa rama.

—¡Vale! Luego me ayudas a mí a subir.

Rosa agarró al otro por las piernas y lo cargó recto sobre sus hombros, sin pensar en si tendría la fuerza suficiente para sostenerlo. El niño chillaba intentando alcanzar la rama más cercana, divertido por los vaivenes que creaba su hermana, cuanto más inestable parecía, más reía y estiraba los brazos hacia las copas violeta.

Un hombre joven se encontraba a una distancia prudente de ellos. Llevaba vigilando desde que cruzaron el linde y ahora estaba recostado en uno de los troncos que habían caído durante la época de nevadas. No se había molestado en esconderse para espiarlos, no le parecía necesario.

Rosa comenzó a dar traspiés más largos y el juego dejó de producir carcajadas. El niño se agarró al cuello de su hermana y esta perdió el equilibrio, chocando ambos contra la madera rugosa de un árbol.

El grito de dolor fue ensordecedor e hizo que el hombre se levantara de golpe. Rosa se separó del cuerpo de su hermano, el cual lloraba y apretaba el codo contra él, ocultando la herida con su brazo sano.

—Déjame ver.

Rosa extendió la mano hacia su hermano.

—¡No! Llévame con la abuela.

—¿Y que nos eche la bronca?

—¡Me da igual!

El niño se levantó de entre los pétalos y se sorbió los mocos, girando la cabeza en busca de la dirección a seguir.

—Vale, vamos. Pero déjame ver cuánto te has hecho.

—¡No! La abuela dice que las pupas tienen que estar escondidas hasta que ella las cure.

—Eso son tonterías de vieja. Venga, vale. Creo que es por aquí.

La chica lo guió un par de metros entre los árboles y se detuvo, mirando los árboles que les rodeaban.

—Espera, creo que me he liado... Hemos debido de cruzar el límite que nos puso papá, no recuerdo el camino.

El niño soltó un sollozo y se encogió sobre sí mismo.

—No te preocupes, solo tenemos que fijarnos en el sol. —Intentó animar ella.

Las pisadas de alguien acercarse hizo que se giraran. Un hombre caminaba tras ellos y al ver que lo observaban, se detuvo. El dolor del chico se volvió un suave runrún.

—¿Quién eres?¿Sabes cómo volver al valle?

—Niño, no puedo decirte quien soy. Pero si me dejas curar tu herida, puedo acompañaros hasta la salida de este bosque.

—¿Por qué harias eso? No me fío de ti. Llevas ropa rara —soltó Rosa.

—¡No es rara! —protestó su hermano—. Es una túnica como la de la abuela.

—Pues eso.

—Vosotros decidís. No soy yo el que se ha perdido —interrumpió la discusión el hombre con una sonrisa ligera. Hacía mucho tiempo desde la última vez que había conversado con los humanos.

El niño miró a su hermana y destapó la herida que antes cubría con la mano.

—¿Qué?¿Vas a dejar que ese te toque?

—¡No quiero morir aquí!

—No vas a morir...

Rosa agarró de la muñeca al niño e impidió que se acercara al hombre.

—¡Oye, suéltame! —exclamó su hermano intentando zafarse.

Una mano invisible forcejeó con los dedos de Rosa hasta que la muñeca del niño quedó libre. La chica abrió mucho los ojos y quiso chillar, pero sus labios no se movieron y el sonido quedó amortiguado.

—Tu hermana es muy molesta.

—Es demasiado protectora, si yo ya soy mayor.

—Claro. —El hombre acortó la distancia entre ellos y señaló unas piedras que sobresalían entre los pétalos y la tierra—. Ahora los tres nos vamos a sentar mientras yo te curo eso. Es un buen espellejón, te quedará cicatriz.

Rosa se sentó contra su voluntad donde indicó el hombre y volvió a soltar un grito atenuado, los otros dos la siguieron con calma.

—¿Sabes? Parece que en tu familia tenéis tendencia a lastimaros los brazos.

—¿Conoces a mis padres? —preguntó el niño sobre los chillidos de su hermana.

—Puede. También sois temerarios. —Tomó el antebrazo con suavidad e inspeccionó el corte—. Va a llevar más tiempo del que creía y me has caido bien. ¿Quieres que os cuente una historia mientras tanto? Igual así tu hermana se tranquiliza un poco.

—¡Sí! Pero... ¿dolerá mucho?

El hombre puso su mano libre sobre la herida y unos hilos de luz verde salieron de ella. Una punzada de dolor atravesó al accidentado




Continue Reading
Further Recommendations

Kimberly: You are doing it!! Your stories hold my attention from beginning to end. Keep 'em coming'!

Stephanie: Bis jetzt sehr spannende Geschichte

Samia: Merci encore pour cette histoire j ai lu tout tes livres jusqu'à maintenant et je n est pas était déçu merci pour cela et continue se que tu fait car tu a un incroyable talent merci.

Sylvia: Das war eine wunderschöne spannende Geschichte mit viel Herzschmerz.

Annette: I like how she uses descriptive words you feel like your there. Watchung a movie. I give her 5 stars

cwalton1951: Scared for Dr Bart. Will he come back from the Yukon?

alexandra: Ich kann nicht sagen wie oft ich am heulen war und ich hoffe für Mia das sie endlich glücklich werden und vele Welpen bekommen hoffe auf einen weiterführen wie es dem andern geht was in der Eifel passiert 🤞

Marjorie : Je suis sous le charme d’une magnifique plume Personnage plus qu’attachant ❤️Une histoire d’amour marquer par la douleur et ensuite la douceur Bravo ❤️❤️❤️

More Recommendations

تشيشا بيرسي: I loved the all idea of the story but at some point on how they met was predictable it would have been more thrilling if there was not much of some fairytale meet up but just something unusual and unexpected

laulowinski: This is a very nice story, the pace is fast but very enjoyable.I recommend this book to everyone who like spicy stories

Leslie Suttles: Sweet love story. Was slightly disappointing that the only sexual encounter prompted was the SA and nothing showing she was able to move past it

Meegan: About to start book 4 omg I'm so so addicted to this series

About Us

Inkitt is the world’s first reader-powered publisher, providing a platform to discover hidden talents and turn them into globally successful authors. Write captivating stories, read enchanting novels, and we’ll publish the books our readers love most on our sister app, GALATEA and other formats.