Daiyō

All Rights Reserved ©

Summary

Jeon Jungkook es un alfa sustituto para omegas en celo ***** Omegaverse Jungkook activo Jimin pasivo

Status:
Ongoing
Chapters:
18
Rating:
★ 4.9 48 reviews
Age Rating:
16+

One

La nieve rodeaba todo el centro de Seúl, el tráfico era terrible e insufrible.


Jeon Jungkook quien iba conduciendo un maybach exelero trataba de no perder la paciencia, tenía una cita en 15 minutos y no estaba ni cerca todavía.


Normalmente las citas para solicitar su servicio como sustituto tomaban su tiempo, Jungkook brindaba un formulario en línea y dependiendo de los resultados, decidía si aceptaba o no.


Podía escucharse exagerado, pero en sus dos años de experiencia, se había topado con casos que ameritaban el pensarselo demasiado en si aceptar o no.


Ni siquiera estaba seguro del tipo de omega que estaba solicitándolo en ésta ocasión, pero le llamó la atención hacia donde se dirigía.


Una mujer le había llamado el día anterior, alegando que necesitaba una cita urgente con él y que se presentara el día siguiente a nada más ni nada menos que Yeonin, una empresa de cosméticos que había ganado popularidad los últimos cinco años, siendo dirigido por el alfa empresario Seo Kangjoon, con quien tendría su cita ese día.


No se imaginaba a un hombre como el solicitando aquel tipo de servicios ¿Para quién los necesitaría? Jungkook tenía unas cuantas preguntas con necesidad de ser respondidas pronto, esa había sido su razón de aceptar tan pronto.


Y por si alguien se lo preguntaba ¿Cómo había terminado siendo un alfa sustituto? He aquí la respuesta.


A la edad de los 19 años, conoció a su pareja destinada, Cha Eunwoo, desde un principio las cosas no fueron fáciles con él, nunca mostró interés en haberlo encontrado, no parecía sentir lo que él sintió, pero tampoco quería que lo dejara, era como que le trataba mal, pero sabía perfectamente que le pertenecía así que no le dejaba ir y no era como que Jungkook intentó hacerlo en algún momento.


Cuando Eunwoo aceptó por fin vivir con él, se dio cuenta de lo que realmente sucedía, su omega tuvo una infancia difícil y terminó desarrollando depresión, Jungkook trató de ayudarlo de todas las formas posibles, lo llevó a terapia y se quedaba junto a él y hasta había aprendido como podría superar una secuela para cuando sucediera y por un tiempo, las cosas parecieron funcionar, su omega sonreía más, le trataba con cariño y hasta había aceptado casarse con él.


Y cuando Jungkook creyó que todo estaba resuelto por fin y que tendría la manada que tanto había deseado junto a su omega, la tragedia sucedió...


-¡Muévete imbécil!


Jungkook saltó exaltado ante el repentino grito a su lado, observó por la ventana hasta encontrarse con el rostro de un hombre cabreado que aceleró en su Nissan sentra de color gris.


Gruñó y trató de recomponerse, odiaba ponerse tan mal cuando recordaba a su omega, enfocó su atención en la carretera y avanzó agradeciendo que el tráfico parecía reducirse y trató de concentrarse lo que le quedaba de viaje.


🎀🎀🎀


Jungkook salió del ascensor, alisando el saco de su traje negro, las instalaciones de Yeonin eran impecables y habían tanto alfas, omegas y betas caminando de un lado para el otro.


Acarició el anillo que colgaba de una cadena en su cuello y suspiró, no había sido buena idea recordar a Eunwoo, se sentía descolocado y melancólico, cualquiera podría olerlo en aquel lugar.


-¿Señor Jeon?


Jungkook observó a su izquierda, una omega de cabello largo y negro con un vestido negro que no dejaba nada a la imaginación fue quien le habló, el castaño hizo una pequeña reverencia hacia la mujer notando su para nada disimulado escrutinio en su cuerpo y como en el proceso acomodó mejor su escote.


-Efectivamente.-respondió éste con amabilidad.-Mucho gusto, tengo una cita con el señor Seo Kangjoon.


La mujer le sonrió con coquetería y asintió.


-Sígame, por favor, lo anunciaré con él.


-Gracias.-dijo únicamente y cuando la omega empezó a caminar por aquel pasillo ancho, simplemente le siguió.


-Mi nombre es Jeongyun, soy la secretaria del ceo Kangjoon, si llegase a necesitar algo en su visita, no dude en pedirmelo.


Jungkook no dijo nada, ignorando la, para nada disimulada invitación que había en sus palabras, quiso rodar los ojos e irse de una vez, pero recordó su misión inicial, así que simplemente se mantuvo callado hasta llegar a la puerta al final del pasillo.


Jeongyun tocó la puerta tres veces hasta que se escuchó una voz masculina que indicaba que entraran.


-Jefe Seo, su cita de las nueve está aquí.-dijo la omega.


-Hazlo pasar.-pidió éste.


La omega entonces le miró, haciéndose a un lado para dejarle pasar.


-Fue un gusto conocerle, señor Jeon.-dijo la omega con una sonrisa coqueta mientras Jungkook ingresaba a la oficina.


No es algo recíproco.-pensó Jungkook, pero no tuvo que decir más, la puerta fue cerrada y su mirada observó a su alrededor.


Aparte del alfa al que ya conocía de antemano, no había nadie más y él tendía a tener las charlas previas exclusivamente con el omega que le solicitara.


-Jeon Jungkook.-dijo el alfa sentado en una silla giratoria negra tras un gran escritorio con una laptop en el centro y una taza de porcelana blanca al lado.-Gracias por atender a mi llamado.


-Kangjoon.-dijo el castaño caminando hacia el escritorio hasta sentarse en la silla frente al otro alfa de cabellera oscura.-Vaya forma de conocernos por fin ¿No crees?


El alfa rió, cruzándose de brazos.


Anteriormente ya se habían visto en fiestas de galas, pero nunca habían intercambiado alguna palabra ya que a ninguno le había interesado y de hecho a Jungkook sigue sin interesarle.


Jungkook era el nuevo dueño de Gyelyag, empresa programadora de videojuegos que llevaba más de 15 años laborando, como era notorio sus empresas no tenían nada en común, no eran socios, ni competencia del otro.


-La situación la amerita, de acuerdo, seré directo, ya sabes para qué estas aquí, necesito un alfa sustito para que se haga cargo de... Un amigo familiar, Taemin te recomendó, ayer en la mañana me lo encontré en la cafetería a una cuadra de aquí y me comentó que tu le ayudaste hace cinco meses.


Por supuesto, aquel omega rubio que le había buscado en su misma empresa con billete en mano solicitándolo, Jungkook aceptó más que todo porque Taemin era un reconocido modelo que le encantaba hacer polémica y aunque era bien sabido que aparte de ser dueño de Gyelyag, también trabajaba como sustito, tampoco quería que lo anduviera difamando.


-¿Y dónde está tu amigo?-preguntó observando de nuevo a su alrededor.-Suelo discutir éste tipo de cosas directamente con el omega que me necesitará.


Kangjoon suspiró y se recostó en el respaldo de la silla.


-No pudo presentarse, hoy mismo entró en celo, pero ayer lo discutimos y él aceptó, aquí tengo una carta firmada por él.-mientras hablaba, extendió un folder negro hacia Jungkook quien lo aceptó, abriéndole de inmediato.


Una carta de aceptación, Jungkook leyó como un tal Park Jimin aceptaba sus servicios y que dejaba todo lo que necesitaba saber para poder atenderlo, que le esperaba lo más pronto posible, había una firma al final del párrafo y Jungkook hizo una mueca.


Seguía sin parecerle, necesitaba escuchar que el omega realmente estaba de acuerdo en que lo cuidara, pero sabía que sería difícil confirmarlo ahora que ya estaba en celo.


-Aquí dejó anotado lo que necesitas saber.-dijo ahora Kangjoon.-También hay anotaciones de su familia.


-Bi siquiera acepto todavía.-dijo entredientes y aún así tomó el otro folder del mismo color siendo un poco más grueso.


Al abrirlo se encontró con los datos personales del omega y una pequeña foto, en ella salía con el cabello en un tinte azulado, ojos castaños con una mirada fuerte y labios gruesos en una tirana sonrisa.


Era un hermoso omega, no podía negarlo y algo dentro de él le exigió que aceptara de una vez.


-No sé como procederás con los tratos, pero Jimin necesita a alguien, él está justo ahora en su casa esperando a ser atendido, su mejor amigo que es beta está con él, podría instruirte mejor, mi deber solo era asegurarme de que aceptaras.


-Hay unas cuantos puntos que te has saltado y que acostumbro a hacer para aceptar un cliente, llenar un formulario, presentarme al omega antes de entrar en celo, aunque claro, supongo que fue de improvisto que entrara en celo hoy mismo.


Kangjoon le analizó por unos cuantos segundos y Jungkook se propuso a leer un poco sobre el omega.


Nombre: Park Jimin.

Edad: 25 años.

Fecha de nacimiento: 13 de octubre de 1994.

Tipo de sangre: A

Estatura: 1.73 cm.


-Entiendo si no deseas aceptar, no quiero sonar grosero, pero tampoco quiero perder mi tiempo, necesito encontrar a un sustito que nos ayude.


Jungkook alzó la mirada de los papeles para luego alzar una de sus cejas.


-Dame su dirección.


🎀🎀


Y de nuevo estaba en la carretera, entrando en el estacionamiento del edificio de apartamentos donde el omega vivía, su rumbo era el último piso.


Usualmente cuando el omega que lo solicitaba vivía en apartamentos, prefería rentar una cabaña para no molestar por si hacían mucho ruido, pero por lo que Kangjoon le dijo, el penthouse, que es donde vive Park Jimin, era insonoro, ya que el mismo omega lo había solicitado de aquella forma.


No se tardó nada en llegar el ascensor, fue solo de decir a los que trabajaban ahí hacia donde se dirigía y como si ya estuvieran enterados, simplemente le indicaron a dónde ir, así que dentro del ascensor solo, observó como iba ascendiendo por los 12 pisos del edificio hasta llegar a su destino.


Cuando las puertas del ascensor se abrieron, se encontró de buenas a primeras a un hombre pelirrojo, su misma estatura y piel pálida, vestido con una camisa floja y unos shorts como si fuera del edificio no hiciera un frío de los cojones.


-Bienvenido Jeon.-dijo éste con una sonrisa.-Soy Jung Hoseok, el mejor amigo de Jimin.


-Mucho gusto, Hoseok.-dijo con una pequeña reverencia.-Vine lo más pronto posible.


-Jimin ya te espera, está vuelto loco.-murmuró.-Espero que hayas podido leer un poco de lo que te entregó Kangjoon.


-Tu lo has dicho, un poco.-murmuró y su cuerpo empezó a tensarse cada vez que se adentraba más al apartamento y el dulce aroma a cerezas llegaba a él.


-Bien, antes de irme, te daré unos consejos, los supresores no hacen efecto en Jimin, hasta los pone de malas al pobre, haz que coma, sé que no querrá hacerlo, es la primera vez que pasará su celo con un alfa y apuesto a que no querrá que ambos salgan de la cama.


¿Primera vez? Pero si el omega tenía 25 años ¿Qué había pasado los años pasados? ¿Cómo lo había soportado solo y sin supresores?


-También, trata de que no te convenza de que lo marques, su lobo es un tanto difícil de controlar y al no tener una marca busca desesperado a un alfa que le dé uno, hay un collar en el cuarto de Jimin, si lo crees necesario, se lo pones y ah, tu también ten cuidado que puede que también intente morderte.


Había leído algo parecido, el carácter del omega se describía de una manera interesante en el folder y el hecho de querer marcar él a su alfa y no viceversa le llamó la atención, aunque claro, él no era su alfa así que no peligraba.


-¿Algo más que necesite saber?-preguntó Jungkook y un gemido llegó a él, poniendolo de piedra al instante.


Hoseok pareció dudar unos cuantos segundos mientras se colocaba un bolsón tras la espalda.


-Cuando termine su celo... No le digas que fue Kangjoon quien te contrató, dile que fui yo, no preguntes, solo hazlo ¿De acuerdo?


A Jungkook le dio mucha mala espina aquello pero de todas formas asintió, ya había aceptado el contrato y hasta lo había firmado, así que no tenía de otra.


-De acuerdo entonces, te dejo con Jimin, cuidalo mucho y si necesitas algo, dejo mi número pegado en el refrigerador.-dijo Hoseok caminando hacia el ascensor.-Muchas gracias, Jeon.


-De nada, cuidaré de Jimin.-aseguró.


Hoseok se marchó luego de aquello y una vez solos Jungkook decidió que exploraria el apartamento para familiarizarse, pero no tuvo tiempo de hacerlo.


Escucho unos suaves pasos desde la segunda planta del penthouse para luego sentir todavía más cerca aquel embriagante aroma, sus ojos fueron a parar hacia la escalera en la esquina derecha al lado del ascensor y de ella observó un pequeño, blanco y desnudo cuerpo aparecer.


El hermoso omega de la foto apareció frente a sus ojos, luciendo jodidamente sensual y excitado con el rostro sonrojado y el cabello azul despeinado.


Apenas se miraron a los ojos el omega caminó a paso rápido hacia él y se abrazó necesitado a su cuerpo.


-Alfa...-gimió.


Jungkook gruñó excitado ante la dulce voz del omega y lo apretó contra su pecho.


Era hora de empezar con su trabajo.



Continue Reading Next Chapter
Further Recommendations

Jodi Shelton: Amazing so far

Sylwia: I love this genre, and love this author's creations! She's doing an amazing job in creating fantastic world!

Thv Park 🥀 : Chille arto pero de emoción

Doreen: Perfect sequel, could read your storeys forever so good with awesome characters

sonia: Omg like seriously that's crazy he's not dead but he's alive so sad tho at least they can be a family again I hope the 2 find their mates soon !!

sonia: Still loving the series will definitely tell others about this site and your wonderful books

sonia: Absolutely love this story can't wait to read the rest of them loving the short stories but quick to the point

sonia: I am absolutely loving this series quick and to the point no reading unnecessary info a 100times before getting to the good stuff well written !!

More Recommendations

Jopartner: Enjoyed the read. For a werewolf book it wasn't over the top which i prefer.

mgttkinsella: Great book really enjoyed it

chris1982: hi i love your story so far can't what more of it

About Us

Inkitt is the world’s first reader-powered publisher, providing a platform to discover hidden talents and turn them into globally successful authors. Write captivating stories, read enchanting novels, and we’ll publish the books our readers love most on our sister app, GALATEA and other formats.