Write a Review

Lovely

All Rights Reserved ©

Summary

Jungkook aprenderá a no dejar la ventana de su cuarto abierta si es que no quería seguir teniendo visitas no deseadas.

Status:
Complete
Chapters:
52
Rating:
★ 5.0
Age Rating:
16+

One

Una mañana como cualquiera, en aquel departamento de Seúl, el típico tono que utilizan las personas como alarma sonaba sin cesar, Jeon se maldijo, usualmente su rutina era levantarse a esa hora, 6:00 de la mañana ya que sus clases iniciaban a las 8:00, en lo que se duchaba, arreglaba y comía se pasaba una hora y lo que restaba se iba en su camino a la universidad.

¿Quién necesita seguir estudiando cuando ya se tiene una carrera finalizada?

A Jungkook le pareció una buena idea cuando se escribió después de todo si no podía mantenerse sólo siendo fotógrafo también podría vender su arte.

Dio unas cuantas vueltas en la cama, enrollándose más en aquella sabana acolchada y luchó para llegar a su celular en la mesita junto a su cama.

La apagó de mala gana y se colocó sus lentes redondeados mientras aun estando envuelto cual burrito con la sabana se sentó en la cama y observó su celular de manera distraída, ese día tenía ganas de hacer nada, ingresó a la aplicación de WhatsApp y entró a la primera conversación.

* ¿Ya estás despierto?
6:01 am.

Mientras esperaba por una respuesta, se volvió a acostar observando a su lado aquel ventanal, había olvidado acomodar la cortina así que los rayos del sol se sentían más intensos contra su rostro.

Jungkook sintió su celular vibrar supuso que por fin su gran amigo había respondido.

Suguita 😴
¿Que quieres, animal?
6:05 am.

*Solo avisarte que no iré a clases ahora.
6:05 am.

Suguita 😴
¿Y eso? ¿Estás enfermo?
6:06 am.


*No realmente, sólo no estoy de ánimos para asistir ahora.
6:06 am.

Suguita 😴
Entonces si tu no vas, yo tampoco 🙄
6:08 am.

*El chiste era que tú me dieras luego los apuntes de ahora, Yoongi.
6:09 am.

Suguita 😴
No voy dije, es más, porque no vienes a mi casa, está haciendo un frío de lo más jodido ven y sé mi cobija humana.
6:10 am.

Y era cierto, aunque el sol brillaba con intensidad, estaban en pleno invierno, la nieve adornaba cada rincón de las calles.

*Tentador pero, creo que tendré que pasar, invernaré por un par de horas 😅
6:12 am.

Suguita 😴
Apoco que no te necesito animal asqueroso.
6:12 am.

*Oh vamos, Suga no seas tan dramático, no te enfades.
6:12 am.

√√

*¿Realmente vas a dejarme en visto? 🙄🙄
6:15 am.

√√

*Drama queen le dicen...
6:18 am.

√√

*¡Si tanto quieres una cobija humana, ven tu a mi departamento! Llorón.
6:20 am.

Suguita 😴

🖕🖕
6:21 am.

Jungkook rodó los ojos ante lo infantil que actuaba el peliblanco, apagó la conexión de WiFi y se quitó sus lentes para dejar ambas cosas de nuevo, se cubrió completamente con la sabana y no le costó mas que unos cinco minutos para volver a quedarse dormido.

***
Para cuando Jungkook volvió a despertar, ya se sentía considerablemente más descansado, se levantó como a eso de las 9:30 de la mañana, acomodó su cama y caminó hacia el pequeño baño de su cuarto.

Se cepilló y preparo la tina, Jungkook se bañaba siempre con agua helada para poder despertar e ir un poco más “vivo” a clases pero ese día prefería un baño caliente.

Cerró la puerta del pequeño cuarto, se desnudó e ingresó a la tina, hacia cuanto tiempo que él no se relajaba de aquella forma, siempre ocupado con sus sesiones fotográficas o las cosas del taller, ni siquiera tenía suficiente tiempo para visitar a su familia en Busan o a sus amigos.

Tarareó mientras empezaba a enjabonarse, luego vería si a Yoongi se le había pasado el estúpido enojo e iría al supermercado a comprar unas cuantas cosas.

Un par de minutos después Jungkook ya estaba bañado, pero demasiado relajado como para moverse, cerró los ojos un rato sin importar que mientras más tiempo este bajo agua sus dedos de los pies se harían pasas.

En medio de su ensueño, a la lejanía pudo escuchar un ruido proveniente de su cuarto, agitó su cabeza espabilando y escuchó con mayor atención.

Por un par de minutos Jungkook sólo podía escuchar cómo era forzada la ventana de su cuarto, intentando hacer el menor ruido posible salió de la tina y tomó la toalla que estaba junto al lavado.

Ya hasta había olvidado aquel tema, llevaba ya un par de semanas en los que se había dado cuenta que faltaba comida en su cocina, parecía simplemente que desaparecía y no había tenido el tiempo para investigar lo que sucedía.

Mientras se ponía la toalla alrededor de su cintura, lo escuchó, fuerte y claro.

Se acercó lentamente hasta la puerta y la abrió lo suficiente como para ver un poco de su cuarto, específicamente su cama y lo pudo ver.

Un gato, maullaba fuerte y claramente, aunque aun así el sonido era bastante armónica y delicada. Lo vio restregarse, saltar y esconderse entre las sabanas y almohadas bastante enérgico, por lo que podía apreciar era bastante peludo y esponjoso, su pelaje era entre naranja negro y blanco.

Se quedó observando al hermoso animal por un par de segundos hasta que el minino paró de jugar, se bajó de su cama y trotó felizmente fuera de su cuarto.

Está bien.

Ahora ya lo sabía, el ladrón posiblemente era ese gato aunque aún no le quedaba claro como aquel diminuto animal se las ingeniaba para abrir su refrigerador y robar la comida.

Salió sigilosamente del cuarto de baño y consideró el vestirse, pero para evitar hacer algún ruido que alertara al felino salió de su cuarto aun con la toalla, caminó por el pequeño tramo de las habitaciones a la sala de estar, la cocina estaba prácticamente en frente, lo único que hacía de división era una pequeña pared que por lo menos lo escondería de la mirada del gato.

Se acercó a aquella pared y se asomó a la entrada de la cocina la cual no contenía puerta aun escuchando los maullidos alegres del gato, lo buscó con la mirada en el pequeño cuarto pero no lograba verlo, había una pequeña mesa en el centro de la cocina y suponía que debía de estar tras ella y que el mantel lograba taparlo.

Lo siguiente que vio lo asustó y sorprendió por completo, dejó de escuchar los lindos maullidos y tras la mesa, estando frente al refrigerador se asomó una cabellera abundante de color azabache hasta que se alzó por competo una figura masculina y sin ropa dándole la espalda.

Si no fuera porque ya había escuchado y conocido de este tema, nunca hubiera creído el ver a un híbrido frente a sus ojos, probablemente para este punto ya hubiera gritado para luego desmayarse y quedar expuesto frente al hombre que era mitad gato, Jungkook podía ver claramente las orejas negras como el cabello del hombre con manchas naranjas y la cola que se movía de izquierda a derecha con los parches naranjas, negros y blancos.

Recordó a Baekhyun, el único híbrido que él a su corta edad había conocido, era un lindo perrito que correteaba y era feliz al lado de Chanyeol, un viejo amigo de Canadá.

Cerró los ojos con irritación, ya tenía al culpable de lo que sucedía en su casa, ahora sólo tenía que encargarse de él para que no volviera a irrumpir en su apartamento, sus cejas se fruncieron pensando en cómo lo confrontaría mientras que el híbrido ya se encontraba inspeccionando lo que había en el refrigerador.

Jungkook se escondió un poco al ver cómo el pelinegro se reincorporaba y alzaba la cabeza, desde su lugar podía observar como la pequeña nariz del híbrido se movía un poco, como si olfateara algo en el aire, Jungkook pudo apreciar mejor el rostro del hombre frente a él y no pudo evitar darse cuenta que era hermoso, su forma humana era igual de tierna que cuando era un gato.

Se distrajo lo suficiente al observar las facciones del híbrido que cando regresó su mirada a sus ojos hizo contacto visual con él, Jungkook se tensó al momento y el híbrido en frente parecía igual o peor que él con la diferencia de que el más bajo parecía escanearlo todo lo que podía, sus orejitas se habían crispado mientras tomaba su cola nerviosamente entre sus deditos.

Jungkook suspiró y salió de su escondite, era hora de enfrentar al ladrón de comida y darle fin a esa situación.

Continue Reading Next Chapter
Further Recommendations

Kim Mahaffey: It kept me interested, loved the characters and had me laughing until I cried

Natasha Kundai: I like the plot and twists of the plot. Suspense is built but nor fully exploited

Libra: Me gusta la historia megusta que es cortita

mmarisolb: It’s funny slow to start but getting interesting wondering what the Warren would say about it

María Del Carmen: Buena redacción, signos bien colocados que hacen fácil la lectura y comprensión

تشيشا بيرسي: I loved the all idea of the story but at some point on how they met was predictable it would have been more thrilling if there was not much of some fairytale meet up but just something unusual and unexpected

Army gurl: I love this novel soo much

Leslie Suttles: Sweet love story. Was slightly disappointing that the only sexual encounter prompted was the SA and nothing showing she was able to move past it

More Recommendations

annemirl56: Toller Schreibstil wie immer und sehr erotisch 😘😘muss auch dabei sein, sonst istces langweilig 😘

Meegan: About to start book 4 omg I'm so so addicted to this series

Saloni Acharya: The whole series is so good. It’s like you can’t keep it down without reading it the whole way and then start the next one. Time flies and you don’t realise it’s late night and you have to go to sleep 😂. The characters are awesome with strong plots and love every couple. 😍🥰

Beatriz Selene: I like the way the writer wrote the novel, it keeps you want to read more and more.

marilyn: It's awesome to hear about all these shifters finding their fated mates. I can't wait to hear more about them. I also want to hear about the cubs. And for Daryl to find his mate.

About Us

Inkitt is the world’s first reader-powered publisher, providing a platform to discover hidden talents and turn them into globally successful authors. Write captivating stories, read enchanting novels, and we’ll publish the books our readers love most on our sister app, GALATEA and other formats.