Write a Review

Máquina

All Rights Reserved ©

Summary

Cientos de circuitos y conexiones, tecnología especial y armamento especializado. Todo con un solo objetivo: aniquilar.

Genre:
Scifi / Thriller
Author:
Freider Korff
Status:
Complete
Chapters:
1
Rating:
n/a
Age Rating:
13+

Máquina

Luego de décadas experimentando en secreto, billones de dólares invertidos y varios prototipos fallidos, el ejército americano logró alcanzar uno de sus mayores objetivos: crear un súper soldado.

Ante las miradas incrédulas de docenas de militares, Shawn Tuck, el científico a cargo de aquella operación, se colocó junto a su obra maestra, tragó saliva, y empezó a hablar:

—Damas y caballeros, hoy es un día histórico para nuestra nación —el lugar permanecía en silencio, mientras que todos los presentes escuchaban con atención—. Hemos creado el soldado definitivo, uno que no necesita alimento, no siente miedo, y aún mejor, no puede morir.

Tiró de la sábana blanca que cubría su creación, y los presentes, admirados, prorrumpieron en un prolongado aplauso. Se trataba de una enorme máquina con aspecto humanoide, medía dos metros quince de altura, y sus extremidades estaban hechas de acero inoxidable. El pecho había sido recubierto con Kevlar negro, y ambas manos tenían orificios a modo de cañones. Era algo inconcebible, al menos hasta hacía unas pocas horas.

Después de unos cuantos segundos, los aplausos cesaron del todo y el lugar volvió a estar en silencio. Shawn escrutó a los presentes con la mirada, asintió, y retomó la palabra.

—Como pueden ver, tomamos medidas para adaptarlo a cualquier situación de combate: desiertos, trincheras, bosques, montañas y demás. Tiene un sistema interno para calentarse en climas fríos, y otro para ventilarse en los calurosos.

El científico señaló los pies de la máquina, los cuales lucían como botas negras de combate.

—Los pies fueron fabricados de tal manera que se aferran a todo tipo de superficie, bien sea áspera, resbalosa, seca, húmeda, o arenosa; e incluso puede adaptarse para caminar por espacios reducidos.

Inmediatamente señaló su torso.

—Como muchos habrán notado, lo cubrimos con material Kevlar para reducir el impacto de las balas sobre él, y además, la superficie negra es fácil de pintar para propósito de camuflaje.

Acto seguido, tocó el brazo derecho de su creación.

—Sus extremidades superiores fueron reforzadas para que resistan impactos fuertes y puedan levantar el doble de su peso —esbozó una sonrisa de orgullo—. No solo nos aseguramos de que pudiera utilizar armas de fuego, también las incorporamos en su armazón.

Se escucharon varios murmullos de asombro a lo largo de la sala.

—Las palmas de sus manos poseen orificios lo bastante grandes como para disparar balas de calibre 48, aunque pueden utilizar calibres menores. A su vez, colocamos un cuchillo de combate a su medida en caso de que necesite combatir de cerca.

Por último, Shawn le dedicó una sonrisa orgullosa a los presentes y los instó a preguntar lo que quisieran acerca de su creación. Se escucharon algunos murmullos, y entonces una voz masculina hizo la primera interrogante.

—¿Qué ocurre si logran hackear el sistema de nuestros súper soldados? Eso sería contraproducente para los objetivos de nuestro país.

—Esa es una excelente pregunta, pero no tienen nada de lo que preocuparse, cada comando está encriptado varias veces, así que un hacker podría pasarse años luchando para poder obtener el control de una sola parte de nuestra máquina.

—¿Cómo se activa? —quiso saber una soldado que había sido opacada por la multitud.

—Hay dos maneras, puede ser manualmente desde un puesto de control, o de forma automática si detecta un ataque —explicó Tuck.

—¿Puedo verlo de cerca? —inquirió un soldado bastante joven y delgado, con algunas marcas de acné en el rostro.

—Adelante —el científico le permitió el paso con un ademán, y el chico se colocó de frente al robot.

—Es imponente —admitió, dándole toquecitos en el torso.

—No deberías hacer eso, chico, podría...

—Por favor, ¿crees que podría romperlo? Apuesto que aguanta esto —levantó su brazo con intenciones obvias de darle un puñetazo, a la vez que Shawn corría para detenerlo.

Todo transcurrió con excesiva rapidez. Los ojos del robot se abrieron, y cuando aquel puño estaba a milímetros de él, sacó su cuchillo de combate y cortó la garganta del chico. Los demás soldados, confundidos y aterrados, desenfundaron sus armas y abrieron fuego contra él.

—¡No! ¡Maldita sea, no! —chilló el científico, al ver que su creación levantaba ambos brazos y activaba sus armas incorporadas.

En cuestión de segundos, varias ráfagas de balas salieron de la máquina, acabando así con montones de militares. Algunos de ellos, al darse cuenta de lo que había iniciado, prefirieron huir de su alcance y ponerse a cubierto.

—¡Por acá, señor! —ordenó la soldado de antes, tomándolo por el brazo.

Shawn no dio ninguna resistencia y la siguió a través del lugar, con cuidado de mantener la cabeza agachada para que los disparos no lo alcanzaran. El delgado cuerpo de la chica se movía por aquel desastre mucho más rápido que el suyo, pero él hacía su mayor esfuerzo para seguirle el paso. Finalmente, lograron entrar a un pequeño laboratorio que quedaba junto a la sala donde se estaba llevando a cabo la masacre.

—Gracias por sacarme de allí —jadeó el científico.

—No hay tiempo para formalidades, señor, necesito que desactivemos la máquina antes de que acabe con todos nosotros —respondió la chica, quitándose la gorra. Su largo cabello rubio le cayó por el pecho, y ella se limitó a echarlo para atrás.

—Está programada para aniquilar todo aquello que represente una amenaza, al dispararle activaron su peor modalidad —se rascó la nuca—. Tiene un botón para desactivar la energía eléctrica de su cuerpo, sin embargo, acercarse a él sin ser asesinado es prácticamente imposible.

—¿Qué propone?

Antes de que pudiera decir algo, se escuchó una poderosísima explosión, seguida de algunos gritos de terror y disparos.

—No lo sé, se supone que esto no debía ocurrir —Shawn se sintió mareado, y varias gotas de sudor perlaron su frente—. Todo iba tan bien...

—Señor, necesito que piense con claridad, usted es la única persona en este lugar que conoce alguna manera de detenerlo.

—Creo que no lo entiendes —Tuck señaló la puerta que llevaba hacia afuera—. Lo que tenemos allí no es una simple máquina, es un soldado.

En ese preciso instante, el cadáver de alguien se estrelló contra la entrada casi transparente de la habitación, manchándola toda de sangre. Los disparos pasaron de ser frecuentes, a escucharse cada tantos segundos, y finalmente a desaparecer.

—Señor, necesito que piense con claridad —la chica lo sacudió por los hombros—. Si nos encuentra va a matarnos.

—Ya nos encontró, nada escapa de su mira infrarroja —la voz del científico había adoptado un tono de locura y emoción que incomodaban bastante a la soldado—. Viene por nosotros.

—Entonces necesito que...

La frase quedó a medias cuando la máquina arrancó de cuajo la puerta del lugar y los observó a ambos detenidamente. Ahora su aspecto era aterrador, y ninguno de los dos pudo disimularlo. Cientos de balas habían perforado su cuerpo, sangre fresca lo cubría de pies a cabeza, y la mitad de su piel sintética estaba quemada, dejando ver el esqueleto robótico de abajo.

—Parece que es el fin —dijo Shawn, bajando la cabeza.

—No tiene porqué terminar aquí —la chica luchaba por no hacer ningún movimiento brusco, a la vez que el robot la escaneaba.

—Por supuesto que sí, es parte del plan.

—¿Un plan? —la soldado palideció.

—Cuando tenía siete años, mi padre murió sirviendo en una de sus estúpidas guerras americanas. Se supone que al día siguiente le permitirían volver a casa con nosotros, pero hubo un bombardeo en su base y solo encontraron cadáveres chamuscados. Lo peor de todo es que el ejército creyó que dándome una maldita medalla podría llenar el vacío de perderlo en una guerra que ellos mismos iniciaron. Ahora, por justicia, es mi turno de tomar sus vidas.

—Señor, estoy segura de que...

—Fuego —ordenó lo bastante alto como para que su creación lo escuchara, y en seguida, una bala traspasó el cráneo de aquella chica.

El cadáver se desplomó a sus pies, Shawn cogió su arma, y dándole unas palmaditas en el brazo a la máquina, emprendieron el paso a la sala. Era hora de tomar el control de aquel lugar y encender los demás prototipos, luego, continuarían con el plan: acabar con el resto del ejército.


Continue Reading
Further Recommendations

Diane: I thought this was a completed book. I find it frustrating that it is not. Until it is completed, I will not be recommending it to anyone

Bambi: Mir gefällt nur eines nicht- DAS ES NICHT WEITERGEHT! Bin total gespannt!

Marita: Quite a suspensful story. And steamy, really steamy. I like it a lot❤️

Fely: Can’t wait for the next one!!!! Fantastic book. Read it in less than a day while I was supposed to be getting things done. Love how the characters are gelling together.

Leticia: Esto es épico, la historia detrás, Y todo! Enserio Amo este trabajo, la creadora enserio es súper talentosaaa!!<3

lunahh1995: Sehr sehr gut geschrieben, bin gespannt wann es weitere Kapitel gibt.Super Lob an die Autorin, sehr guter Schreibstil

moniquegustafson: Loved reading it the entire time. Well written, moved fast and so satisfying. I loved the characters and how you weave several important issues into a love story. You paint a vivid picture of everything happeing. Keep writing more like this, I'd love to read them!!

Country Girl: Her husband is a dick and I hope you update it soon. I love it so far

viewcoco2007: Amazing story. I thank the author for writing these books. I loved reading all 3 of these books. I definitely would recommend reading them. 😊❤️😊

More Recommendations

Mary Wilkins: I LOVED IT!!! 🤗

LiquidGold: Loving this series so much! I just want to keep reading! Onto the next! Thank you so much for sharing! 💕💕💕

Trinity: You should make another chapter this is really good

Ron Schaefer: Well written series following all the characters in this book will keep you on the edge of your seat wondering what could possibly be next

mt7rv4: The writing style flows with a clear storyline & relatable characters. The elements of suspence are present as to who the main characters mate will be and what type of character they will have.

Genevieve: I like the book and I would tell people to read,there’s some words spelled wrong but who cares

About Us

Inkitt is the world’s first reader-powered publisher, providing a platform to discover hidden talents and turn them into globally successful authors. Write captivating stories, read enchanting novels, and we’ll publish the books our readers love most on our sister app, GALATEA and other formats.