Write a Review

Buenas noches, Baekhyun

All Rights Reserved ©

Summary

Baekhyun se muda a una nueca casa que parece haber sido la oportunidad de su vida, sin embargo, por las noches, termina siendo tomado en sus sueños de una manera brutal y sin reparos, pero al despertar y encontrar marcas en su cuerpo, termina dándose cuenta de que quizás, no es tan fantasioso como creía.

Genre:
Thriller / Romance
Author:
http_BBH
Status:
Complete
Chapters:
1
Rating:
5.0
Age Rating:
18+

Capítulo 1

La idea de independizarse había venido de muchas dudas y miedo, ¿cómo iba a pagar una casa entera? ¿Cómo iba a pagar los servicios básicos cuando le gustaba gastar su dinero en un sinfín de tonterías? Bueno, esas eran muy buenas preguntas a decir verdad, pero no había podido creerlo, cuando encontró una gran casa en un viejo y elegante vecindario, a un precio que había sido una ganga, por todo lo que incluía, una hermosa casa estilo victoriano de dos plantas, dos habitaciones, un baño completo y otro de servicio, una cocina, comedor, salón, jardín trasero, en fin, Baekhyun estaba seguro de que había sido una buena idea comprarla, porque era impresionante, sus amigos iban a sentir envidia cuando hicieran fiestas en ese lugar, porque incluso atrás, había una piscina, si, estaba llena de agua verde pero no importaba, el precio lo había valido, con lo que había ahorrado, estaba seguro de que podría pagar algunas remodelaciones, pondría buenos pisos, compraría muebles mejores, pero por lo mientras, solo había traído lo que estaba en su viejo departamento.

No era mucho, pero Baekhyun estaba tratando de que eso se sintiera como un verdadero hogar, aunque los vecinos, cuando los saludaban, lo miraban aterrados, como si fuera alguien aterrador y no su nuevo e inofensivo vecino, incluso cuando fue con su vecina de al lado, con unas galletas, para poder presentarse, ella le pregunto a qué casa se había mudado y al señalarla, aterrada le cerró la puerta en la cara.

Empezaba a entender porque había sido tan barata.

Pero no le veía nada malo, es decir, la casa estaba vieja y sucia, llena de polvo hasta donde no sabía que podría llegar el polvo y todo el primer día había estado luchando con eso, porque no podía dejar de estornudar, pero parecía que sacudirlo, solo provocaba que se levantará más, así que se había rendido, esperaba que alguien viniera a limpiar, pero cuando encontraba a las mujeres que hacían la limpieza en otras casas, ellas escuchaban que era de esa casa y se negaban de inmediato.

Ya sabía que no era una mansión en la que vivía, pero ¿en verdad era tan mala? En realidad no lo sabía, no se había quedado a dormir ahí aun, solo había estado acarreando sus cosas de idea y de regreso, pero ahora resultaba que estaba en un sitio peligroso, Baekhyun pensó en la ironía de todo eso, o quizás no pasaba nada con la buena casa y todos sus vecinos eran unos groseros, estaba creyendo en todas las posibilidades a su alcance, pero no le estaba dando la importancia que debería, porque al final de cuentas, quería convencerse que esa casa había sido la oferta de su vida, y que con algunas renovaciones, se vería tan bonita como el resto de las casas del vecindario.

Baekhyun entonces había tratado de que todo ese sitio se sintiera más suyo y había acaparado todos los rincones con las pocas cosas que tenía, pronto cuando se dejó caer en el sofá del salón y suspiró, aunque aún había un montón de cosas que hacer, ya se sentía más cómodo, aunque había algo que lo estaba poniendo de nervios y era que hacía un montón de frío, siempre había un aroma a azufre flotando por ahí, casi podía percibirlo en toda la casa, pero no sabía de donde venía, así que solo había abierto las ventanas, esperando que se ventilará un poco, pero eso no funcionó y tampoco hizo menos frío.

-La casa es increíble, de verdad, por el precio que tuvo, creí que tendría ratas o cosas como esas, pero en realidad el único problema en el polvo.- dijo contra la bocina de su teléfono, hablando con su hermano, mientras estaba calentando su cena congelada en el microondas, viendo cómo se descongelaba su brócoli, no se veía apetitoso pero no pensaba cocinar tampoco, de hecho, apenas sabía cocinar lo básico, las comidas congeladas del Super mercado le habían venido a salvar la vida. –Solo hay que limpiar un montón porque estaba llena de polvo, creo que era porque estuvo vacía por años, compraré una tonta aspiradora.- dijo Baekhyun.

-¿De verdad estarás bien? Mudarte a una casa para ti solo es diferente a mudarte a un piso, al menos si te mataban en el edificio, podrían encontrar tu cuerpo cuando fueran a pagar el arriendo.- dijo MinSeok, su hermano, al otro lado de la línea y Baekhyun con las manos en la cadera, bufó.

-Por supuesto que voy a estar bien, ¿crees que tengo cinco años? Esto es parte de la vida adulta, además, no me va a pasar nada.- Baekhyun escuchó el sonido de una puerta azotándose, quedándose callado un segundo, terminó bufando. –Perdón, ¿qué decías? El viento azotó una puerta.-

-Digo que deberías volver a vivir con mamá, al menos hasta que te cases y alguien más te cuide.-

-No, ella vive con su novio, ese sujeto que bien podría ser otro hijo suyo, no quiero ser testigo de nada de ese romance, tengo suficiente con las imágenes mentales que me has dado tú.- Baekhyun sacó su cena del microondas cuando termino, llevándolo hasta la barra de la cocina detrás de él, dejándolo ahí, siendo con una mueca el macarrón con queso que parecía más bien, un puré amarillento, definitivamente tenía que aprender a cocinar, lo antes posible. –Solo necesito acoplarme, nunca había vivido en un sitio tan silencioso.-

-Me preocupa más el hecho de que todo el mundo escape de esa casa menos tú.-

-¡Te digo que eso no tiene sentido! Es una gran casa.- dijo Baekhyun, sintiendo escalofríos y mirando a sus espaldas, aunque solo había una ventana ahí que daba al jardín trasero, donde todo estaba tan oscuro por la hora de la noche y silencioso, como el resto de la casa. –Solo es sombría, ¿y eso qué?-

-Tú bien podrías ser el protagonista de una película de terror, eres lindo y tonto.-

-Tonto tú- Baekhyun suspiró cuando vio que la televisión en el salón se encendió sin razón aparente, pero pensó que solo era una falla eléctrica. –Como sea, tengo que colgar, si no te llamo mañana, me mató el fantasma con el que vivo, te quiero, besos.- se burló y termino colgando antes de que MinSeok dijera algo, porque no necesitaba que lo estuviera retando, pero cuando se quedó completamente en silencio en la casa, sintió escalofríos, pero entonces había terminado tomando su cena para irse a sentar en el salón, no podía dejar de tener un montón de escalofríos, una corriente de aire, pensó, pero no estaba pensando en nada malo, así que cuando termino su cena, terminó arrojando el trasto sucio al lavadero antes de apagar todas las luces y subir las escaleras hacía el segundo piso, donde estaba la alcoba, el baño y una habitación extra junto con un estudio, pero Baekhyun había decidido optar por la habitación más grande como la propia, porque encima, ahí ya había una cama, una enrome, mucho más grande que la suya.

Baekhyun se había colocado la pijama y se había dejado caer en la cama, sintiendo que era demasiado cómoda y suave, así que estaba satisfecho, sonriendo mientras se estiraba en toda la cama como estrella de mar, abriéndose de piernas y brazos, incluso arqueando su espalda, suspirando de gusto cuando encontró tan cómodo todo eso, pensó que iba a dormir como un bebé esa noche, así que había comenzado a acomodarse, pero apenas estaba alzando las sabanas, escuchó la pueda abrirse. Baekhyun terminó mirando a un lado, donde la puerta se había abierto un poco, como buena idea de supervivencia, si no se movía, por alguna razón no deberían verlo, así que eso hizo, no se movió, no demasiado al menos, y se quedó sentado en la cama, mirando a su alrededor con algo de miedo, pero al no pasar nada, pensó que solo había sido cosa del viento y se puso de pie para ir a cerrar de nuevo la puerta, siendo su primera noche, no iba a ser una mala noche, quería creer eso, pero cuando cerró la puerta, sintió un mal presentimiento, quizás porque ya había estado dándole muchas vueltas a eso, así que le puso seguro a la puerta y después atoró una silla contra esta.

Eso debería servir a menos de que los fantasmas supieran abrir puertas o cruzarlas, fuera como fuera, esperaba que la noche fuera tranquila.

Baekhyun se quedó dormido casi de inmediato después de que su cabeza tocó la almohada, había sido un día agitado por todo lo que había estado limpiando, armando y ordenando, y se había quedado dormido después de poner su alarma en su teléfono, el que quedó en su mano cuando ya estaba prácticamente inconsciente pero no eran ni bien las tres de la mañana cuando toda la habitación comenzó a tener un aroma extraño, pero eso no lo hizo despertar, de hecho, sumado a eso, sintió a alguien acariciando su cabeza, pero estaba tan profundamente dormido que no le tomó mayor importancia, de todos modos, no parecía un toque fuerte o malo, solo peinaban su cabello, una mano grande y Baekhyun suspiró, agitando la cabeza entre la almohada, por fin deshaciéndose de ese toque, pero chasqueo su lengua antes de acomodarse de lado, pero una fuerza lo acomodo de nuevo boca arriba, con fuerza y solo podía negar con la cabeza una y otra vez, porque quería girarse, pero algo se lo evitada, algo que le aplastaba el hombro izquierdo con fuerza.

Baekhyun aun con los ojos cerrados, sintió que abrían la camisa de su pijama, que era de botones y le quedaba demasiado grande para su pequeño cuerpo, sentía un peso extra en el colchón, como si lo aprisionaran, pero no podía ni siquiera abrir los ojos, ¿una pesadilla? Eso no se sentía como una pesadilla, porque solo era como si todo estuviera oscuro pero sintió unas heladas manos abrir los botones por completo, antes de que algo húmedo tomará uno de sus pezones, Baekhyun por fin gimió, eso era sorpresivo, algo que se sentía como una lengua, estaba tomando sus pezones con cuidado, rodeándolos, derramando un montón de saliva, lo sentía húmedo pero a la vez era como si no hubiera nada, encima de que esas manos gélidas acariciaban su cintura, los huesos de sus caderas y después bajando a sus manos hasta el filo de sus pantalones mientras bajaban poco a poco, Baekhyun no se podía mover para nada, pero estaba gimiendo con los ojos cerrados mientras sentía esa lengua rodearlo, tomarlo, unos labios succionar su pezón, jalándolo con fuerza, como si su intensión fuera hacerle daño, hacerlo gritar y despertar pero Baekhyun no podía respirar de manera adecuada ni siquiera.

Eso se volvió brusco de momento a otro, la sensación helada como manos, tomaron su pecho, como si hubiera algo que apretar ahí, lo estaba arañando, chupando, mordiendo y Baekhyun seguía sin poder abrir sus ojos, pero lo sentía, tan cerca, como una persona real encima suyo y era tan gratificante que quería llorar pero al mismo tiempo dolía y quería quitárselo de encima, pero no podía, incluso cuando su ropa interior fue retirada, sintió ese frío tan característico de la casa, pero una de sus piernas fue tomaba por el muslo, obligándolo a flexionarla y mientras su pecho era consumido por una boca hambrienta, esas manos se deslizaban arriba y abajo hasta llegar a su bonito trasero, el que sin cuidado o recato, estaba masajeando, llegando hasta su agujero, que no dejaba de tantear esa zona con sus gélidos dedos, metiendo la punta y sacándola, una y otra vez, tomándole el pelo y Baekhyun estaba gruñendo de frustración, algo estaba mal con él por estar en eso.

Mientras Baekhyun le gemía a la nada, porque solo podía dejarse llevar y a la vez querer entrar en razón para empujarse, pero incluso así, su espalda arqueada hacía todo el trabajo más fácil para quién fuera que estuviera ahí, chupando su pecho, haciendo un montón de sonidos obscenos, respirar que si podía percibir y era tan excitante, así que estaba echando su cabeza hacía atrás con su bonito flequillo cayendo de cada lado, esas manos grandes, frías, ásperas, estaban tocando todo su cuerpo, con fuerza, como si enterrará unas uñas en su piel y bajando lentamente, disfrutando de él a costa suya, pero no dejaba de estirarse, hacía mucho que no sentía nada como eso, porque había estado soltero casi todo el último año, así que volver a sentir algo como eso, se sentía como tocar el cielo, aunque era un poco rudo para su gusto, demasiado quizás, pero incluso cuando quería pedir que eso debía detenerse, no podía, nada de eso salía de su boca, solo gemidos, como si tuviera hasta el control de eso en su mismo.

Baekhyun le estaba dando los gemidos más obscenos que alguna vez hubieran salido de su boca, pero lo fue más cuando esa lengua y esa boca hambrienta, después de cansarse de devorar su pecho, habían bajado en medio de lamidas hasta el medio de sus piernas, doblando ahora ambas piernas para poder llegar a lo que había ansiado desde ya hacía un rato y

Baekhyun arqueo mucho más su espalda cuando esa áspera legua, que se sentía como una lija, comenzó a hacer un trabajo oral sin esperar nada, lamiendo su cabeza de su miembro, haciendo que Baekhyun pegará un grito, esa boca caliente y húmedas a comparación de las manos secas y frías que iban hasta su pecho, pellizcando de nuevo sus pezones, Baekhyun sentía el excelente contraste y estaba gimiendo cada vez más fuerte, hasta que eso eran gritos, porque las lamidas descuidadas de la cabeza, dentro y fuera de esa boca, se sentía muy bien, más cuando, incluso llegó hasta sus testículos para lamer ahí, tomándolos entre sus labios, haciendo sonidos huecos cuando tiraba de uno de ellos y lo dejaba ahí, extrañando ese movimiento a Baekhyun, pero encima de todas esas sensaciones, Baekhyun se estaba preguntando qué estaba pasando, que estaba pasando a su alrededor que lo hacía sentir así, ignorando incluso el frío que lo rodeaba y solo lo hacía gemir.

Todo se volvió un delirio cuando sintió esa lengua que parecía tan larga y ancha, lamer de manera descarada su agujero, su entrada, que quedó húmeda solo con eso y estaba dilatada, cerrándose y abriéndose en la nada, lo que la hizo merecedora de otra lamida seguida de otra y otra más, solo por encima y Baekhyun quería pedir que por favor lo penetrará con ella, pero incluso sus deseos mundanos parecían acallados sin más y estaba tan necesitado, retorciéndose y sollozando porque quería más, apretando los dedos de sus pies, que seguían atrapados en sus calcetas, a pesar de que ya había perdido toda su ropa.

Pero de pronto, todas las sensaciones habían desaparecido, se habían alejado y comenzó a lloriquear, porque solo con eso, se sentía agotado, su pecho subía y bajaba tanto y debía ser un espectáculo jadeante para la otra persona, porque era tan delgado y lindo, que de esa manera, su estómago bajaba tanto, que se notaban sus costillas y sus pezones rojos de haber sido tratados con tanta brusquedad, se miraban rojos y erectos y Baekhyun estaba retorciéndose ahora que nada parecía sostenerlo, pero el gusto le había durado poco, porque pronto, de nuevo un agarre superior a él, lo había tomado de las muñecas, con mucha fuerza, juntándolas frente a él y así, algo se colocó en medio de sus piernas, Baekhyun entonces había tratado de abrir sus ojos con mucha más fuerza, pero solo se sacudía, tratando de cerrar las piernas, sentía a un hombre ahí, en medio, que lo evitaba con su mismo cuerpo y sus manos que siempre habían sido tan delicadas y delgadas, terminaron siendo conducidas a lo que parecía ser la erección de ese ser, que le obligo a tocar y apenas rozando con sus dedos, sintió lo húmedo que estaba, chorreando por la punta y Baekhyun volvió a jadear, cuando lo tomó entre sus manos y era más de lo que podía sostener, así que estaba tan, pero tan grande y estaba tan sorprendido por el tamaño, pero lo masturbó como parecía querer, con fuerza, con ganas, esperando escuchar al menos un sonido de ese hombre que fuera más allá de su lengua o sus labios moviéndose alrededor de algo, pero no le dio el gusto, solo escuchaba sus propias respiraciones y jadeos, como si estuviera en celo solo por tocar una erección.

Había perdido la cabeza.

Baekhyun pegó un grito cuando fue penetrado de una, sin dejar que se acostumbrará, solo había sentido la cabecilla alineándose y después, empujándose con brusquedad, sin ser delicado, igual no lo esperaba, pero ahora las dos manos estaban tomando sus delgadas muñecas mientras terminaba penetrándolo. Baekhyun solo ladeaba su cabeza de un lado a otro, ese miembro que entraba y salía de él con fuerza, sin cuidado, solo sintiendo que su garganta se desgarraba mientras gemía más y más fuerte, sintiendo como era abierto, como la piel de su trasero rebotaba y demás por las embestidas contra este, con su propio miembro duro, rojo y necesitado de atención, pero llegó un momento en que las embestidas eran tan fuertes, y seguidas, que estaba mareado y apenas podía respirar o mantenerse alerta. Pero sintió que las embestidas eran detenidas por un momento, mientras sentía que algo se derramaba en su abdomen, al parecer se habían corrido fuera de él, pero casi de inmediato y con un entusiasmo mayor, Baekhyun volvió a sentir a ser penetrado, era imposible, ¿cómo podía seguir después de correrse? Baekhyun lloriqueo aún más fuerte cuando lo hicieron quedar boca abajo, con sus manos extendidas hacía el frente, Baekhyun terminó hundiendo el rostro en la almohada, casi gritando sin poder pedir que eso se detuviera, aunque tampoco estaba seguro si quería eso, más cuando lo tomaba de las caderas con tanta fuerza, mordiendo su labio y sintiendo sus lágrimas correr, porque de nuevo sintió como se corría, pero ahora dentro de él, y no se detuvo.

Sentía como todo el semen se escurría por su entrada, lo poco que podía porque ese miembro se ajustaba tan perfectamente, lo sintió escurrir por en medio de sus piernas, por sus muslos, bien separadas, lo hacía más para recibir de esa manera más golpeteos.

Cuando abrió sus ojos, no fue por el termino de eso, sino, por la alarma de su teléfono y Baekhyun ni siquiera podía levantarse, estirar la mano para tomar el teléfono, no tenía fuerzas para eso, así que estaba quejándose, ¿qué había pasado? Recordaba lo de anoche, pero era extraño, no tenía un amante o un acosador, y cuando se miró, tenía la ropa mal puesta, pero la cama era un desastre, pensó que quizás solo estaba alucinando, que había tenido un sueño húmedo y que había rodado por toda la cama, haciendo de sí mismo un desastre, así que terminó suspirando, estirando para tomar su teléfono, para poder apagar la tonta alarma y dejo caer su cara de nuevo sobre su cama, porque le dolía todo el cuerpo, vaya sueño había tenido, pero cuando se sacó la sabana de encima, termino viendo que todas sus piernas estaban pegajosas, junto con su miembro, ¿Cuántas veces se había corrido en sueños? Se maldijo a si mismo por ser un pervertido, pero también pensaba como había tenido que moverse para tener esa clase de reacción, dio igual, se quedó durmiendo hasta que sintió que había recuperado fuerzas, pero cuando se levantó, aun se sentía adolorido y cansado, como si no importara cuando durmiera, su cuerpo estaba condenado al cansancio y Baekhyun solo estaba estirando su cuello en todas las direcciones mientras hacía todo lo de su mudanza, porque debía de hacerlo, era necesario, tenía que terminar de desempacar, pero estaba agotado, incluso había ignorado las llamadas de su hermano durante todo el día, porque de verdad no podía consigo mismo.

Quizás iba a tener una gripe.

Baekhyun termino pensando que solo era porque no se podía acostumbrar a su nueva casa, que estaba agotado y demás, que todo el ambiente lo estaba estresando pero no era algo que le fuera quitar el sueño, de hecho, no podía dejar de pensar en que tenía mucho sueño, solo quería darse un baño e ir a dormir. Así que había hecho eso, se había desnudado en su baño mientras entraba a su cancel de vidrio para darse una ducha y entonces dejar que toda el agua caliente cayera sobre su cuello y cabeza, se había sentido en el cielo solo con eso.

Baekhyun empezó a lavarse tranquilamente, pero sentía algo raro, era como si algo lo estuviera mirando y entonces solo estaba paranoico mirando a su alrededor, como si en algún momento fuera a aparecer un ente en una esquina, pero su abuela ya le había contado de eso, si se aparecía un fantasma, para que se fuera había que decir un montón de groserías, no sabía si tenía sentido o no, pero termino lavándose el cabello con los ojos abiertos, cuidando que no le cayera jabón en la cara, pero entonces escuchó un suspiró, ronco, profundo y Baekhyun comenzó a maldecir sin pensar, pero después de un rato pensó que eso era tonto y que si el coco lo quería matar, lo iba a matar y ya, pero de nuevo escuchó algo moviéndose y antes de entrar en la paranoia, Baekhyun había terminado limpiando el vapor de su cancel para poder mirar afuera con claridad, cuando la silueta de una grande mano se había marcado ahí, poco a poco, como si dentro hubiera otra persona, entonces Baekhyun había terminado cerrando la regadera y saliendo corriendo de ahí, apenas colocándose la toalla bien cuando salió del baño, pero cuando se giró, notó que la mano no estaba más, así que por alguna razón, su corazón se llenó de tranquilidad, aunque no dejaba de respirar con fuerzas.

Tal vez la falta del sueño lo estaba haciendo enloquecer, pensó que solo necesitaba dormir, todo eso le estaba afectando la cabeza y él no creía en esas cosas paranormales, ¿Qué sentido tenía? Estaba seguro de que los fantasmas tenían mejores cosas que hacer que asustarlo a él.

Se fue a la cama mientras terminaba colocando a su lado un vaso de agua, no pensaba levantarse en plena madrugada a la cocina, además de que había vuelto a cerrar la puerta con una llave, entonces Baekhyun se había acomodado con la cabeza en la almohada y casi como si lo hubieran noqueado, el cansancio lo hizo quedarse dormido, pero al parecer había terminado teniendo otro sueño húmedo, reaccionó cuando sintió algo grande, húmedo y caliente, moverse en el interior de su boca, Baekhyun entonces había terminado atrapado eso con sus labios mientras sentía que iba hacía atrás y hacía adelante, una mano grande estaba sosteniendo su cabeza, moviéndola a su gusto y en medio de todo eso Baekhyun casi habría jurado escuchar un gemido demasiado ronco, realmente pesado, encantador, así que solo había terminado gimiendo también contra eso, que imaginaba, era un miembro, no uno promedio, eso de verdad parecía algo demasiado grande, su mandíbula le dolía, pero Baekhyun claramente sentía como llegaba hasta su garganta y se lo empujaba hasta que tenía arcadas, entonces, lo sacaba de su boca y Baekhyun sentía un montón de hilos de saliva unidos con ese miembro y su boca, pero volvía a metérselo a la boca, abusando de su boca como quería.

De nuevo era un buen sueño y dos noches seguidas, Baekhyun se sentía muy bien, más cuando lo trataba con tan poco cuidado, era el estilo que le gustaba, entonces solo había suspirado de gusto cuando dejaron su boca libre y sintiendo un peso que se caía en la cama, Baekhyun sintió como era tirado con fuerza de las caderas y le sacaban toda la ropa con fuera, escuchó como se rompía la tela de la pijama y cuando estaba desnudo, era jalado para colocarse encima de un cuerpo ajeno, estaba tanteando, estaba queriendo saber porque eso se sentía tan real, pero Baekhyun parecía seguir en medio de su sueño, cuando termino gimiendo con fuerza cuando sintió una lengua pasearse por su agujero de una manera muy exagerada, desde sus testículos hasta el su espalda baja, además de que vinieron un montón de besos con la boca abierta, mientras Baekhyun estaba en sus codos y rodillas, queriendo que esa lengua volviera a darle más de todo eso, pero sintió que ese miembro enorme lo golpeaba en la mejilla, así que sin dudar, había terminado tomando la cabeza con sus labios, comenzando a darle un oral que iba a recordar hasta su próxima vida, su maestría era evidente no porque hubiera estado soltero tanto tiempo, había olvidado como hacerlo y en modo de respuesta de agrado, esa lengua entró en su interior mientras los labios hacían un montón de ruidos alrededor de su agujero.

Baekhyun estaba llorando mientras le escupía a ese miembro y lo volvía a devorar, de manera descarada, mientras gemía contra su piel, masturbando lo que no podía entrar en su boca, devorando de una manera tan necesitaba, sacudiendo su trasero para ese desconocido, que le dio una gran palmada y luego otra y otra más, Baekhyun estaba hipando del placer, no podía hacer nada más que quejarse y pedir que no dejará de comérselo, que siguiera con todo eso y parecía que lo escuchara, porque no dejaba de penetrarlo con su lengua, escupir cuando Baekhyun escupía y quería más.

Cuando una mano con largas uñas, se terminaron enredando su cabello mientras lo empujaban contra la cama y era penetrado de una manera brutal, demasiado dura, con fuerza, otra mano lo tomaba de las caderas y seguía escuchando como esos gemidos roncos lo hacían delirar y Baekhyun solo podía suspirar con fuerza mientras cerraba sus ojos con más fuerza, mordiendo su puño mientras quería acallarse, pero escuchan como toda la cama rechinaba, escuchaba como su trasero era golpeado con esas caderas tan fuertes, tenía como le tiraban el cabello y por fin terminó escuchando una voz.

-De verdad ansiabas esto ¿verdad?-

Baekhyun abrió sus ojos encontrándose a sí mismo en su habitación, tenía de nuevo todo el cabello revuelto, tenía un montón de moretones en todo el cuerpo, marcas de dientes, y cuando tanteo su entrada, terminó encontrado un montón de humedad. Baekhyun entonces se abrazó a su sabana, descubriendo después, toda su ropa tirada por todos lados, en pedazos, abierta por unas fuertes manos, entonces estaba tratando de recordar su se había ido de juerga, llevando a alguien a la casa o algo, si era sonámbulo, si lo que fuera, porque dudaba mucho que de un sueño húmedo, él hubiera podido morderse el interior del muslo, así que estaba tratando de recordar si había hecho alguna tontería, si había cometido algún error, pero en su cabeza no regresaba nada, nada que no estuviera relacionado con cómo había quedado esa mañana, porque incluso tenía un montón rasguños muy largos y rojos que marcaban su bonita piel, entonces Baekhyun comenzó a mirar todo su alrededor completamente asustado.

Había ido al trabajo, después a hacer un montón de compras innecesarias y demás, todo lo necesario para no ir a casa, estaba paranoico, realmente no entendía que era lo que pasaba, porque ahora no podía decirse que todo había sido producto de su imaginación porque toda la evidencia estaba ahí, justo como la primera vez, pero Baekhyun tenía dos modos, en uno de ellos estaba lloriqueando mientras se decía lo asustado que estaba por ir a casa y por otro lado, estaba diciéndose que si eran sueños húmedos, vaya sueños húmedos, porque hasta el trasero le dolía cuando se sentaba, pero no tenía sentido, definitivamente no y estaba haciendo todo lo posible por evitar su casa y cuando se acabaron los lugares a donde ir, estaba evitando su habitación, acomodado en el sofá con todas sus sabanas, hablando por teléfono con Minseok, de cualquier tontería, solo para que no le colgará.

-¿Recuerdas ese paz dorado que teníamos? Era muy lindo, es una pena que el perro se lo haya comido…- dijo Baekhyun, cambiando también los canales de la televisión mientras esperaba ver algo más que un infomercial, pero no había nada en plena madrugada y MinSeok no dejaba de bostezar, cansado y queriendo escapar de sus garras.

-Baekhyun, de verdad tengo que ir a dormir ahora.-

-Pero apenas estamos conversando, ¿por qué no quieres conversar con tu hermano?-

-Porqué son las tres de la mañana, ¿qué es lo que te pasa?- Baekhyun termino suspirando contra la bocina, mirando todo a su alrededor como si un ente pudiera escucharlo y quizás sí, porque podía tocarlo y de solo pensarlo, quería llorar. -¿Qué es lo que tienes ahora? No eres así, si algo está mal, deberías decírmelo, en lugar de hacer todo esto.

-Algo me está acosando.- dijo en voz baja mientras MinSeok por fin parecía ponerle atención.

-¿Cómo que acosando? ¿De qué hablas? ¿Uno de tus ex novios?-

-No, no, es que tampoco es acoso, solo…- Baekhyun se jaló un poco el cabello, porque explicarlo parecía más complicado de lo que se había imaginado y entonces seguramente su hermano pensaría que estaba demente. –Mira, lo que pasa es que desde hace dos noches, desperté con mucho dolor de cuerpo, pensé que solo me había dormido chueco, pero recordaba perfectamente como…tenía sexo con alguien, alguien de verdad impresionante.-

-Gracias por darme esa imagen mental, eh.- dijo Minseok de mal modo pero Baekhyun negó con la cabeza.

-No, no es ninguno de ellos, en realidad, dudo que sea una persona real y sé que todo esto suena demasiado raro, pero de verdad…- Baekhyun talló su frente. – ¿Qué debería hacer? ¿Qué debería hacer? No tiene nada de sentido, creo que simplemente he enloquecido, pero a la vez no y todo esto es demasiado real y yo no sé qué pensar.- Sonaba como un demente y lo entendía, claramente Minseok no sabía las noches que había tenido y solo había suspirado, quizás pensando que era como un niño pequeño con miedo a dormir en soledad y en la oscuridad, pero entonces MinSeok fue más racional que lo que hubiera hecho cualquiera, colgarle y empezar a divulgar el rumor de que estaba loco.

-Mira, trata de dormir hoy, ¿bien? Mañana a primera hora de la mañana…o más bien, en unas horas, iré a verte antes de ir al trabajo, ¿de acuerdo? No te preocupes, todo va a estar bien, solo voy a ir a verte y hablaremos de esto, porque no estoy entendiendo nada, ¿de acuerdo?- aunque no quisiera, sabía que necesitaba dejar que Minseok durmiera pero apenas colgó, fingiendo que estaba bien con esperar unas horas, se sintió muy pequeño en esa casa, solo abrazando sus piernas mientras subía todo el sonido de la televisión, pero llegó un punto en el que su cansancio termino ganándole, no había dormido nada la noche anterior y sus ojos pesaban tanto, a pesar de que estaba luchando con todo eso para no quedarse dormido, pero no tuvo éxito, estaba en su quinto infomercial, cuando termino quedándose dormido en el sofá.

No sentía que había dormido ni dos horas, cuando sintió unas manos colarse por sus piernas, muy lentamente, subiendo hasta que se metieron debajo de su pantalón corto, entonces Baekhyun había terminado abriendo sus ojos, antes no había podido hacerlo, pero ahora lo había hecho, encontrándose con la oscuridad de su casa, había comenzado a caer una tormenta sorprendente, que había hecho que se fuera la luz por todo el barrio y ahora estaba a oscuras y en silencio, pero entonces Baekhyun había terminado viendo a una gran sombra encima de él, con unas manos encima de sus piernas, acariciándolo descaradamente, pero era tanta su impresión, que ni siquiera había podido reaccionar.

-¿Qué…?- o sabía si seguía dormido o todo eso era un sueño de nuevo, pero cuando terminaron jalando sus cortos pantalones cortos fuera de sus piernas, junto con su ropa interior, Baekhyun no había podido hacer nada, solo veía esa gran sombra humana encima de él, a la que no se atrevía ni a empujar, ni hacerle nada, pero notó algo más, unos curvados cuernos que salían de cada costado de su cabeza, y eso lo hacía mirar con horror lo que podía ser ese hombre, porque entonces, eso no era humano como había pensado antes. –No, espera, no, no…- quería saber que pasaba primero, antes su cuerpo semidormido había sido quién había aceptado todo, pero ahora en media consciencia, no podía aceptarlo, pero terminó sintiendo como ese ser lo tomaba de los muslos, viendo sus largas uñas y manos grandes, Baekhyun estaba acostado en el sofá y solo sintió que sus piernas eran empujadas hacía cada costado de sus hombros, a los lados de su cabeza con sus pies, dejando su trasero al aire, siendo que esa sombra se rio de manera ronca y sin poder decirle nada primero, termino sintiendo como le pasaba toda la lengua por su agujero, por su entrada que de inmediato comenzó a sufrir esos espasmos, cerrándose en la nada, tan latente y Baekhyun sostuvo sus piernas por debajo de las rodillas, mientras esas grandes manos habrían su trasero.

Baekhyun empezó a escuchar como sorbían todo, estaba comiéndolo como debería ser justo y era imposible tener miedo con algo como eso, de nuevo un sueño húmedo, quería creer, porque de todos modos era imposible que en la realidad alguien lo hiciera sentir así de bien, estaba teniendo espasmos solo con sentir la punta de esa larga lengua, rodear todo el borde, de una manera descarada, escupiendo y abrazándose a sus caderas para comerlo por completo. Ni siquiera apodia quedarse de que eso no le gustará, porque a decir verdad, le fascinaba, podía sentir hasta lo húmedo que daba después de un rato, y habría más sus piernas y las jalaba con más fuerza para que lo chupará mejor, entonces ese ente, demonio, lo que fuera, a Baekhyun le daba igual lo que fuera mientras siguiera chupando de esa manera, mientras pareciera que había existido para comérselo así, pero Baekhyun solo gemía y mordía su labio mientras lo miraba tan cerca y tan lejos, porque en realidad no sabía que estaba pasando, tampoco es que le hubiera dado tiempo para poder entenderlo, pero estaba bien, solo que estaba demasiado cansado, era difícil lidiar con el sueño cuando estaba con eso, pero ¿era posible incluso en los sueños tener esa clase de cansancio? La única manera es que debería estar despierto, pero eso no tenía sentido.

La lengua de ese ente termino paseándose desde su entrada, hasta su miembro, haciendo que curveará su espalda, lo que permitió que ese ente, terminará llegando a su pecho, mientras se inclinaba para poder besarlo y lamerlo, con mucha lentitud, con mucho cuidado, como queriendo que Baekhyun se relajará un poco y estaba funcionando, porque estaba dejándolo probarlo, fuera de sí, solo alejando sus manos por miedo a tocarlo, por miedo a saber que estaba despierto, no lo entendía, no podía con todo eso, pero estaba disfrutando de esa lengua probando de sus pezones con lentitud, llenando todo su cuerpo con saliva, como si su boca nunca se secará.

-Pensé que no me dejarías visitarte está noche.- Cuando BaekHyun estaba demasiado aturdido por las emociones, termino sintiendo como se acostaban sobre él, con una mano que se fue hasta su agujero para empezar a tantearlo con unos largos dedos, comenzando a prepararlo, escuchando un chapoteo leve, porque estaba siendo lento, pero esa voz ronca hablo tan cerca de su oído, viniendo con algunos besos, que Baekhyun solo estaba negando con la cabeza, respirando erráticamente. –Iba a ser una pena que no me lo dejarás hacer, porque en verdad eres muy lindo, me gustan tus expresiones.

-No…- Baekhyun gimió y escuchó una ronca risa.

-¿Cómo qué no? Parece que lo pides a gritos, puedo oler tu necesidad hasta el otro lado del mundo.- Baekhyun volvió a gemir, queriendo ver el rostro de esa persona, esperando ver algo horrible para que le diera miedo y su erección se bajará, pero en realidad termino solo notando un perfil hermoso, humano hasta donde se alcanzaba la vista, un rostro masculino muy atractivo, con unos redondos ojos brillantes de color dorado, pero nada más, no podía ver más allá y esa imagen no lo hizo querer cerrar las piernas, de hecho, comenzó a restregarse contra él y contra su cuerpo que era mucho más grande que él. –Eso es, entrégate.-

Baekhyun había tenido algunas parejas en su vida, unas estables, otras no tanto, y todo eso en conjunto no era ni la mitad de bueno con lo que se sentían los dedos de eso entrando y saliendo en él, causándole mucho placer, mientras gemía cada vez más alto y agudo, para que supiera que estaba haciéndolo bien, dando en el punto, pero quería seguir creyendo que seguía durmiendo, que algo estaba mal con él, con toda esa comida congelada que comía, pero no pudo, no podía, eso se sentí real y cuando sacó sus dedos y lo empujó boca abajo contra el sofá, Baekhyun estaba listo, estaba fuera de sí y comenzó a sacudir todo su trasero, a sabiendas de lo lindo que era por lo que le habían dicho sus ex, mientras esperaba lo que debía pasar, Baekhyun terminó encontrando ese grande miembro en la hendidura de su trasero, en medio de sus nalgas, entonces atrapándolo así, comenzó a subir y bajar lentamente, para masturbarlo de esa manera.

Volvió a escuchar una risa y recibió una gran palmada, pero eso en lugar de desmotivarlo, solo lo hizo hacerlo más fuerte, quedándose cuando quedaba justo en el medio y entonces sacudía las caderas de un lado a otro con fuerza, escuchando roncos gemidos, apenas perceptibles, por lo opacados que quedaban por los suyos, era como si perdiera toda la razón cuando llegaba la noche, así que estaba suspirando, quejándose, dando pequeños gritos cuando sentía que ese miembro se ponía cada vez más duro con ayuda de su lindo trasero, le dieron otra palmada y Baekhyun lloriqueo, empezando a empujarse al frente y atrás mientras fingía que eran embestidas, golpeándose solo, hasta que lo terminaron tomando del cabello con fuerza, entonces había terminado jadeando más fuerte.

-Si lo quieres tanto, solo pídelo.- le dijo esa voz ronca y Baekhyun asintió. –Pídelo.-

-Por favor, por favor, ponlo dentro…- lloriqueo, avergonzado por eso, queriendo bajar su cabeza aunque no podía, porque tenía esos dedos aferrados en su cabello. –De verdad lo necesito…- pero sus palabras se terminaron cortando mientras terminaba gimiendo con fuerza, porque lo habían terminado hundiendo por completo en su interior, habían sentido como un gran tirón y encima había sentido como llegaba hasta ese punto dulce nunca antes experimentando. Baekhyun solo comenzó a gemir contra su sabana que había quedado debajo de su cuerpo, mientras seguía como era embestido con fuerza, con un poder animal, estaba siendo tan difícil lidiar con eso, así que solo había empezado a llorar de gusto, porque no podía con eso, no podía sobre llevarlo todo.

Esas manos fuertes, tan peligrosas, lo terminaron tomando con mucha fuerza del trasero, de las caderas, parecía no saber de dónde sujetarlo, pero era porque todo el cuerpo de Baekhyun le parecía delicioso, muy digno de todo y por eso no sabía, pero lo había terminado tomando del cabello, empujándolo hacía el frente y empujándose hacia atrás para colisionar en una embestida bestial y Baekhyun solo estaba apretando los dientes, cerrando sus ojos con fuerza, porque de verdad sentía como esa mano lo tomaba del cabello como si amasarla con arrancárselo, pero no importaba, porque las embestidas eran increíbles, estaba doblando todo su lindo cuerpo para ese ente.

Pero Baekhyun sabía que estaba mal, sabía que algo malo estaba pasando ahí, pero no sabía exactamente qué y en esos momentos solo podía pensar en que quería ser llenado, que quería que lo tocaran más que y que necesitaba más brusquedad, entonces había terminado, levantándose como había podido y entonces mirado detrás de su hombro, en donde el rostro de ese ente se sentía tan cerca y pareció entender que quería, soltándolo del cabello, para jalarlo del rostro, empujándoselo hacía atrás mientras le mostraba una larga lengua puntiaguda, esa maldita lengua que le había dado tanto placer, Baekhyun mordía su labio cuando vio esa sonrisa diabólica, era lengua y entonces había terminado sacando su lengua también, más corta, menos rojiza y entonces habían terminado besándolo.

Había sido uno de los besos más sucios que hubiera dado en su vida, sentía como se le regaba la saliva mientras su tarsero era brutalmente golpeado, con tanta fuerza que eso podría hacer que se cortará su beso, pero se estaba aferrando a él con fuerza, porque no quería que dejará de besarlo, eso era increíble, y en medio de todo eso, Baekhyun había vuelto a correrse, entonces se había despegado por su cuenta de ese beso, antes de lloriquear, porque se había corrido sin tocarse y se había mareado un montón, jadeando todavía más alto, sintiendo que el ritmo de las embestidas se aceleraba todavía más y sintiendo que ese ente, como le gustaba, volvía a correrse dentro de él, provocando que Baekhyun tuviera muchos más espasmos, pero había sido, como si al término de su grito, terminará despertando en medio de su salón, desnudo, dormido boca arriba y entonces, era de nuevo todo tan claro, lo que lo hizo tener un montón de emociones, no sabía cómo exactamente sentirse porque recordaba claramente como había pedido por mucho más, había buscado por esa boca, pero lo aterrador era ¿de quién era esa boca? Por qué bendita o maldita boca…

Tenía un montón de mordidas por todos lados, que le hacían doler todo el cuerpo, le dolía la cabeza y había tenido que lavar muy bien su trasero para cuando llegó su hermano, que había prometido que a primera hora de la mañana, pero había llegado a medio día, incluso con un café en vaso en la mano. Baekhyun pensó que definitivamente estaba volviéndose loco, porque de nuevo, no se podía sentar y aunque Minseok lo hizo, él se quedó de pie, caminando por todos lados en su salón.

-¿Quieres decir que alguien te asusta en la casa? No seas infantil.- se burló Min, pero Baekhyun había estado pensando en que eso debería ser, no había otra manera, no había poder humano y entonces había terminado mirando a su hermano, que no dejaba de reírse, antes de ponerle la cara seria, entonces Minseok había terminado por fin tomando todo eso con seriedad. –Mierda, lo dices enserio, pero ¿cómo es que has llegado a esa conclusión?-

-Sé que probablemente me tomes como un demente, pero quiero decírselo a alguien, porque esto lo he estado pensando alrededor de unos días…- Baekhyun terminó suspirando mientras se sentaba aun lado de su hermano, quejándose por el dolor en su trasero. –Mira, sé que seguramente creerás que lo que necesito en realidad es que me encierren porque he enloquecido, pero mira…yo la primera noche pensé que había tenido solo un sueño húmedo pero cuando sigue pasando noche tras noche…siendo que estoy solo y encerrado.- Minseok terminó parpadeando sin poder creerlo, escuchándolo muy atento, abriendo y cerrando su boca mientras parecía solo negando con la cabeza y luego no diciendo nada, quedándose en blanco por un montón de tiempo y Baekhyun tenía ganas de llorar porque no entendía que pasaba, pero Minseok irónicamente termino sonriéndole y dándole un par de palmadas en la cabeza.

-Baekhyun, creo que lo que pasa aquí es más sencillo de entender de lo que parece…-

-¿Qué quieres decir? ¿Me vas a decir que estoy loco?-

-No, no, nada de eso…- Minseok termino suspirando mientras sonreía un poco, quizás solo preocupado por él pero le había terminado mirando a los ojos mientras apretaba un poco los labios. –Baekhyun, creo que lo que hay en esta casa no es un simple fantasma, sino, un incubo y creo que te quiere a ti…-

-¿Y qué mierda es un incubo?- preguntó Baekhyun, mientras Minseok volvía a suspirar, ahora mirando a su alrededor de una manera más ansiosa, menos cómoda que antes. –No creerás que esto tiene que ver con demonios y demás.

-Tu creías que era por un fantasma.- Baekhyun termino suspirando, en realidad tampoco sabía que pensar, pero Minseok había terminado sacando su móvil mientras terminaba buscando información en su teléfono. –Lo que puedo decir de primera, es que son demonios sexuales, no están aquí para hacer el mal, simplemente son pervertidos, toman a las personas en medio de sus sueños para absorber su energía vital, quizás por eso te sientes tan cansado, se alimenta de ti…y de tu cuerpo, está siendo muy complicado para mi tener está conversación. Estos seres mitológicos se representan como seres encarnados en el cuerpo de hombres y mujeres de gran belleza y sensualidad, que buscaban seducir a sus víctimas introduciéndose en sus sueños, para después tener sexo con la persona implicada.- Baekhyun quedó aterrado por eso, eso justamente era lo que le había pasado, pero escucharlo en sus cinco sentidos no era para nada lo que esperaba. –Creo que lo que podríamos hacer es llamar a un sacerdote, ¿sabes? Yo no creo en nada de eso de la iglesia y demás, pero esto no es humano, si es como lo cuentas, creo que aun estás a tiempo, podría tomarte cada noche hasta el último día de tu vida.-

Baekhyun se quedó en silencio mientras pensaba en que hacer, pero en realidad no se le ocurría nada, uno nunca andaba por la vida creyendo que sus sueños húmedos eran algo como eso, pero Minseok dijo que traería ayuda, que iba a buscar cómo se suponía que todo eso se arreglaba y se fue por donde había venido, pero Baekhyun estaba muy confundido.

Había terminado leyendo más en línea cuando su hermano lo dejo solo, prometiendo que pasaría la noche con él, eso le dio algo de calma, pero no la suficiente, ahora no podía dejar de pensar que había estado con un demonio (y vaya demonio) pero termino encontrándose con que tener sueños de carácter sexual era algo natural, y propio de una sexualidad sana. Sin embargo, siglos atrás –cuando el conocimiento del cuerpo humano era limitado y mientras la humanidad estaba sumida en una oscuridad moral– los sueños sexuales eran percibidos como algo indeseable, o incluso peligroso.

En el cristianismo, la actividad sexual está ausente en el cielo, y las inclinaciones sexuales se atribuyen solo a seres sobrenaturales malvados: Satanás, demonios, íncubos y súcubos. Los sueños sexuales, por tanto, causaban preocupación si se cree que son el resultado de la visita nocturna de algún espíritu. Tales sueños se atribuyeron una vez a espíritus o demonios conocidos como íncubos y súcubos, que buscaban a los humanos dormidos para tener relaciones sexuales. Un íncubo es demonio en forma masculina que busca tener relaciones sexuales con mujeres y hombres dormidos; el espíritu correspondiente en forma femenina se llama súcubo.

Además de su seductora belleza, solía representárselos con características demoníacas, como cuernos, alas o incluso una cola.

Tradicionalmente, se dice que los íncubos buscaban a jóvenes mujeres, para atacarlas antes de que perdieran su virginidad; por su parte, los súcubos tenían el objetivo de alimentarse de la sangre y la energía de los varones, que solían ser adolescentes y monjes. La palabra ‘íncubo’ se deriva del latín incubus (‘pesadilla’).

Baekhyun no sabía ahora que pensar de todo eso, había terminado viendo un montón de ilustraciones de hombres increíblemente atractivos, con miembros enormes, músculos, y demás, Baekhyun estaba impresionado por eso, encima de que había muchos testimonios de personas que habían tenido carnales y pasionales encuentros, afirmando que después de esas experiencias, en realidad ya no se sentían satisfechos con nada, ni con nadie, que esos demonios en verdad sabían lo que hacían y era complicado dejar eso después de haberlo probado.

Baekhyun no podía dejar en esas manos recorriéndolo, siendo tan descuidado con él, tratándolo de una manera tan ruda y se sentía a morir, pero era evidente que todo eso estaba mal y era sobrenatural, así que no sabía cómo sentirse, pero comprendía a todos esos en línea que decían que jamás volverían a sentirse de la misma manera, era posible que eso también le pasara a él.

Baekhyun estaba escéptico, en realidad no crea que nada de eso tuviera algo de sentido, pero tampoco es que todas las posibilidades que le quedaban, fueran más creíbles, así que no sabía muy bien que pensar, porque en realidad no había muchas más opciones, tampoco había a quién pedirle ayuda, aunque dudaba que en realidad pudieran serle de mucha ayuda, aun así, Baekhyun había terminado yendo al medio del mercado, escuchando acerca de una famosa vidente, quién tenía una tienda de magia blanca, y demás en medio de puestos de comida, de ruidos, de muchas cosas, y Baekhyun había terminado empujando una cortina de cuentas de cristal y de colores, para entrar en un pequeño local.

Termino encontrándose con un sitio oscuro y lleno de cosas, desde lo más extraño hasta lo que le pareció simplemente curioso, como lo eran un montón de estatus de mármol de seres extraños, con un olor de incienso rodeándolo, con muchas lámparas de papel colgando muy cerca de su cabeza, era demasiado para mirar, pero termino asustándose cuando más se adentraba a ese lugar, termino encontrándose con una bajita y regordeta mujer sentada detrás de una mesa, mientras lo miraba con los brazos cruzados.

-¿Puedo ayudarlo en algo?- preguntó y Baekhyun al verla, pensó que de verdad estaba desesperado por ir a un sitio como ese, porque era que estaba con un gran chongo, rodeado de un montón de cuentas de colores, como las que eran sus puertas, así también como un montón de ropa, capas y capas de colores, de telas brillantes y ella llevaba un cargado maquillaje que apenas dejaba ver cómo era en realidad su rostro natural, quizás ya algo maduro por la edad, pero ella apenas lo vio de frente, abrió un montón sus ojos, sorprendida y había terminado haciéndole una seña para que se sentara frente a ella, Baekhyun en realidad estaba un tanto escéptico aun y pensó que podría escaparse todavía con algo de suerte, pero esa mujer lo estaba esperando, haciéndole más y más señas de que se sentará. –No necesitas decírmelo, creo que tengo una idea de lo que pasa, algo te acosa.-

Baekhyun no había dicho nada, pero aun así estaba impresionado, por eso había terminado sentándose y esa mujer termino arrojando un montón de semillas sobre la pequeña mesa que los dividía.

-Tengo un problema.- admitió y ella negó con la cabeza.

-No necesitas decírmelo, puedo sentirlo, se ve en toda tu cara, es algo que te molesta, tienes esa aura extraña, mucho, puedo sentir como todo te rodea de esa manera.- ella arrojo más semillas y diciendo un montón de cosas extrañas, Baekhyun estaba mirando a su alrededor aun, poniéndose nervioso por un cuadro horrendo de un demonio que esa mujer tenía en una pared. -¡Un incubo!- y Baekhyun termino saltando asustado por su grito y cuando la miro, termino asintiendo de manera desenfrenada.

-Sí, sí, eso, un incubo viene cada noche a visitarme y yo…

-¿Has tenido sexo con él?

-¿Lo íncubos quieren otra cosa?- La mujer termino cerrando sus ojos un momento, parecía poso sorprendida por todo.

-Debes estar completamente seguro de que es un incubo, no siempre es cosa de esos seres, mira, ¿no has pensado en que podrías ser sonámbulo? Uno poco convencional.- Baekhyun terminó frunciendo un poco su ceño y entonces solo había negado con la cabeza, creía que no era posible nada de eso, que en realidad debía ser lo que temía, como decía Minseok, así que había terminado negando una vez más, provocando que esa mujer terminará suspirando, sacando cartas y demás, a las que dándole la vuelta, termino dándole una interpretación. –Parece que tienes un carácter muy tranquilo, eres alguien sencillo y fácil de superar, él porque es sencillo, además de una personalidad más voluble, tienes una apariencia pequeña, hermosa, así que creo que eres como la comida servida en bandeja de plata para uno de esos demonios…-

-Pero ¿por qué me pasa esto a mí? Debe haber una razón, hay gente más hermosa y bonita que yo, incluso de personalidad, demonios…-

-Es gusto de cada uno, pero aun es un poco pronto para decir que es todo eso, así que creo que deberías, primero, verificar que es un demonio, un incubo y que te está tomando como quiere cada noche.- Baekhyun terminó haciendo una mueca, porque no entendía como se suponía que eso se hacía, así que había terminado andando de regreso a casa con la idea de la vidente en mente, que era nada más y nada menos, grabarse durmiendo.

Ciertamente estaba nervioso de los que podría pasar, de lo que podría ver después, pero también estaba pensando que sería un alivio saber que era sonámbulo y se estaba acostando con el vecino o alguna cosa como esa, sería menos aterrador, aunque en esos momentos, ya no pensaba en nada claramente, sería bueno saber que al menos su amante nocturno, era un humano, pero Baekhyun no tenía tiempo para hacer teorías, cuando terminó colocando la cámara encendida en una esquina de la habitación, mientras Baekhyun terminaba verificando que eso enfocará hacía su cama y muy nervioso, había terminado yéndose a dormir, dejando una pequeña lámpara al lado de su cama, encendida para poder no tener algo de luz.

Baekhyun se quedó dormido en algún punto de la noche y entonces había terminado despertando a la mañana siguiente, como en las últimas noches, completamente desecho y recortado en toda la cama, sin sus pantalones, con un montón de mordidas en el torso y apenas había podido ponerse de pie, pero antes de perder la cabeza, había terminado poniéndose de pie para tomar su cámara, cojeando mientras terminaba sosteniendo sus caderas, estirándose para poder tomar la cámara y por fin cortar toda la grabación.

Regresó a su cama mientras terminaba quejándose del dolor, mientras la cámara empezaba a ir hacia atrás para empezar a mostrar la grabación y entonces, Baekhyun se había terminado encontrando con el inicio de su noche, cuando estaba todavía durmiendo, así que le había pasado todo eso en cámara rápida, para terminar encontrándose cuando estaba aún dormido, cambiado de posición pero algo comenzó a jalar la cobija. Baekhyun no dio crédito a lo que sus ojos estaban mirando, porque era algo invisible tirando de sus cobijas, dejándolo descubierto y cuando Baekhyun se quiso dar la vuelta, unas manos extras habían terminado jalándolo para que quedará boca arriba y entonces había terminado jalándole los pantalones, pero no había nada ahí, era aterrador ver como algo alzaba sus piernas y entonces terminaba quedando desnudo de la cintura para abajo.

Baekhyun estaba respirando de manera pesada cuando vio que no solo sus piernas eran desnudadas y encima exhibidas, había terminado poniéndolo boca abajo, haciendo que levantara las caderas, y entonces había escuchado su gemido, pero la imagen era obscena, porque algo estaba abriéndole las nalgas, dejando ver su rosada entrada, así que había terminado viendo su expresión de placer a medio dormir mientras parecía que algo se enterraba ahí mismo, pero podía ver como su trasero se ponía cada vez más húmedo, alguien lo estaba chupando y Baekhyun sabía que era ese ser con cuernos, no había sido un sueño, no era sonámbulo, algo de verdad lo estaba tomando cada noche, más cuando terminaron dándole un montón de palmadas en el trasero y Baekhyun se quejaba de gusto, diciendo que le gustaba tanto, que se sentía tan bien y Baekhyun estaba avergonzado por lo obsceno que podía ser, más cuando parecía que estaba retorciéndose de gusto, sonriendo y gimiendo mientras enterraba el rostro en su almohada.

Entonces, eso, lo dejo, acercándose a comerle la boca, aunque se veía un poco extraño que Baekhyun parecía estar besando a la nada, y entonces parecía abrazarse a algo que no estaba ahí. Enredando sus piernas en la nada y gimiendo de gusto cuando lo pusieron en cuatro y abriendo su boca, empezó a ver como algo, desde el interior, le golpeaba la mejilla, Baekhyun estaba mirando eso sin poder creerlo, porque parecía solo haberse vuelto loco, moviéndose como un demente por toda la cama, cuando no había nada, cuando algo lo tomaba del cabello y lo empujaban a un miembro que no podía ver y estaba impresionado por eso, estaba mirando sin poder creerse nada, más cuando algo parecía correrse en su boca y se había notado cuando Baekhyun lo trago y por ser un buen chico, le habían vuelto a comer la boca.

Pero había algo aún más impresionante con todo eso, porque Baekhyun notó como, se tomaba de la cabecera de su cama y sacando las caderas hacía atrás, algo termino estirando su entrada para estar en él, se podía ver como lo abrían, podía ver como se estiraba su entrada y Baekhyun estaba gimiendo cada vez más fuerte, mientras era tomado del cabello, recibía palmadas, sudaba y parecía estarlo pasando en grande. Baekhyun simplemente no daba crédito a todo lo que veía, no lo daba, solo estaba mirando sin poder creer que de verdad eso fuera real, era impresionante a su manera y Baekhyun por eso no podía creerlo, de verdad estaba convertido en el amante de un incubo.

Minseok como prometió, había regresado esa noche para quedarse en su casa con él y pensó que eso estaba bien, quería decir, al menos se estaba preocupando por él, pero el problema era ahora, que había llevado un libro con un montón de notas y consejos para dejar de ver al incubo y cuando se puso a leerlas en todas las esquinas de la casa, Baekhyun estaba jugando con sus dedos, porque en realidad no creía que eso fuera a funcionar y eso tampoco le iba a quitar el dolor del trasero.

-¿Crees que esto funcione?- le preguntó a su hermano que en realidad ni siquiera estaba diciendo bien todos esos conjuros de magia blanca y demás, era como si no supiera leer, pero eran palabras muy largas y complicadas, no creía que eso fuera a funcionar si era que no las sabía decir bien, pero Minseok tampoco parecía estarse tomando muy enserio todo el asunto.

-Seguro, la señora de esa tienda rara dijo que esto debería ayudar, eso y un poco de crucifijos.- Minseok mostró un montón de cruces que llevaba en una bolsa y Baekhyun solo había terminado mirándolo raro cuando las dejo sobre el mostrador de su mesa y sonriendo, demostró su punto, suponía que era un tanto más sencillo de lo que creía, aunque Baekhyun no se sentía más seguro, de hecho, comenzó a sentir la casa mucho más fría.

MinSeok iba a quedarse a dormir en el sofá y podía escucharlo cambiar los canales de su televisión mientras él estaba en completo silencio en su alcoba, de algún modo no se sentía mucho más seguro, de hecho, sentía escalofríos, pero pensó que todo era solo cosa de su cabeza y decidió acomodarse a dormir, irónicamente, no podía quedarse dormido, solo estaba dando un montón de vueltas alrededor de la cama, no sentía que en algún momento se hubiera quedado dormido, de hecho, aunque estaba muy cansado, no le era posible dormir y Baekhyun se estaba golpeando la cabeza con la almohada cada tanto, cambiando de lugar y entonces terminaba suspirando con pesadez, hasta que en uno de sus tantos giros, se terminó dando la vuelta una vez más y se terminó encontrando con un rostro sonriente con los ojos brillando en la oscuridad, de color rojo.

Baekhyun iba a pegar un grito, porque un hombre estaba acostado ahí, en su cama, con una sonrisa malvada y encima de todo, estaba viéndolo completamente sonriente, feliz, pero antes de que pudiera pegar un grito al notar sus cuernos, su boca fue cubierta con una mano y Baekhyun ahora lo estaba viendo, eso era real, eso estaba pasando en realidad y entonces había terminado sintiendo como unas uñas largas se encajan en su rostro mientras lo hacían callar.

-¿Creíste que te ibas a poder deshacer de mí?- preguntó con una voz ronca, profunda mientras Baekhyun sentía que se iba a desmayar de la impresión, pero no le permitía escaparse, algo, una fuerza lo estaba aplastando contra la cama. –Si no me gustarás tanto, tu, ese sucio culo tuyo y esa boca, ya estarías muerto, deberías ser más agradecido conmigo… ¿de verdad no te gusta lo que hacemos? ¿De verdad quieres que me vaya?- las uñas se volvieron a encajar un poco más y esa sonrisa creció aún más –Por qué no eres el único chico lindo que hay en este barrio, solo me gustaste porque tenías el mejor culo que vi en mi vida.- Esa lengua larga y puntiaguda se mostró ante los ojos aterrados de Baekhyun, entonces cuando soltó un poco su rostro, le lamió toda la boca.

Baekhyun quiso escaparse, pero ese demonio pronto terminó jalándole su pantalón, besándolo para que Baekhyun no pudiera escaparse, aunque quería, era muy sencillo controlar su pequeño cuerpo, porque encima de todo era tan delgado, así que solo había tenido que dar un tirón, sintiendo como Baekhyun lo empujaba de los hombros pero le estaba comiendo la boca como la última vez, derramando un montón de saliva en su boca y Baekhyun no hacía más que quejarse, queriendo hacerlo a un lado, porque en realidad la impresión era aterradora, eso no era un sueño, era real, sentía el aroma de azufre en toda la alcoba, sentía esas manos de verdad rasguñando sus piernas queriendo sacarle toda la ropa, queriendo que se abriera para él y cuando esa boca abandono su boca, dejándolo aturdido, termino recibiéndola en su entrada. Baekhyun vio esa cabeza con cuernos en medio de sus piernas, devorándolo como solo él sabía, chasqueando los labios, derramando tanta saliva, lo estaba dejando tan húmedo y Baekhyun estaba mordiendo su labio mientras quería empujar la cabeza de ese demonio, queriendo gritar y a la vez no, porque en ese momento escuchó a la televisión apagarse, Minseok seguramente estaba quedándose dormido por fin, seguramente creyendo que no pasaba nada, pero en esos momentos, una lengua estaba taladrando su trasero, empujándole las piernas con fuerza hacía arriba, apretándole los muslos.

Ese era un verdadero incubo, como los que describían en internet y estaba seguro de que solo era una imagen de sus profundos deseos, porque en realidad debería ser un horrible ente, pero en esos momentos, solo veía a un hombre muy alto, muy atractivo, demasiado para ser sincero, con cabello negro, un cuerpo envidiable, con unos curvados y afilados cuernos, así como una piel semi bronceada, un cuerpo increíble, si se lo preguntaban a Baekhyun, eso, claro que se acostaría con un hombre como ese, pero era un poco intimidante.

-No, basta, no quiero…- mintió, porque de nuevo esa boca le encantaba, cerraba sus ojos y volvía a abrirlos cuando quería entrar en razón, empujándolo a un lado con mucha fuerza, pero eso no hacía la diferencia, solo veía como ese incubo lo devoraba a su gusto, empujándole las manos de mal modo y entonces, había terminado separándose, dejando un montón de hilos de saliva conectados con su lengua y barbilla, no sabía cuándo había comenzado a estar tan húmedo y empapado todo el medio de sus piernas, su pequeño miembro, pálido, rosado y tan lindo, fue tomado por esas manos de largas uñas y entonces había comenzado a sacudirlo con muchas fuerzas, provocando que Baekhyun gimiera aún más quedito contra su mano, cerrando sus ojos con fuerza, porque sintió dos dedos comenzar a invadir su interior, abriéndose como tijeras mientras la otra mano lo seguía tocando y esa pecaminosa boca, terminaba tomando uno de esos pezones que no estaban duros, pero con una pequeña lamida había terminado poniéndose duro.

Eran muchas sensaciones al mismo tiempo, de verdad que sí, no podía con todo eso, más cuando iba tan rápido como siempre, era como si pudiera saber cómo le gustaba todo y cuando sintió unas pesadas respiraciones cerca de su rostro, abrió los ojos un poco nervioso, encontrándose con los ojos de ese demonio y su sonrisa.

-Desde la primera noche que te vi en esta casa, supe que tenías que ser mío, no quiero que traigas a nadie a esta casa para que te satisfaga, hazlo donde quieras, no me importa, pero mientras estés aquí dentro, eres mío, serás completamente mío.- ese demonio termino apretando la cabeza de su miembro, haciendo que Baekhyun se arqueará, sacando su pecho hacía el frente, dejando que ese incubo lo tomará de nuevo, provocando, una vez más, que Baekhyun volviera a arquearse completamente desesperado.

Era más difícil dejarse llevar cuando no estaba medio dormido o aturdido, en realidad todo se sentía más inmoral, en especial cuando le gusto sentir el chapoteo que producía todo su presiminal que se escurría por su miembro hasta su entrada, que hacían un sucio sonido al dejar esos dedos entrar y salir con brusquedad, provocando todo un chapoteo, un sonido húmedo y Baekhyun lo tomó de la muñeca para que se detuviera, pero era imposible a ese punto.

-Deja de fingir que no te gusta, tanto que lo has pedido antes…-

-Es que no…- Baekhyun maldijo a Minseok y su tonto libro de magia blanca, porque ni siquiera había logrado nada, pero al mismo tiempo estaba tan agradecido, pensó que de verdad todo lo que había pasado las últimas noches había terminado fundiendo su cerebro porque estaba en medio de un debate entre que odiaba todo eso y por otro lado, quería que esos dedos le regalaran un orgasmo, cosa que paso, porque con el estímulo de su miembro y esos dedos, termino corriéndose, provocando que todo su semen se escurriera por el corto falo, ensuciando la mano de ese ser, mientras Baekhyun se retorcía y lo miraba con los ojos llenos de lágrimas, porque no podía hacer nada de ruido y como no había detenido aun así sus dedos ni mano, los espasmos lo estaban matando, eran la tortura más deliciosa que alguna vez hubiera experimentado.

Ese incubo se recostó a su lado, solo dejándolo en paz un breve momento, cuando volvió a tomar su miembro, ya flácido y volvió a tocarlo, Baekhyun abrió completamente sus piernas para que el trabajo se le facilitará, pero había sido a cambio de algo y ese cambo había sido cuando separó un poco sus labios y entonces el incubo, con una sonrisa lo había terminado besando.

Baekhyun estaba tan feliz de volver a sentir esa boca contra la suya, pero había estado aún mejor cuando su miembro poco a poco se volvió a poner duro, todo era tan estimulante, esa lengua enredándose con la suya, dando vueltas y vueltas, una mano que pellizcaba todo su pecho, sin darle descanso y su erección volviendo a crecer, causando escalofríos.

Definitivamente había perdido la cabeza, porque eso le gustaba y había sido mejor cuando enredo sus dedos detrás de la cabeza del incubo, con su cabello, que era tan suave y precioso, solo tirando de él cuando quería separarse, porque en realidad a Baekhyun lo ponían demasiado los besos, le gustaba el contacto íntimo que eso detonaba, pero cuando se le termino acabando el aire y se separó, termino mirando al demonio a los ojos, que parecía fascinado por su expresión.

-¿Qué eres?- preguntó mientras sentía aun su mano sacudir su miembro, de una manera tan violenta, pronto iba a correrse de nuevo.

-¿De verdad no lo sabes aun? Ese raro que está contigo hoy, dio en el blanco, un incubo, pero no me gustan las formalidades, bien puedes llamarme Chanyeol.- Baekhyun gimió quedito cuando “Chanyeol” volvió a meter sus dedos en su entrada, agitándolos sin ningún sentido y sin ritmo, provocando que Baekhyun solo pudiera fruncir la cara y esperar que dejará de sacudir todo de una manera tan violenta. –Me gusta esa expresión que pones, se ve tan linda.- Chanyeol estaba mirando cada vez más serio, completamente excitado por la manera en la que Baekhyun se retorcía ante su toque y haciendo menos ruidos que todos lo que pasaba entre sus piernas.

-Mierda…- gimió Baekhyun en voz muy baja, viendo como volvía a correrse y eso no detenía el ritmo tan bestial, además de que parecía acelerarse, siendo que ya no sabía qué hacer, que gemir, que pedirle, pero quería otro beso, de eso estaba seguro, pero cuando ladeo su cabeza para recibir otro beso, ese demonio comenzó a hacer todo más lento, desesperando a Baekhyun.

-No vas a sacarme de aquí, es mi casa, tu eres el inquilino que vive en ella y no vas a tratar de sacarme de acá, soy más poderoso de lo que crees.- Baekhyun escuchaba atento esas palabras, cuando en medio de ellas, le lamió completamente todo el cuello, mientras parecía reírse de él y de lo frágil que parecía. –Voy a seguir alimentándome de ti, cada noche, hasta el final de tu vida y más te vale que estés listo para recibir todo, no me importa que te cases, que tengas niños o no, serás, simplemente mío, porque en realidad me gusta esa cara que poner cuando te niegas.-

-Pero…no sé porque me quieres a mí… -

-Sin mucha experiencia, bonita cara, alguien inocente, no eres una carga en realidad, es lo que busco cuando quiero una pareja, es tan molesto estar cuidando que no deseen más de aun incubo cuando empiezan a ser tan fáciles, por eso te quiero a ti, eres mío, Byun Baekhyun, desde la primera vez que te tome, te convertiste en algo de mi propiedad, tu vida va a ser muy interesante a partir de ahora.-

Baekhyun no podía imaginarse ese hecho, no se imaginaba siendo el amante de alguien y mucho menos de un demonio, pero la idea cada vez se sentía más clara cuando en esos momentos estaba moviendo su cadera de manera desesperada encima de su regazo, viendo a ese incubo recostado sobre su cama mientras las manos grandes de Chanyeol se recorrían por su pecho, por su cintura, por su trasero, de donde parecía tener especial gusto por tomarlo, porque era tan divertido verlo quejarse y lloriquear, en especial cuando estaba por correrse por tercera vez en esa noche y solo se inclinaba para besar a Yeol y comerle la boca por completo, gustoso y feliz porque todo se sentía demasiado bien y era complicado pensar en las consecuencias cuando estabas tan de buen humor y tan lleno.

A la mañana siguiente, Minseok estaba orgulloso de sí mismo cuando Baekhyun, más relajado, le dijo que no había pasado nada, que de hecho, se sentía muy bien, Minseok bromeó con volverse exorcista pero Baekhyun le dijo que era mejor que conservará su empleo actual, se quedó una noche más y como era de esperar, Minseok de nuevo no ayudo en nada, Baekhyun volvió a encontrarse con su amante, a quién recibió con las piernas abiertas y jugando consigo mismo, igual que la noche siguiente, cuando Minseok creyó que era momento de dejarlo solo cuando el problema al parecer se había solucionado.

Y Baekhyun lo despidió desde la puerta, con el libro de magia blanca que le había dejado en las manos para que siguiera rezando por las esquinas, pero apenas Minseok se fue, lo había botado en el cesto de la basura mientras le quitaba el hule un nuevo libro que había comprado.

“¿Cómo atraer a un incubo?” se leía en uno de los capítulos y estaba sonriendo de solo pensarlo, porque había encontrado como traer a ese incubo especifico, en realidad, empezaba a querer que lo visitaran también en el día.

Y no solo en la noche.

Continue Reading
Further Recommendations

Liz: Tolle Geschichte und total spannend. Bitte mehrere Kapitel...Mach weiter so👍🏻

Anna: This book was amazing. The mother is a nut

Angwaro Jok: I loved that it talked about one couple

doreenL: Einfach schön. Ich konnte garnicht aufhören.

Bam.jk8338: Estuvo bien redactado y bien explicito, eso me gustó

Tamara: Mir gefällt die Geschichte

Valentina: - me ha gustado como lleva la historia es rápido pero a la vez lento, y en si no encuentro fallas graves solo leves como a veces (yo creo por error del autorrector)las palabras no coinciden con lo que están contando. - se las recomendaría a mis amigas más cercanas porque son las únicas que conoce...

Martha Cecilia: Me gusta como kook va ayudando a jimin en susu inseguridades y su familia es lo maximo

More Recommendations

Meegan: About to start book 4 omg I'm so so addicted to this series

Sheila: A good book I will read it further as it is finished

DonnaRaw: I've really enjoyed reading these books and can't wait to read more. Thank you :))

Beatriz Selene: I like the way the writer wrote the novel, it keeps you want to read more and more.

LaQuiche: Amazing for this slow build up to be so satisfying! Definitely a guilty pleasure!

About Us

Inkitt is the world’s first reader-powered publisher, providing a platform to discover hidden talents and turn them into globally successful authors. Write captivating stories, read enchanting novels, and we’ll publish the books our readers love most on our sister app, GALATEA and other formats.